Divisas - 23 febrero 2016

La libra cae a su nivel más bajo en los últimos siete años por el factor 'Brexit'

Todo cambio o posible cambio a futuro tiende a poner siempre nerviosos a los mercados. Al dinero le gusta la estabilidad y mantenerse en un estado de derecho constante en el tiempo. Es por ello, que al igual que los mercados se pusieron nerviosos con el referéndum de Escocia antes del 18 de septiembre de 2014, el referéndum de permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, para el próximo 23 de junio ya está teniendo consecuencias en los mercados. La reacción más relevante a día de hoy es que la libra esterlina contra el dólar cayó en la jornada del lunes a su nivel más bajo en los últimos siete años. La caída ha sido de un 1,9% hasta alcanzar los 1,4143 dólares. Estos niveles alcanzados por el cruce GBP/USD suponen situarse en un soporte histórico que ha sido mantenido desde el año 1986.

La libra cae a su nivel más bajo en los últimos siete años por el factor 'Brexit'

La libra esterlina ha sido testigo de alta volatilidad en los últimos meses sobre la posibilidad de un Brexit. Aunque el acuerdo de Cameron con el bloque de la UE ha disipado estos temores, los analistas todavía creen que el anuncio de un referéndum en junio va a alimentar la incertidumbre en un futuro próximo ya que el país se enfrenta ahora a meses de encuestas y campañas donde la incertidumbre se impondrá. Mientras que muchos políticos están en contra de Brexit, entre ellos el primer ministro, David Cameron, hay otros como Boris Johnson y el secretario de Justicia, Michael Gove que harán campaña por la salida de la UE.

Quizás la amenaza más importante para la UE es que las tensiones similares que existen en el Reino Unido también que extiendan a otros estados miembros de la UE, un Brexit podría conducir a un contagio político con un número de otros países que optan por salir, lo que lleva a una completa en la desintegración de la Unión.

Los argumentos a favor del Brexit comentan que en el largo plazo el Brexit aportaría un aumento del crecimiento  porque el Reino Unido se ya que el país se liberaría de la sobrepeso de la UE con su mentalidad proteccionista y podría desarrollar el libre mercado y un regulación inteligente dirigida a los intereses económicos del Reino Unido. Aunque algunos ven un escenario optimista tras el Brexit, un estudio publicado por el Centro para el Desempeño Económico de la London School of Economics estima que el aumento de los costes de negociación y menor productividad de crecimiento a partir de una Brexit probablemente resultaría en una pérdida de alrededor del 2,2% del PIB en el mayoría de los casos optimista y una pérdida de cualquier lugar entre el 6,3% y el 9,5% en el caso más pesimista. Las pérdidas en el escenario más pesimista serían similares a las pérdidas resultantes de la mundial crisis financiera .

Las agencias de rating Moody’s y Fitch han analizado el escenario de un Brexit. Para Moody’s en el supuesto de que la votación fuera favorable a la salida de la UE, comenta que los costes económicos serían superiores a los eventuales beneficios, rebajando así su rating. Las exportaciones probablemente sufrirían, al igual que la inversión, y los políticos podrían verse obligados a realizar largas renegociaciones sobre las relaciones comerciales del Reino Unido. Por su lado, Fitch que no cree que el Reino Unido vaya a salir de la UE, dijo que la incertidumbre sobre el acceso de las empresas británicas a los mercados europeos pesaría sobre la confianza y retrasaría las decisiones de inversión.

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz