La gran diferencia entre la renta variable europea y la estadounidense se encuentra en el beneficio por acción

Las esperanzas de que la renta variable europea supere a la estadounidense se están desvaneciendo rápidamente a pesar de los signos alentadores en el pico de la escalada comercial entre Estados Unidos y China la semana pasada.

Algunos inversores y corredores destacaron el fuerte descuento de Europa a los Estados Unidos, y con la administración Trump retrasando las tarifas de los automóviles europeos, el panorama estaba mejorando ligeramente.

Esto ayudó a que la renta variable europea superara a la estadounidense tras la escalada de la guerra comercial de este mes. ¡Pero eso se apagó rápido! Ahora el Stoxx 600 cotiza en línea con el S&P 500 desde que el tweet de Trump del 3 de mayo provocó un aumento de las tensiones comerciales.

Es un cambio marcado con respecto al año pasado, durante el cual el índice se ha quedado rezagado en el mercado estadounidense en un 9%, ya que los inversores están preocupados por el abultado déficit presupuestario de Italia, la ralentización del crecimiento económico y empresarial y la caótica salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

¿Va a superar Europa alguna vez a los Estados Unidos? Es una montaña escarpada para escalar!

Desde la crisis financiera, la renta variable europea ha tenido un rendimiento inferior al de Estados Unidos en un 76%. La principal diferencia entre los dos mercados de valores es que los márgenes han aumentado drásticamente en los Estados Unidos.La gran diferencia entre la renta variable europea y la estadounidense se encuentra en el beneficio por acción

Eso está claro con la evolución del beneficio por acción europeo (BPA) todavía muy lejos de su pico de 2008, mientras que el resto del mundo ha superado los máximos anteriores a la crisis.

La gran diferencia entre la renta variable europea y la estadounidense se encuentra en el beneficio por acción

Entonces, ¿hacia dónde se dirige Europa ahora?

Es poco probable que la aceleración del crecimiento de la zona euro esperada por sus economistas en la segunda mitad de 2019 sea lo suficientemente fuerte como para que la renta variable europea supere de forma significativa.

Es probable que la incertidumbre política siga siendo elevada y que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China se extiendan a Europa
y con un crecimiento que sigue siendo estructuralmente inferior en Europa,
parte de la mejora del crecimiento ya se ha valorado.

Share

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz