Inicio / Bolsa / Los datos positivos de Alemania se reflejan en un Dax fuerte y alcista

Los datos positivos de Alemania se reflejan en un Dax fuerte y alcista

El índice alemán Dax 30 está viviendo un momento especialmente dulce, pues en lo que va de año ha conseguido una rentabilidad del 14,82%, alcanzando los 13.182 puntos.   A pesar de ser un índice total return, supera ampliamente al Cac 40 (+ 11,22%) o al Eurostoxx50 (+9,79%). 

En términos de ventas, ingresos, beneficios y empleo, las principales empresas alemanas de hoy en día están altamente globalizadas. En los últimos 25 años, empresas como BMW, Siemens y Bayer han mirado hacia el exterior en busca de mercados de rápido crecimiento. Esto ha producido un aumento constante de los márgenes de beneficio, lo que a su vez ha atraído la atención de los inversores extranjeros.

Hoy por hoy, el Dax 30 se encuentra en zona de máximos históricos,  con una estructura técnica especialmente sana. Tal y como podemos apreciar en el siguiente gráfico, la cotización del selectivo se encuentra por encima de la media móvil de 200 sesiones,  tenemos un cruce al alza por encima de cero en el MACD en semanal y  la cotización si deteniendo recorrido hasta situarse en la parte alta del canal alcista a largo plazo que ha dibujado el índice alemán desde el año 2009. 

Los datos económicos de Alemania son especialmente positivos. Por un lado, la economía está creciendo al 2,1%, su mejor nivel desde el año 2014. El desempleo alemán se encuentra en el 3,6%, lo que supone su nivel más bajo desde hace 37 años. Y no solo ésto, Alemania consiguió registrar un superávit del 1,1% en el primer semestre del año.

El contexto europeo sigue siendo favorable con una expansión económica que se acelera, mientras que los indicadores de inflación subyacente aún no muestran signos de una tendencia al alza sostenido, por lo que la inversión empresarial puede beneficiarse de unas condiciones de financiación laxas ya que no se espera un incremento de los tipos de interés.

Asimismo, el presidente del BCE, Mario Draghi, anunció el mes pasado una reducción de la mitad del tamaño de su programa de compra de bonos de 2 billones de euros que integra en el balance, pero esto dista mucho del retorno a la política monetaria convencional que muchos alemanes, incluido el presidente del Bundesbank Jens Weidmann, han estado exigiendo.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Un comentario

  1. Muy buena esta página se la recomiendo por su buen contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *