Inicio Ocio Cómo Internet puede dañar tus finanzas

Cómo Internet puede dañar tus finanzas

0

inetInternet puede hacer mucho por tus finanzas, desde la comodidad de la banca online hasta la gestión de tus finanzas como ahorro.net. También te permite comprar mejor y más barato, en tiendas  a las que físicamente no puedes ir. Sin embargo también tienen sus peligros, veamos como Internet puede destruir tu economía doméstica. Tentaciones  En Internet es extremadamente fácil gastar dinero La publicidad online es francamente efectiva, basándose en tu historial de búsqueda o simplemente en tu comportamiento suele mostrarte productos en los que estás interesado. Si no estás muy atento, puedes ser presa de la tentación. Procura controlarte y comprar sólo lo que es necesario, trata de pensar si realmente es un capricho o no y analiza cómo afectará a tus finanzas Inversiones

Lo mismo que ocurre con las compras nos puede ocurrir con las inversiones. La banca online nos permite invertir en bolsa y en productos financieros de una manera muy sencilla. Muchos pueden pensar que la bolsa está barata y lanzarse a comprar acciones. Si no sabes de inversiones, no te metas en ellas.
Estafas
Otra forma en que Internet puede dañar tus finanzas es a través de las estafas de, concretamente a través del phishing, ese tipo de emails en los que alguien se hace pasar por tu banco o por tu cuenta de paypal o incluso la policía y te dice que tienes que actualizar tus datos y meter tu password. Recientemente detuvieron a 20 personas en España acusadas de timar más de 120.000€ de esta manera.
Este es un ejemplo que he recibido varias veces:
Recueda que nunca jamás un banco te pedirá tu contraseña. Otro tipo de estafa vienen de webs poco fiables, intenta comprar sólo en tiendas con conexión segura (empiezan por https) y que digan claramente quienes son (suele aprecer en el pie de página) No necesitas salir de casa
Comprar online es muy fácil, no tienes que salir de casa, basta con conectarte a la tienda online y esperar el paquete. A veces la necesidad por tener el producto es tan grande que pagamos por un envío más caro, no solemos evaluar adecuadamente el coste total. Es muy fácil dañar tu economía doméstica, cuando tu tienda favorita está a sólo unos clics de distancia. Volvemos al punto uno. Evita caer en la tentación. Conclusiones  Internet es un buen lugar para ir de compras, quizás lo sea demasiado. Por tanto debemos ser conscientes de nuestro presupuesto mensual y ceñirnos a él. Internet debe ser una herramienta para ayudarnos a ahorrar más, no para fomentar el gasto.

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz