Inicio / Riesgo / Venezuela: Fuerte devaluación y agotando sus reservas

Venezuela: Fuerte devaluación y agotando sus reservas

El proceso de devaluación está siendo muy intenso en Venezuela. Si nos centramos en el mercado Dicom, en el que el tipo de cambio es flotante, a principios de año un dólar se intercambiaba por 674 bolívares fuertes. No obstante, transcurridos ocho meses, un dólar se intercambia por 2.970 bolívares fuertes, lo que supone una devaluación del 77,3%.

Esta situación limita la capacidad de una economía de importar los productos necesarios, y debido a la fuerte destrucción del tejido empresarial en los últimos años y a la dependencia del crudo, Venezuela no tiene capacidad para adquirir diversos productos básicos y de ahí la escasez que sufre su economía que va a más.

Para aquellos que promulgan que las devaluaciones mejoran el nivel de exportaciones de un país… Las exportaciones, como porcentaje del PIB, han estado cayendo desde 2011:

– 2011: 29,9%.
– 2012: 26,2%.
– 2013: 24,8%.
– 2014: 16,7%.
– 2015: 7,7%.
– 2016: 0,8%.

En Venezuela el  50% de los ingresos del gobierno provenientes del sector petrolero, los bajos precios de este han perjudicado la política fiscal, lo cual se traduce en grandes déficits
presupuestarios y mayor recurso a la financiación del banco central, lo que ha disparado la inflación. La última información publicada muestra una tasa de inflación de 180% en 2015 y las estimaciones siguientes, ya que no se publican datos sobre la inflación, es que la inflación fue de un 500% en 2016 y se espera que a cierre de este año alcance el  950%.

El gobierno mantiene controles a las importaciones, para intentar preservar el nivel de las reservas internacionales. Según el Banco Central de Venezuela, las reservas internacionales de Venezuela eran de 10,004 millones de dólares en junio de 2017. En consecuencia, se espera que el gobierno tenga dificultades para pagar el los vencimientos de la deuda en torno a 2.800 millones en el segundo semestre de este año y de unos 7.000 millones en 2018.

Pero aquí no acaba la cosa… PDVSA, compañía energética estatal, se enfrenta a alrededor de 4.000 millones de dólares en vencimientos de deuda externa en lo que resta de 2017. El gobierno no garantiza la deuda de PDVSA, y la deuda del gobierno no tiene cláusulas de incumplimiento cruzado con la deuda de la compañía petrolera nacional. Por lo tanto, las necesidades del servicio de deuda de PDVSA, presionarán las reservas internacionales de Venezuela y su liquidez externa.

Por esa razón, desde el año 2015, la probabilidad de default se encuentra por encima del 85% -actualmente en el 89,70%- y su bono se encuentra degradado a bono basura. De hecho, la agencia de calificación S&P degradó a “CCC-” desde “CCC” la nota de solvencia a largo plazo de la deuda soberana de Venezuela, a la que asigna una perspectiva negativa.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *