Los inspectores de Hacienda prevén más subidas de impuestos para poder cuadrar las cuentas públicas
Euribor
Euribor hoy: -0,129%
Media mes: -0,136%
Prima de riesgo: 115,3
IBEX35: 8.886,10 (-0,45%)


Los inspectores de Hacienda prevén más subidas de impuestos para poder cuadrar las cuentas públicas

La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) considera que las nuevas previsiones económicas presentadas por el Gobierno el pasado viernes revelan que será necesario acometer una subida “sustancial” de impuestos para cuadrar las cuentas públicas.

Según los inspectores de Hacienda, será necesario llevar a cabo una subida de impuestos de, al menos, 15.000 millones de euros, el 1,4% PIB, para poder cuadrar las cuentas presentadas por el Gobierno. Si este porcentaje se concentrara en el IRPF, explican que supondría más de un 20% de la recaudación actual de este tributo.

“Es más que posible que la subida de impuestos sea indispensable, pero desde luego también lo es que las autoridades políticas y económicas lo expliquen claramente a los ciudadanos, ya que, en definitiva, son quienes pagan impuestos”, indican los inspectores.

En este sentido, consideran que si el Gobierno no hace un “esfuerzo colosal” por invertir el fraude fiscal, no le va a quedar otra opción de política económica que aumentar, “más de lo que ya lo ha hecho”, los impuestos especiales e incrementar las retenciones de las nóminas, donde el fraude es “considerablemente inferior”.

En opinión de los inspectores, este incremento “casi irremediable” en los impuestos indirectos y del IRPF no sólo sería “sumamente injusto”, sino que podría ser también “completamente insuficiente para afrontar el terrible desequilibrio presupuestario actual”.

EL RECORTE DE DEDUCCIONES NO SERÍA SUFICIENTE.

La organización recuerda que ni la medida anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de limitar a partir de 2011 la deducción por inversión en vivienda habitual, que podría suponer un ahorro para las arcas públicas superior a 4.000 millones de euros, ni limitar la deducción de 400 euros a las rentas más bajas (ahora el coste es de 6.000 millones), sería suficiente para acometer este desfase.

De momento, el Gobierno ha elevado los impuestos especiales que gravan el consumo de tabaco e hidrocarburos y ayer mismo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que este año no se acometerán nuevas subidas de impuestos. Sin embargo, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha afirmado en varias ocasiones que los Presupuestos de 2010 acometerán cambios en algunas figuras tributarias.

El nuevo cuadro macroeconómico del Ejecutivo contempla un déficit público del 9,5% este año, que se reducirá, según las estimaciones oficiales, hasta el 7,9% en 2010 y al 5,2% en 2011, lo que exigirá o bien llevar a cabo un importante recorte de gastos o bien incrementar la recaudación, dado que la economía no volverá a terreno positivo hasta 2011.

Con este panorama, los inspectores de Hacienda afirman que, a pesar de que las nuevas previsiones suponen un “baño de realismo económico”, el Gobierno debería explicar “con claridad y detalle el nivel de sacrificio que se va a pedir a los españoles”. Para 2010, una reducción de 1,6 puntos en el déficit (del 9,5% previsto este año al 7,9% en 2010) supondría alrededor de 17.000 millones de euros.

Sin embargo, añaden, la reducción del gasto público contemplada en el techo de gasto aprobado el pasado viernes en el Consejo de Ministros ascendía a cerca de 9.000 millones de euros. En consecuencia, “se fía” otros 8.000 millones de euros al incremento de la recaudación de impuestos.

Así las cosas, los inspectores señalan que con una caída del PIB prevista del 0,3% en 2010, cabría esperar una reducción de la recaudación, no un aumento. Además, recuerdan que el incremento de paro supondrá menores cotizaciones a la Seguridad Social y menor recaudación por IRPF, debido a que el desempleo ya ha alcanzado a personas de renta media que sí pagan este impuesto.

Asimismo, en 2009 se pagará el Impuesto de Sociedades con cargo a los beneficios de 2008, que ha sido “el peor año que se recuerda” en cuanto a beneficios empresariales, según la organización de inspectores de Hacienda.

En la misma línea, estiman que se registrará una caída del consumo y no habrá inflación, con lo que el comportamiento del IVA, tampoco será positivo. En consecuencia, concluyen que la recaudación impositiva será inferior en 7.000 u 8.000 millones de euros a la del año en curso.

EL FRAUDE FISCAL CRECE EN ÉPOCA DE CRISIS.

Por todo ello, los inspectores de Hacienda del Estado echan en falta una referencia al “imprescindible esfuerzo” que se debería hacer en la lucha contra el fraude fiscal y contra la economía sumergida. En este último año y medio, señalan que la recaudación fiscal ha disminuido a un ritmo “muy superior” a cualquier otra variable y esta disminución se ha concentrado en impuestos como el IVA y, especialmente, en el Impuesto de Sociedades, sobre el que existe una menor percepción de control.

En este sentido, advierten de que en época de crisis y dificultades de financiación, lo primero que se deja de pagar son las deudas con Hacienda, bien solicitando aplazamientos, como ha ocurrido en los últimos meses, bien defraudando a Hacienda y a la Seguridad Social, como también ha sucedido.

La Organización de Inspectores viene denunciado reiteradamente la “escasez” de medios materiales y humanos para luchar contra el fraude fiscal, la necesidad de modificaciones legislativas que eviten o dificulten el fraude y la creación de unidades especializadas en la persecución de estructuras fiscales complejas y en la utilización abusiva de paraísos fiscales, así como la creación de una policía fiscal.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votos, media: 4,83 sobre 5)

Escrito por Europa Press el 18 de junio de 2009 con 6 comentarios.

6 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, Cat Boy
18 de junio de 2009, a las 17:13

Después de más de un año de crisis aguda, ya llega el tiempo de los “sacrificios”. Vaya, parece que los gobiernos que han tenido que rescatar a bancos e instituciones varias tendrán que ser ahora rescatados por los ciudadanos de a pie. Encima que vayan los inspectores de hacienda a controlar si las familias que “viven” con las “ayudas” de 400 euros del paro realizan algo de economía sumergida…

Ya podemos empezar a temblar: ¿¿¿economia en decrecimiento + paro + subida de impuestos + recorte de gasto público = recuperación económica ??? No sé, no sé, me parece que en la asignatura de macroeconomía no funcionaba así. A ver quién será el valiente que arreglará todo esto. :)

0
# 2, ja!
18 de junio de 2009, a las 17:52

Solucion: si todos los inspectores de hacienda se pusieran ha hacer su trabajo, que es inspeccionar, y no estar matando moscas con el culo, es posible que los peces gordos no timaran.
Si los politicos redujeran su salario o sueldo, eliminando dietas excesivas y sin sentido.
Si se redujera el numero de diputados, senadores que lo unico , si hay suerte, que hacen es calentar escaño.
Si despues de “jubilarse” los expresidentes no se les pagara una pension vitalicia.
Si etces etces…..
Seguro que no seria tan grave la situacion economica, pero claro se toca el bolsillo de los que deciden y eso es pecado.., no?
 
 

0
# 3, SCDL
19 de junio de 2009, a las 11:47

ENCUESTA

Pulgar arriba- Nos suben los impuestos

Pulgar abajo-Los impuestos nos suben

0
# 4, Anónimo
19 de junio de 2009, a las 12:39

Esto se veia venir. Tanto talante al final lo vamos a pagar todos. Es increible como ha quedado España. Hemos pasado de ser Europa a que nos llamen Al-andalus y nos confundan con Marruecos.
Y lo peor es que parece que Europa se va a recuperar y España se va a quedar, marcando aun mas diferencias.

0
# 5, Anónimo
19 de junio de 2009, a las 13:16

El país de la pandereta

0
# 6, Juanjo
19 de junio de 2009, a las 18:11

Si se suben los impuestos, se restringe la liquidez disponible del ciudadano, por tanto, inevitablemente, pasarán dos cosas: o todo tiene que bajar de precio (deflación) donde el consumo se restringe esperando que todo siga bajando o, bien, el consumo se restringe por narices, con lo cual baja la recaudación por IVA, las empresas echan gente a la calle o echan el cierre, aumenta el paro, más prestaciones sociales, más gasto público, más gente pobre sin prestaciones y más delincuencia e inseguridad en las calles…

Vamos, que como dice Felipe González, del PSOE, pero no preso de encuestas, elecciones ni nada y con la vitola de ex Presidente: podemos estar en el fondo 10-12 años, como en Japón, que ya llevan 12-15 años así. No sé si hemos tocado fondo, pero cuando lleguemos, nos vamos a arrastrar por el fondo y a reptar a base de bien por MUCHO, MUCHO tiempo.

0

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies