Bolsa - Broker - hace 3 semanas

¿Cómo se distribuyen las rentabilidades negativas en el mercado de deuda?

Recientemente, gracias a los cambios en política monetaria hemos visto por parte de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo el mercado de rentabilidades negativas deuda se ha incrementado notoriamente marcando máximos históricos con un total de 12,5 billones de dólares.

En concreto, Japón y Europa están liderando estas políticas ultra laxas. Si bien en el caso de Japón es un hecho que se remonta una política monetaria sostenida en el tiempo en las últimas décadas, para Europa es relativamente cercana y que supone de facto en la japonización de la economía, que empieza teniendo graves problemas similares a Japón como su bajo crecimiento y su alta deuda pública.

Como podemos apreciar en el siguiente gráfico, el 59,43% del total de deuda que cotiza con 30 unidades narrativas pertenece a Japón con un volumen de 7,44 billones de dólares, mientras que prácticamente el 40% restante pertenece a países europeos distribuidos de la siguiente manera:

Alemania el 10,57% con 1,32 billones de dólares.
Francia el 12,09% con 1,51 billones de dólares.
Italia con el 2,71% y con 0,33 billones de dólares.
España con el 4,85% y con 0,61 billones de dólares.
Holanda con el 2,24% y 0,28 billones de dólares.
Bélgica con el 2,05% y 0,26 billones de dólares.
Austria con el 1,61% y 0,20 billones de dólares.
Finlandia con el 0,87% y 0,11 billones de dólares.
Irlanda con el 0,86% y 0,11 billones de dólares.

¿Cómo se distribuyen las rentabilidades negativas en el mercado de deuda?

Suena inverosímil pero los inversores ya están aceptando esta nueva realidad en el campo de la inversión, las políticas monetarias han llevado a que los activos seguros ofrezcan a vencimiento rentabilidades negativas sobre el capital invertido punto una clara política que busca incentivar los riesgos reportando rentabilidades negativas si el dinero no lo acepta.

Una manera de cebar la bomba del crédito a cualquier precio, que ya está teniendo fatales consecuencias sobre los ahorradores que ven como la inflación les devora su poder adquisitivo.

Share

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz