1

Evolución del empleo 2016

espanaSegún el último estudio de Adecco  “Evolución del empleo en 2016. Perfil demográfico de los ocupados españoles”, el número de ocupados en España alcanza a 18,5 millones (el número más alto desde junio de 2011), de los cuales 10,1 millones son varones y 8,4 millones son mujeres.

En el último año el número de ocupados ha aumentado en 478.800 personas (+2,7%) y con este suman diez los trimestres consecutivos con incremento interanual del empleo, hecho que no se registraba desde junio de 2008. A diferencia de lo que ocurría hace un año, la mayor parte de los nuevos puestos de trabajo beneficia a mujeres. Mientras los hombres han captado 216.300 empleos (+2,2% interanual y un 45,2% del total), las mujeres han acaparado 262.600 puestos (+3,2% y el 54,8% del total).

El empleo ha crecido en todas las comunidades autónomas, sin embargo las que proporcionalmente más han incrementado su colectivo de ocupados han sido Murcia (+5,5% interanual), Cantabria (+4%), Cataluña y el País Vasco (3,6% en ambos casos). Por el contrario, el crecimiento más lento (aunque crecimiento al fin y al cabo) se ha registrado en la Comunidad de Madrid (+0,9%), Aragón (+0,7%) y La Rioja (+0,5%), que además son las únicas en las que el número de ocupados ha aumentado menos de un 1%. Casi 1 de cada 4 nuevos empleos se ha creado en Cataluña (113.000, que equivalen al 24% del total). Si a estos sumamos los 83.100 creados en Andalucía (+3% y el 17% del total) y los 58.300 nuevos puestos de la Comunidad Valenciana (+3,1%; 12% del total), tenemos que el 53% de los nuevos puestos de trabajo de todo el país corresponden a estas tres autonomías.

Comparando la distribución geográfica del empleo del tercer trimestre de 2016 con la del mismo trimestre de 2008, se observa que doce autonomías mantienen su participación en la ocupación total, con ligeros cambios. Las excepciones positivas son Baleares y Canarias, que ganan 5 y 3 décimas, hasta el 3,1% y 4,4%, respectivamente. Esto contrasta con la menor participación de la Comunidad Valenciana, Asturias y Galicia, que en los tres casos ceden 2 décimas hasta el 10,5%, 2,1% y 5,7%, respectivamente.

Tal como hace un año, la creación de empleo es generalizada, beneficiando tanto a mujeres como a hombres, jóvenes y adultos. Sin embargo, esto no impide que la ocupación de jóvenes aumente de forma más débil. Concretamente, el número de ocupados de 25 y más edad ha aumentado en 461.700 personas (+2,7%) en tanto que el de jóvenes con empleo menores de 25 ha crecido en 17.100 (+1,9%). En otros términos, el 3,6% de los nuevos empleos ha sido para menores de 25 años mientras que el restante 96,4%, para el resto de franjas de edad.

En ambos sexos se ha producido una dinámica similar, con un aumento de la ocupación de ambos grupos de edad. En el caso de las personas de 25 y más años (nos referiremos a ellos en general como empleo adulto), el incremento interanual del empleo ha sido del 3,3% en el caso femenino (254.500 plazas) y un 2,2% en el masculino (207.300 nuevos empleos). Entre los jóvenes (menores de 25 años), el aumento de la contratación ha sido parecido en ambos sexos, con un incremento interanual de un 2% para las mujeres (8.100 nuevos empleos) y de un 1,9% en el caso de los varones (9.000 puestos).

Al hablar de formación podemos establecer cuatro grandes categorías: a) Primaria (incluye a quienes hayan acabado o no esa etapa educativa además de las personas que no hayan recibido ningún tipo de formación); b) Primera etapa de educación secundaria; c) Segunda etapa de educación secundaria (incluye también la Formación Profesional) y d) Superior (engloba a quienes hayan completado todo o una parte de un grado universitario, además de a quienes tengan maestrías y/o doctorados). En el último año ha crecido el número de ocupados de los tres niveles formativos superiores, mientras que se ha reducido el de aquellos con educación primaria. Así, han sido contratadas 138.900 personas con la primera etapa de secundaria (+2,8%), 106.700 con la segunda etapa de secundaria o FP (+2,5%) y 288.300 con formación superior (3,8%). En cambio, 55.100 personas con educación primaria han perdido su empleo (-4,4%).

Desde este ángulo de la formación, los 18,5 millones de ocupados que hay en España se desagregan en 1,2 millones con educación primaria; 5,1 millones con la primera etapa de secundaria; 4,4 millones con la segunda; y 7,8 millones de personas con formación superior.

Escrito por mariarp el 24 de Noviembre de 2016 con 0 comentarios.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios en este artículo.

Deja tu comentario...