Inicio / Bolsa / La corrupción sí pasa factura en Brasil… Su bolsa se desploma cerca de un 9%

La corrupción sí pasa factura en Brasil… Su bolsa se desploma cerca de un 9%

En Brasil acaba de salir otro escándalo de corrupción en el ámbito presidencial, éste se centró en el Michel Temer, presidente de Brasil desde mayo de 2016. En concreto, según el diario O Globo, el presidente fue grabado por un empresario y en estas grabaciones aparecía dando su aval al pago de sobornos para comprar el silencio del ex presidente de la Cámara de diputados, Eduardo Cunha, encarcelado en el marco  de las investigaciones  sobre corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

Lo más relevante ocurrido en el Bovespa, la bolsa de Brasil, ya que se hundió un 8,8% en tan sólo una sesión alcanzando los 61.597 puntos. Durante la sesión el índice bursátil brasileño llegó a extender una caída hasta el 10,7%, siendo  la mayor calidad en una sesión de este que se produjo la crisis financiera en el año 2008.

Los números de esta sesión han sido impactantes. Las acciones del prestamista Itaú Unibanco y las de Petrobras  gracias a una caída del 15,76 y del 12,05 por ciento respectivamente, lo que se traduce en eliminar 26.000 millones de reales (6.900 millones de euros) de un plumazo. Con está caída, el Bovespa ha borrado gran parte de los avances que había experimentado durante este ejercicio y a día de hoy la rentabilidad desde enero ha quedado en un 2,27%.


Pero en el mercado de divisas también se produjo una sacudida importante. El real brasileño se hundió un 7,39% hasta alcanzar 3,3685 unidades por dólar a la venta, siendo el mayor retroceso desde principios de 1999, y borrando la revalorización que había experimentado durante el presente ejercicio.

A pesar de la dura sesión del real durante la sesión de ayer, la devaluación podría continuar. Desde Credit Suisse revisaron sus pronósticos para el real brasileño y vaticinan que la divisa se debilitará a 3,50 unidades por dólar en los próximos tres meses y a 3,70 reales por billete verde en los siguientes 12 meses.

Brasil se encuentra en la actualidad en medio de profundas reformas sobre el abultado sistema de pensiones y los cambios a las regulaciones laborales. Por lo que estos escándalos que llegan a la figura de la presidencia podrían generar una mayor incertidumbre económica en el país que se está recuperando de una intensa recesión que provocó una caída del PIB en el ejercicio 2015 y 2016 del 5,80 y del 2,50 por ciento respectivamente.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *