Bolsa - 22 marzo 2019

La banca de inversión sufre unos de sus peores trimestres en la historia reciente

Los mercados han experimentado una notable recuperación este trimestre, con las acciones mundiales borrando los números rojs del cuarto trimestre y signos que indican que los fondos están empezando a devolver el dinero a la renta variable. Aun así, parece que el primer trimestre ha seguido siendo un trimestre difícil para los bancos de inversión, al menos para los actores europeos que ya habían sufrido más que sus pares más grandes de Estados Unidos durante el turbulento final del año pasado.

Los comentarios del banquero Sergio Ermotti, director general del gigante suizo UBS, no han servido para calmar las preocupaciones de otro trimestre difícil. En su intervención en la influyente Conferencia Europea de Finanzas Morgan Stanley, Ermotti predijo que los ingresos de los bancos de inversión descenderían alrededor de un tercio en comparación con el fuerte primer trimestre de 2018.

“Aunque es evidente que no está en consonancia con nuestras aspiraciones a largo plazo, considero que es un resultado aceptable si se produce una sola vez en uno de los peores entornos del primer trimestre de la historia reciente […] La volatilidad y los volúmenes se ven reducidos por la limitada actividad de los clientes institucionales y de gestión de patrimonios globales. Los fondos de comisiones han disminuido en general, con muy poca actividad de fusiones y adquisiciones y salidas a bolsa fuera de los Estados Unidos”.

Sus comentarios no solo afectaron a las acciones de UBS, con un descenso del 2,6 por ciento, sino que también afectaron al resto de los grandes bancos de inversión: Credit Suisse y Deutsche Bank cayeron más del 3%. UBS envió una señal negativa de que los ingresos de la banca de inversión del primer trimestre bajarán en los principales bancos europeos.

Pero, ¿hasta qué punto puede ser malo este trimestre?

A pesar de algunas mejoras en las últimas semanas, los datos primarios sugieren que el comienzo del año ha sido difícil para los bancos de inversión, con volúmenes débiles en todas las clases de activos, productos y geografía. Sus estimaciones apuntan a una caída interanual del 11% de los ingresos totales del FICC- Fixed Income, Currencies and Commodities- (FICC) en todo el mundo y a una caída del 7% de los ingresos del negocio de renta variable.

Share

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz