Euribor hoy: -0,191%
 Media mes: -0,190%

Prima de riesgo: 111
IBEX35: 10.186,40 (-0,43%


Invertir en inteligencia artificial: ¿Cuáles son las empresas que están mejor posicionadas?

Según la firma de consultoría PwC, se proyecta que los avances en inteligencia artificial sumarán 15,7 billones de dólares al PIB mundial para el año 2030, un aumento del 14% con respecto a las proyecciones iniciales. A raíz de estas proyecciones, la consultora Accenture han emitido calificaciones de rentabilidad superiores a nueve acciones que consideran bien posicionadas para beneficiarse de la oleada de inteligencia artificial.

Para poner en perspectiva lo que supone 15 billones de dólares, es casi el tamaño actual del PIB estadounidense (18 billones), más de seis veces el gasto global actual en comercio electrónico (2,4 billones), y 30 veces el gasto mundial actual en publicidad (500.000 millones).

El uso creciente de la inteligencia artificial está llevando la tecnología muchos pasos más allá al permitir que los ordenadores piensen, aprendan y razonen como los humanos, permitiendo que se lleven a cabo tareas más sofisticadas.

Cinco de las empresas bien posicionadas son estadounidenses: Alphabet (Google), Amazon, Facebook, Ebay y Netflix, todas ellas empresas ampliamente conocidas y con un gran efecto red. Las otras cuatro empresas que serían referentes para el desarrollo de la inteligencia artificial son chinas: Tencent Holding (entretenimiento online), Alibaba, JD.com y Baidu (búsqueda en internet, plataforma de comercio electrónico, procesador de pagos en línea y proveedor de software de aplicaciones).

La posición dominante de estas empresas en sus mercados y en sectores clave de Internet las posiciona perfectamente para explotar la inteligencia artificial a medida que se extiende su influencia.

Los avances en la ciencia de la inteligencia artificial producirán un mayor compromiso entre los usuarios de móviles e internet, con beneficios para el comercio online y modelos de negocio basados en suscripciones. Más específicamente, las redes neuronales artificiales (modeladas sobre las redes neuronales naturales en los cerebros humanos) están diseñadas para facilitar el aprendizaje automático, o la habilidad de las computadoras para resolver problemas sin programación específica de tareas.

De los 15,7 billones de dólares de aumento del PIB mundial impulsado por la inteligencia artificial que se prevé para 2030, alrededor de 10,7 billones de dólares se destinarán a América del Norte y China en conjunto, lo que representa el 68% del total de los proyectos. En China, se proyecta que tendrá su mayor impacto en la industria manufacturera, lo cual es especialmente significativo para la economía global, ya que China es el líder mundial en manufactura.

Marc Fortuño

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votos, media: 3,13 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 26 de octubre de 2017 con 72 comentarios

La carta de vinos, el café del Starbucks y el iPhone X de 1.329€

Daniel Kahneman es uno de los padres de la economia conductual y en uno de sus libros más conocidos “Pensar rápido, pensar despacio”  nos explica los dos sistemas que modelan cómo pensamos. El sistema 1 es rápido, intuitivo y emocional, mientras que el sistema 2 es más lento, deliberativo y lógico,

Generalmente utilizamos el sistema 1 (el rápido, el de los atajos) para la mayoría de las actividades diarias como ir de compras o decidir dónde comer. Y nos reservamos el sistema 2, mucho más lento y perezoso, para decisiones mucho más racionales y sesudas. El sistema 1 lo utilizamos muchísimo y el 2 muy poco (algunos creo que nunca…).

Por ejemplo cuando compras algo que sale de tu zona de confort (imagínate que te sale una cana y tienes que comprar un tinte) sueles llevar a cabo una investigación cuidadosa acerca de qué marca es la mejor relación calidad-precio, cuál se adapta mejor a tus necesidades, etc. Analizas sesudamente a la competencia y te quedas con una marca. Utilizas el “sistema 2”. Las siguientes veces que vayas a comprar más tinte pasarás automáticamente al “sistema 1” y probablemente vuelvas a comprar la misma marca sin mirar si ha habido algún cambio en el mercado.

Esto lo conocen muy bien los departamentos de marketing y se esfuerzan en conocer bien los puntos débiles de tu cerebro para venderte sus productos y es en el “sistema 1”, el de los atajos, el que está lleno de fallos.

La forma en que se presentan las opciones al consumidor influye en su comportamiento, lo que hace que sea más o menos probable que adquiera un producto determinado. La forma más obvia de hacerlo es simplificando la presentación de las opciones, dando una descripción clara y un precio inequívoco, haciendo que el consumidor tenga más posibilidades de hacer una compra. Sin embargo, una manera más interesante y confabuladora que influye en la gente es a través del efecto señuelo. Aquí es donde un producto mucho más caro, el señuelo, se coloca en el menú que hace que las otras opciones parecen mucho más razonables de lo que sería sin el señuelo. La teoría detrás de esto se basa en una de las principales suposiciones de que si alguien está sobrecargado de opciones, como en un restaurante, tomará la decisión basada en los otros platos, ya que las opciones son mucho más fáciles de hacer en comparación con otras ofertas que por su cuenta.

Un ejemplo muy bueno lo tenemos en la carta de vinos. Muchas veces interminable y de la que seguramente la única decisión que tengas clara es si lo quieres tinto, blanco o rosado. ¿Cuál escoger cuando tienes 20 para elegir?

Un truco bastante común es el de elegir el segundo vino más barato, de esta manera no quedas como un agarrado y evitas el que seguramente sea el peor vino de la carta. En 20 minutos hablaron de esto hace un tiempo.

Ni es un truco ni es un secreto. Desde hace mucho tiempo los restaurantes y sumilleres son conscientes de ello, así que toca preguntarse en voz alta, no ya si se trata de un buen sistema para elegir el vino, sino también hasta qué punto los restaurantes pueden aprovecharse para colarnos el vino que ellos quieren.

Veamos un ejemplo más claro. Vas al Starbucks y te encuentras estas dos opciones.

¿Con cual te quedas en la primera y con cuál en la segunda?

Otro ejemplo. ¿Te acuerdas cuándo sólo había un modelo de iPhone y nos parecía caro?

Ahora mira las opciones

¿Pagarías 639€ por un iphone 7 lanzado hace más de un año?. Teniendo en cuenta que el iPhone X de 256Gb cuesta 1.329€, no parece tan caro ¿no?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (43 votos, media: 4,56 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 25 de octubre de 2017 con 42 comentarios

La industria del fuego

Hace apenas tres meses, la Ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, sacaba pecho diciendo que “España cuenta con “el mejor dispositivo de Europa” contra incendios forestales”, al presentar la campaña de 2.017, que ya cuenta con 70 medios aéreos y un presupuesto de 85 millones, frente a los algo más de 76 millones del año anterior. Con estos nuevos medios, que incluyen 4 drones para tareas de seguimiento nocturno, se esperaba hacer frente a una temporada de incendios que ya se presumía que podía ser extremadamente complicada.

Sin embargo, las previsiones se han visto desbordadas en los últimos días. De hecho, posiblemente el día 15 de este mes fue el peor, en lo que a incendios se refiere, que se recuerde en Galicia. Ese día se declararon 125 incendios, la mayoría en el sur de Pontevedra, originando la muerte de cuatro personas. Los focos, algunos provenientes del vecino y desbordado Portugal, otros, la mayoría, iniciados y provocados en territorio gallego, llegaron incluso a afectar el área metropolitana de Vigo.

Lo cierto es que las condiciones atmosféricas no han ayudado a los servicios de extinción, ya que la proximidad del huracán Ophelia propició la entrada de vientos fuertes y secos desde el sur y ausencia de precipitaciones. Lo que favoreció la formación del escenario del 30-30-30, es decir, 30 grados de temperatura, más de 30 kilómetros por hora en la velocidad del viento y menos de un 30 % de humedad ambiental.

Sin embargo, son muchas las circunstancias que acompañan a este escenario de calamidades, entre ellas la coincidencia en fechas de la finalización de la temporada de buena parte de las plantillas de brigadistas antiincendios. De hecho, fue el mismo día 15 cuando 500 brigadistas finalizaron su contrato en régimen de fijo discontinuo para la empresa pública Servicios Agrarios Galegos (Seaga). Aunque la gerencia de Seaga envió un correo electrónico a los comités de empresa anunciando que volvía a movilizar a sus empleados a partir del lunes, muchos trabajadores no pudieron desempeñar su cometido plenamente por falta del material que ya habían devuelto hasta varios días más tarde.

Así las cosas, lo cierto es que precisamente Galicia es una de las zonas más castigadas por los incendios forestales de todo el territorio nacional. El hecho de que, periódicamente, a varios años de pluviosidad normal le suceda uno de sequía, convierte ese año en un infierno, en el estricto sentido de la palabra, siendo además la incidencia mayor en primavera y en otoño. Según el Ministerio de Agricultura, los días de mayor intensidad de los incendios en Galicia fueron el 16 de octubre en el 2011; el 24 de febrero en el 2012 y el 11 de septiembre en el 2013 y el 2014. En esta circunstancia, el cambio climático es seguramente un factor con mucho peso.

Además, factores como el consabido problema de la falta de mantenimiento de los bosques, unido a la implantación de especies arbóreas que, lejos de ser las tradicionales, se muestran además más propensas a sufrir un escenario de incendio, como son pinos y eucaliptos, ayudan a hacerse una idea del alcance del problema. En ese último aspecto no hay que olvidar los intereses económicos de las empresas madereras, que presionan para que especies como el eucalipto, de rápido crecimiento y con un alto rendimiento para la fabricación del papel, primen en los planes de repoblación frente a las especies autóctonas, más resistentes al fuego pero de crecimiento más lento.

A la hora de determinar lo que nos cuesta la lucha contra el fuego, las cifras son difíciles de determinar, ya que, al ser una competencia descentralizada, recae sobre las Comunidades Autónomas, las cuales, a su vez, la reparten en muchos casos entre entidades aún más descentralizadas. Lo que sí se puede determinar es el coste de las actuaciones que deban llevarse a cabo ante un incendio.

De hecho, un incendio que afecte a una superficie de entre 20 y 30 hectáreas supone un gasto de 300.000 euros, según los datos que manejan brigadistas de distintos distritos forestales, siendo los medios aéreos se llevan la mayor parte de este dinero.

Los aviones e hidroaviones con capacidad para trasportar entre 3.000 y 6.000 litros de agua cobran desde 5.500 hasta los 6.000 euros por hora de trabajo, mientras que los helicópteros tienen una tarifa de entre 4.000 y 4.500 euros, dependiendo de su capacidad. Teniendo en cuenta que en un fuego que afecte a 30 hectáreas suelen trabajar una media de cuatro aviones y otros tantos helicópteros durante cuatro y cinco horas en las tareas de extinción, es fácil sacar las cuentas. A esta cifra referente a los medio aéreos, hay que añadir el helicóptero o avión de reconocimiento y trasmisiones, que cobra 2.000 euros por hora.

Así, la factura en medios aéreos se sitúa en una media de 155.000 euros. Esta cifra se incrementa si las llamas se acercan a bienes no forestales, dado que suelen acudir más medios aéreos, en los que pueden llegar a intervenir hasta 12 aeronaves a la vez.

Otros 145.000 euros, se consumen en combustible para motobombas, excavadoras y palas, cuya hora de trabajo fijan en 60 y 100 euros, respectivamente, lo mismo que cuesta mover una brigada forestal siempre que tenga su base en la provincia. En el caso de que las brigadas se tengan que desplazar desde otras provincias, el coste sube a los 150 euros a la hora.

Y, por último, quedaría por añadir los costes ocasionados por los medios utilizados provenientes de las corporaciones locales. Por ejemplo, el gasto de cada motobomba municipal (100 euros por hora) y los brigadistas que están a las órdenes de los Ayuntamientos.

Ni qué decir que estos gastos se disparan cuando el incendio afecta a propiedades privadas e infraestructuras públicas.

Estas cifras se incrementan con las operaciones de vigilancia y prevención, que se llevan las dos terceras partes de los presupuestos asignados por las Comunidades Autónomas en la lucha contra el fuego.

El caso es que el coste de la extinción es alto, lo que hace que se hable del “negocio del fuego”, tanto en su faceta de la prevención y extinción, como en aquella que nace de lo que ocurre una vez que el bosque ha ardido. Y el hecho de que la mayor parte de los incendios queden impunes, no ayuda a acabar con esa creencia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (33 votos, media: 4,33 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 24 de octubre de 2017 con 85 comentarios

Entrevista a María Muñoz

María lleva años siendo un referente en twitter como una de las mejores cuentas de divulgación económica y financiera. Su estilo llano y pedagógico la ha llevado a tener casi 35 mil seguidores lo que tiene un mérito enorme dado de lo que suele hablar, algo que a priori no resulta atractivo para el gran público. Pero aparte de esta desinteresada labor (que compagina con intervenciones en medios como Onda Cero o su pertenencia al grupo thinknomics) lleva 15 años de carrera como gestora de banca personal. Tras unos años en Popular y Santander lleva ya más de 9 en la entidad Andbank.

D- La primera pregunta va a ser fácil: ¿puedes presentarnos a ANDBANK España?

M- Andbank España es una entidad especializada en la gestión integral de grandes patrimonios con más de 85 años de historia. A finales de 2014 adquirió el negocio de banca privada y personal de Inversis, lo que convirtió a Andbank en una de las mayores entidades independientes de banca privada y personal del mercado nacional.

El banco está presente en 24 provincias, a través de 17 oficinas propias y una red de 106 agentes financieros y 35 EAFIS. Andbank ofrece una amplia variedad de productos y servicios de inversión y cuenta con la plataforma tecnológica de Inversis Banco. Además, posee uno de los ratios de solvencia (42%) y liquidez (263%) más altos del sector.
(más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (27 votos, media: 3,59 sobre 5)

Escrito por Droblo el 23 de octubre de 2017 con 75 comentarios

La semana en los mercados

A pesar de la caída de su valor geoestratégico desde que los EUA son autosuficientes en petróleo, Venezuela es un tema ideal para descansar un poco de Cataluña (que por desgracia sigue el guion tantas veces advertido por mi desde hace años en este blog), aunque haya pasado a un segundo plano porque, como ocurre por ejemplo con el hambre en Somalia, una vez que un problema se convierte en crónico deja de ser novedoso y los medios se olvidan de él. Venezuela es una palabra que cuando se pronuncia en España parece un tema de política nacional. Y el caso es que es noticia desde hace tiempo (no sólo en campaña electoral) y en todas partes (en prensa británica, por ejemplo, sale mucho, especialmente esta semana por las elecciones regionales cuya legitimidad ha quedado en duda por enésima vez) y lo sería aunque no existiera Podemos pero hay una tendencia a asociar al partido español con el régimen político de allí. Hay cierta lógica en que en España preocupe Venezuela y viceversa, hay muchos españoles allí y muchos venezolanos aquí, además de una historia conjunta –hasta hace dos siglos Venezuela era una colonia hispana y a día de hoy hay más solicitudes de asilo en España de venezolanos que de sirios- pero la obsesión mutua de los últimos años es anterior a Podemos y empezó en aquel lado del charco en 2002. En abril de aquel año hubo un golpe de estado fallido contra Chávez y éste –Moratinos en 2004 también lo dijo- acusó a Áznar, entonces presidente español, de haber apoyado el golpe. Sea cierto o no (el PSOE luego desmintió esa versión), Chávez empezó a tratar a Aznar como si fuera el cerebro del golpe y a llamarle fascista y racista (el español mientras le acusaba de ser un dictador) y su obsesión fue tal que 5 años más tarde, y 3 después de que Aznar dejara el cargo, seguía dando la tabarra con lo mismo llegando con su verborrea al famoso exabrupto del rey Juan Carlos I ¿Por qué no te callas? Eso fue hace 10 años, no existía ni el embrión de Podemos y ya era tema habitual en los medios españoles Venezuela y en los medios venezolanos, España.

Dejando de lado las anécdotas, la situación en Venezuela a día de hoy es dramática. Desde un punto de vista económico, y simplificando mucho en pos de la brevedad, se puede resumir que Chávez instauró un sistema de subvenciones con fines de política social que ni con el barril de petróleo por encima de 100$ era viable. Al desplomarse el precio del crudo la situación resultó insostenible y como parche se inició la emisión de dinero sin respaldo y hubo varias devaluaciones. Al perderse la confianza en la moneda nacional la inflación se disparó y a pesar de los altos ingresos en $ que provoca la venta de petróleo, éstos empezaron a escasear y eso se tradujo en un desabastecimiento de productos procedentes del exterior. Un país con una inflación del 700%, o incluso de una décima parte de ella para el que no se crea las cifras, es un país destrozado al que las últimas sanciones de Trump pueden dar la puntilla. En todo esto hay un factor que para mi es clave, y es la enorme corrupción que existe en el país a todos los niveles y que lleva a que los $ que deberían ser utilizados para pagar deudas e importar, sean vendidos por los propios funcionarios en el mercado negro. Esto poco tiene que ver con las ideologías, como tampoco tiene que ver con los altísimos niveles de criminalidad en el país, aunque sí con un problema crónico –anterior al régimen actual- de mala gestión política. Un gobierno puede usar una u otra política económica, ser de derechas o de izquierdas, pero si no lucha contra la corrupción y el crimen, está condenando al país.

Como decía, ahora la situación económica de Venezuela es dramática y tiene difícil arreglo porque falla lo básico que es la confianza en la divisa nacional y no hay suficientes reservas como para que el país pueda funcionar con una dolarización. Además, el caos político es enorme, especialmente los últimos meses. Maduro utilizó un Tribunal Supremo con miembros de su cuerda para que disolviera la Asamblea Nacional votada por el pueblo en 2015 y en la que la oposición era mayoría, organizó unas elecciones para sustituirla cuyo resultado no reconoce casi nadie por sus continuas irregularidades, ha cesado a la fiscal general porque se le oponía, ha clausurado diversos medios de comunicación, ha dedicado todos los resortes del estado para aplastar a la oposición y ha utilizado la represión con tanta dureza que desde abril han muerto docenas de manifestantes. Los derechos humanos más elementales están en peligro (allí, no aquí) y eso es evidente. Sin embargo, en España hay quien sigue apoyando sin reservas a Maduro lo que conduce a continuos ataques del PP contra Podemos que incluyen acusaciones de financiación ilegal.

Personalmente aunque es cierto que los fundadores de Podemos han recibido en algún momento ingresos del gobierno venezolano, éstos han sido anteriores a la fundación del partido, no hay ninguna prueba de que Podemos esté financiado por ningún gobierno extranjero. ¿Entonces cómo es posible que los mismos que se oponían a la llamada ley Mordaza, que se quejaban de la dureza de los antidisturbios españoles contra los manifestantes de “Rodea el Congreso”, que critican la falta de separación de poderes aquí, que hablaban de “rodillo” del PP en la pasada legislatura por su mayoría parlamentaria etc., no critiquen lo que está haciendo el gobierno de allí? Pues por afinidad ideológica. La prueba es que en IU –e incluso ERC que debe pensar que sólo existe la represión de las fuerzas de seguridad españolas- también apoyan ciegamente a Maduro y no hay ninguna sospecha de que hayan recibido fondos de ellos. Por supuesto es incoherente, como tantas otras cosas pero si a los votantes españoles les importara la coherencia no podrían votar por nadie. Para mi los ataques del PP a Podemos por Venezuela, aunque sean lógicos porque los dejan en evidencia, lo único que van a conseguir es que algunos votantes que en su día se pasaron del PSOE a Podemos, hagan el camino contrario huyendo de esa radicalidad y Sánchez, sin decir nada al respecto, se vea beneficiado. Pero ninguno parece que tenga el menor interés en el mayor problema aquí: la crítica situación de la población venezolana y la falta de esperanzas porque para que cambie la tendencia harían falta o bien una gran inversión foránea (algo que no parece posible con el actual régimen) o bien que el precio del crudo doblara su precio en semanas, algo que tampoco parece probable.

En cuanto a los mercados, se acerca la realidad de un factor decisivo de la buena salud de Wall Street: la rebaja impositiva de Trump que sobre el papel es una noticia excelente para los valores con más peso bursátil allí pero que además supondrá –si sirve para que repatrien beneficios- una gran inyección de liquidez en la economía. Puede que lo comprado con el rumor se venda con la noticia pero de momento la euforia no cede y el Dow Jones ya superó los 23 mil y de rebote el Dax alemán los 13 mil. Ahora con la temporada de presentación de resultados puede que aumente la volatilidad –que sigue en mínimos- pero nada parece desanimar a los inversores… salvo en el Ibex, que sigue renqueante, todos sabemos por qué. Moody´s hoy revisa el ráting de España y hasta hace unas semanas todo apuntaba a que lo subiría porque su calificación es más baja que la de las otras agencias pero se supone postergará la decisión como ya hizo S&P hace unos viernes, también sabemos por qué, como también sabemos por qué el Tesoro español pagó más esta semana por emitir deuda. Como imagen, y para mostrar algo de tono positivo, este gráfico del profesor Combarro que explica muy bien el gran cambio en la estructura productiva de España: construcción ha bajado y ha subido la exportación

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (28 votos, media: 3,29 sobre 5)

Escrito por Droblo el 20 de octubre de 2017 con 71 comentarios

La inversión ecológica gana adeptos

Las inversiones ecológicas son instrumentos de inversión tradicionales (como acciones, fondos cotizados en bolsa y fondos de inversión colectiva) en los que las empresas subyacentes participan de alguna manera en operaciones destinadas a mejorar el medio ambiente. Esto puede abarcar desde compañías que están desarrollando tecnología de energía alternativa hasta compañías que tienen las mejores prácticas ambientales.

Esta modalidad de inversión puede impactar, ya que generalmente la inversión consiste en hacer dinero y no preocuparse demasiado por el impacto medioambiental que las empresas tienen en hacerlo. Sin embargo, ha habido un cambio tanto en las salas de la junta directiva de las grandes corporaciones como en las carteras de los inversores, hacia una mayor “ecología”.

El concepto de inversión ecológica es una consecuencia del movimiento de inversión socialmente responsable. Este tipo de inversiones evitan compañías que producen productos tales como alcohol, tabaco y armas de fuego y buscan invertir su dinero en compañías que protegen el medio ambiente. Mientras que el movimiento ha tardado un tiempo en generar impulso, el panorama parece brillante a medida que la preocupación por la energía y el medio ambiente continúa creciendo.

Existen muchas empresas ecológicas de primera línea que se negocian en las principales bolsas. Entre ellas se incluyen las nuevas empresas que están desarrollando nuevos métodos para la creación de biocombustibles o paneles solares, y los pesos pesados tradicionales de mercado que están ampliando sus líneas de productos para incluir productos respetuosos con el medio ambiente.

En España nos encontramos con que Siemens Wind Power y Gamesa han creando un líder en el sector de las energías renovables, con el objetivo de proporcionar a la sociedad una energía más limpia, fiable y asequible, y crear valor duradero para todas las partes interesadas. Una empresa que sin duda podríamos enmarcar dentro del concepto “inversión ecológica”.

La inversión ecológica también puede lograrse a través de los fondos negociados en bolsa (ETFs), que imitan los índices bursátiles compuestos por empresas verdes (aquí tenéis unos cuantos). Los fondos de inversión pueden ser otra alternativa, en cuyo caso un gestor de cartera profesional toma las decisiones de asignación de activos verdes basándose en la política de inversión del fondo.

Desafortunadamente, las creencias individuales sobre lo que constituye una “inversión ecológica” suelen  variar. La compra de acciones en una empresa que es un líder de la industria en términos de emplear prácticas de negocios ambientalmente conscientes en una industria tradicionalmente “verde” puede ser considerada una inversión ecológica para algunos, pero no para otros.

Por ejemplo, consideremos una compañía petrolera que tenga el mejor registro de prácticas ambientales. Si bien es ambientalmente racional que la empresa esté tomando las mejores precauciones para prevenir cualquier daño directo al medio ambiente a través de sus operaciones diarias de perforación de petróleo, algunas personas pueden objetar a comprar sus acciones como una inversión ecológica, porque la quema de combustibles fósiles es el principal contribuyente al calentamiento global.

Marc Fortuño

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (23 votos, media: 3,61 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 19 de octubre de 2017 con 61 comentarios

El premio Nobel de economía y los cacahuetes que te ponen de aperitivo

En los años 70 el economista Thaler y su esposa organizaron una cena para unos amigos economistas. Antes de servir la comida, colocaron un tazón grande de cacahuetes frente a sus hambrientos invitados lo cuales se atiborraban como si los fuesen a prohibir. Cuando los quitó de la mesa, muchos reconocieron sentirse aliviados ya que así podrían disfrutar de la parte buena de la cena. Entonces, si son economistas y son tan listos ¿por qué en vez de esperar a que los quiten, directamente no los comen? ¿Qué harías si estuvieras realmente hambriento, los cacahuetes estuviesen a tu alcance y supieses que seguir comiéndolos te arruinaría la cena?

Thaler se dio cuenta de que sus invitados no actuaban racionalmente.  Esto le llevó a preguntarse en el diálogo interno que debe haber dentro una la cabeza entre la parte del cerebro que dice que tienes que que parar de comer cacahuetes para así disfrutar del solomillo y la parte del cerebro que no puede parar de picotear.

Y este es la base de la “teoría del empujón” sobre la que sus investigaciones le han llevado a recibir el premio Nobel de economía (que realmente se llama premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel). En la BBC lo comentaban bastante bien y os hago un resumen.

La teoría del empujón se basa en una premisa tan simple como que, entre dos opciones, las personas escogen a menudo la que es más fácil sobre la que es más adecuada.

La falta de tiempo para pensar, la costumbre o una mala toma de decisiones hacen que, aunque se nos presente un análisis de datos y hechos (por ejemplo, sobre comida saludable), es probable que sigamos escogiendo la hamburguesa y las patatas fritas

La teoría del empujón toma en cuenta esto colocando por ejemplo la comida saludable en el estante del supermercado que queda a la altura de la vista de los clientes. Esto “empuja” a la persona a comprarlo por hacerlo más fácil e incrementa las ventas.

Fue tanta la influencia de esta teoría que incluso el ex primer ministro de Reino Unido, David Cameron, creó una “unidad del empujón” en 2010 con oficinas alrededor del mundo para encontrar formas innovadoras de cambiar el comportamiento público.

Su teoría ha sido aplicada en muchos campos, sobre todo en el diseño de políticas públicas. En el campo de las finanzas son conocidas sus aplicaciones al diseño de planes de pensiones que fomenten el incremento del ahorro a largo plazo. Porque quizás no haya algo más fácil y poco racional que gastar y nada que necesite de un empujón tan fuerte como el ahorrar

Como comenta en su libro “Un pequeño emujón”, básicamente se trata de que las personas y las instituciones, tanto privadas como públicas, se esfuercen de forma consciente en orientar nuestras decisiones de modo que mejoren nuestras vidas. Impulsos leves, a menudo invisibles, para incentivarnos sin mermar nuestra libertad de elección. Suena bonito y bien aplicado realmente nos puede hacer  más felices a largo plazo pese a algunos sacrificios durante el camino

¿Y qué hará Thaler con premio de cerca de un millón de euros? como él mismo ha reconocido intentará gastarlo de la manera más irracional posible, que para eso tiene 72 años. Mientras tanto, cuando te pongan cacahuetes, esperate al solomillo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (39 votos, media: 4,72 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 18 de octubre de 2017 con 69 comentarios

Los grandes periodos de crecimiento de la economía catalana

El éxodo de las empresas, algunas de ellas tan simbólicas como Aguas de Barcelona, ha sembrado la duda y la discordia entre el nacionalismo catalán. El tantas veces repetido, como si de un mantra se tratase, el famoso “Madrid nos roba”, acompañado de “una Cataluña independiente sería más próspera”, se ha tropezado con la realidad de una Cataluña que, con solo la duda de un marco legal inestable, ha perdido la sede social de unas empresas que representan la mitad de su PIB.

Por ahora sólo es la sede social, pocas han optado por cambiar también la fiscal, pero el paso sería muy fácil darlo y, una vez hecho, difícilmente existiría una vuelta atrás de la mayoría de las empresas que se hayan marchado.

El efecto económico directo no es grande. No se cerrarán las fábricas de un día para otro, ni se despedirán empleados de manera fulminante. Pero las empresas deslocalizadas es posible que cambien sus planes de inversión futuros y, paulatinamente, vayan disminuyendo el peso de Cataluña, tanto en sus procesos productivos como en su operativa comercial. Igualmente, nuevas empresas que tuvieran pensado invertir en un territorio dinámico, bien comunicado y con mano de obra disponible con un buen nivel de formación, se lo piensen y analicen otras opciones menos interesantes pero viables para sus proyectos.

El caso, y es lamentable, es que la verdad podría haberse sacrificado en pos del mensaje ideológico. Y es que, desde la Edad Media, la economía catalana ha estado vinculada a la economía española de forma indisoluble. De modo que, los periodos de crecimiento económico de unos y otros han coincidido casi plenamente, sin importar el grado de independencia o de reconocimiento de las instituciones catalanas. Tanto es así, que se puede afirmar que dos de los periodos de mayor expansión y pujanza económica de Cataluña tuvieron lugar en periodos en los que las instituciones catalanas fueron reducidas al mínimo. Serían el periodo que va desde el famoso 1.714, con las políticas llevadas a cabo por los primeros borbones, hasta finales del siglo XVIII y, por otro lado, el periodo abierto en 1.960, tras la posguerra, con el desarrollo económico acelerado que sacudió a toda España y que tuvo especial repercusión en la zona de Cataluña.

En el primer caso, se puede afirmar sin duda que, tras las crisis de la Guerra de Sucesión, que nunca fue una guerra de España contra Cataluña, sino un escenario más de las guerras de poder de las potencias europeas por hacerse con la hegemonía a costa del declive de la corona española, el siglo XVIII fue claramente favorable a la economía catalana. Crecimiento de las fuerzas productivas, acusada movilidad social, progresiva estabilidad política acompañado de creatividad cultural en los distintos campos tuvieron como consecuencia que, a fines de siglo, la población catalana hubiera crecido un veinte por ciento más que la media española y casi un cincuenta por ciento más que la de las dos Castillas. De modo que Barcelona triplicase su población a lo largo del siglo, pasando de menos de 40.000 habitantes a 130.000.

Al mismo tiempo, tampoco faltan pruebas de una política borbónica para favorecer a los sectores económicos catalanes -como la prohibición de importar productos de algodón decretada por Carlos III en 1771. Además, la supresión de aduanas interiores entre Castilla y Aragón permitió el libre acceso al mercado castellano de la producción catalana y ofreció oportunidades desconocidas para los productores y comerciantes catalanes.

De hecho, las nuevas oportunidades de negocio impulsadas por la globalización auspiciada por los borbones a raíz de la uniformidad del marco legal y económico en todos sus territorios, propició el asentamiento, entre 1778 y 1820, de 1.263 comerciantes catalanes en la América española, algo que nunca había ocurrido con la dinastía de los Austrias y que subraya la capacidad catalana para la extroversión económica.

En el segundo caso, tras una postguerra plagada de represión y el terrible periodo de economía autárquica, la implantación del Plan Nacional de Estabilización Económica, a partir de 1.957, dio lugar a un crecimiento económico sin precedentes auspiciado por la inversión extranjera. El impacto en Cataluña fue, sin duda, aun mayor que en el resto del país, de modo que se convirtió en una de las metas del movimiento migratorio, que dio a Barcelona y a las localidades de su entorno un crecimiento acelerado.

Lo curioso del caso es que, a cada periodo de pujanza económica, quizás a causa de que la excesiva inmigración tiende a diluir la idiosincrasia propia catalana, le sigue otro periodo de incremento de sentimiento nacionalista, quizás como una reafirmación de un sentir catalán que se siente acosado y que acaba desembocando en una crisis social de resultados inciertos y, hasta ahora, no demasiado buenos ni para catalanes, ni para el resto de España.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (55 votos, media: 3,56 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 17 de octubre de 2017 con 100 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies