Inicio Ocio El milagro de Laura: Por fin madre tras 13 abortos involuntarios en...

El milagro de Laura: Por fin madre tras 13 abortos involuntarios en 10 años

0

Fueron diez años de lucha, sufrimiento y angustia, pero al final llegó la recompensa. Para ella es un “milagro” que todavía no termina de asimilar. Después de tantas frustraciones, la británica de 35 años Laura Worsley pudo dar a luz y cumplir su sueño de ser mamá.

Su cuerpo presentaba una condición que, sin que ella lo supiera, le impedía que sus embarazos avanzaran. Es por eso que desde 2008, cuando el clásico test le dio positivo y se ilusionó con la maternidad por primera vez, sufrió una y otra vez de abortos espontáneos. 

Fue allí cuando comenzó la obsesión y la seguidilla de decepciones. Fueron tres abortos más en los siguientes dos años y, entonces los médicos advirtieron que Laura era un caso especial al que debían tratar con mayor atención. El equipo de investigación de la profesora Siobhan Quenby y la Unidad de Investigación Biomédica en el Hospital Universitario de Coventry y Warwickshire (UHCW), la incluyeron en la investigación más importante de abortos involuntarios.

Poco a poco las respuestas fueron apareciendo. Quenby descubrió que Worsley tenía el “síndrome antifosfolípido”, también conocido como “síndrome de la sangre pegajosa”, que puede causar la pérdida de embarazos constante.

La investigación avanzaba lentamente pero para Laura todo se hacía cuesta arriba y acumulaba una frustración tras otra. Es que con el tratamiento por fin logró avanzar con un embarazo; con muchos cuidados y atención de los médicos pudo superar la temible barrera de los tres meses, pero a las 17 semanas el bebé perdió la vida. El caso se repitió con Graceson, que falleció a las 20 semanas.

En total fueron 13 embarazos perdidos, hasta que los especialistas encontraron la respuesta.  

Se examinó la placenta de Leo y los resultados mostraron que Worsley también tenía una segunda afección, la Intervilositis Histiocítica Crónica (CHI), que hace que el cuerpo rechace el embarazo. De esta manera se le dieron esteroides para fortalecer el revestimiento de su matriz y entonces logró concebir de forma natural tras su intento número 14. Hoy, la pequeña Ivy tiene 9 meses y luce feliz y saludable, como su mamá.

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz