Inicio / China / La curva de bonos china se invierte, en un contexto de burbuja inmobiliaria

La curva de bonos china se invierte, en un contexto de burbuja inmobiliaria

La curva de bonos china se ha invertido. El pasado viernes pudimos apreciar en el mercado de renta fija como el diferencial entre el bono a diez años chino y el bono a un año, adquirió pendiente negativa, es decir, el bono a un año ostenta una TIR superior al bono a diez años.

Históricamente, cuando la pendiente de la curva de bonos chino se aplana – un diferencial de 0,50 pun tos porcentuales entre el bono a largo plazo y el bono a corto plazo- o bien adquiere pendiente negativa, su índice bursátil, el CSI300, reacciona violentamente hacia algún lado.

  • A finales de 2007, la curva de rendimientos se aplanó y seguidamente el CSI300 perdió 4.200 puntos, ante la crisis financiera internacional.
  • En septiembre de 2008, la cuerva de rendimientos prácticamente quedó invertida pero el índice bursátil experimentó un avance de 1.800 puntos.
  • A mediados de 2011, volvió a ocurrir, la curva se aplanó y se prolongaron las caídas hasta perder un máximo de 1.000 puntos.
  • En mayo de 2013, la curva de rendimientos se invirtió, e inmediatamente el CSI300 cayó 300 puntos y luego se desplazó lateralmente.
  • En septiembre de 2014, la curva de rendimientos se aplanó de nuevo y el CSI300 sucumbió a un rally 3.000 puntos, pero a mediados de 2015 empezó el desplome bursátil.
  • Los últimos días de diciembre de 2015, la curva quedó plana y vimos una pérdida de 500 puntos en los siguientes días pero tras la caída, en este último año y medio, el CSI300 ha mantenido una trayectoria ascendente de 700 puntos.

Como vemos, es una señal relevante y en en el contexto actual podría adquirir una mayor dosis de relevancia. Pensemos que en los últimos años, China ha desarrollado una burbuja inmobiliaria sin precedentes, disparando su deuda privada por encima del 200% del PIB, Estos niveles sólo son comparables con la burbuja inmobiliaria japonesa de los ochenta que sucumbió y la subprime de Estados Unidos. En ambos casos, seguidamente se produjo un crack bursátil en sus respectivos índices por lo que la cautela debería ser especialmente elevada.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *