Articulos Empleo - Empleo - hace 2 semanas

Más de 190.000 trabajadores con estudios superiores buscan otro empleo, la mayor cifra hasta la fecha

Un total de 191.096 trabajadores con formación superior en España están buscando otro empleo, ya sea para mejorar su situación actual o para compatibilizarlo con el que ya tienen, lo que supone la cifra más elevada de toda la década y la mayor registrada hasta el momento, con un aumento del 6,7% en solo un año.

Así se desprende de un análisis de Randstad sobre los demandantes de empleo que se encuentran ocupados en función de su nivel de formación, el sector en el que desarrollan su actividad y la región donde residen, elaborado a partir de datos oficiales publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) correspondientes a los meses de enero entre 2008 y 2019.

Desde 2008, cuando se registraron 111.846 demandantes de empleo ocupados con formación superior, el volumen ha aumentado un 70,9%. Según el director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez, el aumento de la demanda de empleo en profesionales ocupados, en especial entre aquellos que cuentan con un mayor nivel de formación, significa que “los trabajadores perciben menos incertidumbre en el mercado laboral, más oportunidades, y están más dispuestos a buscar un trabajo con mejores condiciones”.

El análisis de Randstad destaca que existe una relación directa entre la formación y la búsqueda de otro empleo, de forma que cuanto mayor es el nivel de estudios de los trabajadores, mayor es el peso de los ocupados respecto al total de demandantes de empleo.

De este modo, el 25,7% de los demandantes de empleo con estudios superiores se encuentra ocupado actualmente (191.096), lo que supone un aumento de dos puntos porcentuales respeto a 2018 (23,7%), mayor que en el resto de segmentos.

A continuación se sitúan los empleados con estudios secundarios, estando ocupados el 17,5% de estos demandantes, 1,1 puntos porcentuales más que hace un año (16,4%), con 493.580 trabajadores en términos absolutos.

En último lugar se sitúan los empleados con estudios primarios, con un 16,2%, también con algo de más de un punto porcentual más que en 2018 y un total de 163.790 ocupados demandantes de empleo.

A nivel global, el 18,5% de los demandantes de empleo se encuentra trabajando, es decir, 848.466 trabajadores que demandan un empleo ya cuentan con uno en la actualidad. Esta cifra, que ha crecido durante tres años consecutivos, acumula un incremento del 3,1% respecto a los datos de 2018. La tasa es solo una décima por detrás de la tasa más elevada de la serie histórica.

En términos absolutos, 2011 registró el mayor número de demandes de empleo ocupados (947.498) de la última década, cifra que descendió durante los años siguientes sin bajar de los 800.000. Desde 2016, la tendencia de este dato es ascendente, alcanzando los 848.466 en enero de este año, la cifra más alta desde 2015.

SERVICIOS, EL SECTOR DONDE MÁS TRABAJADORES BUSCAN EMPLEO

Por sectores, tres de cada cuatro demandantes de empleo ocupados procede del sector servicios. En concreto, el 71,6% de los trabajadores del sector inscritos como demandantes de empleo ya cuentan con un trabajo, es decir, 607.594 empleados.

Le siguen los profesionales procedentes de la agricultura, con el 14,6% y un total de 123.592 trabajadores buscando empleo, mientras que en la industria el porcentaje es del 7,8% con un total de 66.232 ocupados demandando empleo. Por último, el sector de la construcción es el que registra una menor tasa (5,1%), con 42.963 demandantes de empleo ocupados.

BALEARES Y PAÍS VASCO, LAS REGIONES CON MAYOR PESO

Respecto a las comunidades autónomas, el peso de estos respecto del total de demandantes oscila entre el 9% y el 49%, por lo que este aspecto influye directamente en los demandantes de empleo ocupados.

Baleares (48,8%) y País Vasco (46,5%) prácticamente tripliquen el peso de los demandantes de empleo ocupados respecto a la media nacional (18,5%). A continuación se encuentran Murcia (23,4%), Aragón (22,3%), Extremadura (21,4%) y Navarra (21%).

Todas estas regiones se sitúan por encima de la media nacional, aunque a más de 20 puntos porcentuales de las regiones que registran mayor tasa. Por debajo de la media nacional están Andalucía (17,2%), Comunidad Valenciana (16,2%) y La Rioja (15,9%), seguidas de Madrid (15,5%), Cataluña (15,1%), Cantabria (14%) y Asturias (13,7%). Por último, Castilla-La Mancha (12,8%), Galicia (12,2%), Castilla y León (12%) y Canarias (9,1%) ocupan las últimas posiciones.

El estudio destaca el peso de este colectivo de ocupados con el total de demandantes, ya que ha aumentado en todas las comunidades autónomas con respecto al año anterior, salvo el ligero descenso en el caso de Cantabria (-0,2 puntos porcentuales). En concreto, País Vasco es la región que más ha crecido (+3%), seguida de Madrid (+2%) y Baleares (+1,7%).

Contador
Share

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz