Inicio / Divisas / El dólar espera la reforma fiscal de Trump para apreciarse

El dólar espera la reforma fiscal de Trump para apreciarse

El dólar estadounidense ha tenido un desempeño deficiente en lo que va de año, cayendo alrededor del 6%. Los inversores se equivocaron a principios de 2017, cuando apostaron que la reforma tributaria estadounidense empujaría al dólar más allá de los ya elevados niveles de valoración y ayudaría a la economía estadounidense a seguir superando al resto del mundo.

Esas esperanzas se desvanecieron cuando se hizo evidente que el Partido Republicano no tenía opiniones uniformes sobre cómo reformar la política tributaria y el Obamacare, junto con una serie de cifras inflacionarias abrumadoras.

Mientras tanto, el crecimiento del resto de la economía mundial ha continuado fortaleciéndose, y la victoria de Macron en las elecciones presidenciales francesas hizo que la eurozona disipará los miedos que generaba el populismo, en especial, el avance de la extrema derecha liderado por Le Pen.

Sin embargo, en las últimas semanas el dólar parece haber recuperado su tendencia alcista, recuperándose un 3%, con una corrección al alza desde principios de septiembre. El mercado confía cada vez más en que algunos elementos de la reforma fiscal estadounidense serán realizables en los próximos meses.

El reciente avance de las empresas más perjudicadas por los altos tipos impositivos efectivos frente a los promedios de los índices indica que los inversores están empezando a descontar algo concreto sobre en materia de impuestos. Sin embargo, esta rentabilidad relativa podría extenderse aún mucho más antes de que se revisen los niveles de diciembre de 2016.

El dólar estadounidense puede seguir subiendo si los inversores creen que se van a materializar cambios fiscales más favorables para las empresas y recortes en los impuestos sobre sociedades, y si las perspectivas de estímulo fiscal llevan al FOMC a cumplir con sus proyecciones de subidas de tipos de interés, a pesar de las tasas históricas de inflación relativamente bajas.

Gran parte de las perspectivas a medio plazo para el dólar estadounidense dependen de la aplicación de la legislación de reforma fiscal, dado su potencial para impulsar el crecimiento económico y los beneficios empresariales. Si el impulso de la reforma tributaria se mantiene durante el resto de este año y en el próximo, es probable que el dólar siga avanzando. En este escenario, los inversores deberían beneficiarse de mantener posiciones en dólares estadounidenses sobreponderadas; teniendo en cuenta que el dólar probablemente obtenga las mayores ganancias frente a las divisas más vulnerables a los rendimientos de los bonos.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *