Euribor hoy: -0,129%
 Media mes: -0,125%

Prima de riesgo: 120,3
IBEX35: 10.885,40 (0,85%)


La historia de dos pizzas que costaron 20 millones de dólares

Dicen que la Pizza más cara del mundo se llama Pizza Royale 007, creada por el Chef Domenico Crolla. Contiene pepitas de oro comestible de 24 kilates, champagne, caviar, medallones de venado, salmón ahumado con un cognac Luis XII de Remy Martin y una langosta.  En total la broma cuesta 4.000 euros. Supongo que el envío a domicilio será gratuito.

Eso es una propina comparadas con las dos pizzas que el programador Laszlo Hanyecz se compró en Florida el 22 de Mayo de 2010. Es la primera transacción “en el mundo real” en la que se utilizaron bitcoins.

Hanyecz publicó en el foro “BitcoinTalk” (el hilo todavía está activo) que daría 10.000 bitcoins a cualquiera que le llevase dos pizzas familiares, ya que le gusta que sobre algo para el día siguiente. Alguien del Reino Unido se encargó de realizar el pedido en el “Telepizza” del barrio del comprador (un Papa John´s pizza) pagó 25$ por ellas y a cambio Hanyecz le transfirió lo prometido.

Por entonces la moneda virtual más conocida apenas estaba comenzando sus andaduras y su valor andaba por los 0.003 centavos, así que los 10.000 equivalían a unos 30$.

Estas son las protagonistas de la historia:

Actualmente el bitcoin cotiza a más de 2.000$ con lo que si Hanyecz hubiese estado a dieta ahora mismo tendría más de 20 millones de dólares.

Esta historia es todo un clásico e incluso hay un bot de Twiter (@bitcoin_pizza) que cada día recuerda el valor de aquellas pizzas.

Desde entonces Hanyecz ha sido entrevistado en muchos medios a lo largo del tiempo, coincidiendo con la subida meteórica del bitcoin y como sus pizzas estaban valoradas en 5 millones, 10… y ahora 20. Hay que entender que por entonces un bitcoin era algo que se generaba relativamente rápido en un PC y nunca se había intercambiado por nada físico. El que te diesen una cena por ello era algo realmente molón y seguro que en su momento fueron las pizzas más sabrosas que había comido.

En esta gráfica podéis ver la evolución histórica del Bitcoin :

Daniel Lacalle ha escrito bastante sobre esta moneda. Y desde un punto de vista liberal (que obviamente no hay por qué compartirlo) tiene mucho sentido lo que está ocurriendo.

Bitcoin es un ‘startup’ de moneda (…) Las dudas llegan cuando el ‘refugio’ es virtual, y por tanto, siempre sujeto a ataques informáticos.

Bitcoin está mostrando ser una potente red de intercambio y su revalorización muestra que los que confían en esa red mantienen sus posiciones a medio plazo. Como el aumento de oferta es limitado, se revaloriza ante la mayor demanda. Un activo financiero donde se valora su escasez, demanda futura y su calidad ante la posibilidad de intercambiarlo por otras monedas, bienes o servicios en el futuro. El hecho de que vd pueda hacer líquido ese activo y pagar deudas e impuestos con lo generado, es positivo. Pero no es una moneda hasta que se pueda usar como medio de pago generalmente aceptado de bienes, servicios, impuestos y deudas.

Pero lo que nos demuestra el auge de Bitcoin y la revalorización del oro en 2016 es que una parte creciente de los ciudadanos sigue buscando maneras de guarecerse ante el asalto de la política monetaria que pretende que sean los depósitos de los ahorradores los que paguen las deudas de los ineficientes. Veremos.

Personalmente la volatilidad que está sufriendo esta moneda me impide verla como un medio de pago fiable y con futuro a corto plazo ya que su inestabilidad añade un riesgo que muchos compradores y vendedores no están dispuestos a asumir. No obstante, visto desde fuera me parece un estupendo experimento económico del que podremos sacar valiosas lecciones y quien sabe si alguna que otra pizza.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votos, media: 3,50 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 23 de Mayo de 2017 con 21 comentarios

Financiación autonómica

La que a mi juicio es una de las medidas más inteligentes tomada por el gobierno de Rajoy fue la creación del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) que surgió en julio de 2012 de la necesidad. Por entonces la prima de riesgo volaba y se hablaba de pedir el rescate a la UE (que finalmente ocurrió aunque fue parcial) y las autonomías o bien no encontraban forma de conseguir colocar su deuda en los mercados financieros o para hacerlo debían pagar tipos exorbitantes. Entonces el estado central se comprometió, a cambio de un pequeño diferencial, a suministrarles la liquidez que necesitaban a aquellas que lo pidieran. Además de abaratar costes, el FLA ha generado una dependencia financiera de algunas autonomías hacia el estado central

Y a su vez el estado ha aprovechado para condicionar los créditos y sus tipos de interés a la reducción del déficit autonómico, que ha sido el gran protagonista de la bajada del déficit desde el 10,47% de 2012 al “exitoso” 4,3% de 2016. De hecho, 2016 ha resultado ser la primera vez desde que se tienen registros que las CC.AA. cumplen con el objetivo de déficit. El FLA ayudó, las amenazas de Montoro (que se han hecho extensibles a los ayuntamientos, por ejemplo impidiendo que el superávit de Madrid se gaste y obligando a que se use para reducir deuda) de retirarlo… y los recortes en sanidad y educación también, claro.

Ahora cada vez hay más voces pidiendo que el FLA desaparezca porque esa facilidad para el endeudamiento de las CC.AA. genera incentivos perversos. BBVA Research los resume en dos: “es injusto que el coste de políticas heterodoxas por parte de algunos Gobiernos regionales se distribuya entre todos los contribuyentes españoles y, aunque imperfecto, el mercado es un mecanismo más de control, con la ventaja de que su juicio es transparente y a la vista de los votantes”. Es cierto pero esos mismos argumentos los podríamos aplicar a la ayuda que está dando el BCE a la financiación estatal y no es justo que España se beneficie de ello y las autonomías de España, no. Si consideramos como justo el programa de compras de deuda soberana de BCE (que se aplica incluso cuando algún miembro, como España, no cumple con el déficit), no se puede decir que el FLA sea injusto.

España con las cifras que tiene a día de hoy podría financiarse en los mercados con relativa facilidad –aunque a precios más caros- incluso sin BCE pero algunas autonomías sin esa gran liquidez que proporciona el banco central, podrían tener problemas. Lo ideal es que ni España ni las autonomías necesiten ayudas para poder financiarse por sí mismas porque los mercados estén deseando comprar sus emisiones dada la fortaleza financiera y solvencia de nuestras cuentas. Para conseguir que las autonomías lleguen a ese punto, se discute por un mejor modelo de financiación autonómica.

Es un tema espinoso porque al final siempre que se trata este tema salen las matemáticas más básicas: si las comunidades ricas aportan menos salen perdiendo las menos ricas, y si éstas reciben más, salen perdiendo las ricas. Y por más que los políticos quieran suavizarlo para salvarse electoralmente en la comunidad autónoma afectada, esto es así. Por otro lado, las CC.AA. se quejan de tener demasiados gastos sin tener suficiente libertad para garantizarse los ingresos correspondientes aunque de nuevo vamos a las matemáticas: si se transfieren impuestos centrales a las autonomías, lo que éstas ganan, lo pierde el estado. Además, hay problemas: los impuestos indirectos no se pueden descentralizar según Europa, dar libertad al Impuesto sobre Sociedades provocaría una competencia fiscal entre comunidades que es contraproducente y provocaría fricciones como ya está pasando con los de sucesiones, donaciones y patrimonio que además tampoco recaudan lo suficiente. En el IRPF ya hay una cuota autonómica y si ésta sube, baja la estatal así que…. estamos igual. Y luego está el tema de Navarra y Euskadi y su “situación especial”.

 

Al final, lo que suele ocurrir es que se inventan tasas nuevas, pagamos todos y sigue sin tocarse ni el gasto, ni la estructura que provoca esos desajustes. Pero el debate está abierto…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (28 votos, media: 4,50 sobre 5)

Escrito por Droblo el 22 de Mayo de 2017 con 36 comentarios

La semana en los mercados

Dicen los que saben que no hay que tenerle miedo a Corea del norte, que todo lo hace por política interna y que en realidad nunca pasará nada. Esa percepción parece que es mayoritaria, especialmente si vemos que la bolsa de Corea del Sur, un país que lleva al borde de un conflicto bélico décadas, está en máximos históricos a pesar de la escalada de pruebas de misiles realizadas por su vecino. Ojalá tengan razón pero me extraña tan poca preocupación, creo en el dicho aquel de “las armas las carga el diablo” y sé que un accidente puede pasar en cualquier momento; la zona con mayor densidad poblacional del planeta está próxima y también China y Japón, dos de las economías más importantes del globo. Estaba yo pensando en esto cuando, el viernes pasado, apareció de repente otra amenaza a la estabilidad mundial: un ciberataque global. Con grandes dosis de suerte, fue frenado y no parece que vaya a tener consecuencias graves. Pero lo que pudo ser es un recordatorio de lo vulnerables que son los cimientos de la “Nueva Economía”. Pues bien, la complacencia es tan extrema –aunque al final parece que la semana acabará en rojo- que el mismo lunes el Nasdaq (el índice que en teoría más debería verse afectado) marcó nuevos máximos históricos. A mi juicio es muy peligroso ignorar todos los riesgos pero es evidente que el capital tiene muy claro, al menos de momento, y sólo encuentra argumentos a favor para apostar a la renta variable.

