Inicio / Mercados Financieros / Empieza la cuenta atrás del Libor

Empieza la cuenta atrás del Libor

En los meses transcurridos desde que la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido comenzó la cuenta atrás para el final de Libor (London Interbank Offered Rate), los líderes de la industria y los responsables políticos han dedicado esfuerzos significativos para analizar las implicaciones y planificar los próximos pasos potenciales. 

Aunque no está perfectamente claro si el Libor ya no se publicará después de finales de 2021, está claro que los bancos centrales y los reguladores necesitan desarrollar un conjunto de tipos de interés alternativos sólidos antes de esa fecha para asegurarse de que no hay discontinuidad en el mercado si Libor dejara de publicarse.

El Banco de la Reserva Federal de Nueva York comenzará a publicar a mediados de 2018 la tasa de financiación a corto plazo garantizada (SOFR, por sus siglas en inglés), una tasa amplia de financiación de recompra del Tesoro. Los inversores en valores, préstamos, futuros y derivados que actualmente hacen referencia a Libor necesitarán pasar a los productos de referencia SOFR con el paso del tiempo si les preocupa que Libor se vuelva menos líquido, o incluso dejen de publicarse.

Otras regiones están recurriendo a otras tasas de interés: por ejemplo, el Banco de Inglaterra y varios bancos importantes aprobaron SONIA (Sterling Overnight Index Average) o el promedio del Índice de la libra esterlina a un día, como su tasa preferida a corto plazo.

Para la mayoría de los inversionistasinversores estadounidenses y muchos globales, si el Libor es el punto de partida, entonces los puntos de referencia e índices basados en SOFR son el destino final. La pregunta es: ¿cómo llegar de de un índice a otro de manera oportuna? Compradores, vendedores, bolsas, reguladores, organismos de la industria y mucho más.

El proceso de transición de los productos Libor llevará probablemente entre nueve y dieciocho meses para ganar impulso, y es probable que todavía haya productos que se queden huérfanos. Durante este período de transición, los swaps sobre el Libor continuarán siendo el producto más líquido a medida que aumente la liquidez de los productos basados en SOFR.

El objetivo debería ser garantizar que se desarrolle un mercado sólido en los productos basados en SOFR lo antes posible para dar tiempo a los inversores a la transición. A diferencia de Libor, que por construcción es un mercado a plazo, SOFR es un mercado spot. El mayor impedimento para este cambio en la estructura del mercado, que ha pasado de un tipo de interés fechado o a plazo a un tipo de interés al contado o a un día, probablemente será la construcción de infraestructuras.

Un mercado de base entre Libor y SOFR debería comenzar a desarrollarse, y los participantes deberían empezar a migrar posiciones a SOFR. No está claro si esto ocurrirá , en tamaño, antes de que el SOFR esté completamente constituido. Los mercados de opciones tendrán que desarrollarse en los productos SOFR. Esto vendrá más tarde, al igual que la migración de opciones sobre Libor a SOFR. Las emisiones de bonos, préstamos bancarios e hipotecas deberían comenzar a incluir un lenguaje de respaldo.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *