Qué no decir en la entrevista de trabajo

Los directores de Recursos Humanos tardan unos diez minutos, o menos, en formar una opinión, positiva o negativa, del candidato que tienen delante. Según una encuesta llevada a cabo por Accountemps, a más de 500 responsables del área de RRHH en empresas estadounidenses, el 42% de ellos sólo necesita entre seis y diez minutos para llegar a una conclusión sobre un candidato.

Vaya, no parece mucho tiempo, sobre todo teniendo en cuenta que el principio es cuando más nervioso está uno. De ahí la importancia de haberse preparado bien la entrevista. Si vas con los deberes hechos, conseguirás llegar mucho más relajado y dejar una mejor impresión.

Ya sabemos que hay que causar una buena primera impresión, pero no vale sólo con ese primer impacto, hay que conseguir mantener la atención del entrevistador a lo largo de toda la entrevista, no puedes bajar la guardia. Hay ciertas cosas que jamás deberías hacer o decir. En un post anterior, ya hablamos de cosas que no deberías hacer en la entrevista. Hoy quiero dejaros algunas cosas que no debes decir en la entrevista. He aquí algunas de ellas:

Criticar o hablar mal de antiguos compañeros o jefes

Suele ser lo más recurrido cuando te preguntan por qué te despidieron de tu antiguo trabajo: “mi jefe era un incompetente” o cosas por el estilo. No lo hagas. No uses un lenguaje denigrante al referirse a los antiguos compañeros, empresa o jefe. Da motivos razonazonados y evita los descalificativos y excusas. Te considerarán una persona conflictiva.

Mentir sobre tu curriculum

No caigas en este error. Si realmente no hablas bien el inglés, no digas que tu inglés es fluido. Tarde o temprano te descubrirán y puedes incluso perder tu empleo. Si mientes sobre tus anteriores puestos de trabajo, te pueden pillar con una simple llamada que el entrevistador haga a tu antigua empresa. Saldrás perdiendo.

Preguntar a qué se dedica la empresa

Es una pregunta de muy mal gusto porque ya deberías ir a la entrevista con los deberes hechos y haber investigado lo suficiente sobre la misma. Jamás, jamás, preguntes esto.

Preguntar demasiado sobre salario o beneficios

Generalmente estos temas no suelen tocarse en una primera entrevista, solamente cuando te están considerando seriamente para el puesto y en ese caso, es atribución de la empresa hacerte la oferta o preguntarte cuánto desearías ganar. Aquí ya es donde puedes negociar.

“Puedo cobrar menos”

Si en la oferta de trabajo ya había un salario fijado no digas que puedes cobrar menos. Si piensas que pidiendo un salario menor tendrás más opciones de conseguir el puesto, te equivocas. Te estás menospreciando y el entrevistador será eso lo que piense.

No digas que es un trabajo extra

Pensarán que vas a poner menor empeño en desarrollarlo. Tiene que parecer (y ser) que ese trabajo es el más importante para ti y en el que pondrás todo tu empeño.

“Me he quedado en blanco”

En una entrevista de trabajo no puedes quedarte en blanco. Si lo que pasa es que no has entendido bien la pregunta, pide que te la vuelvan a formular o que te expliquen a qué se refiere, pero no queda muy profesional “quedarse en blanco”.

No hagas suposiciones sobre la persona que te está entrevistando

Si la persona que te está entrevistando parece muy junior, no la subestimes porque si está ahí, por algo será. Si se siente menospreciado por ti, no tendrás ninguna posibilidad.

¿Has metido alguna vez la pata en una entrevista de trabajo?

Artículos relacionados:

Salarios 2011
La importancia de las palabras clave
Cómo vencer la tristeza del invierno en el trabajo
La semana en los blogs de empleo

Share

Escrito por mariarp el 10 de diciembre de 2012 con 1 comentario.

1 comentario

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, Tano
11 de diciembre de 2012, a las 12:40

Sí he metido la pata muchas veces. Es una pena el no saber. Pensaba que tienes que “ser tú mismo” y, sencillamente, me equivocaba.

Por cierto ¿sabéis porqué se equivocan muchisimas veces las empresas?. Muy sencillo: porque en 10 minutos ya te han “juzgado”; ni mas ni menos; ya saben con toda segurida si tu “vales” o no “vales”. Claro, así va España. Somos muy listos.

Os voy a contar algo: Sólo he sido seleccionador de personal una vez (me lo pidió mi padre que tenía un comercio) y he tenido que someterme a la prueba de la entrevista (como candidato) muchas veces. Os diré que el seleccionador de personal se cree un poco Dios (algunos simplemente Dios): de él depende que comas el pan tú y los tuyos; si él no te da pan, … “¿a ver de dónde lo sacas, verdada ?”.

Por eso desde este foro voy a recordar a todos los seleccionadores de personal un par de cosas que les va a venir muy bien si poseen alguna humildad de base; si no la poseen, entonces, pasarán de mí.

1ª.: Hace mas de 2000 años a un griego famoso se le ocurrió una frase como esta:

“conócete a tí mismo”

Sostengo que la mayoría de los mortales nos morimos sin conocer ni un 10% de todas nuestras potencialidades. No lo voy a demostrar aquí. El que tenga intuición para captar … ¡que capte!.

2ª.: “Seréis como dioses” (Gn, 3, 5)

Os podría contar muchas anécdotas de mis entrevistas (para reír un rato); pero lo siento, estoy en paro, la mujer viene del curro y tengo que ponerle los espaguetis en la mesa; por cierto estar en el paro tiene cosas positivas que otro día os contaré.

Saludetes y no olvidéis…. “Seréis como dioses…”

Un abrazo.

Thumb up 5 Thumb down 0

Deja tu comentario...