La gran maquina de crear burbujas
Euribor
Euribor hoy: -0,191%
 Media mes: -0,187%

Prima de riesgo: 86,8
IBEX35: 10.479,50 (0,45%)


La gran maquina de crear burbujas

La semana pasada tuvimos dos artículos que pretendían mostrar las bondades del capitalismo, así que esta semana para compensar, hablaremos de uno de sus mayores peligros; la posibilidad de crear enormes monstruos empresariales que sean capaces de tener un poder más allá de lo deseable por la sociedad. Para aquellos que opinen así y además les gusten las teorías conspiranoicas (de las cuales hemos hablado por aqui varias veces) les hago un resumen de un interesante, polémico y larguísimo artículo que publica la revista Rolling Stone.

El artículo empieza metiendo mucha caña:

Lo primero que se debe saber acerca de Goldman Sachs es que está en todas partes. El banco de inversiones más poderoso del mundo es un gran vampiro  que despiadadamente clava sus colmillos a  cualquier cosa que huela a dinero.

De hecho, la historia de la reciente crisis financiera, que se duplica como la historia del rápido decline y caída del repentinamente seco imperio americano, parece el Quién es Quién de los graduados de Goldman Sachs, que se encuentran en todas partes de la administración económica de Bush y Obama.

Y continúa con lo que os resumo a continuación, que si bien es un texto muy extenso, además de darnos una lección de historia económica, nos ayudará a conocer mejor el poder que puede tener esta megacorporación financiera.

El alcance y poder sin precedentes del banco le han permitido convertir a todo Estados Unidos en una gran estafa bursátil, manipulando sectores económicos enteros durante años, moviendo el juego a medida que colapsaba un mercado u otro, y todo el tiempo tragando los costes encubiertos que desarman familias en todas partes: altos precios del combustible, tasas de crédito al consumidor cada vez mayores, fondos de pensión consumidos, despidos masivos, impuestos futuros para el pago de rescates. Todo ese dinero que está perdiendo está yendo a algún lado, en sentido literal y figurado. Es Goldman Sachs a donde se dirige: El banco es un gran motor altamente sofisticado para convertir el patrimonio utilizado y desplegado de la sociedad en la sustancia menos útil y más desperdiciada e insoluble de la Tierra: beneficio puro para las personas ricas.

Logran esto utilizando la misma técnica todo el tiempo. La fórmula es relativamente simple: Goldman se coloca en el medio de una burbuja especulativa, vendiendo inversiones que sabe que son fraudulentas. Luego aportan grandes sumas de dinero para el estrato intermedio e inferior de la sociedad con la ayuda de un estado defectuoso y corrupto que le permite rescribir las reglas a cambio de unos centavos relativos que el banco arroja al poder político. Finalmente, cuando todo explota, dejando a millones de ciudadanos comunes en la bancarrota y quebrados, comienzan nuevamente todo el proceso, ingresando para rescatarnos a todos prestándonos nuestro propio dinero con un interés, vendiéndose como hombres sin ambiciones, simplemente un par de hombres inteligentes que implementan cambios. Han utilizado el mismo engaño una y otra vez desde la década de 1920, y ahora se preparan a hacerlo nuevamente, creando lo que puede ser la burbuja más grande y más audaz de la historia.

BURBUJA N.° 1
LA GRAN DEPRESIÓN

Goldman no siempre ha sido el gran monstruo infalible de Wall Street. El banco en realidad fue fundado en 1869 por un inmigrante alemán llamado Marcus Goldman, quien lo construyó con su yerno Samuel Sachs. Fueron pioneros en el uso de los instrumentos comerciales, que es una forma educada de decir que hicieron dinero prestando pagarés a corto plazo a proveedores de menor escala en el centro de Manhattan.
Durante los primeros 100 años de Goldman se trataba de un banco de inversión valiente, dirigido por inmigrantes y que alcanza el éxito gracias a su propia iniciativa, ganando montones de dinero. En esta historia antigua conviene analizar un episodio, a la luz de eventos más recientes: la desastrosa incursión de Goldman en la moda de la especulación de Wall Street previa  la crisis de fines de la década de 1920. Pese a que entró tarde en comparación con sus competidores lo hizo con mucha fuerza
En un capítulo de The Great Crash [La gran crisis] de 1929 denominado “En Goldman Sachs confiamos,” el renombrado economista John Kenneth Galbraith nos habla de los tipos de inversión (rozando lo piramidal) que fueron una de las causas principales de la crisis histórica del mercado; en dólares actuales, las pérdidas que sufrió el banco alcanzaron $475 mil millones.

BURBUJA N.° 2
ACCIONES TECNOLÓGICAS

Adelantemos alrededor de 65 años. Goldman no sólo sobrevivió a la crisis que hizo desaparecer a tantos de los inversores que atrajo, sino que se convirtió en la principal aseguradora de las corporaciones más ricas y poderosas del país. Gracias a Sidney Weinberg, quien ascendió del puesto de asistente de conserjería a director de la firma, Goldman se convirtió en pionero en la oferta pública de ventas (OPVs), uno de los medios principales y más lucrativos por los cuales las compañías recaudan dinero. Durante las décadas de los 80 y 90, Goldman puede no fuese la “Estrella de la Muerte” que come planetas de la influencia política que se ha convertido en la actualidad, pero era una firma de primer nivel que tenía una reputación por atraer a los talentos más inteligentes de Wall Street.

El engaño básico en la era de Internet es muy sencillo incluso para quienes no poseen conocimientos financieros. Las compañías que no eran más que un par de ideas garabateadas en una servilleta por fumadores empedernidos fueron compradas por medio de ofertas públicas de venta (“OPVs”), exaltadas en los medios y vendidas al público por megamillones. Era como si los bancos como Goldman envolvieran sandías y las arrojaran por ventanas a una altura de 50 pisos y abrieran sus teléfonos escuchando ofertas. En este juego sólo se ganaba si se sacaba el dinero antes de que la sandía llegara a la acera.

Jay Ritter, profesor de finanzas de la Universidad de Florida especializado en OPVs, sostiene que los bancos como Goldman sabían muy bien que muchas de las ofertas públicas que estaban lanzando nunca ganarían un centavo. “A comienzos de la década del ochenta, los principales aseguradores insistían en tres años de rentabilidad. Luego pasaron a un año, luego un trimestre. Cuando llegó el momento de la burbuja de Internet, ni siquiera requerían rendimiento en el futuro esperable.”

En 1999, las OPVs promedio de Goldman subieron un 281 por ciento por encima de su precio de oferta, en comparación con el promedio de Wall Street de 181 por ciento.

¿Cómo logró Goldman resultados tan extraordinarios? Una respuesta es que utilizaron una práctica denominada “laddering,”  que  es simplemente una forma educada de referirse a la forma en que manipularon el precio de las acciones de las nuevas ofertas. Así es como funciona: Digamos que eres Goldman Sachs, y “novalgouneuro.com” acude a ti y te solicita que pongas su compañía en oferta pública. Entonces, aceptas los términos usuales: Determinas el precio de las acciones, determinas cuántas acciones se deben emitir y lleva al gerente de novalgouneuro.com en un “desfile” para atraer inversores, todo a cambio de un honorario sustancial (típicamente seis a siete por ciento del total recaudado). Entonces promete a sus mejores clientes el derecho a comprar grandes porciones de la OPV a un precio de oferta bajo, digamos que el precio de inicio de las acciones de novalgouneuro.com es de $15, a cambio de la promesa de que comprarán más acciones posteriormente en el mercado abierto. Esta demanda aparentemente simple le brinda un conocimiento interno del futuro de la oferta pública inicial, un conocimiento que no fue divulgado a los inversores diarios que solamente tenían la perspectiva de asociarse: Sabes que algunos de tus clientes que compraron una X cantidad de acciones a $15 también comprarán una cantidad Y más de acciones a $20 o $25, garantizando prácticamente que el precio llegará a $25 y más arriba. De esta forma, Goldman pudo inflar artificialmente el precio de la nueva compañía, que por supuesto resultó para beneficio del banco: un honorario del seis por ciento de una oferta pública inicial de muchos millones de dólares.

Tales prácticas conspiraron en volver la burbuja de Internet en uno de los desastres financieros más importantes en la historia del mundo: Unos $5 billones de patrimonio fueron retirados solamente de NASDAQ. Pero el problema real no era el dinero perdido por los accionistas, sino el dinero ganado por funcionarios de los bancos de inversión, quienes recibieron abultados bonos por manipular el mercado. En lugar de enseñar Wall Street la lección de que las burbujas siempre se desinflan, los años de Internet demostraron a los banqueros que en la era del capital de flujo libre y compañías financieras públicas, las burbujas son increíblemente fáciles de inflar. Y los bonos individuales son en realidad más grandes cuando la locura especulativa y la irracionalidad aumentan.

BURBUJA N.° 3
LA LOCURA INMOBILIARIA

El papel de Goldman en el desastre mundial que fue la burbuja inmobiliaria no es difícil de seguir. Aquí nuevamente, el truco básico fue una reducción en los estándares de seguros, aunque en este caso los estándares no se referían a OPVs sino a las hipotecas. Durante muchas décadas los agentes de hipotecas insistían en que los compradores de pisos pudieran entregar un adelanto de al menos el 10% del valor de su casa, además de demostrar unos ingresos estables, una buena clasificación crediticia y además tuvieran un nombre y apellido verdadero. Posteriormente, con el inicio del nuevo milenio, repentinamente arrojaron todo por la ventana y comenzaron a firmar hipotecas en servilletas a camareras en bares y ex-convictos que tuvieran cinco dólares y una barra de chocolate.

Nada de esto podría haber sido posible sin bancos de inversión como Goldman, quienes crearon vehículos para empaquetar estas hipotecas deplorables y venderlas en masa a compañías aseguradoras y fondos de pensión sin sospecha alguna. Esto creo un mercado masivo de deuda tóxica que no había existido nunca antes; en los viejos tiempos, ningún banco hubiera deseado la hipoteca de un ex convicto adicto en sus libros, sabiendo que era muy probable que fracasara. No se pueden otorgar estas hipotecas, en otras palabras, a menos que se vendan a alguien que no sabe de qué se tratan.

No es que Goldman estuviera personalmente en riesgo. El banco podría estar otorgando estas hipotecas deplorables y totalmente irresponsables de firmas que estuvieran por debajo del estado de mafioso como Countrywide y vendiéndolas a municipalidades y fondos de pensiones – personas mayores, por amor de Dios – pretendiendo todo el tiempo que no se trataban de inversiones de grado D (alto riesgo). Pero incluso cuando lo hacía, tomaba posiciones a corto plazo en el mismo mercado, en esencia apostando contra la misma basura que vendía. Lo que es incluso peor, Goldman alardeaba de ello en público. El sector de hipotecas continúa siendo desafiado,” David Viniar, el gerente financiero del banco, alardeó en 2007. “Como resultado, tomamos importantes descuentos en nuestras posiciones de inventario a largo plazo, … Sin embargo, nuestros prejuicios de riesgo en ese mercado nos indicaban actuar a corto plazo, y esa posición neta a corto plazo resultó rentable.” En otras palabras, las hipotecas que vendía eran para los tontos. El dinero real estaba en apostar contra esas mismas hipotecas.

Los efectos de la burbuja inmobiliaria son conocidos condujo más o menos directamente al colapso de Bear Stearns, Lehman Brothers y AIG, cuya cartera tóxica de de canjes de crédito en gran parte estaba formada por los seguros que bancos como Goldman habían comprado contra sus propias carteras inmobiliarias. De hecho, al menos $1,3 mil millones de dinero de los contribuyentes otorgado a AIG en el rescate en definitiva fue a Goldman, lo que significa que el banco ganó dos veces en la burbuja inmobiliaria: defraudó a los inversores que compraron sus obligaciones de deuda centralizada (CDO) apostando contra su propio producto fraudulento, y luego cambió su posición y defraudó al contribuyente haciéndole pagar esas mismas apuestas.

BURBUJA N.° 4
LA GASOLINA A 1 € (El Galón a 4$)

A comienzos de 2008, el mundo financiero estaba alborotado. Wall Street había pasado las últimas dos décadas y media produciendo un escándalo tras otro, lo que no dejaba mucho sin manchar para vender. Los términos bonos basura, OPV, hipoteca subprime y otros contenidos financieros alguna vez candentes ahora se asocian firmemente en la mente pública con engaños; los términos canjes de crédito y obligaciones de deuda centralizada (CDO) estaban a punto de unirse a ellos. Los mercados de crédito estaban en crisis, la palabra sagrada que había sostenido la economía de fantasía a lo largo de los años de Bush, la noción de que los precios inmobiliarios nunca bajarían, ahora se convirtió en un mito totalmente explotado, dejando a Wall Street en busca de un nuevo falso paradigma a que aferrarse.

¿Hacia dónde ir? Con el público reticente a colocar dinero en cualquier cosa que luciera como un instrumento de inversión, Wall Street tranquilamente transfirió su casino al mercado de los productos físicos – productos que se pudieran tocar: maíz, café, cacao, trigo y, por sobre todo, productos energéticos, especialmente petróleo. En conjunción con la declinación del dólar, la crisis crediticia y la crisis inmobiliaria ocasionaron un “vuelco hacia los productos.” Los futuros de petróleo en particular treparon a las nubes, y el precio del barril subió  de unos $60 a mediados de 2007 hasta $147 en el verano de 2008.

¿Entonces qué ocasionó este pico pronunciado en los precios del petróleo? Adivinemos… Obviamente Goldman ayudó, aunque hubo otros jugadores en el mercado de los productos físicos. La causa raíz estuvo estrechamente relacionada con el comportamiento de unos pocos actores poderosos que determinó el giro de un mercado alguna vez sólido en un casino de especulación. Goldman lo hizo persuadiendo a los fondos de pensiones y otros grandes inversores institucionales que invirtieran en futuros de petróleo – accediendo a comprar petróleo a un precio determinado en una fecha fija. El empuje transformó el petróleo de un producto físico, rígidamente sujeto a la oferta y demanda, en algo en que apostar, como una acción. Entre 2003 y 2008, la cantidad de dinero de especulación en productos creció de $13 mil millones  a $317 mil millones, un aumento del 2.300 por ciento. Para 2008, un barril de petróleo se comerciaba 27 veces, en promedio, antes de que fuera realmente entregado y consumido.

Como suele ser el caso, se han implementado leyes de la era de la depresión destinadas específicamente para impedir este tipo de acciones. El mercado de productos fue destinado en gran parte para ayudar a los estafadores: Un productor preocupado acerca de futuras caídas en el precio podría contratar para vender su maíz a un precio determinado para una entrega futura, que lo haría preocuparse menos acerca de acumular existencias de su maíz. Cuando nadie compra maíz, el productor podría vender a un intermediario conocido como “especulador tradicional,” quien almacenaría el grano y lo vendería posteriormente, cuando volviera la demanda. De esa forma, siempre habría alguien que compre sus productos al productor, incluso cuando el mercado temporalmente no necesitara sus cosechas.

Para 2008, al menos tres cuartos de la actividad en las bolsas de productos era especulativa, según un miembro del congreso que analizó las cifras – y eso probablemente es un cálculo conservador.

Pero no fue el consumo de petróleo real lo que hizo subir los precios – fue el comercio del petróleo en papel. Para el verano de 2008, de hecho, los especuladores de productos habían comprado y acumulado suficiente petróleo a futuro para completar 1,1 mil millones de barriles de crudo,  lo que significaba que los especuladores debían más petróleo a futuro en papel que el petróleo real físico almacenado en todos los tanques de almacenamiento comercial del país y la Reserva Estratégica de Petróleo combinados. Fue una repetición de la locura de Internet y la burbuja inmobiliaria, cuando Wall Street infló las ganancias actuales vendiendo acciones a un precio futuro de fantasía de precios cada vez más altos.

En lo que ahora es un patrón dolorosamente conocido, la sandía de los productos de petróleo golpeó la acera en el verano de 2008, ocasionando una masiva pérdida de patrimonio; los precios del crudo cayeron de $147 a $33. Nuevamente los grandes perdedores eran las personas comunes ya que los grandes especuladores salieron a tiempo.

BURBUJA N.° 5
ESPECULACIÓN CON EL PLAN DE RESCATE

Después de que la burbuja explotó el otoño pasado, no surgió una nueva burbuja para mantener las cosas funcionando – esta vez, el dinero parece haber desaparecido, al igual que la depresión mundial. Entonces el safari financiero se dirige a otro lado, y el gran juego en la cacería se ha convertido en el grupo restante de capital tonto y sin protección que queda para alimentarnos: dinero de los contribuyentes. Aquí, en el más grande rescate de la historia, es donde Goldman Sachs realmente comenzó a flexibilizar sus músculos.

Comenzó en septiembre del año pasado, cuando el entonces Secretario del Tesoro Paulson tomó una serie de decisiones importantes. Aunque ya había diseñado un rescate de Bear Stearns unos meses antes y había ayudado a rescatar a los prestamistas casi privados Fannie Mae y Freddie Mac, Paulson decidió permitir que Lehman Brothers – uno de los últimos competidores reales de Goldman – quebrara sin intervención. (“El estado de superhéroe de Goldman quedó intacto,” dice el analista de mercado Eric Salzman, “y un competidor de la banca de inversión, Lehman, se retira.”) Al día siguiente, Paulson dio luz verde a un rescate masivo de $85 mil millones de AIG, que rápidamente se recuperó y devolvió los $13 mil millones que adeudaba a Goldman. Gracias al esfuerzo del rescate, el banco terminó obteniendo el pago completo de sus deudas incobrables: En contraste, los trabajadores retirados de la industria automotriz esperando el rescate de Chrysler tendrán suerte si reciben 50 centavos por cada dólar que se les adeuda.

Y esta es la conclusión. Después de desempeñar un papel principal en cuatro grandes catástrofes de burbujas históricas, después de colaborar a que $5 billones en patrimonio desaparecieran de NASDAQ, después de distribuir miles de hipotecas tóxicas sobre retirados y ciudades, después de ayudar a subir el precio del combustible hasta $4 el galón y empujar a 100 millones de personas en todo el mundo al hambre, después de asegurar decenas de miles de millones de dólares de contribuyentes a través de una serie de rescates previstos por su anterior gerente general, ¿qué devolvió Goldman Sachs al pueblo de los Estados Unidos en 2008?

– Catorce millones de dólares.

Esto es lo que la firma pagó en impuestos en 2008, una tasa impositiva efectiva de exactamente el uno por ciento.

BURBUJA N.° 6
CALENTAMIENTO GLOBAL

Adelantémonos hasta hoy. Es el principio de Julio y Barack Obama, un popular y joven político cuyo principal donante privado de campaña fue un banco de inversión llamado Goldman Sachs – sus empleados pagaron unos $981.000 para su campaña –  reside en la Casa Blanca. Habiendo navegado sin dificultad en el campo minado de la política en la era del rescate, Goldman nuevamente vuelve a los viejos negocios, generando vacíos legales en un mercado recién generado por el gobierno con la ayuda de un nuevo conjunto de académicos ocupando puestos gubernamentales clave.

El nuevo mercado del crédito del CO2 es una repetición virtual del casino del mercado de productos que ha sido generoso con Goldman, excepto que posee una característica deliciosa: Si el plan sale como se espera, el aumento en los precios será determinado por el gobierno. Goldman ni siquiera deberá especular en el juego. Será especulado por adelantado.

Así es como funciona: si el proyecto de ley se aprueba, se establecerá límites para las plantas de carbón, servicios, distribuidores de gas natural y muchas otras industrias sobre la cantidad de emisiones de CO2 (también conocidos como gases de efecto invernadero) que pueden producir por año. Si las compañías suben su asignación, podrán comparar “asignaciones” o créditos de otras compañías que han logrado producir menores emisiones: El Presidente Obama conservadoramente estima que alrededor de $646 mil millones de créditos de CO2 serán subastados en los primeros siete años; uno de sus principales asistentes económicos especula que el número real podría duplicarse o incluso triplicarse.

La característica de este plan que posee un atractivo especial para los especuladores es que el “límite” de CO2 será continuamente reducido por el gobierno, lo que significa que los créditos de CO2 serán cada vez más escasos con cada año que pasa. Lo que significa que se trata de un nuevo mercado de productos donde se garantiza un aumento del precio del producto principal negociado a lo largo del tiempo. El volumen de este nuevo mercado aumentará en un billón de dólares al año; para comparar, las ganancias anuales comparadas de todos los proveedores de electricidad en EE. UU. suman $320 mil millones.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (133 votos, media: 4,62 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 7 de julio de 2009 con 260 comentarios.

260 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 2 3 4 5 [6] Mostrar todos

# 251, ICG
7 de julio de 2009, a las 23:44

# 249 , santi27
7 de Julio de 2009, a las 23:29.
Ya se que soy pesado pero vuelvo a repetir que un gobierno o un pais no puede quebrar, un pais no es una empresa, no puede despedir gente, no genera beneficios o perdidas, la finalidad del gobierno no es lucrarse “o no debería ser” seria el caso en grande de una comunidad de propietarios o incluso de una asociación sin animo de lucro.
=========
 
Hola Santi. Que no te moleste pero… un país sí quiebra. Que te lo diga Droblo. Mira lo que pasó en Argentina, en Islandia, en Irlanda… etc.
Y sí echan a gente… FUNCIONARIOS.
Estate al loro que en junio de 2010 vas a flipar.

# 252, ICG
7 de julio de 2009, a las 23:46

# 244 , Soy pobre
7 de Julio de 2009, a las 22:53.

# 243 , ICG
Porque tu lo digas no se acaba en el 2011, iluminao que eres un iluminao.
Me fio tanto de tus pronosticos como los de Rappel o la bruja Lola
===========
Tiempo al tiempo amigo…… por cierto, puede ser que en 2011 tengas que cambiar tu nick a uno que ponga “Soy muy pobre”.

# 253, Soy pobre
8 de julio de 2009, a las 0:06

# 251 , ICG
TRanquilo no creo que se de esa breba, por cierto a ver si no cambias tu por “no se lo que digo” aunque cambias a todas horascon varios nicks.
 
Bueno te dejo con tu secta para que prepareis vuestro suicidio ritual porque se acaba el mundo.

# 254, santi27
8 de julio de 2009, a las 0:21

A mi no me molesta, no existe la quiebra de los países a eso le llamamos “Guerra” y solo te pido que recemos porque eso no ocurra aunque pasemos hambre, frio y estemos al borde del canibalismo.

Mira hay armas para destruir 5 veces el mundo y eso sin contar las nucleares.

Mi abuelo mato a mucha gente el guerra en la batalla del Ebro y cuando te digo mucho es mucha y prefiero morirme de hambre en medio de la calle con mis mujer y mis hijos que pasar por lo que el paso, eso lo tengo claro.

ICG, te lo repito no existe lo que tu proclamas, mucho antes entraríamos en guerra. No te has dado cuenta, Zapatero en España, Sarcosi en Francia, Brown en Inglaterra, en USA un gobierno de izquierdas y la derecha triunfando en Europa. La pregunta es nos ayudaran están vez o dejaran que se masacren 3 millones Españoles antes de darse cuenta que la han cagado, PORQUE SI ESPAÑA SE VA A LA MIERDA EUROPA VA DETRÁS.

# 255, Anónimo
8 de julio de 2009, a las 0:27

y para acabar el dia ICG QUE TE DEN POR CU.LO

# 256, marian
8 de julio de 2009, a las 0:43

hola sr. Notario,
espero q te acuerdes y sino se lo preguntas a Roberto..pensé q era de coña la pagina. Estoy en total acuerdo contigo, aunq esté al lado de la banca.
Espero q estuviera buena la tarta, como se lo curra vuestro amigo
besos..no me extiendo más q esto es serio

# 257, Javier
8 de julio de 2009, a las 18:33

excelente artículo. Ya habí leído algunas cosas similares, pero no tan clarificadoras como ahora. excelente de verdad.

# 259, SANTIBAC
23 de noviembre de 2009, a las 1:23

Está claro lo de la estafa, pero lo que no esta tan claro lo de la obligatoriedad de la misma. Es lógico que nuestras modernas ciudades si tienes que ir a trabajar cojas el coche y el correspondiente gasto de gasolina, es lógico que si quieres una casa, te muevas hasta poder comprarla y es lógico que si tienes una buena idea y alguien te la compra para ganar dinero en internet pues las vendas. Lo que quiero decir es que bancos como golmand no están solos en esta conspiración para esclavizarnos, nosotros somos víctimas y verdugos de todos los que viven en este planeta pues aceptamos y nos resignamos a sus reglas. Las personas ya no somos coaccionadas por la policía o el ejército, ni tan siquiera la televisión o los medios de comunicación hacen mella en  la documentada experiencia que cada uno como individuo puede tener en su comunidad. Todos formamos parte de un todo que resulta no ser más que una mentira, un sueño donde muchos pierden y pocos ganan. Pero no seamos cínicos, no responsabilicemos a estos chupa cuellos por inventar un modo de desarrollo pues nadie puede negar que el mismo va unida a la creación de dinero nuevo o deuda, como lo quieran llamar. Todo el mundo sabe que cuando comienza una hipoteca, primero paga intereses y luego capital, ese capital es ridículo y la parte que he aceptado pagar para tener una casa en propiedad. Ahora ¿porque lo acepte?, ¿tenia otra opción?, por supuesto que sí. Todos tenemos otra opción y esa opción puede ser paulatina o radical. La opción de no pagar las deudas, es la opción que llevaría a los bancos como golmand a la más profunda crisis, si nadie pagara durante 4 meses su hipoteca ni sus préstamos, ni sus tarjetas de crédito. Si cada producto que ha sido adquirido mediante un crédito financiero fuera dejado en estado de Huelga, como presión a su injusto fin, veríamos un mundo totalmente diferente, donde esos señores que controlan el flujo de dinero se vieran obligados a cambiar el modelo de crecimiento de los países emergentes que es en definitiva la madre de todas las Batallas. Pero a estos países emergentes no se les colocara la más alta tecnología en cuanto a infractuturas que recojan el mínimo gasto en pro de la ciudadanía, no, las inversiones se harán hacia empresas con obsoletos planes que meterán toda ese gigante basurero de productos e ideas que aunque caras han sido bastante rentables para la especulación. ¿Porque funciona una empresa?, porque vende sus productos a un precio rentable y competitivo. Que competencia cree usted que puede tener una empresa como telefónica para instalar o comprar la infractutura de un país emergente, ¿cree usted que instalarían grandes redes wifi como en Francia o postes con cables? Yo imagino mas un África llena de cables que una con tecnología wifi para toda la ciudad. Está claro que al final es el consumidor final el que tiene la última palabra pero el hombre como individuo solitariamente no puede hacer nada. Sin una gran masa de gente que se unan en un gran altavoz para decirles a todos que dejen de pagar como medida de presión para que los intereses se revisen mensualmente, para que los beneficios se declaren en conformidad al patrimonio acumulado por una sola persona o entidad, la obligatoriedad de las mismas en invertir en el desarrollo eficaz de los países mas subdesarrollados, el abandono de los gobiernos a proteger lo que ellos creen que es la manera de conseguir inversión para su propio desarrollo. Es curioso como analizando un día la posibilidad que tiene un banco de crear dinero nuevo a través de los intereses como me di cuenta que es necesario para las nuevas personas que se incorporan a la vida a través de nuestra reproducción. Es bien sabido que somos muchos más que hace varios siglos y que por lo tanto se necesita mas dinero que el que circulaba por entonces pero es la voracidad con la que el reparto va hacia un solo lado, es lo inaceptable de los niños y mayores que se mueren de hambre en todo el planeta, donde las reglas del juego están hechas para defender la propiedad y el sistema de garantías por encima de las vidas humanas que se lleva el mismo sistema por delante. Es injusto, reproblable e increíble que yo pueda ir a la cárcel por robar para comer, o que un niño en áfrica se muera de hambre por no tener las toneladas de basura que tiramos a mano. Todo esto es una locura, y los locos somos nosotros, los que seguimos observándolo todo sin hacer nada de nada, más que escribir un alegato de reflexión sobre el verdadero poder de la gente que tiene deudas (que en definitiva no es más el dinero que el banco nos presto), de no pagarlas como protesta y de no hacer frente a las mismas hasta que un cambio radical nos convierta en los que somos cuando nacemos, seres vivos que tenemos el don de la inteligencia.

# 260, colman
28 de septiembre de 2011, a las 11:44

Dios. que buen articulo , llevo contando estas historias desde hace años. y las veo ahora resumidas y bien documentadas y me ha encantado..
 
parece que o me conoces o me has copiado o pensamos EXACTAMENTE IGUAL (obviamente me decanto por la tercera. jajaj)

Páginas: « 1 2 3 4 5 [6] Mostrar todos

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies