Inicio / Bolsa Estados Unidos / Máximos históricos para el S&P500, mientras impera la sobrevaloración

Máximos históricos para el S&P500, mientras impera la sobrevaloración

En la sesión de ayer, el S&P500 marco nuevos máximos históricos con una subida del 0,34% y dejando al índice muy cerca de los 2500 puntos (cierre en 2496 puntos).  Con esta subida, el selectivo norteamericano acumula un avance del 11,51% en lo que va de año, sin embargo, existe un temor y es la sobrevaloración del selectivo.

En la siguiente tabla, podemos apreciar los principales índices bursátiles de todo el mundo y sus respectivas ratios  de valoración (PER, Rentabilidad del dividendo, P/B).   Si nos centramos en el selectivo S&P500  mantiene una de las Ratios más elevadas de los diferentes índices: PER en 22,16 veces,  rentabilidad del dividendo en 2,38% y el P/B se encuentra en 3,02 veces.

No es un hecho exclusivo del S&P500 está sobrevaloración sino que se extiende al resto de principales índices estadounidenses. El Dow Jones y el Nasdaq  también muestran en sus ratios una elevada sobrevaloración,  siendo este último el índice más sobrevalorado ya que el sector tecnológico tiende a reflejar unas mayores expectativas de crecimiento y por ello,  podemos ver como ratios como P/B se encuentran en 5,60 veces.

 Nos encontramos que dentro de la renta variable la bolsa americana se sitúa entre las más caras del mundo. Pero si comparamos renta variable frente a renta fija  probablemente entendamos porque el dinero prefiere la renta variable americana.

Si hacemos la inversa del PER  no se encontramos que la capacidad de generación de beneficios del índice estadounidense es del 4,5%.  Por su parte, el bono estadounidense a 10 años cotiza con una TIR del 2,15%, es decir, menos de la mitad de la capacidad de generación de beneficios del selectivo estadounidense. 

Esta es la dualidad que queda patente en el mercado americano. A pesar de firmar máximos históricos y mostrar unas ratios de valoración claramente elevadas, el S&P500 seguiría siendo una opción atractiva frente al deterioro de las rentabilidades en el mercado de bonos. 

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *