1

Día Internacional de la Felicidad

felEl 20 de marzo celebramos el Día Internacional de la Felicidad. Tiene su origen gracias a una iniciativa del Reino de Bután, que considera este sentimiento como el más importante del Producto Interior Bruto.  El 28 de junio de 2012 la Asamblea General de las Naciones Unidas decide proclamar el 20 de marzo Día Internacional de la Felicidad. Esto para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno.

La resolución invita a todos los Estados Miembros, a los organizaciones nacionales, regionales e internacionales, a la sociedad civil y a las personas a celebrar este Día, y promover actividades concretas.

¿Por qué no ser felices en nuestro trabajo?

Hay días que nos cuesta muchísimo levantarnos de la cama para ir a trabajar. Son muchas horas fuera de casa y nuestro trabajo no siempre es fácil. Tensión, estrés, lidiar con compañeros, proveedores. El día a día nos absorbe y en muchos casos nos estresa.

Algunas claves para ser feliz en el trabajo:

  • Sé asertivo. Expresa tus sentimientos y pensamientos, con confianza pero sin necesidad de ganar cada conversación.
  • Ponte objetivos. Establece claramente los objetivos que queremos lograr a corto y medio plazo. Dichos objetivos tienen que ser alcanzables y medibles y debemos luchar para conseguirlos.
  • Toma consciencia de ti mismo. Reconoce y comprende lo que sientes en cada momento e intenta determinar por qué te sientes así.
  • Sé empático. Conoce y aprecia los sentimientos de los demás, incluso cuando son totalmente opuestos a los tuyos.
  • Crea equipo y pásatelo bien. Rodéate de un buen equipo, de un buen jefe, de buenos compañeros, sé leal, ayúdalos, sé generoso y eso repercutirá en tu trabajo. Siéntete parte de un proyecto grande y vívelo: la sensación de pertenencia a un grupo que lucha unido por un objetivo es impagable. Comunícate de forma abierta, no ocultes información, sé transparente, comparte cafés y comidas. Todo lo que des volverá a ti.
  • No te quejes. Deja de quejarte. Si no te gusta tu jefe, deja el trabajo. Si crees que cobras poco, esfuérzate por mejorar y aprender. No hagas apología del sobre-esfuerzo que realizas: tanto si trabajas por la noche como si lo haces en fin de semana, No envíes correos nocturnos ni durante el fin de semana para demostrar que trabajas a todas horas. Quejarse todo el rato mina la moral de tus compañeros.
  • Aprecia lo que tienes. Permítete disfrutar de tu trabajo, de la compañía de tus colegas y de los retos diarios que te ofrecen tus tareas.
  • Sé orgulloso pero humilde. Sé realista, y que esto te permita apreciar tus puntos fuertes pero también aceptar tus limitaciones.
  • Abre tu mente. Empéñate en aquellas tareas que te conducen al desarrollo de tus habilidades y talentos.
  • Sé independiente. Déjate autodirigir, y aplica tu propio dominio en tus pensamientos y acciones, hasta dónde lo permita la jerarquía, claro.
  • Sé amable. Nadie puede ser feliz si está siendo antipático con los que le rodean ocho horas al día.
  • Sonríe. Sonreír tiene dos beneficios claros: primero, le das órdenes a tu cerebro para que esté ‘más feliz’ y segundo, cuando sonríes provocas una efecto positivo en la gente que se encuentra a tu alrededor. Así contagias alegría y mejoras el ambiente de trabajo.
  • Sé comunicativo. Fomenta y mantiene la cercanía emocional a través de conversaciones trascendentales, no hay que hablar siempre del tiempo.
  • Sé flexible. Ajusta tu comportamiento al entorno, a sus situaciones cambiantes y condicionantes.
  • Sé optimista. Mantiene una actitud positiva, incluso cuando las cosas no salen como tu esperabas, seguro que puedes sacar algo bueno de ello.
  • Sé resilente. Aprende a soportar los eventos adversos, las situaciones estresantes y las emociones fuertes, es mucho mejor que un trabajo siempre lineal.
  • Sé prudente. Regula tus emociones y resiste la tentación de actuar de forma apresurada.
  • Siéntete recompensado. Al fin y al cabo en un trabajo estamos para ganar dinero, así que plantéate si ganas lo que mereces.

¿Eres feliz en tu trabajo?

Escrito por mariarp el 18 de Marzo de 2016 con 0 comentarios.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios en este artículo.

Deja tu comentario...