Otros - hace 3 semanas

Piden a la Fiscalía que investigue a la Diócesis de Alcalá por un delito de odio por sus cursos de homosexualidad

La Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción (FACUA) ha solicitado a la Fiscalía de Madrid que abra una investigación contra la Diócesis de Alcalá de Henares por delitos de odio e intrusismo profesional por los cursos que imparte un centro de orientación vinculado al Obispado de esta localidad para dar pautas para “curar” la homosexualidad.

Así consta en la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, presentada esta mañana por el portavoz de la organización, Rubén Sánchez, ante la Fiscalía Provincial de Madrid. Ayer, se denunciaron los hechos ante la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid por presunta vulneración de la ley contra la LGTBifobia.

En concreto, se solicita que se investigue la actividad “pseudo científica desarrollada tanto por la Diócesis de Alcalá de Henares como por personas jurídicas y personas físicas que pudieran haber participado de alguna forma en el desarrollo” de los cursos.

Tras presentar el texto judicial, Rubén Sánchez ha subrayado que desde Facua entienden que “más allá del incumplimiento de la legislación, se produce, por un lado, una posible vulneración del Código Penal en cuanto a delitos de odio y, por otro, el posible intrusismo profesional” al que se está incurriendo.

Así, ha precisado que han pedido que la Fiscalía abra una investigación contra la Diócesis de Alcalá de Henares, pero también sobre cualquier persona física o jurídica que haya podido participar en estas “pseudo” terapias.

“Esos cursos, supuestamente para curar la homosexualidad donde se trata la homosexualidad como una dolencia o como una enfermedad, entendemos que puede encajar en el tipo de delito de odio, porque se está hablando de un grupo como son personas por su orientación sexual”, ha asegurado.

GRUPO ATACADO

En esta línea, ha subrayado que hay “un grupo al que se está discriminando, al que se está de alguna manera atacando con una serie de mensajes en los que se llega al extremo de hablar de que son extremos extraordinariamente grave”.

“Nos parece que entre las víctimas de este tipo de pseudo terapia hay menores de edad y hay un elemento especialmente importante a tener en cuenta en cuanto a la vulneración de normativa y por supuesto también la vulneración del Código Penal”, ha reseñado.

Además, ha criticado que haya personas que estarían desarrollando “este tipo de cursos o pseudo terapias desarrollando una práctica propia de profesionales de determinadas ámbitos, como por ejemplo la psicología”.

Share

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz