Inicio Bolsa ahorro Los mejores trucos para ahorrar en la factura de la luz

Los mejores trucos para ahorrar en la factura de la luz

0

bombillaUna de nuestras mayores preocupaciones es el ahorro (aunque algunas herramientas gratuítas te ayudan a ello) y pese a todo, cada vez nos cuesta más llegar a fin de mes. Uno de los sospechosos habituales es la factura de la luz, esa que misteriosamente sube cada trimestre. Veamos 10 consejos para ahorrar en electricidad.

Consejos para ahorrar dinero en electricidad

1. Comprar electrodomésticos con mejor eficiencia energética

Los mejores son los electrodomésticos de clase A+++ que aunque son más caros que los de otro tipo son mucho más eficientes ya que hacen un uso más lógico y controlado de la energía.

Por ejemplo, un frigorífico de clase A+++ cuesta unos 900 euros aproximadamente y uno de eficiencia D/E cuesta unos 600 euros. El primero consume al año 150 KWh y el segundo 675 KWh.

Si el coste actual por KWh es de 0,19 euros más o menos, tenemos que ahorramos cada año 90 euros. (675 KWh – 150 KWh = 475 KWh * 0,19 = 90 euros).

Por lo tanto para recuperar los 300 euros de más que ha costado el frigorífico de clase A+++, hay que esperar 3,3 años. 3 años y 4 meses.

Además hay que tener en cuenta que si seguimos usando el mismo frigorífico 10 años más estaremos “ganando” 90 euros al año.

Como ves comprar electrodomésticos de clase A+++ es un muy buena idea para ahorrar en energía.

2. Usar bombillas de bajo consumo

Cambiar tus antiguas bombillas por luces de bajo consumo hace que ahorres hasta un 75% de consumo de energía amortizando en poco tiempo su mayor precio.

El uso de estas bombillas de bajo consumo hará que te ahorres en 10 años unos 1.300 euros. No está nada mal, ¿verdad?

ahorronet

3. Controla la temperatura de la calefacción

En invierno es muy común tener la calefacción tan alta que vamos en casa en manga corta. Esto será muy cómodo pero es un gasto innecesario. Cada grado por encima de los 20 ºC aumenta el consumo de electricidad en un 7%.

Exactamente ocurre con la temperatura del aire acondicionado. No conviertas tu casa en una nevera. Poner el aire acondicionado a unos 26 ºC en verano es más que suficiente. Tu bolsillo a final de mes lo agradecerá.

4. Aísla las fugas de calor

La mitad del calor que generamos se escapa por el techo, las paredes y el suelo. Así que para mantener tu casa caliente es importante que elimines las fugas de calor.

Localizar las fugas de calor es relativamente sencillo. Tu mismo puedes hacerlo:

Para las ventanas, por ejemplo, enciende una vela y recorre el marco de una ventana. Si la vela parpadea existe una fuga.

Para las puertas, cierra la puerta y si ves que entra luz es que existe una fuga.

Puedes encontrar otras formas de detectar fugas de calor en este artículo.

Para cerrar estas fugas de calor puedes usar silicona en las ventanas o burletes autoadhesivos. Y si quieres hacerlo tu mismo, en vez de llamar a un especialista, te dejamos con este completo artículo que lo explica paso a paso.

5. Utiliza las cortinas adecuadamente

Una forma de aumentar o reducir la temperatura de tu hogar es usando las cortinas eficientemente.

En invierno, durante el día deja las cortinas abiertas para dejar pasar la luz del sol y aumentar la temperatura de forma gradual un par de grados. Por la noche, cierra las cortinas y baja un poco las persionas y así evitarás fugas de calor por las ventanas.

En verano, haz lo contrario.

6. Usar los electrodomésticos llenos

Esto va tanto para la lavadora como el friegaplatos. Usarlos a media carga provoca un mayor consumo energético que si lo hacemos cuando están completamente llenos. Si quieres ahorrar en tu factura de la luz asegúrate de usarlos siempre llenos.

Además no solo ahorrarás electricidad sino también agua.

7. Descongela tu congelador cada 6 meses

Este es uno de los consejos más sencillos de aplicar que menos gente hace. La escarcha que con el paso del tiempo se va acumulando en tu congelador hace queaumente en un 30% el consumo energético del congelador. Para solucionar esto descongela el congelador cada cierto tiempo.

Para descongelar el congelador debes seguir estos pasos:

  • Apagar el descongelador.
  • Vaciar el contenido
  • Derretir el hielo dejando abierta la puerta del congelador
  • Limpiar el interior cuando no haya hielo
  • Vuelvelo a encender y déjalo así 15 minutos antes de volver a meter la comida

Descongelar el congelador una vez cada 6 meses es más que suficiente para lograr nuestro objetivo reducir el consumo

8. Evita dejar aparatos eléctricos en standby

Hoy en día la mayoría de los aparatos electrónicos de nuestras casas (TV, Ordenadores, etc.) tienen modo “Stand-By”. Lo cierto es que es muy comodo poder encender nuestra TV en un momentín desde el mando a distancia, pero ¿Sabías que esto supone aproximadamente un 11% de tu factura total de electricidad?

Conseguir evitar que quede algún aparato en standby es sencillo si usamos regletas. Las regletas de enchufes con interruptor. Puedes ver algunas aquí.

Si te quieres hacer una idea de lo que tus aparatos eléctricos consumen estando en standby te dejamos con una interesante calculadora de la OCU que realiza unos cálculos aproximados.

9. Busca una comercializadora con mejores precios

En la actualidad y desde que se produjo la liberalización del mercado eléctrico puedes cambiar de comercializadora de electricidad igual que cambias de operador de móvil.

Busca aquella comercializador que te ofrece mejores precios manteniendo la misma calidad y hábitos de uso.

En internet existen bastantes comparadores de tarifas de luz. Uno de ellos por ejemplo es tarifasdeluz.com. La propia Comisión Nacional de la Energía tiene su propio comparador de tarifas que te ayuda a elegir la comercializadora más barato manteniendo, eso sí, bien cubiertas tus necesidades.

10. Realiza una auditoria energética

Una auditoria energética busca maneras de reducir el consumo de energía en tu vivienda. Hace que el consumo sea más eficiente y controlado.

Esto tienes que verlo como una inversión. Si, una auditoria energética cuesta dinero pero se amortiza cada mes con el ahorro en tu factura de la luz.

Puedes realizar una auditoria energética de tu casa a través de este enlace.

11. Compra un monitor de energía

Un monitor de energía es un contador de electricidad. Proporciona información en tiempo real y de una manera sencilla de entender para el usuario en relación al gasto de electricidad actual de la vivienda.

Este aparato puede ayudarte mucho a concienciarte a ahorrar energía ya que no es lo mismo ver a todas horas lo que estás gastando que únicamente cada mes en la factura.

Si quieres puedes comprar un monitor de energía aquí y para su instalación que mejor que ver un vídeo donde puedes ver cómo se instala uno

12. Evita encender las luces

Intenta entrar en una habitación y automáticamente encender la luz. En muchas ocasiones no hace falta ya que se ve perfectamente con la luz natural.

Una manera bastante curiosa de evitar encender la luz cada vez que entramos en una habitación es colocar interruptores con monedas.

Son interruptores corrientes pero que funcionan echando monedas. Por lo tanto evitan muchísimo el consumo innecesario.

Además te pueden servir de hucha ya que las monedas se quedan ahí y las puedes sacar cuando quieras.

13. Apaga la vitrocerámica

Un hábito sencillo que te ahorrará mucho dinero. Antes de acabar de cocinar los alimentos apaga la vitrocerámica ya que el calor residual acabará por calentar lo que estés cocinando.

Como ves a veces no hacen falta grandes remedios para lograr ahorrar un poco de dinero.

Conclusión

Vamos a hacer un repaso de los 13 trucos comentados para ahorrar dinero en tu factura de la luz.

  • Comprar electrodomésticos con mejor eficiencia energética
  • Usar bombillas de bajo consumo
  • Controla la temperatura de la calefacción
  • Aísla las fugas de calor
  • Utiliza las cortinas adecuadamente
  • Usar los electrodomésticos llenos
  • Descongela tu congelador
  • Evita dejar aparatos eléctricos en standby
  • Busca una comercializadora con mejores precios
  • Realiza una auditoria energética
  • Compra un monitor de energía
  • Evita encender las luces
  • Apaga la vitrocerámica

 

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz