9 agosto 2018 - Blog del Euribor
Euribor
Euribor hoy: -0,167%
Media mes: -0,171%
Prima de riesgo: 103,8
IBEX35: 9.579,90 (1,18%)

9 de agosto de 2018

Estás viendo los artículos de Blog del Euribor correspondientes al día 9 de agosto de 2018.

Industria anuncia que el nuevo impuesto al diésel acompañará a los PGE de 2019

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha revelado que el Gobierno trabaja en un borrador sobre la nueva fiscalidad del diésel, vinculada a la transición ecológica, que acompañará a la presentación de los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019.

Maroto ha indicado, en una entrevista a Europa Press, que aunque el Ejecutivo tiene hasta el 30 de septiembre para presentar el proyecto de PGE, se retrasará “un poco, no mucho” y anunciado que, de la mano de los PGE, vendrán diferentes medidas fiscales.

“Se ha hablado mucho del diésel, pero la realidad es que todavía no se ha puesto encima de la mesa un posible borrador para ver, con los sectores implicados, la letra pequeña de lo que será el impuesto al diésel”, ha añadido, al tiempo que ha resaltado que el Ejecutivo tiene que ir “más deprisa” en la transición a la reducción de emisiones, tras dispararse las de dióxido de carbono (CO2).

Así, ha afirmado que, desde el Gobierno, están trabajando con en un borrador de la nueva fiscalidad al carburante diésel y ha señalado que se analizará junto con el sector del automóvil, con el fin de llegar a un “buen impuesto” que marque la ‘hoja de ruta’ hacia la reducción de las emisiones, pero de una forma que el sector pueda acompasarse a estos cambios.

DECLARACIONES DESACERTADAS.

En este sentido, se ha referido a las declaraciones de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en las que aseguraba que el diésel tenía “los días contados” y ha asegurado que estas palabras “no fueron acertadas”, tal como reconoció posteriormente la propia Ribera.

En esta línea, ha indicado que el Gobierno está trabajando en una fiscalidad que recoja las peticiones de la Comisión Europea (CE), pero junto con políticas económicas que ayuden a que la transición hacia la reducción del CO2 sea de una forma ordenada.

“Tenemos el reto importante de luchar contra el cambio climático, que es, para nosotros, importantísimo y un proyecto de país. No dudamos que lo tenemos que hacer, pero también manteniendo la competitividad de sectores estratégicos, como es el de la automoción, con una industria que es intensiva en consumo energético y hay que ver cómo acompañar a estos sectores para que hagan esta transición”, ha explicado.

Asimismo, ha señalado que las medidas fiscales que adoptará el Gobierno no estarán únicamente basadas en la protección del medio ambiente, sino que también se orientarán a cubrir áreas económicas que no están dentro de la fiscalidad del siglo XXI, como por ejemplo las viviendas turísticas.

“La fiscalidad del Siglo XXI tiene que responder a una serie de nuevos servicios, que muchos están en la red. Ahora tenemos una fiscalidad obsoleta en algunas áreas nuevas en las que se están generando empresas y empleos, pero que no están igual de reguladas como los sectores tradicionales, lo que genera competencias desleales”, ha subrayado.

En relación con los aranceles al acero y al aluminio y a la “guerra comercial” entre la UE y EE.UU. sobre los automóviles, la titular de Industria ha subrayado que recientemente acudió a Bruselas en un momento “muy crítico” y aprovechó para manifestar la “preocupación del Gobierno de España y para pedir a la UE que actúe.

Escrito por Carlos Lopez el 9 de agosto de 2018 con 26 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.

Gasolina y gasóleo repuntan por segunda semana consecutiva a las puertas de la festividad del 15 de agosto

El precio medio del litro de gasolina y de gasóleo ha repuntado por segunda semana consecutiva para asomarse a los máximos en el último mes a las puertas de la festividad del 15 de agosto.

En concreto, el litro de gasóleo se ha situado esta semana en los 1,226 euros, tras haber repuntado su precio un 0,4%, según datos del Boletín Petrolero de la UE recogidos por Europa Press.

Por su parte, el litro de gasolina se ha situado en 1,325 euros, tocando así niveles que no alcanzaba desde principios de julio, después de haber subido un 0,53%.

Esta subida en los precios de los carburantes coincide con el ligero repunte que sufrió la pasada semana el precio del crudo en sus cotizaciones.

No obstante, esta semana se mantiene estable con respecto a hace siete días. Así, el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, cotizaba este jueves a 72,47 dólares, mientras que el barril de crudo Texas americano se intercambiaba a 67,08 dólares, ambos en línea con hace una semana.

HASTA 8,5 EUROS MÁS LLENAR EL DEPÓSITO.

Con respecto a hace un año el litro de gasóleo es un 14,3% más caro, mientras que en el caso de la gasolina marca un precio un 11,5% superior.

De esta manera, a los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros de gasóleo supera los 67,4 euros, lo que supone unos 8,5 euros más que hace un año.

Para el caso de la gasolina, el llenado de un depósito de 55 litros supone para el consumidor 72,8 euros, unos 7,5 euros más con respecto a las mismas fechas de 2017.

MÁS BARATA EN ESPAÑA QUE EN LA UE.

A pesar de estas ligeras subidas, la gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de combustible Euro-Super 95 se sitúa en 1,466 euros y 1,51 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,352 euros en la media de la UE y 1,351 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Escrito por Carlos Lopez el 9 de agosto de 2018 con 3 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.

El crecimiento de España pierde impulso, según la OCDE

El ritmo de crecimiento de la economía española comienza a ofrecer síntomas de fatiga, según ha advertido la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en línea con las perspectivas de desaceleración detectadas para el resto de las principales economías de la zona euro, así como para el conjunto de países del ‘Club de países desarrollados’.

“El indicador para España apunta a una desaceleración del impulso de crecimiento”, confirmó a Europa Press un portavoz de la OCDE en referencia a la última lectura del índice compuesto de indicadores líderes (CLI), que en el caso de España bajó a 99,52 puntos en junio desde los 99,64 del mes anterior.

De este modo, este indicador diseñado para anticipar los puntos de inflexión de la tendencia de la actividad económica en el periodo de seis a nueve meses acumula seis caídas mensuales consecutivas en el caso de España, situándose en su nivel más bajo desde octubre de 2013.

En línea con los síntomas de debilitamiento del crecimiento de España, los indicadores del resto de grandes economías de la zona euro, como Alemania, Francia e Italia, también ofrecen síntomas de moderación de la actividad económica.

En el conjunto de la eurozona, la lectura de este indicador se deterioró a 99,9 puntos desde los 100 del mes anterior, confirmando la tendencia a la desaceleración del crecimiento económico de la región, mientras que en el conjunto de la OCDE el dato se situó en 99,8 puntos desde los 99,9 de mayo, lo que implica “signos tentativos de desaceleración del crecimiento”.

De hecho, dentro de las principales economías de la OCDE únicamente EEUU y Japón escapan al debilitamiento generalizado de la tendencia, ya que sus respectivos indicadores líderes reflejan “un impulso de crecimiento estable”.

Escrito por Carlos Lopez el 9 de agosto de 2018 con 4 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.

Las inversiones éticas

Ya sea el medio ambiente o los derechos humanos, cada vez más personas se interesan en que ocurre finalmente con el dinero que invierten.

Si bien la idea de definir una “inversión ética” está llena de dificultades -lo que una persona puede llamar ético, la otra no, sin embargo existe un gran y creciente conjunto de inversiones clasificadas como Inversión Socialmente Responsable (ISR).

Para algunos, puede ser suficiente llamar a una inversión socialmente responsable si evita apoyar a las compañías tabacaleras o a los fabricantes de armas. Sin embargo, para un número creciente de inversores, la ISR es más que simplemente excluir a las compañías “no éticas”.

Para estos inversores, la ISR debe cumplir un conjunto de criterios ambientales, sociales y de gobernanza (por su iniciales en inglés ESG) y el año pasado totalizaron más de 11 billones (trillones americanos) de dólares.

Así que a la hora de establecer una nota o rating a una empresa, también se añade su clasificación “ESG” para valorar, además de sus variables económicas otras que pueden interesar al inversor como son:

  • Medioambiental: ¿Cuál es la huella de carbono de la empresa?
  • Social – ¿cómo se tratan los trabajadores y las cadenas de suministro?
  • Gobernanza – ¿Cómo de transparente y responsable es el régimen de gestión de la empresa?

Tener en cuenta estos puntos va más allá del postureo y buenismo ya que los productos de renta fija de las empresas y sectores con altas calificaciones ESG tienen mejores ratios riesgo-rentabilidad

Una investigación realizada por Hermes Investment Management reveló que las empresas con características ambientales o sociales favorables han superado en promedio a las empresas con características negativas en estas áreas.

Dicho de otra manera, las empresas buenas suelen ser buenas en todo.

La tendencia hacia la inversión sostenible parece probable que continúe, ya que los beneficios de utilizar criterios ESG en las decisiones de inversión se conocen más ampliamente.

Sin embargo, para algunos inversores, incluso la inversión de ESG no logra ir lo suficientemente lejos en su misión de utilizar el dinero para hacer el bien.

Para este segmento pequeño pero creciente del mercado, la inversión ética significa invertir con impacto.

Esto significa respaldar intencionadamente empresas y activos que tengan un resultado social o medioambiental positivo como parte de sus modelos de negocio, y medir esos resultados tan estrechamente como los beneficios financieros.

El término fue utilizado por primera vez por la Fundación Rockefeller hace una década para referirse a las soluciones basadas en el mercado a los problemas sociales, y los primeros impulsores en este espacio fueron las personas y organizaciones de alto valor neto intrínsecamente vinculadas a las preocupaciones éticas.

Por ejemplo, John K. Coors, bisnieto del fundador de Coors Brewing, Adolph Coors, encabeza un vehículo de capital privado para promover el desarrollo económico en África. La iniciativa “One Thousand & One Voices” (1K1V) está invirtiendo 300 millones de dólares en pequeñas y medianas empresas del África subsahariana.

Poco a poco, además del EBITA o el PER los inversores se interesan por otros indicadores no económicos como puede ser el impacto que las empresas tienen sobre el medio ambiente y la sociedad.

Escrito por Carlos Lopez el 9 de agosto de 2018 con 22 comentarios
Lee más artículos sobre Articulos.



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »