Foros de Economía, hipotecas y bolsa > > > Siguiendo al Yen (IV)
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #9141  
Antiguo 24-feb-2017, 08:19
abadia abadia está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: marzo-2016
Ubicación: En MADRID, pero extremeño
Mensajes: 344
Gracias: 21
Agradecido 58 veces en 46 mensajes
El euro está a 119,45 yenes.

Artículo de EXPANSIÓN, que aunque trata sobre la bolsa, también está altamente relacionado con la evolución del yen:

Así influyen los tipos de interés en la Bolsa.

Cuando suben los tipos de interés después de mantenerse bajos por mucho tiempo, la Bolsa suele reaccionar al alza porque los inversores relacionan el movimiento con un escenario de recuperación económica.

El pasado miércoles la Reserva Federal de EEUU (Fed) publicó las actas de su última reunión celebrada el 1 de febrero, en la que dejó sin cambios los tipos de interés. Los inversores estuvieron muy pendientes del contenido porque cualquier indicio sobre cuándo se producirá el próximo movimiento en el precio del dinero de la primera potencia mundial resulta relevante para el devenir de los mercados. Según Aurelio García del Barrio, director del Global MBA con especialización en Finanzas del IEB, los tipos de interés es el más importante de todos los elementos que afectan a los precios de la renta variable.

¿Qué reflejan los tipos de interés? El tipo de interés es el precio que hay que pagar por pedir dinero prestado. Los bancos centrales fijan un tipo de interés, que puede ser más alto o más bajo dependiendo del periodo en el que deba ser devuelto el dinero prestado. La inflación y el tipo de cambio de la divisa son los factores que más influyen para fijarlos.

¿Cómo afectan los tipos de interés a las empresas? Los tipos altos encarecen la financiación de las empresas, tanto si piden créditos a las entidades financieras como si realizan emisiones de deuda en el mercado, lo que hace que las inversiones sean menos rentables. Si los tipos son muy bajos, existe el riesgo de que las empresas se endeuden excesivamente y, en el caso de que se produzcan repuntes futuros de las tasas, contraigan problemas financieros.

¿Cómo impacta en la Bolsa los cambios en los tipos? En principio, cuando los tipos de interés suben, la Bolsa pierde atractivo frente a otros activos como la renta fija o los depósitos bancarios, que aumentan la rentabilidad ofrecida con menor o ningún riesgo. En el caso de bajadas de los tipos, ocurre justo lo contrario y la renta variable sube. Además hay que tener en cuenta que en la Bolsa se cotizan las perspectivas de las empresas. Cuando los tipos de interés bajan, las compañías pueden reducir gastos y aumentar beneficios, así como endeudarse a precio barato e incrementar las inversiones y, por tanto, suben en Bolsa. Si las variaciones de los tipos son pequeñas, el efecto es mínimo.

¿Por qué en ocasiones la Bolsa sube cuando se esperan repuntes de tipos? Cuando suben por primera vez los tipos (o hay expectativas de ello) en mercados maduros después de permanecer bajos por mucho tiempo, la Bolsa tiende a ir al alza porque los inversores relacionan el movimiento decidido por la autoridad monetaria con escenario de recuperación de la actividad, explica García del Barrio. En este escenario, los bancos centrales estarían decidiendo una subida de tipos para frenar la inflación. Cuando las tasas repuntan hasta el 4%-5%, se trata de parar el recalentamiento económico.

¿Por qué Europa está pendiente de las subidas de tipos en EEUU? Las subidas de los tipos oficiales, que son los de corto plazo, se trasladan al resto de plazos (la denominada curva de tipos) y al conjunto de los activos de renta fija (bonos). Cuando repuntan las rentabilidades de los bonos en EEUU, lo hacen también los europeos por efecto contagio.

¿Qué valores de la Bolsa española se ven favorecidos? Los repuntes de tipos provocan la apreciación de la divisa, en este caso el dólar. Las compañías españolas que tienen negocios estables en EEUU y facturan en dólares repatrian más dividendos al transformarlos en euros, con lo que puede aumentar su valor en Bolsa. Es el caso, por ejemplo, de ACS, Iberdrola, Ferrovial, Gamesa, Acerinox, Grifols y Viscofan. También se benefician las empresas que exportan a EEUU ya que sus productos se abaratan por la depreciación del euro. Finalmente, los bancos se ven favorecidos por las subidas de las rentabilidades de los bonos, que mejoran sus márgenes de negocio.

¿Y cuáles son perjudicados? Los que tienen mayor exposición a mercados emergentes, como Santander, BBVA, Telefónica o Mapfre. Estas economías se ven deterioradas porque los países están muy endeudados, en buena parte en dólares, y tienen que pagar más por la subida de tipos y por el debilitamiento de su divisa.


Responder Citando
  #9142  
Antiguo 24-feb-2017, 10:03
abadia abadia está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: marzo-2016
Ubicación: En MADRID, pero extremeño
Mensajes: 344
Gracias: 21
Agradecido 58 veces en 46 mensajes
EL ECONOMISTA:

La sombra del 'Brexit' es alargada.

La devaluación de la moneda nacional ya no estimularía el crecimiento.

Existen serias posibilidades de que las elecciones generales que tendrán lugar en Holanda, Francia, Alemania y probablemente Italia este año se enmarquen en un contexto de confrontación sobre la permanencia o la salida de la UE. La sombra del Brexit es alargada. Los candidatos de algunos partidos con opciones claras de ganar son contrarios al mantenimiento de sus economías en la UE y en la moneda única y prometen realizar referéndums. Quienes se oponen a la permanencia en la eurozona ganan adeptos cada día sobre la idea de que el euro resta, rompe y deshace la soberanía de las naciones. Pero es preciso señalar que esa tesis es una falacia porque pretende que los electores olviden el pasado suprimiendo las circunstancias anteriores al nacimiento de la moneda única.


Conviene señalar que antes del euro, los países, nominalmente dueños de su moneda, no eran efectivamente soberanos de sus políticas económicas ni monetarias. A excepción de Alemania, para los países que forman hoy la eurozona, las decisiones monetarias eran, antes del euro, prácticamente inexistentes y de corto recorrido y poca eficacia real en el interior de sus economías, porque estaban obligados a mantener una estrecha relación de cambio entre sus monedas y el marco alemán. Las decisiones de los correspondientes bancos centrales, emisores de sus propias divisas, conformaban una política monetaria completamente seguidista de la que hacía el Bundesbank. Hay que tener muy poca memoria para negar esto. Y hay que hacer una análisis muy superficial para no percibir que, al adoptar el euro, los países ganaron soberanía al poder designar a un miembro del Comité Directivo del BCE. Volver a la situación anterior al euro, para los países que están en riesgo de que las elecciones aúpen a gobiernos antieuropeístas, no garantiza poder administrar su propia moneda de modo independiente.

Algunas veces se oye que fuera de la eurozona los países podrán modificar las tasas de cambio, algo que muchos añoran con nostalgia. Pero esto es también otra falacia basada, otra vez, en la amnesia selectiva. Porque antes del euro las autoridades monetarias tampoco podían decidir autónomamente la relación entre sus monedas (ciertamente sí era posible, pero no como un recurso propio que pudiera usarse cada vez que era necesario o útil) ya que las tasas de cambio se determinan por las fuerzas del mercado que empujan las monedas hacia arriba o hacia abajo con independencia de las decisiones gubernamentales o de los bancos centrales nacionales.

Por eso, a menudo, en el pasado, antes del euro, las autoridades nacionales reaccionaban con medidas restrictivas para contrarrestrar la depreciación excesiva de la moneda produciendo efectos recesivos.

Así pues, si los países que ahora enfrentan elecciones durante el peligroso 2017 estiman que una devaluación de sus monedas nacionales sería útil para estimular el crecimiento y financiar la deuda pública, deben saber que aunque se salga de la moneda única, en un contexto de integración financiera como el actual, con completa movilidad de capitales, esa idea ya no es posible llevarla a cabo con éxito.


Responder Citando
  #9143  
Antiguo 24-feb-2017, 10:34
abadia abadia está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: marzo-2016
Ubicación: En MADRID, pero extremeño
Mensajes: 344
Gracias: 21
Agradecido 58 veces en 46 mensajes
Otra vez EL ECONOMISTA:

El Bundesbank no mete prisa al Banco Central Europeo para subir tipos.

La espera para 2019, mientras el mercado la descuenta en 2018.

Alemania está muy pendiente de la mejora que está experimentando la economía de la eurozona para intentar presionar al Banco Central Europeo -BCE- para que endurezca su política monetaria. Sin embargo, Jens Weidmann, máximo representante del Bundesbank, el banco central alemán, baraja que la entidad incremente los tipos de interés en 2019, más tarde que los indicadores del mercado que maneja Bloomberg, que sitúan la subida de tipos para diciembre de 2018.


Eso sí, el regulador, según explica la agencia, ha cumplido con la ya tradicional crítica germana hacia una política excesivamente acomodaticia del BCE: si bien cree que Mario Draghi no se ha equivocado en mantener una política laxa en el contexto actual, sí considera que ha ido demasiado lejos con el retraso del final del programa de compras. "No apoyo esa decisión; la política monetaria que yo estaría dispuesto a aceptar es menos expansiva que la actual". La inflación va a seguir presionando hacia arriba, cree Weidmann, y eso será lo que termine generando un aumento en los tipos de interés dentro de dos años.

El run run de tipos más altos es tan claro en este momento que el banco central alemán ya ha empezado a prepararse para el movimiento, como quedó patente en el informe anual de la entidad: en 2016 el Bundesbank incrementó sus provisiones en 1.800 millones de euros, hasta los 15.400 millones, un dinero que está destinado a cubrir las pérdidas que sufrirá la entidad cuando llegue la subida de tipos.

No hay que olvidar que el alemán es, de lejos, el banco central más castigado por la compra de deuda con intereses negativos, ya que compra más deuda que nadie y tiene los cupones más bajos de la eurozona. A cambio, de momento esto se equilibra con el dinero que recibe por los depósitos que dejan los bancos en el Bundesbank -el regulador les cobra un 0,4% en este momento-, pero desde Bloomberg destacan cómo esta situación cambiará cuando se suban tipos, deteriorando su posición financiera. Una provisión para cubrir estas pérdidas es un ejemplo de la buena salud financiera del país.

Podría llegar incluso antes

El debate sobre el momento en el que Draghi subirá tipos es ahora intenso. Hay muchos analistas que no esperan que el economista italiano lo haga antes de que termine su mandato, en septiembre de 2019; otros creen que la inflación ya será suficiente como para hacerlo antes, mientras que las perspectivas que maneja Bloomberg basándose en indicadores del mercado apuntan a diciembre de 2018, cuando hace pocos meses llegaron a marcar que ocurriría en verano de ese año.

Las declaraciones de Weidmann llegan apenas dos semanas después de que Yves Merch, miembro del consejo de gobierno del BCE, abriese la puerta por primera vez a un cambio de rumbo en la política monetaria de la entidad. El regulador explicó que la entidad, teniendo en cuenta la mejora que está experimentando la economía, no debería tardar en revisar la comunicación que hace habitualmente.


Responder Citando
Respuesta
Publicidad
Ir al Foro

Etiquetas
1cuidaoo que ahí llegannn, 2gafeteras y el del audi!, apocalypsis is coming, bankinter hijos de puta, el lobo me la comio, endpositivo=ladrones!, infierno sí o sí, la bida es asín., no mas multinicks, nulidad parcial y firme, revisar ips, todo peta, yen, siguiendo

Herramientas
Desplegado



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 06:27.