10 agosto 2018 - Blog del Euribor
Euribor
Euribor hoy: -0,155%
Media mes: -0,157%
Prima de riesgo: 128
IBEX35: 8.892,10 (0,03%)

10 de agosto de 2018

Estás viendo los artículos de Blog del Euribor correspondientes al día 10 de agosto de 2018.

Erdogan habla de guerra económica y llama a buscar dólares y euros “bajo la almohada”

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha hecho un llamamiento al país para “no perder la guerra económica”, asegurando que Turquía tiene a Dios de su parte y reclamando a aquellos ciudadanos que guarden euros o dólares “bajo la almohada” que los cambien por liras turcas, la divisa otomana, que este viernes llegaba a caer un 14% frente al dólar.

“No perderemos la guerra económica”, ha proclamado el presidente turco durante un discurso en Bayburt, donde ha pedido que “aquellos que tienen euros, dólares u oro bajo sus almohadas vayan a cambiarlos por liras”, según informa ‘Hurriyet’.

“Es una lucha nacional. Esta será la respuesta de mi nación a quienes han declarado la guerra económica”, añadió Erdogan, después de que la cotización de la lira turca haya caído esta mañana un 14% frente al dólar, perdiendo en lo que va de año un 35% de su valor respecto del ‘billete verde’.

En este sentido, el presidente turco ha expresado su voluntad de trabajar para modernizar el país, reiterando que “si ellos tienen dólares”, Turquía cuenta con su gente y Dios.

La lira turca ha llegado a caer este viernes un 14% en su cotización frente al dólar, alcanzando así un peor cruce de 6,2860 liras por cada ‘billete verde’, ante la falta de resultados en las recientes conversaciones entre Ankara y Washington. En lo que va de año, la moneda otomana ha perdido un 35% de su valor en relación al dólar.

INDEPENDENCIA DEL BANCO CENTRAL.

Por otro lado, el ministro de Finanzas y del Tesoro de Turquía, Berat Albayrak, ha expresado su disposición a ejecutar un nuevo modelo económico en el país en colaboración con todas las partes interesadas a nivel nacional e internacional.

“Uno de nuestros principios principales es establecer la completa independencia de la política monetaria”, ha señalado el ministro otomano, subrayando que la independencia del banco central “es muy importante”.

Asimismo, Albayrak ha apuntado que “reforzar la estabilidad financiera” será uno de los objetivos prioritarios del Gobierno turco.

En un comunicado publicado este jueves, el Ministerio de Finanzas de Turquía expresó su confianza en que la economía del país mantendrá para 2019 un ritmo de crecimiento “de entre el 3% y el 4%”, añadiendo que el déficit por cuenta corriente será inferior al 4% del PIB.

En cuanto a la situación de los mercados, el Ministerio defendió que “el sistema bancario turco cuenta con una estructura de capital que le permitirá gestionar de maneta eficaz las fluctuaciones, tal como ha sucedido en otras ocasiones”.

Asimismo, la institución aseguró que “no hay problemas con el tipo de cambo ni riesgos de liquidez”, rechazando las explicaciones de carácter especulativo sobre compañías turcas.

Escrito por Carlos Lopez el 10 de agosto de 2018 con 5 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.

¿Adicto al móvil? Así es como Google pretende ayudarte

Se llama Digital Wellness y llegará incluido en el nuevo sistema operativo Android 9.0 Pie que aterriza estos días en los terminales Google Pixel y Essential Phone. Se trata de una solución que incluye diversas funciones para que el usuario controle el tiempo y el uso que le da a su teléfono móvil. Si eres de los que está enganchado a Twitter, Instagram o Strava, tal vez te interese seguir leyendo…

En declaraciones a la BBC, Andrei Popescu director de ingeniería de Android y, por lo tanto, uno de los máximos responsables del diseño del nuevo SO de Google, asegura que la versión 9.0 es «más simple e intuitiva». Hasta ahí, lo de siempre, a cada lanzamiento del sistema operativo móvil de la firma de Mountain View le siguen esos dos adjetivos. Lo que sí es llamativo es que desde dentro de la propia industria se muestre preocupación por la adicción a los dispositivos móviles y traten de ayudar a los usuarios para «disfrutar de una vida más equilibrada»… a pesar de las nuevas tecnologías.

«Digital Wellness» es la metadona que ofrece Google al yonqui del móvil

«Con Google Pie, los usuarios podrán conocer sus patrones de comportamiento con el móvil y sus aplicaciones y tendrán más herramientas para desconectar». Desde un dashboard, se nos informará del tiempo que pasamos usando las apps, mientras que gracias al temporizador, se cerrará una app cuando hayamos excedido su uso. Un ejemplo: podremos programar 30 minutos de videos en YouTube, una vez transcurrido ese tiempo, la app se cierra.

Así mismo, este Bienestar Digital introduce dos modos más: No molestar que deshabilita las notificaciones y el más radical Desconectarte que, además de activar el referido No molestar, tiñe de gris la pantalla para recordarnos que es de noche y es hora de irse a dormir…

¿Es Digital Wellness un juguete para niños o una toma de conciencia de Google sobre un problema real? Ni una cosa… ni otra. El gigante de Mountain View no puede seguir mirando hacia otro lado con respecto a una adicción que altera el comportamiento de millones de personas en el mundo. De hecho, la propia Facebook incluyó hace días una función (también añadida a Instagram) para controlar el tiempo que se pasa en estas redes sociales con el objetivo de que el usuario «gestione mejor sus experiencia».

Precisamente el hecho de que dos gigantes tecnológicos como Facebook y Google recuerden al mismo tiempo que muchos usuarios hacen un uso excesivo de sus dispositivos y servicios nos indica que se trata (también) de una estrategia de marketing. Algo así como que «nos preocupamos por vuestro bienestar y por eso ponemos la pantalla en gris cuando es la hora de dormir». Lo que Google y Facebook no saben (o no quieren saber) es que para muchos yonquis del móvil su droga es como la cocaína en los 80: tiene glamour. O dicho de otra manera: no tienen intención alguna de desengancharse por mucho controladores de apps que les pongan.

Pero si, por el contrario, eres de los que asiste a las reuniones de nomofóbicos anónimos y ya has escuchado la frase «el primer paso para resolver un problema es reconocer que este existe», tendrás que esperar hasta este otoño, cuando Digital Wellness se integre en Android 9.0 Pie.

Escrito por David Rubio el 10 de agosto de 2018 con 2 comentarios
Lee más artículos sobre Google y Noticias y Tecnología.

¿Dónde quedan los ‘principios’ de Google si saca una versión censurada para China?

«Se pueden obtener beneficios siendo honesto», reza el número 6 de la lista de principios de Google. Desde su creación en 1998, la compañía fundada por Larry Page y Sergey Brin, se ha enorgullecido de su famoso lema «Don’t be evil» que, según ellos, es la clave de su filosofía empresarial. 20 años después, Google se instala en la encrucijada: hacer un montón de pasta en China olvidando sus «principios» o mantenerse en el «lado luminoso» de la Fuerza.

El proyecto se conoce como Dragonfly y se habría mantenido en secreto desde principios de 2017, desde que los mandamases del gigante de Mountain View decidieron que 750 millones de usuarios de internet en China son un negocio demasiado grande para dejarlo escapar.

El portal de noticias The Intercept ha sido el encargado de filtrar datos confidenciales proporcionados por una o varias fuentes anónimas que trabajan dentro del proyecto ya no tan secreto. De los casi 90.000 empleados de la tecnológica, menos de un 1% estaría al tanto del proyecto. Pero parece que dentro de ese 1% todavía hay algún empleado que se cree eso del Don’t be evil: «lo que se hace en China (con la censura) se puede convertir en un modelo para otros países y nosotros no deberíamos contribuir».

Siempre según The Intercept, el proyecto Dragonfly se estaría desarrollando en connivencia con el gobierno chino y su Great Firewall con el objetivo de establecerse como motor de búsqueda para uso y disfrute de los 750 millones de usuarios del país asiático. Pero no sería el Google tal y como lo conocemos en el mundo libre, sino que una versión censurada que «acataría las leyes chinas».

Que el asunto va en serio lo demuestra también el hecho de que el Diario del Pueblo, órgano oficial del Partido Comunista de China habría publicado un editorial en el que se da la «bienvenida a Google» siempre que cumpla con las «regulaciones nacionales», lo cual supone censurar contenidos violentos o pornográficos pero también culturales o históricos: es decir, ninguna referencia a la masacre de la plaza de Tiananmen de 1989, por ejemplo. Así mismo también lamenta la «gran tragedia» que supuso su marcha en 2010 «porque perdió oportunidades de oro» en el desarrollo de la red en China.

¿Qué ha cambiado en China desde 2010 para que Google quiera volver?

«Esperamos que con nuestra decisión de abandonar China consigamos un internet más abierto». Sergey Brin ponía punto y final a la aventura de Google en el país asiático después de recibir fuertes críticas internas, siendo acusados de ser «cómplices del mal» por miembros del gobierno de Estados Unidos.

La compañía californiana se había establecido en China en 2006, pero cuatro años más tarde echó al cierre debido a las críticas internas y la cada vez más difícil relación con el gobierno del país asiático que trataba incluso de piratear los sistemas informáticos de la compañía de Mountain View.

Ocho años después muchos se preguntan qué ha cambiado en China para que Google dé marcha atrás. Una coalición liderada por el senador Marcos Rubio ha elevado una carta a Sundar Pichai, CEO de la tecnológica para conocer de primera mano sus intenciones. Todo hace indicar que Google tendrá que manifestarse de forma oficial en los próximos días.

«Don’t do evil at China’s bidding, Google»

Y es que el mismísimo paladín de la progresía periodística en Estados Unidos ya se ha manifestado sobre el asunto, dejando claro que el Washington Post le mostraría el pulgar hacia abajo a Google si esta decide operar en China con una versión censurada de su motor de búsqueda. Acudiendo al lema de la tecnológica, una editorial del diario pide que no «hagan el mal con el negocio chino».

¿Traicionará finalmente sus principios Google? Cuando Pichai dijo esto en una conferencia de 2016 tal vez estaba dando una respuesta: «Google es para todos, quiero estar en cada esquina con nuestro servicio, queremos estar en China para dar servicio a sus usuarios».  Y es que lo de no hacer el mal tal vez funcione en la más tierna infancia, pero Google hace tiempo que cumplió la mayoría de edad.

Escrito por David Rubio el 10 de agosto de 2018 con 0 comentarios
Lee más artículos sobre Google y Tecnología.

La semana en los mercados

Siempre que desconecto unos días de los mercados, antes de apagar el ordenador hago un “imprimir pantalla” de la página donde cotizan todos los activos que sigo y así, al volver, comparo. Tras una semana fuera una vez más lo que me encontré es, básicamente, un Wall Street más alto y unas bolsas europeas más bajas. Es lo típico los últimos años y lo cierto es que las cifras de la economía norteamericana reflejan una fortaleza y un dinamismo que no vemos en nuestro continente. Por ejemplo, me sorprendió que en Nueva York se estén construyendo a día de hoy varios rascacielos nuevos, ¿quién iba a pensar que no estaba ya todo hecho allí?

Lo que ocurre es que una cosa es la macro y otra la micro e incluso dentro de los datos macro hay que ser muy cautelosos. Por ejemplo, es cierto que la tasa de paro en los EUA es bajísima pero también lo es que muchos trabajos allí ni siquiera tienen seguro médico por lo que la comparación no es para nada exacta. Pero incluso aunque todo lo comparáramos igual, lo cierto es que para un habitante de la Europa del Estado del Bienestar, los EUA, por mucho que las cifras digan que son el país más poderoso de la Tierra y que su economía va muy bien, no son un lugar agradable para vivir. No hace falta irse al extremo de las noticias que dicen que hay personas que sufren accidentes que no llaman a una ambulancia para no tener que abonarlas ya que son muy caras, basta con el día a día.

En los EUA los trenes no funcionan bien, el metro tampoco, la mayoría de las calles de Nueva York ni siquiera tienen contenedores (los restaurantes dejan sus malolientes restos de comida en bolsas de basura en las aceras, un camión las recoge y a la mañana siguiente toda la calle apesta porque no pasa un camión que limpie con un chorro de agua), el reciclaje no se aprecia en ninguna parte… En España tenemos un sistema de transportes en Madrid y Barcelona, por ejemplo, que funciona muy bien aunque eso sí, es muy deficitario, como lo es la sanidad, como lo es la limpieza de las calles y todos los servicios municipales (de hecho, raro es el ayuntamiento que no está hiper endeudado) y como tenemos la sensación de que todo es gratis (aunque nos cuesta una pasta en impuestos que además no es suficiente para cuadrar las cuentas) quizás no lo valoramos lo que debiéramos.

Allí tienen las mayores empresas, las mejores tiendas, los restaurantes más exclusivos, como experiencia para un turista es inolvidable y seguramente sea lógico que Wall Street lleve años comportándose mejor que las bolsas de la Eurozona pero para la vida cotidiana de alguien acostumbrado a todo lo que disfrutamos en España, es muy difícil acostumbrarse a aquello. Y no entro a valorar qué es mejor o qué es peor, sólo digo que si nos gusta lo que tenemos, deberíamos valorarlo mucho más y pensar en cómo podemos conservarlo debiendo el dinero que debemos. O hacemos viable el estado del bienestar actual (y dejan de engañar a los votantes con promesas de más servicios y pagas) o lo perderemos. Y entonces sí que lo echaremos de menos. Por último, constaté que lo “hispano” no deja de crecer, barrios que la última vez que estuve estaban llenos de indios y pakistaníes hoy lo están de ecuatorianos y peruanos. Especialmente en Queens –el más extenso de todos los distritos-, donde casi todos los carteles están en español, se puede comprobar cómo la multiculturalidad es, seguramente, el futuro pero que no es tan fácil integrar diferentes culturas ya que si hay un número suficiente de personas de la misma lengua y origen, se tienden a concentrar sin mezclarse demasiado con los demás.

En cuanto a los mercados, dos noticias de estas dos últimas semanas por destacar: el que Apple valga más de un billón de $ (como 200 mil millones de € más que todo el Ibex) y que Europa haya confirmado lo que ya dije cuando ocurrió: que la solución dada al Popular fue la menos costosa (y, aunque entiendo el enfado de sus accionistas, la más justa ya que el coste ha recaído en quien voluntariamente decidió invertir en aquel banco y no en todos los españoles como en otros casos). Un volumen muy bajo es la escasa novedad –por otra parte previsible por las fechas- de unos mercados que se mueven muy poco y conservan el optimismo y el buen tono ignorando todos los riesgos, siendo el más reciente la amenaza iraní de bloquear el estrecho de Ormuz si le impiden vender su crudo (algo que de nuevo perjudicaría más a Europa que a los EUA) por culpa de las sanciones de Trump. Y el precio del crudo, a pesar de ello, estos días ha caído… De momento la palabra del verano en el mundo financiero es calma salvo en casos muy concretos como Turquía donde la lira se sigue hundiendo. Personalmente sigo esperando la tormenta. Y ojo a Tesla, las declaraciones de Musk diciendo que sacará la compañía de bolsa han disparado su precio pero parece evidente que es un farol en una empresa tan endeudada y sin flujos de caja positivos. Respecto a la imagen de hoy, se comenta por sí sola:

 

Links.

Escrito por Droblo el 10 de agosto de 2018 con 34 comentarios
Lee más artículos sobre Articulos.



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »