Otros - 25 febrero 2019

Los funcionarios piden jubilarse a los 61 años para hacer sitio a los jóvenes

La jublilación anticipada de los funcionarios es algo bastante común, un buen ejemplo es el de los agentes de Policía Local que pueden hacerlo de manera anticipada a los 59 años desde el pasado 1 de enero, como ocurre con los policías nacionales y los bomberos.

Carlos Álvarez, secretario general del sector de la Administración General del Estado (AGE) de UGT, asegura a La Información que “A partir de los 61 años y ocho meses, en este momento, los empleados públicos deberían poder optar por este sistema de forma voluntaria, lo que les permitiría reducir la jornada laboral en un 25% durante cuatro años o un 50% durante dos. Esto facilitaría, por ejemplo, el retiro a los 64 años en el caso de que se concentrase el recorte de jornada en un ejercicio y solicitándolo a los 63″

Otros son los colectivos dentro de la administración pública que buscan el mismo fin, en Galicia, hace algo menos de un mes, varios centenares de funcionarios convocados por la Confederación Intersindical Galega (CIG) salían a la calle para reclamar que se restableciese el derecho a la jubilación parcial voluntaria a los 61 años, argumentando la necesidad de “revitalizar el cuadro personal y, de esa forma, también incrementar  con más cotizantes los ingresos de la Seguridad Social y del sistema público de pensiones nacional”.

Share

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz