29 de Octubre: Día Mundial de Prevención del Ataque Cerebral (Ictus)
Euribor
Euribor hoy: -0,148%
Media mes: -0,155%
Prima de riesgo: 115
IBEX35: 8.798,20 (0,78%)


29 de Octubre: Día Mundial de Prevención del Ataque Cerebral (Ictus)

El 29 de octubre es el Día Internacional de Prevención del ACV o accidente cerebrovascular, también conocido como derrame cerebral o ictus.

SEÑALES DE ALARMA DEL ICTUS

  • Pérdida brusca de movilidad o fuerza en media parte del cuerpo (cara, brazo, pierna).
  • Pérdida repentina de la capacidad para hablar, dificultad para expresarse y ser entendido.
  • Falta de sensibilidad (acorchamiento u hormigueo) en media parte del cuerpo(cara, brazo, pierna).
  • Dolor de cabeza súbito de intensidad inhabitual y sin causa aparente.
  • Sensación de vértigo, inestabilidad, desequilibrio y confusión repentina.
  • Pérdida de la visión (en uno o dos ojos), total o parcial, que aparece súbitamente

Prevención

La Sociedad Española de Neurología recomienda una serie de hábitos saludables para evitar sufrir un ictus:

  • Llevar una dieta rica y saludable: Esta dieta también tiene que tratar de evitar el colesterol LDL, lo que se consigue reduciendo las grasas saturadas. Además, así se evitan problemas de obesidad: una persona debe mantener su índice de masa corporal por debajo de 25 para reducir el riesgo de ictus.
  • Realizar ejercicio de forma habitual y moderada: Los problemas derivados de una vida sedentaria pueden provocar otros problemas que a su vez causen un ictus.
  • No fumar: Además, la exposición pasiva al tabaco también aumenta la probabilidad de sufrir un ictus.
  • Moderar el consumo de alcohol: El consumo de alcohol no debe superar los 60 gramos al día, pero esto no significa que haya que evitarlo a toda costa: aquellas personas con un consumo leve (menos de 12 gramos al día) o moderado (entre 12 y 24 gramos al día) de alcohol tienen menos probabilidades de sufrir un ictus que aquellas personas que no lo consumen.
  • Llevar un control de la tensión arterial de forma regular: Para ello se pueden llevar controles sobre la tensión arterial. En aquellas personas que no hayan sufrido un ictus anteriormente la tensión arterial debería ser inferior a 140/90, y para diabéticos o personas que ya hayan sufrido un ictus, inferior a 130/80.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoracion)

Escrito por Carlos Lopez el 29 de octubre de 2018 con 0 comentarios.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios en este artículo.

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies