Noticias - 18 septiembre 2012

Estados Unidos desplaza a Europa como la mayor preocupación de los inversores, según BofA Merrill Lynch

Los temores sobre la situación fiscal de Estados Unidos se han convertido en la preocupación central de los inversores, desbancando a la crisis de deuda soberana de la eurozona, que era la mayor fuente de preocupación desde abril de 2011, según refleja la última edición de la encuesta de gestores de fondos elaborada por Bank of America Merrill Lynch.

«Los inversores ahora ven el ‘abismo fiscal’ de Estados Unidos como una mayor amenaza que la eurozona, y las próximas elecciones están provocando que haya más atención sobre estos temores», asegura Michael Hartnett, estratega jefe de valores globales de BofA Merrill Lynch Global Research.

En concreto, la proporción de los encuestados que reconocen el riesgo soberano de la UE como su mayor temor descendió desde el 48% en agosto al 33% en septiembre, mientras que el ‘abismo fiscal’ de Estados Unidos se ha convertido en el principal temor para el 35% de los inversores globales.

En esta misma línea, los colocadores de activos sobreponderan en sus carteras los valores de la eurozona por primera vez desde febrero de 2011, cuando se agravó la crisis soberana de la unión monetaria. En concreto, un 1% de los encuestados están sobreponderando los valores de la región, frente al 12% que los infraponderaban en agosto.

Asimismo, también está disminuyendo el pesimismo dentro de Europa, ya que los inversores del Viejo Continente están divididos a partes iguales entre los que piensan que la economía de la región se fortalecerá en los próximos doce meses y los que piensan que se debilitará, cuando en agosto un 23% preveía un comportamiento más débil.

«Hemos visto un rally del 25% en las bolsas europeas desde los mínimos de junio, pero la confianza en Europa solo ha cambiado a positiva», añadió John Bilton, estratega de inversiones europeas de BofA Merrill Lynch Global Research, que señala ha aumentado el apetito por el riesgo en Europa.

Por otro lado, BofA Merrill Lynch señala que en un mes que la confianza económica global continuó aumentado, las expectativas de beneficios han seguido cayendo. Así, un 17% del panel espera que la economía mundial se fortalezca en los próximos doce meses, un aumento de dos puntos porcentuales en comparación con agosto.

Sin embargo, un 28% creen que los beneficios empresariales se deteriorarán en el mismo periodo, cifra que supera el 21% registrado el mes anterior. En especial, los inversores está cada vez más impacientes sobre los bajos niveles de inversión.

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz