Inicio / Bolsa / La volatilidad se despierta

La volatilidad se despierta

El VIX de volatilidad, conocido comúnmente como el indicador del miedo, ha subido en la sesión del jueves 3,81 puntos hasta cerrar en los 15,55 puntos, lo que supone un avance del 32,45% en tan solo una sesión.  En lo que va de año, el VIX mantiene una subida del 10,76% pero si miramos un mes atrás, en el que la volatilidad se encontraba en mínimos históricos, el ascenso del VIX  ha sido del 57,23%. Este supone el segundo fuerte incremento del VIX en lo que va de mes despertando una volatilidad que había quedado relajada en los meses previos.

Fruto de esta situación,  las bolsas estadounidenses han experimentado retrocesos superiores al 1%: el S&P500 (-1,54%) y el Dow Jones (-1,24%).  Podríamos pensar que una caída  dijera mente superior al 1% no debería ser noticia, pero lo  verdaderamente relevante es que en la actualidad el S&P500 sólo  ha experimentado cuatro descensos del 1% durante este ejercicio.  Y este último retroceso supone la mayor calidad porcentual diaria en los últimos tres meses.

Un dato interesante es que gracias a estas caídas el S&P500  ha conseguido cerrar el gap que se creó a mediados del mes de julio en la zona de los 2.400 puntos.  En lo que va de año el principal selectivo bursátil estadounidense avanza un 8,54% hasta situarse en los 2.430 puntos.

La causa que subyace este retroceso no parece tener una vinculación especial con los atentados terroristas sufridos en Barcelona, sino que están vinculados a temas internos como la existencia de una preocupación creciente sobre la capacidad de la administración de Donald Trump de impulsar su agenda económica tal y como tenía previsto.

Este incremento de volatilidad en el corto plazo debe ser entendido como una oportunidad para reengancharse a la tendencia alcista del índice. A pesar de las sobrevaloraciones de los índices estadounidenses, las variables más potentes siguen siendo positivas para la renta variable estadounidense:  crecimiento de beneficios corporativos y una alta prima frente a la deuda pública estadounidense.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *