Foros de Economía, hipotecas y bolsa > > > Hilo de Venezuela
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 05-mar-2013, 23:29
Johngo Johngo está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: junio-2009
Ubicación: Buenos Aires - Capital Federal - Recoleta
Mensajes: 30.043
Gracias: 859
Agradecido 795 veces en 705 mensajes
Datos básicos "oficiales" del país










Última edición por droblo; 07-ago-2015 a las 07:52


Responder Citando
  #2  
Antiguo 06-mar-2013, 00:30
Avatar de tagoriana
tagoriana tagoriana está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: septiembre-2008
Ubicación: Mallorca
Mensajes: 4.285
Gracias: 1.081
Agradecido 1.641 veces en 885 mensajes
Cita:
******* Iniciado por Johngo Ver Mensaje
El presidente venezolano murió a los 58 años a las 20:25 CET en el Hospital Militar de Caracas; su último parte médico indicó "un agravamiento de su condición respiratoria"; el ex mandatario llevó adelante su "Revolución bolivariana", protagonizó golpes de estado, expropió empresas, encarceló a sus oponentes y mantuvo una fuerte disputa con los medios de comunicación desde que llegó al poder en 1999

DIOS SALVE AL PUEBLO VENEZOLANO !!
Esperemos que la nueva etapa que se les presenta a los venezolanos, sea más afortunada.

besitos tago
__________________

Todo esto no es mas que mis opinones y teorias personales.


Entrada yenes 165.5 oct 2007 47.000.000 Y
Salida del yen 124.5
Pase a francos a 1.55 dic. 2008 548.223 F
Sali a euros a 1.44 mar. 2010 341.596 €
Reentrada franco 1.19 jul. 2011 408.208 F

capital pendiente 328.000 F


Responder Citando
  #3  
Antiguo 07-mar-2013, 07:50
Avatar de droblo
droblo droblo esta en línea ahora
Super Moderator
 
Fecha de Ingreso: noviembre-2008
Mensajes: 41.696
Gracias: 941
Agradecido 2.686 veces en 2.461 mensajes
__________________

www.droblo.es


Responder Citando
  #4  
Antiguo 07-mar-2013, 17:33
cgilnavarro cgilnavarro está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: enero-2012
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 2.279
Gracias: 1.848
Agradecido 463 veces en 405 mensajes


Responder Citando
  #5  
Antiguo 07-mar-2013, 23:41
Avatar de rcalber
rcalber rcalber está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: marzo-2009
Ubicación: Sevilla - Coria del Rio
Mensajes: 840
Gracias: 113
Agradecido 25 veces en 19 mensajes
Enviar un mensaje por MSN a rcalber
Tanta gloria lleves como paz dejas.


Responder Citando
  #6  
Antiguo 08-mar-2013, 07:04
maryofthescots
Guest
 
Mensajes: n/a
Chavez no está muerto. Lo hicieron desaparecer, pandilla de imbécilessssssssssss!!!


Responder Citando
  #7  
Antiguo 10-mar-2013, 16:40
Johngo Johngo está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: junio-2009
Ubicación: Buenos Aires - Capital Federal - Recoleta
Mensajes: 30.043
Gracias: 859
Agradecido 795 veces en 705 mensajes
Lucha, agonía y secretos: los últimos días de Hugo Chávez

Hugo Chávez subió con paso firme las escalerillas del avión presidencial. Al llegar a lo alto, giró, levantó el puño y gritó "¡Viva la patria!" antes de desaparecer en el interior de la aeronave. Los venezolanos nunca más volvieron a escucharlo.

Esa madrugada del 10 de diciembre, el mandatario se afanó en repartir besos y abrazos a los numerosos colaboradores y amigos que fueron a despedirle a la pista del aeropuerto Simón Bolívar, en las afueras de Caracas, en la antesala de su viaje a Cuba para jugar una última apuesta por ganarle la partida al cáncer.

Entre apretones de manos y palmadas en la espalda, Chávez intentó infundir confianza a sus más cercanos compañeros horas antes de someterse a su cuarta operación en apenas 18 meses para frenar una dolencia que finalmente acabó con su vida.

"Claro que volveré", le aseguró decidido al ministerio de Exteriores, Elías Jaua, con los brazos sobre sus hombros y esbozando media sonrisa, relató días después el alto cargo.

Y regresó tras 70 días de un inconcebible silencio que se prolongaría hasta su muerte, el martes 5 de marzo a las 16:25 horas en el Hospital Militar de Caracas.

Los detalles de su agonía siguen siendo un misterio.

El hombre que comandó Venezuela durante casi 15 años entró en coma el día anterior y murió por un fallo respiratorio después de que el cáncer hiciera metástasis en los pulmones, dijeron a Reuters fuentes cercanas al Gobierno y a su equipo médico.

Las dos últimas semanas de vida del líder socialista fueron extenuantes.

Aquejado de fuertes dolores que le obligaban a permanecer sedado durante horas y que le impedían incorporarse de la cama, Chávez tenía que respirar a través de una cánula traqueal debido a una infección pulmonar aguda que le atacó tras su última operación en el hospital Cimeq de La Habana.

Los altos cargos que le visitaron durante su hospitalización en La Habana y Caracas utilizaban iPads y otros recursos para hacerle "presentaciones de los proyectos", dijo una de las fuentes, al explicar cómo el presidente hizo lo todo posible para comunicarse con su equipo y seguir, pese a las enormes limitaciones, al frente de las decisiones de Gobierno.

Cuando le pidieron nombrar un nuevo responsable de Exteriores para ocupar el cargo que dejó vacante su vicepresidente y heredero político, Nicolás Maduro, le mostraron los nombres de los candidatos y él señaló el de Jaua y firmó el documento, dijo la fuente.

El mandatario había quedado extremadamente débil tras la operación de más de seis horas, que se complicó con una hemorragia interna y los médicos tuvieron que reanimar al paciente varias veces y descubrieron que las células cancerígenas habían llegado hasta los pulmones.

El equipo cubano que le atendió en el postoperatorio tuvo que desarrollar un antibiótico personalizado con el que logró estabilizar la infección respiratoria y mejorar su condición. En medio de la aparente mejoría, Chávez pidió volver a su país.

El Gobierno, con el respaldo de la familia, se hizo cargo de todas las gestiones para garantizar un traslado sin riesgos en un vuelo de tres horas. Después, informó que el retorno se produjo en la madrugada del 18 de febrero. No hubo imágenes ni fotos.

"¡Volvió, volvió, volvió!", gritaban sus seguidores delirantes en las calles para festejar el "milagroso" regreso del Comandante a la patria.

HASTA EL FINAL


Días antes, las autoridades difundieron las últimas fotos públicas del mandatario para contrarrestar los rumores que hablaban de un Chávez terminal, azuzados después de que no acudiera el 10 de enero a su propia toma de posesión para jurar el cargo que ganó en octubre con una contundente mayoría en las urnas.

Las instantáneas, en las que se le puede ver hinchado pero sonriente tendido en la cama con una chaqueta deportiva, acompañado de sus dos hijas mayores mirando el diario oficial cubano Granma, lejos de aplacar las especulaciones, las avivaron. En las hiperactivas redes sociales venezolanas denunciaron que se trataba de un montaje con una foto antigua.

Sus colaboradores se esforzaban por asegurar que el jefe bolivariano seguía dirigiendo el país pese al escepticismo de la oposición, que exigía sin éxito saber el estado detallado de la condición presidencial y su pronóstico.

Tres días antes de morir, Chávez tuvo una última reunión con buena parte de su gabinete, donde durante varias horas pasó revista a los temas más importantes, le consultaron varias decisiones y pidió información sobre la marcha del país.

Cuando salieron del encuentro, los ministros fueron conscientes de que su condición era muy delicada, pero quedaron convencidos de que el presidente todavía podría recuperarse pese a que desde la operación recibía una gran cantidad de fármacos para garantizar sus signos vitales.

En las horas siguientes, su condición empeoró progresivamente hasta que el lunes cayó en un coma del que no pudo despertar. El martes, rodeado de familiares y su círculo más íntimo de colaboradores, sus constantes vitales se apagaron.

Un sombrío Maduro, enfundado en una camisa blanca, anunció poco después la fatídica noticia y rindió homenaje a su líder.

"Los que mueren por la vida, no pueden llamarse muertos. Y a partir de este momento está prohibido llorarlos", entonó, recitando los versos del cantautor venezolano Alí Primera, el favorito del presidente. "Honor y gloria a Hugo Chávez", concluyó con el puño en alto y la voz quebrada.

ESPERANDO EL MILAGRO

Por unas horas, Venezuela entró en estado de pánico. Tanto a sus seguidores como a sus enemigos les costaba creer que el hombre que durante casi tres lustros fue protagonista absoluto de la potencia petrolera había dejado de existir.

El propio Chávez había advertido lo complicado de la "urgente e impostergable" operación a la que se iba a someter y tomó sus previsiones, designando a Maduro como su sucesor y pidiendo el voto para él si definitivamente la enfermedad lo apartaba del mando en el país sudamericano.

A Chávez le diagnosticaron en junio de 2011 la enfermedad en un avanzado estadio de evolución, tras someterse a una primera operación en Cuba por unos enormes dolores que los médicos achacaban a una diverticulitis.

Según una fuente médica, el principal diagnóstico del mandatario era un rabdomiosarcoma en el psoas, un músculo que va desde la parte baja de la columna vertebral hasta la cadera.

Poco después fue operado de nuevo para extirparle un tumor del tamaño de una pelota de béisbol de la pelvis en una operación muy compleja debido a que el paciente presentó septicemia, lo que obligó a los médicos a limpiar el tracto digestivo, un procedimiento arriesgado en pacientes oncológicos.

Entre julio y septiembre recibió quimioterapia entre Caracas y La Habana y en octubre se declaró completamente curado apenas cuatro meses después de comenzar el tratamiento. Pero el cáncer reapareció y en febrero anunció que debía ser operado de nuevo por un tumor en la misma zona.

Tras la tercera operación, Chávez recibió radioterapia hasta pocos días antes de lanzarse a su última y dramática campaña electoral, asegurando nuevamente a los venezolanos que el cáncer había desaparecido y que estaba listo para gobernar hasta 2019.

Durante tres meses, el que fuera aclamado por sus seguidores como "el huracán bolivariano" hizo una campaña atípica, con discursos cortos y poco hilvanados que desafiaban su proverbial locuacidad y actos de campaña cuidadosamente preparados, casi siempre montado en un camión o subido a una tarima.

Algunos ni los pudo terminar vencido por el intenso dolor, incluyendo el acto final de su cierre de campaña bajo un feroz aguacero en la capital.

"En alguna ocasión yo le dije a Nicolás en el camión ese bendito. ¡Nicolás sácame de aquí!", confesó días después de lograr su cuarta reelección recordando un mitin en la barriada caraqueña de Catia, donde el presidente apretaba los dientes en una mueca de dolor contenido en medio de la algarabía general.

Sus detractores creen que el empeño en acudir a las urnas pese a los embates del tratamiento revela a un hombre obsesionado por mantener el poder y que irresponsablemente evitó hasta el último minuto entregar el testigo para iniciar una transición ordenada.

Para sus aliados fue una muestra de coraje y defensa de la revolución hasta sus últimas consecuencias, incluso entregando su propia vida.

"Uno siempre ha vivido de milagro en milagro", dijo el 8 de diciembre en una de sus últimas alocuciones, recordando su agitada biografía que daba cuenta de su habilidad y grandes dosis de buena suerte para salir airoso de situaciones límite.

"Yo sigo aferrado a ese milagro", aseguró Chávez un discurso que ya sonaba a despedida.

/Por Marianna Párraga y Enrique Andres Pretel/ CARACAS (Reuters)


Responder Citando
  #8  
Antiguo 17-abr-2013, 08:15
Tizo Tizo está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: junio-2011
Mensajes: 2.115
Gracias: 10
Agradecido 151 veces en 146 mensajes
La fotografía resultante de las presidenciales del domingo en Venezuela, que muestra un país partido más que nunca en dos, que sitúa el precario triunfo del heredero de Chávez, Nicolás Maduro, bajo sospecha de fraude electoral, y que muestra que el oficialismo carece de un liderazgo sólido tras la desaparición de Hugo Chávez, genera una nueva inquietud a las empresas españolas presentes en el país: la amenaza de una inestabilidad política, social y económica. Una nueva e inquietante situación que se suma a las políticas nacionalizadoras promovidas por el chavismo y a la inseguridad jurídica como factores disuasorios que explican por qué el país es uno de los menos atractivos para las firmas extranjeras, a pesar de sus riquezas naturales y de sus hidrocarburos. La mínima victoria de Maduro, exento del carisma de su antecesor incluso ante sus propios seguidores y el no reconocimiento de los resultados por parte del líder de la oposición, Henrique Capriles, genera suspicacias y puede abrir una etapa de turbulencias en el país.

El hecho de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano desoyera las recomendaciones y peticiones nacionales e internacionales, entre ellas las de España, para proceder a un nuevo recuento de los votos y procediera con rapidez a confirmar la victoria de Maduro y proclamarle presidente electo no ha hecho más que aumentar la agitación y la tensión en el país. Los últimos datos oficiales muestran que Maduro habría ganado por menos de 300.000 votos al 99,20% de los sufragios escrutados, es decir, una ventaja del 1,7%: 7.559.349 votos (55,75%) frente a 7.296.876 (48,98%) del líder opositor. Una diferencia escasa que aún podría reducirse cuando se cuenten los votos de los venezolanos que viven en el extranjero.

La precipitada proclamación de Maduro como presidente electo ha sido considerada ilegal por la oposición, cuyo líder, Henrique Capriles había anunciado horas el envío de una solicitud al CNE para que impidiera que se llevase a cabo, tras exigir que se recontaran los sufragios. El líder opositor ha insistido en que no cejará hasta que se recuenten todos y cada uno de los votos y la decisión del CNE fue acogida con una enorme cacerolada de reprobación en Caracas y la preparación de actos de protesta por el presunto fraude electoral. "Quieren cambiar la voluntad del pueblo. Hay un presidente ilegítimo y el pueblo tiene derecho a conocer la verdad" ha advertido Capriles, que cuenta en su demanda de proceder a un nuevo examen de los votos con amplio respaldo internacional y quien ha llamado a protestar contra la proclamación a toda prisa del sucesor del fallecido Chávez.

En las últimas horas, la situación se ha complicado con cruce de denuncias entre oficialismo y oposición. Por un lado, Maduro ha censurado los incidentes protagonizados por opositores en diferentes puntos del país, con presuntas quemas de sedes del partido chavista e intentos de "amedrentar" a figuras del oficialismo, actos de los que el presidente electo ha responsabilizado personalmente a Capriles. Por otro lado, éste ha asegurado disponer de información de que el Gobierno ha procedido a la detención de militares que exigían un nuevo recuento de votos y "el cumplimiento de la Constitución".

Hace sólo seis meses, el 7 de octubre pasado, el entonces enfermo Hugo Chávez había batido en toda regla a Capriles con el 55,5% del voto sobre el 44,39% del líder opositor. Así las cosas, el resultado de las urnas del pasado domingo refuerza el triunfo moral de Capriles sobre el candidato oficialista, y ello pese a que éste ha echado mano y ha utilizado sin complejos en su favor todo el arsenal de los recursos del Estado y medios públicos. Aun así, Maduro no ha podido evitar perder casi 600.000 votos en comparación con los sufragios obtenidos por un Chávez ya gravemente enfermo el pasado otoño. Buena parte de los casi 700.000 sufragios más logrados ahora por Capriles respecto a aquellas elecciones se deben al trasvase de votos de sectores pobres y desencantados con el chavismo a su candidatura.

Enfado con España

Entre las voces que han pedido un recuento completo de los votos se hallan las del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, la del Gobierno de EEUU y la del ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo. El canciller de Venezuela, Elías Jaua, anunció el lunes que ha llamado a consultas al embajador en Madrid, Bernardo Álvarez, en un gesto diplomático de protesta que responde a declaraciones ofrecidas por su homólogo español.

La situación creada abre muchas dudas sobre el futuro del país y genera incertidumbre sobre la capacidad de Maduro para gobernar una nación que atraviesa una difícil situación económica, máxime si pretende hacerlo sin dialogar con la oposición y sigue ignorando las demandas del sector privado. Existe, asimismo, el temor, de que el debilitado Maduro que surge de los comicios, forzado a un cambio radical en política y no demasiado valorado por un Ejército mayoritariamente chavista, se vea tutelado por los militares, atrasando los cambios que la mitad de la población exige y aumentando la distancia entre las dos Venezuelas. Las Fuerzas Armadas, muy ideologizadas en su jefatura, son parte central del proyecto chavista: desde las elecciones regionales de diciembre, de los 20 estados en poder del oficialismo, los gobernadores de 11 son militares.

Además, y de hecho, existe entre los chavistas una sensación de derrota y el liderazgo de Maduro empieza a ser puesto en tela de juicio por sus partidarios. Incluso el presidente de la Asamblea Nacional y vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, ha reconocido que los resultados no son buenos y exigen reflexión. Ejemplo de la decepción del chavismo, Maduro fue acogido fríamente por sus simpatizantes al anunciar su victoria.

Los expertos destacan ya que la pírrica victoria de Maduro y las sospechas de fraude no sólo ahondan peligrosamente la división de los venezolanos, sino que quiebran también la hegemonía del socialismo del siglo XXI justo en el país corazón del mismo, lo que puede tener también consecuencias e impacto a corto plazo en los países que conforman el eje bolivariano, de los que Venezuela es mentor y gran apoyo petrolero y económico hasta el momento.

Triunfo moral y nueva era

Para los observadores, Capriles ha logrado una victoria moral que refuerza su liderazgo y que abre una nueva era en la política de Venezuela, sacudida aún por el choque de la desaparición de Hugo Chávez, que dominó la escena política del país de forma casi indiscutida durante 15 años e influyó de forma decisiva en países como Ecuador y Bolivia, y que no dejó herederos con carisma para su revolución bolivariana. De hecho son ya muchos los que se preguntan si sobrevivirá a corto y medio plazo la influencia regional de Venezuela, ya que la política de diplomacia petrolera podría tener que ser revisada ante los gigantescos retos económicos que hereda el nuevo presidente.

Aunque Maduro ha prometido mantener los acuerdos de cooperación energética que firmó Chávez con Cuba, Argentina, Nicaragua, Uruguay, Brasil, Ecuador y Bolivia, la crudeza de la situación económica puede dar al traste con el intento de conservar esa petrodiplomacia en la que el chavismo basó sus alianzas regionales. La crisis puede obligar a revisar el manejo de los recursos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), el gran maná de los ingresos públicos del país.


Responder Citando
  #9  
Antiguo 17-abr-2013, 08:16
Tizo Tizo está desconectado
Senior Member
 
Fecha de Ingreso: junio-2011
Mensajes: 2.115
Gracias: 10
Agradecido 151 veces en 146 mensajes
Inquietud española

Si bien por un lado la situación creada en los comicios genera expectativas de que Venezuela pueda pasar poco a poco página en su historia política reciente, el temor a que el chavismo intente frenar esta dinámica que pide buena parte de la sociedad venezolana aumenta los temores y dudas de las empresas españolas sobre el futuro de un país en el que se ha venido dificultando la inversión exterior y persiguiendo al sector privado.

En el último informe Panorama de la inversión española en Latinoamérica del IE Business School, volvía a constatarse que Venezuela es el país de la región menos atractivo para las compañías españolas y que nuestras empresas prevén reducir un año más las inversiones en esa nación y en las ideológicamente próximas como Bolivia y Ecuador, donde la inseguridad jurídica se suma a la inseguridad ciudadana y al déficit de infraestructuras como los mayores problemas para la puesta en práctica de las actividades de las compañías foráneas.

Venezuela es, además, junto con Argentina, el país donde las firmas españolas vaticinan un menor crecimiento de la economía en 2013. En cuanto a riesgos y amenazas para la inversión, las empresas destacaban en el informe la inseguridad legal y ciudadana, una inestabilidad política que ahora puede verse acrecentada y la falta de infraestructuras de Venezuela.

Además, las empresas españolas presentes en el país como Telefónica, BBVA, Repsol, Hesperia, Mapfre, Elecnor, Hesperia, Meliá, Sanitas, Santillana, Mondragón, Atento, Indra, Cirsa, Inditex, Iberdrola, Acciona, ACS, Acerinox, Air Europa, Alcatel, Amadeus, Dragados, Planeta, Santillana, Gamesa e Iberia, se vieron ya tocadas a comienzos del pasado mes de febrero por la devaluación en un 32% del bolívar "para combatir el brote inflacionario y especulativo en el país". Una medida calificada por los observadores de insuficiente y tardía y que además no parece haber sido suficiente para aliviar ni los desajustes fiscales del Gobierno ni tampoco las distorsiones de la economía.

Enormes desafíos económicos

El económico es el primer y más grave escenario que se abre ahora. Además de la necesidad de incorporar plenamente al desterrado sector privado a la economía, algo que a Maduro le será complicado soslayar ante las grandes necesidad del país, al presidente electo le aguardan importantes desafíos económicos: elevada inflación, que podría llegar al 30% este año, escasa productividad, alto déficit presupuestario del 13% del PIB y un desabastecimiento que está generando ya tensiones sociales. Unos retos paradójicos para un país que es uno de los grandes exportadores mundiales de petróleo en un momento en el que el barril de crudo está por encima de 100 dólares, y que hunden sus raíces en la conducción ideologizada de la política económica.

La devaluación del bolívar se ha reflejado en un encarecimiento de los alimentos y las medicinas y la inflación se ha disparado a casi el 8% en los tres primeros meses del año, tras cerrar 2012 en el nivel más alto de toda Latinoamérica, el 20,1%, algo que no ayuda a una industria deprimida, ni a un país con ciclos de escasez y que mantiene una deuda pública que supera el 50% del PIB. El Estado venezolano gastó en 2012 por encima de sus ingresos, en un ejercicio volcado en lograr que el chavismo ganara a golpe de subvenciones y ayudas sociales las elecciones de octubre.

El gasto se duplicó durante la era Chávez y hoy se sitúa 20 puntos porcentuales por encima del promedio de los demás países latinoamericanos. El agujero fiscal se eleva a 30.000 millones de dólares, cerca del 10% de la economía del país. Y la improvisada reforma agraria que puso en marcha Chávez, unida a la estatización de parte de la industria alimentaria y al control de precios, ha destruido al sector agrícola y obligado a comprar productos básicos, según destacan los analistas.

La industria petrolera, motor económico, también se encuentra en dificultades, ya que acumula deudas por más de 16.000 millones de dólares, y el propio presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, ha informado de que este sector clave registró un retroceso en sus beneficios netos del 6,2%. Ello aboca al Gobierno a subir el precio de la gasolina, decisión de alto coste político, pero que se antoja necesaria en un país que mantiene un subsidio a los carburantes que supone 6.000 millones de dólares al año.

Un sector clave en apuros

De la estatal PDVSA procedió en el pasado la financiación tanto de los programas de desarrollo social de Chávez (174.154 millones de dólares entre 1999 y 2012) como el petróleo vendido en condición de pago preferencial a los países ideológicamente próximos, al mismo tiempo que la inversión en esa industria vital retrocedía. Actualmente la producción está estancada por debajo de los 2,8 millones de barriles diarios y recientemente la Agencia Internacional de la Energía (AIE) auguró "desafíos abrumadores" al sucesor de Chávez para conjugar la necesidad de recuperar el sector petrolero y seguir financiando los programas sociales.

En estas condiciones pocos creen que Maduro pueda cumplir su promesa de elevar el salario mínimo a los venezolanos ni que el PIB crezca este año el 6% que pronostica el Gobierno en un país en el que, si bien el haber del chavismo se sitúa la reducción de la pobreza y las medidas sociales, se ha producido una drástica y dramática reducción de la clase media (que crece en los países del entorno) y un alarmante aumento de la inseguridad ciudadana que también desincentiva el apetito de los inversores por estar en el país. El año pasado hubo 16.038 homicidios y en lo que va de 2013 suman 3.400. Se trata de uno de los mayores índices de criminalidad del Planeta.

Aunque la economía venezolana progresó el 5,5% en 2012, uno de los mayores avances de la región, el bajón de 2013 parece cantado, a tenor de las proyecciones de los organismos internacionales. Los analistas auguran para el país, que se expandió en 2011 el 4,2% después de tres años de atonía (-1,7% en 2010, -6% en 2009 y -1,2% en 2008) un crecimiento del 2,2% o, en el peor de los escenarios, un retroceso del PIB del 0,5% si se mantiene la actual situación de inestabilidad.

Venezuela, por lo demás, habrá visto declinar la llegada de IED el año pasado, después de que en 2011 pasara de 1.209 a 5.302 millones (+338%) y se ubicara entre los diez primeros países de Latinoamérica en ese capítulo. Según la Cepal, en los seis primeros meses de 2012, la llegada de IED a Venezuela cayó un 20%, a 1.981 millones de dólares, mientras la llegada de capital crecía significativamente en algunos de los países hacia donde más se dirigen las empresas españolas en su salida al exterior, como Chile, Perú y Colombia. FMI, Banco Mundial, Cepal y World Economic Forum coinciden, además, en situar a la nación en los últimos puestos regionales en competitividad, productividad y clima de negocio.


Responder Citando
  #10  
Antiguo 18-abr-2013, 11:24
danisan87 danisan87 está desconectado
Junior Member
 
Fecha de Ingreso: abril-2013
Mensajes: 3
Gracias: 0
Agradecido 0 veces en 0 mensajes
Capriles impugna de forma oficial el resultado de las elecciones en Venezuela

El equipo de campaña del candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, ha presentado la solicitud ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para un recuento voto a voto de los resultados de los comicios del domingo.

El jefe nacional de la campaña opositora, Carlos Ocaríz, dijo a periodistas que solicitaron la revisión de "boletas, acta, máquinas, huellas y cuadernos" de votación, y que se reunieron durante "cerca de dos horas y media" con la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.

"Otra vez estamos consignando lo que es la solicitud de la revisión del proceso", declaró Ocaríz, alcalde del municipio caraqueño de Sucre, al señalar que el lunes presentaron un documento ante el poder electoral para solicitar que no se realizara la proclamación del oficialista Nicolás Maduro como presidente electo.

Puntualizó que están consignando su petición "con pruebas, con fotos" y con todo lo que Capriles ha anunciado. "En apenas 48 horas (...) recogimos en un tiempo de verdad récord no solamente todo lo que es la información de acta, acta de escrutinio, etc, sino también todas las denuncias que ayer informamos y que seguiremos informando", apuntó.

Ocaríz indicó que pidieron que "se haga una revisión de todo lo que fue el proceso de votación" a partir de "las irregularidades" que detectaron y por "lo cercano del resultado".

De acuerdo al último recuento del Consejo Nacional Electoral (CNE), con el 98,97% escrutado, Maduro ganó por un ajustado margen con 7.575.506 votos (un 50,78 %), 1,83 puntos porcentuales más que Capriles, que logró 7.302.641 (un 48,95 %).

Ocariz defendió que lo "más sensato", "lógico" y "mejor para el país" es que se "despeje cualquier duda", al indicar que en los resultados "faltan los votos del extranjero" y "otra cantidad de actas manuales" a la vez que existen muestras "de cosas que no son regulares". "Si ya los dijeron los dos candidatos (...) también la comunidad internacional (...), la verdad que no entendemos por qué no se realiza esta auditoría voto a voto", agregó.

Señaló que "para nadie es un secreto que en Venezuela hay una crisis política" y que estas tienen "soluciones políticas también". "Hacemos votos que la soluciones políticas se den en el corto plazo", agregó y consideró que "más del 80% de los venezolanos" pide una auditoría voto a voto que dé "la película completa de lo que sucedió".

Prometió, asimismo, que respetarán el resultado de ese recuento, al señalar que saldrá un ganador y un perdedor. "Salga sapo, salga rana, respetaremos el resultado definitivo cuando revisemos y cuando este conteo o más que conteo, esta auditoría de todo, este 100%, se realice para tranquilidad de los venezolanos", completó.

Durante una conferencia con la prensa extranjera, Capriles afirmó que las irregularidades que asegura se presentaron en las elecciones presidenciales estarían afectando a un millón de votos.


Responder Citando
Respuesta
Publicidad
Ir al Foro

Herramientas
Desplegado



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 10:11.