Inicio / Bolsa Estados Unidos / Pánicos bursátiles: 1987, 1997, 2007 ¿Y 2017?

Pánicos bursátiles: 1987, 1997, 2007 ¿Y 2017?

En apenas unos días entraremos en el año 2017, un año está marcado  por un patrón bajista desde hace 30 años. Si alguien es supersticioso, éste debería ser  un año a temer. De hecho, el mayor descenso en un día  en la historia Wall Street ocurrió en el año 1987, la crisis asiática fue en el año 1997 y la peor crisis mundial desde la Gran Depresión hundió las bolsas en más de un 50% a partir del año 2007.

1987

Y no es para menos, en términos globales existe una preocupación en las principales economías.  Actualmente la renta variable estadounidense  se encuentra  en clara burbuja  con una valoración de P/E de Shiller de 27 veces, mismos niveles que 2007 y ligeramente inferiores a 1929. Con estos niveles de valoración las rentabilidades anualizadas para los próximos 20 años serían inferiores al 5%. Asimismo a finales de los 2016, se espera que la deuda en poder de los estadounidenses supere el importe alcanzado antes del colapso financiero de 2008.

Por su parte en Europa el voto sorpresa del Brexit, ha cubierto de un manto de incertidumbre sobre el futuro de Europa, siendo el Reino Unido el primer país que abandona la unión. La cosa no acaba ahí, y es que Europa mantiene una burbuja de bonos nunca vista, pues son varios títulos de deuda pública los que cotizan con rentabilidades negativas. Asimismo para el año 2017 podríamos enfrentarnos a un riesgo político crítico  por las elecciones en Francia, Alemania y Holanda, en el que  la extrema derecha  puede salir muy fortalecida, como así el euroescepticismo.

czkivafwiaacst1

Si nos dirigimos a China, a nadie se le escapa la actual busca la inmobiliaria que azota al país  y que el gobierno intenta paliar sus efectos. Uno de sus síntomas lo podemos encontrar en el diferencial entre la evolución del crédito y el PIB. Según el banco de pagos internacionales China, este diferencial serial del 30,1%. Para entender lo que significa ésto, pensemos que cuando la diferencia se encuentra por encima del 10% se considera un riesgo nevado para el sector financiero, y China han replicado esa cifra  lo que significa un crecimiento del crédito en cantidad excesiva para el conjunto de la economía. En el año 2015 la deuda total suponía un 276% sobre el PIB mientras que 10 años antes la deuda total era del 148% sobre el PIB.

En Japón  siguen en su camino  de expansión monetaria sin límites. De hecho, mantienen los tipos de interés en el -0,1%, y la autoridad monetaria se ha comprometido  en que el bono japonés a 10 años cotice alrededor de una rentabilidad del 0%. Hay que destacar que el balance de la autoridad monetaria nipona ya supone cerca del 90% del PIB, destacando muy por encima de la Fed o el BCE. El crecimiento de la tercera economía del mundo está siendo lento  del 1,1% y a pesar de toda la política monetaria orientada a alcanzaron los inflación del 2%, la inflación se sitúa en el 0,5%. Al país le azota un problema de deuda, pues la deuda privada sobre el PIB es de 243%, mientras que la deuda pública asciende a 229%.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *