Inicio / EuroZona / España: La locomotora de Europa y de las economías avanzadas

España: La locomotora de Europa y de las economías avanzadas

El FMI se ha visto obligado a revisar las previsiones de crecimiento de España al alza en su último informe Perspectivas de Crecimiento Mundial (World Economic Outlook) dado el dinamismo económico del país, pasando de una estimación del 2,3% hasta el 2,6% . En este informe se destaca también una aceleración del crecimiento mundial, pues se prevé que a economía mundial crecerá a un ritmo de 3,5% en 2017, lo cual representa un aumento frente al 3,1% del año pasado.

En la siguiente tabla podemos ver una comparativa entre las economías avanzadas en el mundo.  Mientras que la previsión de crecimiento para las economías avanzadas sería de un 2% para el año 2017, España lideraría el crecimiento tanto entre las grandes economías europeas como entre los principales países desarrollados a escala global.

Existe un amplio grupo de economistas que afirman que el crecimiento español se debe a factores externos, es decir, debido a los bajos tipos de interés, al euro devaluado y a la caída del petróleo (aunque en la actualidad se encuentra en los 50 dólares). Pues bien, sólo falta con hacer una comparativa entre países para ver que esto no es así. Si bien Francia e Italia crecieron un 1,2% y un 0,9% respectivamente en el año 2016, España creció al 3,2%, en un entorno de incertidumbre política por la formación de gobierno. Y para este año, el crecimiento español prácticamente doblará el crecimiento de Francia y triplicará el de Italia.

Por su parte, el departamento de Research del BBVA también han llevado sus previsiones al alza, estimando que el aumento del PIB español sería de un 3% en el año 2017 y de un  2,7% para 2018. Estas continuas revisiones de del crecimiento al alza se debe principalmente a que los analistas han subestimado  tanto los factores estructurales como los factores técnicos que afectan a la economía española.

En primer lugar, hay que destacar en el gran esfuerzo que se ha hecho desde el sector privado en un proceso desapalancamiento financiero de familias y empresas. Asimismo, la economía ha tenido  la capacidad de limpiar que el exceso de sobrecapacidad de la construcción, enfocándose hacia un modelo orientado a las exportaciones, que en la actualidad implican un 32% del PIB.  La inversión en maquinaria y equipo parece haber salido de la atonía observada durante la segunda mitad de 2016, probablemente impulsada por el extraordinario comportamiento de las exportaciones, tanto de bienes como de servicios.

Sin embargo, existen riesgos tanto externos como internos que hay que valorar… La gran amenaza externa para el proyecto del euro se encuentra en la expansión en las economías avanzadas de movimientos políticos internos escépticos con respecto a la integración económica global.  Un repliegue general hacia el proteccionismo generalizado, llevaría a que todos los países salieran perdiendo.

El riesgo interno lo encontramos en la deuda pública actual que se encuentra en el 100% de PIB . Dado el escenario de burbuja en los mercados de renta fija, cuando la sobrevaloración desaparezca, los intereses de los bonos subirán y por lo tanto será más caro refinanciar el stock de deuda que las Administraciones Públicas han acumulado durante los últimos años.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *