Burbujas - 19 marzo 2019

Dinamarca… ¿Han generado los intereses negativos una burbuja?

Hubo un tiempo en el que la gente se preguntaba qué consecuencias podrían seguir si los bancos centrales recurrían a tipos de interés negativos. Pero el país que ha puesto a prueba la política durante más tiempo que ningún otro ha estado disfrutando de un triunfo económico, que bien presume los típicos síntomas de burbuja.

El banco central de Dinamarca situó por primera vez su tipo de interés de referencia por debajo de cero en 2012, en defensa de la vinculación de la corona con el euro. Desde entonces, los ahorros han alcanzado su nivel más alto de todos los tiempos, el desempleo es el más bajo en casi una década y las arcas del gobierno están repletas. El banco más grande del país también está disfrutando de los mayores beneficios de su historia y el mercado inmobiliario está en auge.

Desde 2012, los activos de los hogares (ahorros, propiedades e inversiones) han crecido más del 20% hasta superar los 1 billón de dólares a finales del año pasado, según datos del banco central, a medida que el valor líquido de la vivienda y los valores han aumentado. Durante el mismo período, la deuda de los hogares apenas creció, y ahora representa alrededor del 134% del PIB, en comparación con el 146% antes de 2012.

Dinamarca es la sede del mercado de bonos cubiertos respaldados por hipotecas más grande del mundo, lo que permite a los residentes acceder a algunas de las opciones de financiación de viviendas más baratas del planeta. Los bancos ofrecen préstamos respaldados por bonos a una tasa fija de tan solo el 1,5% durante 30 años. Es la mitad de lo que paga el gobierno de Estados Unidos. Como resultado, los precios de las propiedades han alcanzado niveles récord.

A medida que los daneses se hacen más ricos, gracias a las ganancias de activos, el gobierno tiene una base imponible más grande. Los ingresos del impuesto estatal sobre la renta aumentaron más del 23 por ciento a 535.000 millones de coronas (90.000 millones de dólares) de 2011 a 2017, dejando a Dinamarca con un superávit presupuestario del 1 por ciento el año pasado. El déficit alcanzó su nivel más bajo de los últimos 10 años, con -3,5% en 2012, cuando se introdujeron los tipos negativos.

Share

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz