Inicio / Mercados Financieros / Los swaps y la gestión del riesgo sobre tipos de interés

Los swaps y la gestión del riesgo sobre tipos de interés

euro-1166051_960_720Los swaps son contratos de instrumentos financieros derivados realizados en un mercado secundario, celebrado entre dos agentes cuyo objetivo será intercambiar flujos de efectivo en el futuro.  El contrato quedan definidas las fechas en que los flujos de efectivo deberán  pagarse y la forma por la cual serán calculados.

Los primeros contratos de swaps se negociaron a principios de la década de los ochenta. Desde ese momento el mercado de swaps ha experimentado un auge meteórico. De hecho, en la actualidad los swaps ocupan una posición central en los mercados de instrumentos financieros derivados.

Para entenderlo, sería muy parecidos a un contrato a plazo. Imaginemos que estamos a 1 de marzo de 2016 y  la empresa  adquiere un contrato a plazo para adquirir 100 onzas de oro a 1800 dólares la onza para dentro de un año. La empresa puede vender el oro tan pronto como lo reciba. Por esa razón, el contrato a plazo es equivalente a un swap mediante el cual la empresa en el 1 de marzo de 2017  pagará 180.000 dólares y recibirá un importe de 100 x S, en el que S supondrá el precio de mercado de una onza de oro en la fecha futura.

Mientras que en contrato a plazo es el equivalente al intercambio de flujos de efectivotan sólo en una fecha futura, los swaps por lo general conducen a intercambios de flujos de efectivo que ocurre en varias fechas futuras.

El tipo de swaps más común existente se conoce como plain vanilla de los tipos de interés. En esta operación,  la empresa acepta en pagar flujos de efectivo igual es al interés sobre una tasa fija predeterminadas sobre un capital durante un número predeterminado de ejercicios. A cambio de ello recibe intereses a una tasa variable sobre el mismo capital durante el mismo período, suponiendo un instrumento de gestión de riesgo para gestionar la evolución de los tipos de intereses.

La mayoría de contratos de swaps se vinculan al tipo de interés variable LIBOR que es la tasa de interés por el cual una entidad está dispuesta a prestar dinero a otros bancos que tienen una calificación  crediticia de AA.

Para entenderlo mejor, vayamos con un ejemplo en tipos de interés. Supongamos  un swap a tres años que se iniciara  el 5 marzo 2016 entre dos empresas: Empresa A y Empresa B. Supongamos que la Empresa A acepta en pagar una tasa de interés fija del 5% anual sobre un capital de 100 millones de dólares. Como contraprestación, la Empresa B conviene a pagar a la empresa la tasa LIBOR a seis meses sobre el mismo capital. En este supuesto particular supongamos  que los pagos se intercambian cada seis meses y que la tasa de interés del 5% cotiza con capitalizaciones semestrales.

En este supuesto, el primer pago ocurriría en el 5 septiembre 2016 en el que la Empresa A pagaría 2,5 millones de dólares (0,05/2 x 100 mill. dólares). Este es el interés sobre el capital de 100 millones de dólares durante seis meses a 5%. Por su parte la Empresa B  pagaría a la empresa A intereses sobre el capital de 100 millones de dólares a la tasa LIBOR a seis meses prevaleciente seis meses antes del 5 septiembre 2016, es decir el 5 marzo 2016. Imaginemos que la tasa LIBOR a seis meses el 5 marzo 2016 era de 4,2%, por lo que la Empresa B pagaría  2,1 millones de dólares (0,5 x 0,042 x 100 mill. dólares = 2,1). Como podemos apreciar en el primer intercambio de pagos no existe incertidumbre  acerca del primer pago porque ya estaba previamente determinado por la tasa LIBOR en el momento en que se materializa el intercambio.

Sin embargo, vayamos a ver qué ocurriría el 5 marzo 2017 un año después del inicio del contrato. La Empresa A pagaría, de nuevo, 2,5 millones de dólares a la Empresa B,  y la Empresa B pagaría intereses sobre el capital de 100 millones de dólares a la Empresa A a la tasa Libor a seis meses  prevaleciente en antes del 5 marzo 2017  es decir, el 5 septiembre 2016. Imaginemos que el 5 septiembre 2016 la tasa LIBOR se encontrara en el 4,8%. Debido a esto, la Empresa B. pagaría 2,4 millones de dólares (0,5 x 0,048 x 100 mill. dólares) a la Empresa A.

En base a este ejemplo, dado que son tres años de contrato se materializarían un total de seis intercambios de pagos sobre el contrato swap. Los pagos fijos serían siempre del 2,5 millones de dólares, mientras que los pagos a tasa variable para una fecha de pago se calcularía mediante el uso de la tasa Libor a seis meses prevalecientes, seis meses antes de una fecha de pago.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *