Actualidad - Otros - 17 octubre 2018

Los híbridos y eléctricos pueden ser más contaminantes que los diésel

El Diesel está maldito, al menos desde el punto de vista de los reguladores que le ven como el principal culpable de la contaminación de las ciudades. Algunas incluso han empezado a prohibir su circulación por el centro. A cambio, los híbridos y eléctricos gozan de todo tipo de privilegios.

Oriol Canut, director general de GreenChem en España y Portugal es el responsable del Libro Verde del Diésel y ha concedido recientemente una entrevista en ABC en la que aclara algunos puntos.

Y aquí entra en escena otro mito más: el de las ‘emisiones cero’. ¿Existen realmente? incluso los vehículos eléctricos consumen energía que proviene de combustibles fósiles. Solo hay que pensar en las emisiones de CO2 que genera el proceso de fabricación de cualquier tipo de automóvil. En el caso de los coches eléctricos enchufables, también hay que tener en cuenta la producción de electricidad y los costes medioambientales por desechar las baterías de litio y cobalto, así como la propia disponibilidad de los minerales, principalmente disponibles en Africa (RDC)

Todos los vehículos dejan su huella de carbono, que mide el impacto medioambiental real: en cuanto se analiza globalmente todo su ciclo de vida, no hay grandes diferencias entre diésel, gasolina, e incluso coche eléctrico.

Existen coches diésel a la venta, que, en pruebas independientes, han registrado una emisión de 13 mg/km de NOx en prueba RDE (Real Driving Emissions) en vía pública. ¿Verde? Seguramente no son motores 100% limpios, pero hoy en día, aún no hemos dado con una fórmula perfecta.

Los vehículos gasolina emiten de media un 20% más de Co2 que los diésel, por tanto el diésel debe jugar y jugará un papel importante en el mix de la oferta de los fabricantes.

Quizás te interese:   Durísimo el vídeo del atropello sufrido por Dani Rovira al circular en su bici

Cabe añadir, además, que la tecnología de micro hibridación, ya presente en algunos modelos de Audi y Kia, y que se está extendiendo de forma imparable, va a contribuir aún más a la reducción del consumo de carburante y, por consiguiente, a las emisiones de CO2.

Todos los vehículos dejan su huella de carbono, que mide el impacto medioambiental real: en cuanto se analiza globalmente todo su ciclo de vida, no hay grandes diferencias entre diésel, gasolina, e incluso coche eléctrico.

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz

Mira también

Fran González por fin se lleva el bote de Pasapalabra

Hoy es el día en que el concursante que más programas acumula en Pasapalabra, consigua por…