¿Por qué tanto optimismo? Uno de los temas que puede explicarlo –aunque a mi juicio no lo justifica- es la intención de la Administración Trump de rebajar los impuestos a las empresas de forma espectacular. Basta con ver esta tabla para comprender lo revolucionaria que es su propuesta:

En principio es una apuesta muy arriesgada, reducir en más de la mitad los ingresos por las tasas a los beneficios empresariales, aunque en teoría el volumen de beneficios aumentara, no compensaría la medida y eso aumentará el déficit presupuestario y por tanto la deuda pública. En teoría eso es problema de los EUA (y no muy grande; sinceramente, un país tan poderoso y con una divisa tan preponderante –lo hemos visto durante la crisis- puede empeorar sus cuentas financieras sin apenas consecuencias) y como mucho nos perjudicaría si a mayor volumen de deuda, y con la FED sin comprar, la rentabilidad de los bonos subiera y hubiera contagio. Pero en realidad nos afecta más de lo que parece, las multinacionales norteamericanas tienen efectivo por todo el mundo y si cambian el destino de éste gracias al atractivo de ese 15%, salpicará a todo el planeta.

No es la primera vez que escribo aquí sobre el enorme montante de dinero que las multinacionales norteamericanas no repatrian para evitar tener que pagar ese 35%. Todo son especulaciones pero con un tipo impositivo tan bajo, es lógico pensar que decenas de miles de millones de $ que hoy están fuera de los EUA, ingresen dentro y que además ese flujo sea continuo a partir de ahora. Implicaciones en los mercados financieros seguro que habrá por la mayor demanda de $ y la lluvia de liquidez que asemejaría a una QE de la FED. De hecho, vendría muy bien para el país esa inyección de liquidez para contrarrestar el calendario de vencimientos de la FED ya que gran parte de lo que compró los últimos años (el 73%) vence los próximos 6 años. Es posible que Wall Street esté descontando ya todo esto porque la rebaja impositiva a las empresas debería ser una gran noticia para sus resultados y, por contagio, para el resto de la economía.

En la economía norteamericana es de suponer que las consecuencias serían positivas pero, ¿y en el resto? Está claro que no va a serlo, y no sólo porque el flujo de liquidez cambiaría de rumbo, además veo otro riesgo: la competencia fiscal. Si un país baja sus impuestos, se beneficia pero si para contrarrestarlo, otros también bajan su presión fiscal, al final los estados recaudan menos y la actividad económica no varía. Las empresas ganan más pero no mejora la economía y si no mejora, no aumenta el consumo y al final las empresas no pueden mantener el ritmo de subida de los beneficios. Si eso pasa, no justificaría que la alegría que se ve allí, si procede de la esperanza en esta rebaja de impuestos, se contagie aquí. Además, el proceso para ese cambio fiscal llevará muchos meses, es demasiado pronto para jugársela a esa carta pero la gran bolsa de liquidez tiene que ir a alguna parte y la renta fija pierde atractivo debido a las subidas de tipos de la FED y el repunte de la inflación. Pero dar por hecho que no pasará nada, que no existen los riesgos, es una locura que acabaremos pagando todos, incluso los millones que no tenemos ni un chavo en la bolsa.

Respecto al Banco Popular, poco que añadir al aluvión de noticias sobre el tema y en cuanto al “rescatador” prefiero no comentar rumores (aunque ojalá que no sea Bankia porque sería un rescate público encubierto) pero al menos hay una lectura positiva de este desastre: que se entiende que es un problema de mala gestión de un banco y no ha provocado, al contrario que en 2012 con Bankia, un aumento de la desconfianza hacia nuestro sistema financiero ni de recelo por la solvencia del país que dispare la rentabilidad de nuestra deuda. De hecho, la subasta de letras de esta semana marcó nuevos mínimos históricos. Por otra parte, el crudo rebotó estos días debido a que se espera que el 25 la OPEP aumente sus recortes de producción si bien da la sensación que esta organización actúa ya a la desesperada y que no podrá seguir manipulando el precio a su antojo por lo que las subidas no continuarán. Al fin y al cabo, países que viven de vender petróleo no pueden arriesgarse a vender cada vez menos volumen y cada vez que elevan un poco el precio, convierten en más rentables las explotaciones de frácking. Por último, el EURUSD marcó nuevos máximos de mucho tiempo por encima de 1,11 por debilidad del $ por el mismo motivo que el miércoles bajó tanto Wall Street: rumores de un posible –yo lo considero muy improbable pero cualquier excusa es buena para romper con la bajísima volatilidad que ya denuncié el viernes pasado- impeachment a Trump. En cualquier caso, un euro más caro no es bueno para nuestras exportaciones.

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (23 votos, media: 4,30 sobre 5)

Escrito por Droblo el 19 de Mayo de 2017 con 38 comentarios

¿Cómo medimos el riesgo de un país?

Los inversores están habituados a que en los análisis aparezca el concepto prima de riesgo, para medir en un momento determinado, cuál es el riesgo país.  La prima de riesgo mide el spread o diferencial de la rentabilidad del bono a diez años de un país determinado frente al llamado ‘activo libre de riesgo’. Así se evalúa el riesgo adicional que están aceptando los inversores.

Los inversores esperan ser compensados ​​adecuadamente por la cantidad de riesgo que asumen en forma de una prima de riesgo o rentabilidad adicional por encima de la tasa de retorno de una inversión libre de riesgo. En otras palabras, los inversores corren el riesgo de perder su dinero debido a la incertidumbre de un fallo potencial de inversión por parte del prestatario a cambio de recibir una mayor rentabilidad adicional como recompensa el emisor cumple periódicamente.

Sin embargo, el hecho de ejercer una comparativa de un bono frente a otro puede llevar a resultados caprichosos en el momento de evaluar el riesgo país. La prima de riesgo española o italiana se forman gracias al diferencial de rentabilidad entre sus bonos a diez años frente al bono alemán a diez años o bund.

Tenemos un problema en el momento de evaluar el riesgo de un bono soberano utilizando la prima de riesgo, y es que si de repente Alemania incrementa su riesgo y por ello, la TIR (el precio) del bund sube más que la de los bonos españoles o bien italianos, consecuentemente nos enfrentaríamos a que la prima de riesgo de ambos países desciende. ¿Significaría ello que España o Italia ostentan un menor riesgo país? Obviamente no, sino que el riesgo adicional frente al activo ‘libre de riesgo’ ha descendido.

Por ello, existe una mejor manera de evaluar la solvencia del emisor de un bono y es mediante los CDS (Credit Default Swap) que son simplemente seguros para cubrir el riesgo de impago de un producto de renta fija. La base de este tipo de contratos es que el comprador realiza pagos al vendedor (prima) hasta la fecha de vencimiento de un contrato y como contrapartida, el vendedor acepta que, en caso de que los emisores de deuda incumpla tanto en los cupones como en el principal del vencimiento, el vendedor pagará al comprador todos los intereses que se habrían pagado entre ese momento y la fecha de vencimiento.

Dado que con la evolución de la prima de los  CDS se evalúa directamente el riesgo del emisor y no se establece una comparativa entre emisores, tiene más sentido que sea utilizado para medir el riesgo que corre el inversor. En términos generales se tiende a seguir los CDS a cinco años para medir la probabilidad de impago o default de un emisor determinado.

Mientras que la prima de riesgo española se ha mantenido plana desde el cuarto trimestre de 2015 cotizando alrededor de los 120 puntos básicos, como vemos en el siguiente gráfico, que mide la probabilidad de impago de España e Italia hasta la actualidad, la probabilidad de default ha caído desde un 9% hasta el actual 4,909%, es decir, el riesgo país se ha reducido de manera clara.

Por su parte, la prima de riesgo de España e Italia se igualó en el mes de julio del año 2016 tras el Brexit que introdujo una fuerte dosis de volatilidad en los mercados. Sin embargo, el riesgo de default que miden los CDS, mantenían claramente la diferencia entre el riesgo de solvencia de ambos emisores, mostrando que el riesgo de impago de España era de tres puntos porcentuales por debajo que el de Italia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (25 votos, media: 4,52 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 18 de Mayo de 2017 con 24 comentarios

¿El el Bitcoin un aliado de los malos?

Si tienes que investigar algo, empieza investigando el dinero. