Condenado un padre por abofetear a su hija tras negarse a hacer los deberes
Euribor
Euribor hoy: -0,156%
Media mes: -0,157%
Prima de riesgo: 131,9
IBEX35: 8.889,60 (-1,20%)


Condenado un padre por abofetear a su hija tras negarse a hacer los deberes

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Penal de esta ciudad que condenó a 56 días de trabajos en beneficio de la comunidad a un hombre que golpeó en la cara a su hija porque no hacía los deberes y que le produjo lesiones que tardaron ocho días en curar. También se le ha impuesto una orden de alejamiento: no podrá comunicarse con su hija ni acercarse a menos de 200 metros del lugar en que se encuentre durante dos años. Además, deberá abonarle una indemnización de 270 euros por las lesiones. El tribunal establece que “en ningún caso puede entenderse que el derecho de corrección justifique el que un padre golpee a una hija menor de edad”.

La sentencia desestima así el recurso que presentó el acusado, que negó haber golpeado a la menor y que atribuyó la denuncia a una “confabulación” orquestada por su esposa y la niña para conseguir mayores beneficios en el proceso de separación matrimonial.

El Juzgado de lo Penal, en la sentencia que ahora se ve confirmada íntegramente, declaró probado que los hechos ocurrieron en marzo de 2016 en el domicilio familiar, en un momento en el que la madre estaba ausente, cuando el acusado recriminó a la menor su bajo rendimiento escolar y que no se preocupara de hacer los deberes. Después, le propinó un golpe en la cara, que le produjo un edema y una hemorragia en el ojo izquierdo y eritema en la región nasal, lesiones que tardaron ocho días en curar. El Juzgado consideró que esos hechos quedaron probados en el juicio oral, no así otras dos agresiones denunciadas, una de las cuales se habría cometido en el domicilio de la abuela materna.

Según la denuncia, en una de ellas, el padre golpeó a la niña contra el cristal de una ventana al responsabilizarla de su rotura. Estos dos hechos no se consideraron probados, por lo que el progenitor fue absuelto de sendos delitos de malos tratos en el ámbito familiar y de un delito de maltrato habitual.

En su apelación, que ha sido desestimada por la Audiencia Provincial de Murcia, el condenado negó los hechos y expuso que la denuncia fue presentada cuatro días después de que estos hubieran ocurrido presuntamente, sin que en ese tiempo los profesores de la niña apreciaran lesión alguna en su rostro.

La Sala rechaza todos los motivos del recurso, entre los que el apelante recogió que, de haber existido esos malos tratos, entrarían dentro del derecho de corrección los padres sobre los hijos y, en este caso, “por la actitud contumaz y recalcitrante y de indisciplina de la hija”. También rechazó de forma contundente esa apreciación al decir que “en ningún caso puede entenderse que el derecho de corrección justifique el que un padre golpee a una hija menor de edad dirigiendo su mano con intensidad contra su rostro”. Y añade que “fue una acción violenta e intensa, dirigida al rostro de la menor, a la parte más débil y desprovista de protección natural, donde hay órganos tan sensibles como los ojos y la nariz”, que, comenta la Sala, podrían haber sufrido incluso lesiones irreversibles o relevantes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoracion)

Escrito por Carlos Lopez el 17 de septiembre de 2018 con 0 comentarios.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios en este artículo.

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies