España baja un puesto y ocupa la posición 43 entre los países con mayor dinamismo económico del mundo
Euribor
Euribor hoy: -0,166%
Media mes: -0,172%
Prima de riesgo: 114
IBEX35: 9.401,90 (-0,27%)


España baja un puesto y ocupa la posición 43 entre los países con mayor dinamismo económico del mundo

España baja un puesto y ocupa la posición número 43 dentro del ranking de los países con mayor dinamismo económico del mundo, de acuerdo al índice anual International Business Compass (IBC) 2018 elaborado por BDO, firma global de servicios profesionales de consultoría, auditoría y abogados.

La clasificación se encuentra encabezada por Singapur, siendo el primer país del mundo en dinamismo económico gracias a sus “excelentes” condiciones económicas, políticas-legislativas y socio-culturales, según BDO. La ciudad-estado Hong Kong conserva la segunda plaza por delante de Suiza, en tercera posición, y Holanda mantiene la cuarta.

En el informe de este año destaca el avance de Irlanda, que ha pasado a ocupar la quinta posición tras escalar dos peldaños por la reducción de su tasa de desempleo y su menor índice de deuda nacional.

Por otro lado, BDO también especifica que Noruega y Dinamarca, a pesar de haber retrocedido cada país un puesto, se mantienen en el ‘top 10’, en la sexta y séptima posición, respectivamente, mientras que Reino Unido sube un puesto y alcanza la octava plaza, Canadá la novena, con un crecimiento de tres posiciones, y Australia la décima. Por su parte, Alemania ha descendido cuatro puestos y en esta edición se sitúa en el 12 y Nueva Zelanda baja tres y se sitúa en la posición 13.

España se presenta en el ranking por detrás de Malasia y Kuwait, aunque por encima de Arabia Saudita y Portugal. En este sentido, BDO ha aclarado que el país se encuentra bien situado en el subíndice político-ñegislativo, ocupando la posición número 28, pero baja al 44 en el Económico y hasta el 75 en la evaluación socio-cultural.

En las últimas posiciones del índice se encuentran Afganistán, Sudán, Venezuela y Corea del Norte, países sacudidos por guerras, crisis y conflictos, por lo que el informe resalta la gran dificultad de poder realizar previsiones de futuro.

Para el director del Hamburg Institute World Economics (HWWI), el profesor Henning Vöpel, en algunos países del estudio la situación es “tan complicada” que es difícil ver cómo pueden recuperarse de las últimas posiciones. En otros, sin embargo, ha afirmado que es la situación político-legislativa lo que les penaliza para su ingreso en
posiciones de liderazgo, a pesar de contar con unas buenas condiciones económicas y socio-culturales. Este es el caso de China, por ejemplo, que estaría ocupando posiciones por debajo del primer cuartil, ocupando la plaza 86.

En vista de los gigantescos avances que las empresas chinas han emprendido en comparación con las regiones económicas clásicas, el profesor ha declarado que se espera una convergencia en el medio-largo plazo, al menos en aspectos legislativos, para equipararse a los estándares de la OCDE.

El IBC estudia la capacidad, características y condiciones para el dinamismo económico de 174 países de todo el mundo, así como sus niveles y tendencias en políticas y flujos comerciales, y el análisis econométrico de la correlación entre apertura comercial y PIB.

De acuerdo a BDO, la principal ventaja de este índice reside en la posibilidad de clasificar países en función de su desarrollo comercial y arrojar luz sobre las inversiones de empresas multinacionales y otras organizaciones a través de estadísticas “ilustrativas” y que resultan “útiles” para la toma de decisiones corporativas en la selección de localizaciones de inversión para las compañías.

AUMENTA EL CONSUMO DE ENERGÍA PRIMARIA

BDO ha enfocado el análisis de 2018 desde la perspectiva del uso de la energía y el consumo de recursos naturales, tanto en países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo y en economías emergentes.

En esta edición, IBC muestra que un dato significativo sobre el crecimiento de la economía global en las últimas décadas es el aumento de consumo de la energía, ya que, de acuerdo con las estimaciones realizadas por el Banco Mundial, el consumo de energía primaria en el mundo creció cerca de un 55% entre 1994 y 2004. El consumo global atribuible a los países emergentes y en desarrollo se situaba en un 45% en 1994, mientras que en 2014 alcanzaba el 58%, gracias a hitos importantes como el extraordinario desarrollo de China.

Expresado en términos per cápita, el consumo en estos países emergentes y en desarrollo ha aumentado de manera significativa, hasta un 20% en el mismo período, mientras que en los países miembros de la OCDE el consumo per cápita ha descendido.

Según el informe de BDO, tanto el consumo excesivo de recursos, como el efecto invernadero asociado al uso de combustibles fósiles, son aspectos que preocupan cada día más. Por ello, países como Alemania ha renunciado al consumo de energía nuclear y carbón, y están invirtiendo masivamente en la investigación y fomento de las energías renovables.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoracion)

Escrito por Europa Press el 25 de julio de 2018 con 0 comentarios.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios en este artículo.

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies