Inicio / Bolsa Estados Unidos / El mercado de bonos estadounidense inmune a la Reserva Federal

El mercado de bonos estadounidense inmune a la Reserva Federal

Después de que la Reserva Federal anunciara el 20 de septiembre que comenzaría a reducir su balance general de 4,5 billones de dólares al no reinvertir 10.000 millones dólares de activos mensuales a partir de octubre. Muchos sintieron que el mercado de bonos estaba en proceso de reorganización. La combinación de menos compras de activos y la confirmación verbal de que la Reserva Federal está relativamente satisfecha con la economía provocó que muchos inversores optaran por rentabilidades más altas en el mercado de bonos.

Años de política monetaria acomodaticia por parte de la Fed ha hecho que los tipos de interés se hayan reducido, lo que ha supuesto un período fructífero para los inversores en bonos. Sin embargo, la mejora de la economía y el cambio de la Fed de acomodación a un ajuste más estricto ha visto los tipos de interés lentamente subir. Es interesante destacar que desde el anuncio de la Fed, no ha habido un repunte importante, desafiando a muchos que esperan una venta de bonos en el mercado de manera contundente.

Una explicación probable es que el anuncio de la Fed estaba descontado, lo que significa que los inversores estaban listos para este tipo de medidas y ya habían ajustado sus carteras para la decisión. La Reserva Federal ha sido concienzuda en su comunicación sobre la cuestión del balance. Comenzó en marzo, cuando la Reserva Federal dijo que un “cambio en la política de reinversión del comité probablemente sería apropiado más adelante este año”.

Al comunicarse con anticipación, la Reserva Federal permitió a los inversores reequilibrar lentamente sus carteras. Anunciar una decisión tan trascendental sin previo aviso causaría caos en el mercado de bonos, al igual que la tristemente célebre rabieta de 2013 cuando el entonces presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sorprendió a los mercados cuando dijo que la Reserva Federal “anticipo que sería apropiado moderar el ritmo mensual de las compras a finales de este año”.

La Reserva Federal anunció su plan para reducir las reinversiones, no es un programa definitivo. Si la economía se ralentizara, o la inflación disminuyera, como muchos creen que ocurrirá en el corto plazo, la Reserva Federal podría reducir o incluso detener la caída. 

De hecho, algunos inversores han comenzado a opinar que la Fed no cumplirá sus promesas. En su reciente encuesta a administradores de fondos, Bank of America encontró que sólo el 5% de los inversores están posicionados para tipos más altos. 

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *