Euribor hoy: -0,192%
 Media mes: -0,191%

Prima de riesgo: 118,8
IBEX35: 10.010,40 (-0,78%


A vueltas con la clausula suelo

Se dice que el ser humano es el único animal que se tropieza dos veces en la misma piedra y, a veces, sobre todo en lo que se refiere al mundo financiero, esas dos pueden convertirse en un buen puñado.

Eso es lo que se puede deducir del reciente estudio publicado por el comparador financiero HelpMyCash, según el cual, de una encuesta en la que han participado 470 personas, se demuestra que la educación financiera de los ciudadanos de nuestro país tiene lagunas importantes. Tanto es así que el 41,1% de los encuestados no saben lo que es la cláusula suelo, a pesar del amplio tratamiento en los medios de comunicación.

Tanta es la repercusión que ha tenido y tiene, que la declaración de nulidad del suelo hipotecario incluso obligó al Gobierno de la nación a tomar medidas para evitar el colapso de los juzgados, pues se calcula que hay unos 3,5 millones de hogares afectados por la aplicación abusiva de esta cláusula. En concreto, se decretó una vía extrajudicial para tramitar las reclamaciones y se crearon ex profeso 54 juzgados especializados para resolver litigios sobre cláusulas suelo.

De hecho, según HelpMycash.com, un hogar con una hipoteca media de 150.000 euros a 30 años firmada en 2007 habría abonado unos 16 mil euros de más por culpa de la cláusula suelo. Estos cálculos se han hecho en base a un interés de Euribor más 0,5 % y un límite mínimo (un suelo) del 3,5 %. Lo curioso del caso es que puede haber familias que estén pagando esta cláusula y aun no lo sepan siquiera. Por otro lado, el impacto estimado por el Banco  de España sobre el sistema financiero asciende a 4.000 millones de euros.

El problema, además de la falta de interés o de cultura financiera del usuario medio, también podría venir del hecho de que muchos bancos utilizaron otros tecnicismos para establecer un límite mínimo en el tipo aplicado. Entre los más empleados, encontramos expresiones como límite a la variabilidad, horquilla de interés, túnel de interés, tipo de interés mínimo o acotación mínima de interés.

La cláusula suelo en un préstamo hipotecario se define como el porcentaje mínimo de interés que se aplicará a las cuotas que el prestatario tenga que pagar. Es decir, la entidad bancaria incluiría esta cláusula para asegurarse un mínimo de tipo de interés en el cálculo de la cuota hipotecaria.

La gran mayoría de las hipotecas contratadas en España se realizan utilizando como índice de referencia el Euribor y añadiéndole a éste un diferencial. Si en el contrato se firma una cláusula suelo muy alta o, como es el caso, el Euribor se desploma, entraría en aplicación este tipo de interés mínimo. Es pues, en este caso, una protección para la entidad bancaria ante variaciones a la baja del índice de referencia.

Pero también existe en este tipo de contratos un concepto que es la cláusula techo, que limita el porcentaje máximo que se podrá aplicar a la liquidación del préstamo. Esta cláusula, que serviría de defensa al usuario frente a una subida salvaje del índice de referencia, conviene también tenerla clara y revisada, ya que, si es demasiado alta nunca servirá de protección, ya que los valores predecibles del Euribor pueden ser que nunca lleguen a esos porcentajes.

Hay que decir que, en principio, estas cláusulas son legales al estar incluidas en el contrato firmado por el cliente, pero han de ser pactadas y convenientemente conocidas por el usuario. De hecho, las sentencias que anulan dichas estipulaciones se hacen porque no ha habido un acuerdo para establecerlas y presentan las circunstancias descritas anteriormente: suelo demasiado alto y techo también excesivamente alto, lo que al final redunda siempre en un beneficio para el banco y no una protección para el cliente frente a las oscilaciones del índice de referencia.

Las clausulas suelo son el producto que más fricciones ha generado en los últimos años entre bancos y clientes. De hecho, supusieron el 46% de las reclamaciones al Banco de España en el 2.015 y un 27% (3.954) el 2.016. Además, estas reclamaciones han sido de las más disputadas por los servicios jurídicos de las entidades bancarias, muy reacias a rectificar las condiciones de sus hipotecas a pesar de la Sentencia del Tribunal Supremo 9 de mayo de 2013 declarando nulas las cláusulas suelo, aunque con un límite a la retroactividad a mayo del 2.013.

El mazazo para las entidades bancarias llegó de la mano de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 21 de diciembre de 2016, que estableció la retroactividad total desde la fecha de inicio de la hipoteca. A partir de ahí, asociaciones y organizaciones como FACUA, OCU o ADICAE han liderado las demandas contra la banca. El hecho de que la mayor parte de las sentencias hayan resultado favorables para los demandantes ha motivado que la mayor parte de las entidades bancarias se allanen a lo solicitado sin llegar a litigar.

La reciente aprobación por parte del Gobierno del Proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario, es decir, la nueva ley hipotecaria, implementa las directrices de la Unión Europea en lo referente a protección del consumidor. El siguiente paso será la tramitación parlamentaria, que seguramente contará con numerosas enmiendas, pero el ejecutivo prevé que, gracias al acuerdo con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria, podrá entrar en vigor el primer semestre de 2.018.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votos, media: 3,53 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 7 de noviembre de 2017 con 55 comentarios

10 años ya, ¿Y ahora qué?

Continuando con el décimo aniversario del comienzo de la crisis del que hablamos hace algunos lunes, el presente no pinta mal ya que si miramos los datos macro ésta parece superada a nivel global y en concreto en las mayores economías el PIB está en máximos, así como el PIB mundial, y la tasa de paro en Japón, Alemania, Reino Unido, los EUA… está en zona de mínimos históricos:

y en su conjunto el mundo parece estar mejor ahora que hace 10 años. Pero claro, si rascamos vemos que hay muchas naciones, España por ejemplo, que se han quedado atrás y que hay millones de personas, especialmente en Europa y los EUA, que viven peor y que además tienen la sensación de ofrecer un peor futuro a sus hijos. Y sin rascar nada, vemos el gran elefante en la habitación: la deuda. Hoy trataremos de ella.

Es evidente cómo se han superado las dificultades financieras estos años: los bancos centrales han ayudado con sus políticas ultra-expansivas a abaratar el endeudamiento tanto con bajadas de tipos de interés como con inyecciones de liquidez como con aumentos de sus balances. Es decir, el sistema ha seguido vivo y se ha recuperado gracias a más deuda y ésta ha podido ser absorbida gracias a unas políticas nunca vistas antes, que se están prolongando mucho más de lo que se esperaba y de las que no conocemos sus consecuencias a medio y largo plazo aunque hayan sido evidentes los beneficios a corto.

En mi opinión, el mayor riesgo de que haya tanta deuda, concentrada además en emisores públicos, es lo que pasará cuando llegue la próxima crisis, ya que siendo el modelo el mismo y habiendo sido cíclicas hasta ahora, no hay motivo para pensar que no vendrá otra pronto. España puede ser un gran ejemplo: nos hemos mantenido, y a duras penas, gracias a aumentar la deuda pública en 700 mil millones de € en 10 años, algo que pudimos hacer, incluso antes de la ayuda del BCE, porque el ratio deuda/PIB era del 40%. Ahora que lo tenemos en el 100%, ¿Cómo sobreviviremos a la siguiente recesión, de dónde sacaremos recursos cuando acabe este ciclo expansivo? Es decir, el objetivo es reducir la deuda y la pregunta es cómo

El método alemán, quizás el ideal pero difícilmente exportable, es seguir creciendo sin déficits, de este modo el ratio deuda/PIB se reduce, y así ha pasado allí. Por desgracia es un caso casi único.

Otra opción es el método japonés: su banco central lo compra todo y no tiene ningún plan de finalizar esas compras, asume que su deuda pública supere el 200% del PIB (el doble si incluimos las privadas) sin remordimiento. Todo es una gran mentira porque el BOJ crea dinero de la nada con la excusa de que lo que compra será devuelto pero nunca se devuelve ya que se renueva antes de que venza. Es tentador pero también parece difícilmente exportable: allí los japoneses financian con sus propios ahorros (a veces hasta pagando intereses por la deuda que compran) al estado y apenas necesitan inversores extranjeros. Para mi es una bomba de relojería que acabará estallando.

Entre medias de estas dos opciones se encuentra lo que está haciendo la FED hace tiempo y el Banco de Inglaterra desde hace menos y se supone acabará haciendo BCE: cuando la economía lleve un tiempo mejorando, dejarán de comprar activos, subirán tipos y reducirán balances hasta volver a una situación similar a la de hace 10 años. Muy muy complicado que esto ocurra antes de que haya otra crisis y además tiene otro problema: debido al alto coste del estado del bienestar en Europa, para nosotros es mucho más difícil que para los EUA mejorar las cuentas públicas y reducir los déficits presupuestarios sin la ayuda de un banco central que reduzca el coste en intereses de nuestra deuda pública.

Esto es lo que se está haciendo, la próxima semana veremos un par de opciones más radicales para reducir la deuda o más bien convivir con ella, que están muy relacionados con la no-independencia de los bancos centrales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (38 votos, media: 4,21 sobre 5)

Escrito por Droblo el 6 de noviembre de 2017 con 81 comentarios

La semana en los mercados

Llevamos semanas que es difícil contar de la actualidad sin citar el lío catalán pero por vez primera en semanas, Cataluña es más noticia por lo que no ha pasado que por lo que sí. Y es que la noticia es que, contra lo que el bando independentista llevaba diciendo años, ningún país ha reconocido la independencia de Cataluña y la respuesta del estado a la DUI no ha sido un desfile de tanques por la Diagonal. Los mismos que dijeron que no se irían ni empresas ni bancos, han vuelto a fallar cuando afirmaban que habría reconocimiento internacional y han exagerado el cálculo confiando en una sobrerreacción del gobierno central pero desde luego yo me he equivocado creyendo que, tras años queriendo declarar la independencia, los que la declararan iban a hacer algo por hacerla efectiva. Y no ha sido así, ni una sola medida han tomado que pueda servir para fundar un estado, su única política activa es el victimismo.

Quizás es que la lógica se ha impuesto y los mismos que promulgaron la DUI han visto que la alternativa a la situación actual es tan incierta y peligrosa que ha sido mejor esta sumisión real –aunque finjan otra cosa- al 155 que tanto criticaban. De hecho, los partidos independentistas mantienen sus senadores y diputados en Madrid y se animan a participar en las próximas elecciones autonómicas; es decir, por más que quieran disfrazarlo, están asumiendo que el viaje iniciado les ha llevado a ninguna parte salvo a una peor situación social y económica en Cataluña. Hay muchas cosas que arreglar que se han deteriorado (por ejemplo, el otro día escuché que tras los incidentes del 1-O  muchas operaciones conjuntas de mossos y policía nacional que afectan a temas importantes de seguridad, se paralizaron) y que quizás nunca se solucionen. Espero que los culpables reciban su castigo en las urnas no sólo por lo que han hecho las últimas semanas, también por su falta de autocrítica y por no pedir perdón a los que se creyeron sus mentiras. Una vez más, confiar en los políticos es un error: defiendan lo que defiendan, por muy cercanos que sean a nuestra ideología personal, hay que recelar de todos ellos.

Eso es quizás lo que más me preocupa ahora, y por lo que no estoy tan tranquilo a pesar de la calma de estos días: no será fácil gestionar la frustración de tanta gente. Eso, y que los sondeos muestran que es posible que los partidos independentistas bajen en intención de voto pero todos coinciden en una cosa: Cataluña será ingobernable tras el 21D y la llave para que no lo sea la tendrá Podemos y es más factible que apoye a ERC (que se supone será el más votado) que a Ciudadanos (que se supone quedará segundo) con lo que me temo que se seguirá dando la matraca, desde el govern, con la independencia. Y a los que vivimos en Cataluña nos preocupan más cosas que la independencia (de hecho, a mí no me preocupa porque no la veo factible), mi inquietud siempre ha sido más por la inestabilidad y no creo que se acabe tras el 21D por lo que no coincido con la euforia de quien ve esos sondeos con buenos ojos. Pero bueno, aún faltan semanas y hay otros temas.

Por ejemplo, el precio de la electricidad. Todo apunta a que se disparará, y mucho, este invierno. O algo más grave aún: La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera terrestre superó de nuevo su récord en 2016 lo que aumenta el “efecto invernadero”. O que el PIB de Francia haya superado al de Reino Unido lo que convierte al país galo en la segunda economía europea. O las duras –y actualmente estancadas- conversaciones de la UE y el Reino Unido sobre los términos del Bréxit y en las que, como suele suceder, el más grande tiene ventaja y la postura comunitaria de plantarse para que los británicos paguen lo que creen que deben pagar antes de su salida limita las opciones negociadores de May. No me extrañaría que si al final se llega a un acuerdo, éste derive en una nueva votación ya que de las ventajas prometidas en campaña por los Brexiters en 2016 parece que va a quedar poco cuando se haga efectiva la salida en 2019. O la extraña situación político-judicial en los EUA que vuelve a implicar a Putin tanto con Trump como con Hillary pero que ignora –como pasa con el primer atentado en Nueva York desde el 11s DE 2001- Wall Street que sigue marcando máximos (y el Dax alemán detrás mientras las bolsas asiáticas alcanzan posiciones no vistas en una década). Como vemos en la imagen, la evidente pérdida de popularidad de Trump no inquieta en lo más mínimo a la bolsa

O, ya enlazando con los mercados, que este mes se espera que el estado privatice un 9% de Bankia o que el Ibex haya empezado a recuperar esta semana algo –no demasiado y no todas las sesiones- de lo perdido los últimos meses respecto al resto de índices mundiales. Y como positivo, sobre todo para los hipotecados a tipo variable, la reacción de los futuros de tipos de interés en euros tras la última reunión del BCE hace dos jueves. Ahora no se descuenta un Euribor a 3 meses en positivo –incluso tras lo del Bank o England de ayer- hasta diciembre de 2019. Aunque el de 12 meses lo hiciera algo antes porque cotiza por encima, estaríamos hablando, si aciertan, de que la mayor parte de 2018, o quizás incluso todo el año, seguirá cotizando por debajo de cero, contrariando mi expectativa de este verano en la que veía esa posibilidad ya para el primer trimestre de 2018 (aunque no me importa equivocarme). El único pero puede estar en que el barril Brent se ha situado por encima de los 60$ y eso supone importar algo de inflación aunque no parece que eso vaya a cambiar el plan de Draghi de volver a la “normalidad” muy muy despacio.

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (37 votos, media: 3,81 sobre 5)

Escrito por Droblo el 3 de noviembre de 2017 con 132 comentarios

Si tienes más de 40 años deberías trabajar sólo tres días a la semana

Hace unos meses escribimos por aquí un artículo titulado “¿Y si la solución estuviese en los fines de semana de 3 días?” en el que citábamos al mismísimo Keynes.

En 1930, el economista John Maynard Keynes escribió en un artículo en el que pronosticaba que al cabo de 100 años –es decir, en 2030–, el crecimiento en el mundo desarrollado se habría detenido porque la gente tendría “suficiente” para llevar una “buena vida”. Las horas de trabajo remunerado se reducirían a tres al día: una semana de quince horas.

Faltan solo 13 años para el 2030 pero seguramente sean 13 años apasionantes en los que la robótica y la inteligencia artificial revolucionen la industria como nunca en la historia, puede que ese sea el catalizador para que nuestra jornada laboral se reduzca o quizás lo sea el que trabajar mucho realmente no sirva para nada, a partir de cierta edad.

Un estudio reciente ha descubierto que las personas mayores de 40 años obtienen un mejor rendimiento cuando trabajan sólo tres días a la semana.

Los investigadores concluyeron que el rendimiento cognitivo de las personas de mediana edad mejoraba a medida que se acercaba a las 25 horas semanales, disminuyendo una vez superaba esta cifra debido a los efectos de la fatiga y el estrés.

El estudio lo ha realizado el Melbourne Institute y para ello analizaron a 3.000 hombres y 3.500 mujeres australianas, cuyos hábitos laborales fueron analizados. Se probó la habilidad de los participantes para leer palabras en voz alta y recitar listas de números. La lectura de la prueba midió su parte de habilidad “conociendo” mientras que la segunda midió la parte “pensando”, incluyendo el razonamiento ejecutivo, el razonamiento abstracto y la memoria.

Se concluyó que los participantes que trabajaban 25 horas a la semana tenían un mejor rendimiento, mientras que los resultados de los que trabajaban 55 horas eran incluso peores que los de los participantes desempleados.

Como señaló el profesor Colin McKenzie, de la Universidad de Keio, uno de los tres autores

Muchos países van a aumentar su edad de jubilación retrasando la edad a la que las personas tienen derecho para empezar a recibir beneficios de pensión. Esto significa que más personas continúan trabajando en las últimas etapas de su vida.

El grado de estimulación intelectual puede depender de las horas de trabajo. El trabajo puede ser un arma de doble filo, ya que puede estimular la actividad cerebral, pero al mismo tiempo las largas horas de trabajo pueden causar fatiga y estrés, lo que puede dañar potencialmente las funciones cognitivas.

Señalamos que las diferencias en las horas de trabajo son importantes para mantener el funcionamiento cognitivo en los adultos de mediana edad y en los ancianos. Esto significa que, en la mediana y alta edad, trabajar a tiempo parcial podría ser eficaz para mantener la capacidad cognitiva

El trabajo a tiempo completo (40 horas semanales) sigue siendo mejor que ningún trabajo en términos de mantener el funcionamiento cognitivo, pero no maximiza los efectos positivos del trabajo

Es muy difícil controlar todos los factores que contribuyen a los resultados finales de un estudio de este tipo, pero ciertamente la idea de trabajar a tiempo completo más allá de los 65 años (como parece inevitable para garantizar nuestras pensiones) parece bastante contraproducente. Trabajar demasiado es malo para el empleado. Y lo que es malo para el empleado suele ser malo para la empresa…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (36 votos, media: 4,56 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 2 de noviembre de 2017 con 69 comentarios

El empleo se sigue degradando a pesar de las mejoras

Independientemente del fondo de la noticia, que seguramente permitiría conocer las raíces y los matices del asunto, el titular de la misma es bastante llamativo: La cadena alemana Lild despide al gerente de una de sus tiendas por trabajar de más. Por lo visto el hombre entraba antes a su trabajo, sin fichar la entrada hasta su hora reglamentaria, para preparar la apertura de la tienda. La cadena lo ha despedido porque considera que eso forma parte de los “incumplimientos laborales muy graves”, debido a temas relacionados con la seguridad laboral. Además, la empresa argumenta que ha recibido quejas de sus compañeros porque les invitaba a trabajar también más horas, y dado su puesto de gerente, esta invitación podía ser mal interpretada.

Y ya que de empleo se trata, se puede decir que el resultado de la encuesta de población activa (EPA) del tercer trimestre sigue dando resultados esperanzadores. Tanto es así, que el número total de desempleados se sitúa en 3.731.700 (el dato más bajo desde el cuarto trimestre de 2008) y el de ocupados en 19.049.200. No se superaba esta cifra desde el tercer trimestre de 2009. Con estos números, el resultado es que la tasa de paro desciende hasta el 16,38%.

Evidentemente, en estos resultados se evidencian los datos correspondientes a la temporada turística, una de las mejores de todos los tiempos. Es por eso que los servicios fueron los principales responsables del tirón del empleo con 236.400 ocupados más, seguidos a gran distancia por la industria (34.100) y la construcción (21.000). Por el contrario, la agricultura destruyó puestos de trabajo, con 55.500 ocupados menos.

Pero mirando un poco más detenidamente, de los 216.400 nuevos asalariados del tercer trimestre, 148.900 lo han sido con contrato temporal, mientras que el 31,19% (67.500) han firmado contrato indefinido. Esto significa que la tasa de temporalidad se sitúa en el 27,38%, tras subir 57 centésimas entre julio y septiembre, algo habitual en este trimestre por los contratos ligados a la campaña estival.

Par los sindicatos mayoritarios, los datos demuestran que la recuperación del empleo viene acompañada de más temporalidad y precariedad, al estar basada en “actividades temporales y de baja calidad”. Por otro lado, sigue persistiendo el problema del paro estructural, que sigue afectando a casi 1,4 millones de personas (36,5% del total de parados), las cuales llevan más de dos años a la espera de un empleo. Esto significa que, a pesar de la mejora, “amplios sectores de la población siguen sin beneficiarse de la recuperación económica y soportan niveles inaceptables de desigualdad, pobreza y bajos salarios”.

Aun a pesar de estas críticas, conviene recalcar que en esta ocasión los colectivos por edades más beneficiados de esta creación de empleo han sido precisamente los más necesitados: por un lado, los jóvenes (con 137.900 empleos) y, por otro los mayores de 55 años (con 39.800), dándose además la circunstancia de que los hogares con todos sus miembros en paro bajaron en 83.700 en el tercer trimestre, hasta situarse en 1.193.900, su cifra más baja desde el tercer trimestre de 2009. De este modo, el descenso de hogares en esta circunstancia se sitúa en 244.400 desde principio de año, lo que constituye una mejora, a pesar de la precariedad que pueda tener este empleo.

Más preocupante es, sin embargo, el aspecto relacionado con la desigualdad. Teniendo en cuenta que hablamos de salarios que no llegan a los 1.000 euros brutos de media, resulta que una familia no puede mantenerse con un solo miembro de la misma trabajando, ya que un solo sueldo no basta. Esto es algo que aun escandaliza a nuestros mayores ya que hasta los años 80, el sueldo de una sola persona era capaz de afrontar los gastos de un hogar, incluida la hipoteca y la educación de los hijos.

Es por eso que se hable de una degradación estructural del mercado laboral, reflejada en un aumento de los índices de desigualdad escalofriantes. Mientras que para la media de la OCDE entre 2007 y 2014 la desigualdad ha permanecido prácticamente sin cambios, España es el país donde más ha crecido, de hecho se ha doblado en 12 años, debido, sobre todo, a la proliferación de la política de salarios bajos, fórmula que parece ser la única capaz de generar empleo en nuestro país.

En este sentido, la Comisión Europea, en su informe España 2.017 (PDF) alerta de los altos índices de desigualdad, pobreza y exclusión social, indicando que el porcentaje de personas en riesgo de exclusión social, aunque ha disminuido (rondando el 28%) es todavía superior al del 2.008 y, desde luego, mucho mayor al de la media europea. Y este dato se agrava cuando se descubre que un buen número de estas personas en riesgo son trabajadores con contrato en vigor. Representan a familias cuyo sueldo no les alcanza para llegar a fin de mes. El resultado de estas cifras es que cerca del 35% de los niños viven en hogares que tienen problemas para llegar a fin de mes.

Las soluciones, como el propio informe indica, obvias, pero que conllevan un ingente trabajo:

  • Ayudas a estas familias realizando un esfuerzo en la coordinación entre servicios públicos de empleo y servicios sociales (casi nada, coordinación entre Administración Central, Autonómica y Local).
  • Planes de formación y reforma educativa para acabar con la bolsa de trabajadores poco cualificados que engordan las cifras del paro mientras que las empresas siguen demandando perfiles que apenas existen.
  • Mayor coordinación entre Autonomías y Administración central para llevar a cabo políticas efectivas de I+D; en este sentido, acabar con los obstáculos en la colaboración entre universidad y empresa sería de gran ayuda, para acabar con la lacra de universitarios emigrando o en paro.
  • Disminuir los costes medios de puesta en marcha de las empresas en España. Éstos son superiores a los de la mayoría de los Estados miembros de Europa y varían sustancialmente entre las distintas Comunidades Autónomas.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (22 votos, media: 3,91 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 31 de octubre de 2017 con 76 comentarios

Valores democráticos

Es muy habitual que la oposición siempre muestre la situación del país peor de lo que es y luego, cuando está en el gobierno, haga lo contrario. Se lo hemos visto hacer al PSOE y al PP durante los últimos años dejándose en evidencia en muchas ocasiones al criticar medidas que luego ellos hacían y quejándose de datos de los que luego presumían… y viceversa. Pero la irrupción de Podemos exageró aún más esa dinámica. Desde el principio su visión de España era desoladora: millones de pobres, millones de españoles emigrando, miles de niños sin comida suficiente en casa que necesitaban el comedor del colegio para nutrirse, injusticias sociales por doquier, la recuperación económica de los últimos años falsa, todos los políticos de todos los partidos (entonces hasta IU incluida) eran casta, las instituciones estaban todas corruptas, las leyes españolas injustas, Franco resucitó porque de repente estaba en todos los discursos… todo como si España fuera el peor país del mundo. Y sobre todo un mensaje subliminal muy claro: O eres de los nuestros o eres un facha.

Y resulta que en las últimas semanas esa estrategia la han copiado desde el bando independentista catalán casi punto por punto: millones de agravios, colonialismo, opresión, justicia pésima, genocidio cultural, leyes franquistas… da igual la enorme participación del catalanismo en la construcción de la actual democracia española –incluida la participación directa de Solé Tura (entonces en el PCE) y Roca i Junyent en la redacción de la Constitución-, da igual la de veces que CiU ha pactado con PP y PSOE y las que ERC ha pactado con el PSOE, da igual que el grado de autogobierno de Cataluña actual fuera inimaginable hace 40 años… de repente todo parece un engranaje anti-democrático construido para fastidiar a Cataluña, como si la situación económica y política no hubiera mejorado nada en estas 4 décadas. Y como le pasa a Podemos, ese mensaje tan radical y falso, tan injusto hacia las cualidades del país, cala en cientos de miles de personas. Y de nuevo quien no está de acuerdo con estos dogmas, sobre todo si es catalán, es atacado y excluido.

Yo no me siento orgulloso de ser español porque no tiene ningún mérito serlo cuando has nacido en una familia española, sí lo entiendo –y conozco algunos casos- en personas que han emigrado y han luchado durante años (a veces empezando en una patera) para conseguir esta nacionalidad. Gracias a su esfuerzo, que el resto de afortunados españoles no necesitamos hacer, viven en un estado donde las libertades fundamentales están salvaguardadas hasta el punto que puedes llamar opresor al estado sin que el estado te castigue por ello, algo que allí donde hay opresión de verdad resultaría impensable. Sé que España tiene muchos defectos, ¿qué país no los tiene? Pero en los ránkings internacionales estamos muy arriba, tanto en asuntos económicos como culturales como de servicios sociales y en valores democráticos; sería aburridísimo hacer una lista así que me quedo con dos detalles: somos el primero en algo que dice mucho sobre nuestro carácter y es que llevamos 25 años seguidos siendo el país líder en donación de órganos y somos de los pocos países de Europa sin un partido xenófobo en el Parlamento a pesar del aluvión de inmigrantes que vive en el país.

¿Qué nuestra Constitución es mejorable? Y muchas más cosas, como en todas partes pero decir que es franquista es absurdo y demuestra una ignorancia supina de las leyes que había antes y del contenido de esta ley de leyes ya que es similar a la de cualquier democracia europea actual (de hecho, en palabras del catalán exprimer ministro de Francia Manuel Valls “uno de las más democráticas del mundo”). Defiende derechos y deberes fundamentales y sí, reconoce la figura del rey –cosa que a mí no me gusta- pero es que también lo hacen “dictaduras franquistas” como Holanda, Dinamarca, Suecia…; y sí, tiene un artículo 155 similar al que tiene Alemania, que a pesar de ser una república federal, puede intervenir un lánder si éste incumple la ley general y sí, no reconoce el derecho de autodeterminación de un territorio de la unidad nacional como la inmensa mayoría de constituciones del mundo. Nadie puede decir que la Constitución española no sea democrática y que no sea justa, y el que no se haya vuelto a votar desde 1978 –curiosamente entonces estar contra ella era de fachas, ahora para algunos lo es el defenderla- también es una normalidad internacional. Yo quiero que se reforme y que se vote de nuevo pero el mecanismo para hacerlo está en el Parlamento, los votantes deben elegir a unos representantes que quieran hacerlo, como en cualquier otro país.

La mentira se ha instalado hasta tal punto en el bando independentista catalán que llaman presos políticos a un par de tipos que organizan una concentración con el lema “Detengamos a la Guardia Civil” en la que destrozan sus coches, retienen a los agentes durante horas y luego se suben sobre los coches y se jactan de ello. Podemos discutir si la decisión de la jueza de prisión sin fianza es exagerada (aunque argumentos tiene, sobre todo si no se retractaron y afirmaron que lo volverían a hacer, algo que seguramente Trapero, más prudente, no hizo) pero no seamos ingenuos, ¿En qué país del mundo eso no sería delito si hasta Mas pidió prisión para los manifestantes que le impidieron llegar en coche al Parlament en 2011? Y quien dice que la sedición es un delito propio de dictaduras miente porque es habitual en democracias y para más inri, en la española está tipificado en el artículo544  del Código Penal, aprobado en 1995 con el voto a favor de CiU (sí, de CiU), IU, PSOE… y la única abstención del PP. Y por cierto, si la justicia fuera tan fácilmente manipulable, ¿por qué hay miembros del PP en prisión, por qué sigue en marcha el juicio de la Gürtel que tan mal deja al partido del gobierno?

Lo mismo con la intervención de la autonomía catalana vía 155. El govern lleva en rebeldía desde hace casi 2 meses y ha ignorado órdenes del Tribunal Constitucional y requerimientos del gobierno central, ¿cómo no va a estar justificado que se le destituya, en qué país el mundo no se haría, y cómo va a ser fascista que se haga si un 75% del Parlamento español, representante de la soberanía de todos los españoles, lo ha aprobado democráticamente? En una futurible Cataluña independiente, si un ayuntamiento, por muchos votos que tenga su alcalde, se salta la ley general catalana, ¿no sería intervenido y cesado el equipo de gobierno municipal? Pues claro que sí, y si en los EUA el presidente, que es teóricamente el hombre más poderoso del mundo, se salta la ley, se le hace un impeachment y se le cesa porque en democracia nadie está por encima de la ley. Mucho más opresor y antidemocrático me parece tratar de imponer una ruptura con el estado y una independencia al 100% de los catalanes con 70 votos de 135 cuando no sería suficiente ni para cambiar el estatut y ellos mismos saben que no representa a una mayoría de votos.

Debemos asumir todos que es imposible resolver todos los problemas políticos a gusto de todos y eso va a pasar tanto en España como en cualquier otra parte del mundo. ¿Cuánta gente cree que el aborto es un crimen y que por razones éticas y religiosas está en contra de él, cuántas creen que ni siquiera es constitucional que se permita practicarlo en España y abomina de los miles de casos anuales? Y aun así, no pueden impedir que una mujer aborte en los supuestos que recoge la ley aprobada en el Parlamento (y nunca votada en referéndum) y debe aceptarlo. Del mismo modo un gran porcentaje de la población catalana, a la que le importa muchísimo este tema, debe asumir la inviabilidad actual de la independencia pero es que vivir con quien no piensa igual que nosotros, por muy importantes que consideremos nuestros propios sentimientos y creencias, es básico en cualquier sociedad e inventar falsas acusaciones y tirar de victimismo para formar una falsa lista de agravios lo único que hace es dañar la convivencia. Sé que exageraciones e insultos ha habido en los dos bandos pero últimamente el acoso a la mayoría que está apoyando al estado español en algo tan básico como que se respete la ley, demuestra un profundo desconocimiento de los valores democráticos. Como comentó el WSJ en un editorial: “Es un mundo de locos cuando a un político electo que aplica su propia Constitución se le acusa de dar un golpe”.

Como comenté hace pocos días, soy muy crítico con Rajoy, como llevo diciendo años en mis artículos soy muy crítico con muchas cosas en España pero vivimos en un estado de derecho que supera los estándares democráticos del 90% de los países del mundo, no somos una dictadura opresora que castiga a quien no piensa igual que el partido que gobierna (y así además lo entienden los gobiernos del resto del mundo que han apoyado, contra las promesas falsas de algunos, que este conflicto se resuelva en el marco constitucional español). La mayoría de españoles no son independentistas catalanes –ni de Podemos-, y en este país se respeta a las minorías pero es indignante que esa minoría considere que quien no piensa como ellos, es fascista. Ellos, que con su actitud de las últimas semanas contra nuestro actual estado de derecho típico de una moderna democracia occidental, están amenazando de forma clara la convivencia -y la economía- de todo el país, y especialmente de Cataluña. Eso sí que no es democrático… ni desde luego inteligente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (108 votos, media: 4,32 sobre 5)

Escrito por Droblo el 30 de octubre de 2017 con 161 comentarios

La semana en los mercados

Este fin de semana se cumple un año de la última y polémica (más de un millar de policías tuvieron que rodear el Congreso por temor a los manifestantes) investidura de Rajoy, que será recordada como la que se forjó gracias a la abstención de 68 de los 85 diputados del PSOE, semanas después de un golpe de mano dentro de este partido para quitar a Pedro Sánchez por un lado y evitar unas terceras elecciones -que apuntaban a debacle para los socialistas- por otro. Y es que Rajoy estuvo 315 días ejerciendo en funciones. Se podía esperar que tras acabar ese periodo la actividad de su gobierno se aceleraría pero el balance de estos 12 meses es bastante discreto en cuanto a su labor si bien los resultados económicos de España bajo su gobierno han continuado con la misma inercia positiva de los últimos años (de hecho, ha sido muy positiva la EPA publicada ayer).

En su discurso de investidura anunció un pacto por la educación, una revisión del sistema impositivo y una reforma tanto del sistema de financiación autonómica como del de las pensiones. La realidad es que, para contentar a la oposición, suspendió la reválida para entrar a la Universidad y eso es todo en cuanto a Educación; su ministro Montoro –a pesar de pedir la ayuda de un grupo de expertos- lo único que hizo fue subir el tipo de sociedades para poder ajustar el desfase del déficit público, y eso es todo en cuanto a política fiscal; encargó a otros expertos un informe sobre financiación de las CC.AA. que lleva hecho desde hace casi 4 meses y se supone guardado en algún cajón; y las pensiones se están pagando con más deuda –el año pasado la Seguridad Social tuvo el mayor déficit de su historia- porque quizás le dio vergüenza vaciar el Fondo de Reserva que, no obstante, existe precisamente para eso. También pactó un acuerdo con el PNV sobre el cupo vasco pero como éste ya no le asegura el apoyo a los PGE de 2018 (otra actividad en la que se supone trabajó mucho pero que de momento es un fracaso lo que implica que vacía de contenido sus promesas de subidas salariales a los funcionarios el próximo año por ejemplo), también sigue “hibernando”. Y bastante obligado, firmó una reforma de la estiba. Poco más que recordar. Ah, y debido a la crisis catalana, ahora Rajoy parece dispuesto a cambiar la Constitución junto a Sánchez el próximo año.

Su actitud ante el desafío del Parlament y del Govern es quizás el mejor ejemplo de la falta de eficacia de Rajoy durante su primer año de esta legislatura. A pesar de la rebeldía de Puigdemont y de su desacato a las órdenes del Tribunal Constitucional, Rajoy fue incapaz de evitar el, más que previsible desde hace meses, 1-O y además, perdió la batalla propagandística cayendo en la trampa de usar fuerzas de seguridad contra urnas. Con todo el apoyo legal, internacional y económico, dejó que la situación empeorara más y más y se limitó a pactar una aplicación del artículo 155 tras darle varias oportunidades a Puigdemont sobre si había declarado o no la independencia, dando a entender que eso era lo único grave que había hecho. Al final, parece que lo aplicará pero, en lugar de aprovechar esta oportunidad histórica para hacer algo diferente y cambiar la deriva de la autonomía catalana, se va a limitar a cesar a algunos altos cargos y convocar elecciones lo más pronto que puedan, elecciones que no sólo no resolverán nada (las encuestas lo dejan todo igual con la salvedad de un mayor número de diputados de izquierdas), es que mantienen la incertidumbre durante varios meses más (aparte de que los que gobiernen volverán a colocar a altos cargos de su cuerda allí donde se quitaron). Y si vuelve a salir una mayoría de escaños a favor de la independencia en unas elecciones convocadas bajo el 155 (peor aún si la mayoría es en votos), será muy complicado argumentar desde el gobierno que no son mayoría. Y aunque a mi personalmente me parezca insuficiente para cambiar un status quo de siglos, es evidente que dará más potencia a la reclamación independentista.

Así pues, se le podría disculpar a Rajoy la falta de actividad de su primer año debido a que la economía no le necesita para ir avanzando (hasta el déficit mejora gracias a los mayores ingresos por mayor actividad económica) y a que al no tener mayoría en el Parlamento, prefiere no legislar sin tener los suficientes apoyos pero en el tema catalán no merece perdón. El “España se rompe” con que tantas veces amenazó su partido no ha estado nunca más cerca que cuando él lleva 6 años gobernando, 4 de los cuales con mayoría absoluta. Ya no hay excusa con la herencia recibida y aunque es cierto que es muy difícil luchar contra quien se sale de la Constitución y que va de patriota catalán a la vez que monta un lío a sabiendas que hunde social y económicamente a toda Cataluña -ya veremos por cuánto tiempo- a pesar de no haber tenido nunca la más mínima posibilidad de éxito, lo cierto es que Rajoy, como máxima autoridad ejecutiva del país, es responsable de no haberlo evitado. Y por eso le suspendo este año ya que las perspectivas con las que lo cierra son mucho peores que las que había cuando inició esta legislatura: este último trimestre se reducirá el crecimiento y por tanto la creación de empleo (si es que no aumenta el número de parados) y la incertidumbre provocada por la tibieza y lentitud de sus decisiones arrojan una expectativa negativa para los próximos meses. Su dimisión o al menos el anuncio de que no se volverá a presentar sumado a una convocatoria adelantada de elecciones generales, mejoraría mi voto para el próximo año.

En cuanto a los mercados, Octubre ha seguido la tónica de los últimos meses: Wall Street con pequeños pasos va marcando máximo tras máximo, Europa aunque tarde se va sumando a los avances, las bolsas del resto del mundo también suben con fuerza y el Ibex sin embargo lleva desde el verano comportándose peor que el resto. Tras el anuncio del primer repliegue de estímulos en 6 años anunciado por BCE pero para nada inminente, las bolsas se han alegrado, el crudo ha subido, el euro ha bajado y el mercado de deuda se ha mantenido calmado. Esta tranquilidad dará aún más importancia a lo que pase en Cataluña porque cualquier excusa puede hacer rebotar la bajísima volatilidad actual. Y por desgracia, y llevo advirtiendo mucho tiempo de la gravedad de este tema con acierto aunque espero empezar a equivocarme ahora, una declaración de independencia por un lado y una aplicación del artículo 155 por otro, difícilmente no va a derivar en violencia y más y más incertidumbre para el futuro de toda España.

Como imagen, el destacable comportamiento de Wall Street desde que empezó la crisis, al principio siendo el activo menos rentable pero que con los años ha acabado sobresaliendo entre todos

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (16 votos, media: 3,38 sobre 5)

Escrito por Droblo el 27 de octubre de 2017 con 55 comentarios

Invertir en inteligencia artificial: ¿Cuáles son las empresas que están mejor posicionadas?

Según la firma de consultoría PwC, se proyecta que los avances en inteligencia artificial sumarán 15,7 billones de dólares al PIB mundial para el año 2030, un aumento del 14% con respecto a las proyecciones iniciales. A raíz de estas proyecciones, la consultora Accenture han emitido calificaciones de rentabilidad superiores a nueve acciones que consideran bien posicionadas para beneficiarse de la oleada de inteligencia artificial.

Para poner en perspectiva lo que supone 15 billones de dólares, es casi el tamaño actual del PIB estadounidense (18 billones), más de seis veces el gasto global actual en comercio electrónico (2,4 billones), y 30 veces el gasto mundial actual en publicidad (500.000 millones).

El uso creciente de la inteligencia artificial está llevando la tecnología muchos pasos más allá al permitir que los ordenadores piensen, aprendan y razonen como los humanos, permitiendo que se lleven a cabo tareas más sofisticadas.

Cinco de las empresas bien posicionadas son estadounidenses: Alphabet (Google), Amazon, Facebook, Ebay y Netflix, todas ellas empresas ampliamente conocidas y con un gran efecto red. Las otras cuatro empresas que serían referentes para el desarrollo de la inteligencia artificial son chinas: Tencent Holding (entretenimiento online), Alibaba, JD.com y Baidu (búsqueda en internet, plataforma de comercio electrónico, procesador de pagos en línea y proveedor de software de aplicaciones).

La posición dominante de estas empresas en sus mercados y en sectores clave de Internet las posiciona perfectamente para explotar la inteligencia artificial a medida que se extiende su influencia.

Los avances en la ciencia de la inteligencia artificial producirán un mayor compromiso entre los usuarios de móviles e internet, con beneficios para el comercio online y modelos de negocio basados en suscripciones. Más específicamente, las redes neuronales artificiales (modeladas sobre las redes neuronales naturales en los cerebros humanos) están diseñadas para facilitar el aprendizaje automático, o la habilidad de las computadoras para resolver problemas sin programación específica de tareas.

De los 15,7 billones de dólares de aumento del PIB mundial impulsado por la inteligencia artificial que se prevé para 2030, alrededor de 10,7 billones de dólares se destinarán a América del Norte y China en conjunto, lo que representa el 68% del total de los proyectos. En China, se proyecta que tendrá su mayor impacto en la industria manufacturera, lo cual es especialmente significativo para la economía global, ya que China es el líder mundial en manufactura.

Marc Fortuño

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votos, media: 3,13 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 26 de octubre de 2017 con 72 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies