BCE - EuroZona - Inversión - 6 julio 2016

El desastre de la banca europea, lo peor en lo que va de año

Los valores bancarios son quienes han sufrido más en la primera parte del año con unas intensas caídas y  han sido quiénes principalmente han contribuido a la caída del EuroStoxx que arrastra una rentabilidad del -15,33% desde inicios de 2016. En especial cabe recalcar el hundimiento que han experimentado los valores bancarios italianos debido a la alta debilidad del sistema financiero italiano. Entre la banca italiana destacan el Banco Popolare que ha caído un 77,62%, Unicredit un 62, 61%, Banca Populare de Milano un 61,34%, Ubi Banca un 59,64%.

CmIL-eVWEAAM4iZ

El sistema bancario italiano se encuentra ante un problema derivado de los activos tóxicos de su sistema bancario valorados en 200.000 millones de créditos deteriorados, a los que se debe añadir otros 140.000 de muy difícil cobro. De hecho, según los últimos datos de la autoridad bancaria europea, los créditos deteriorados en Italia ascienden ya a 16,7% del total de los préstamos frente al 3,4% de Alemania, el 4,3% de Francia o bien el 7,1% de España.

Por su parte, la entidad alemana Deutsche Bank supone a día de hoy uno de los mayores riesgos sistémicos a los que se enfrenta Europa ya que su volumen de activos equivale al 55% del PIB alemán. La entidad ha caído un 44,02% en los primeros seis meses de 2016 y se encuentra cotizando a mínimos históricos de hace 30 años. En el año 2015 se registraron elevadas pérdidas valoradas en 6.800 millones de euros y para este año no se anticipan buenos resultados. Asimismo, del día debe hacer frente a 2.500 de euros por falsificación contable, violación de sanciones internacionales  y manipulación de los tipos de interés que perjudicará gravemente sus cuentas así como la elevada exposición de derivados sobre materias primas. Dada esta situación la probabilidad de default se ha incrementado en los últimos meses, a medida que su cotización se hundía a mínimos.

CmTiuqZWgAAvKp5

La situación bancaria en España también es verdaderamente compleja. Y es que, El contexto de tipos de interés bajos unido a una demanda de crédito han hundido los márgenes entre la rentabilidad de los activos y de los pasivos, que a día de hoy se encuentra  a mínimos históricos. El Banco Popular ha sido una de las entidades más castigadas por la crisis inmobiliaria/crediticia por sus activos improductivos. En concreto la cotización del Popular ha perdido un 56%, desde enero y se enfrenta a una Mega ampliación de capital para tratar de anticiparse al complejo escenario que se enfrenta la banca actual y a las dificultades de la entidad.

Para tratar de solucionar o aliviar la situación descrita, el BCE está interviniendo todo lo que puede. En mayo anunció la segunda serie del programa TLTRO que consta de cuatro rondas trimestrales dirigidas a las operaciones de financiación a más largo plazo (TLTRO-II) a las entidades financieras. Cada ronda tendrá una duración de cuatro años y un tipo de interés del 0%.

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz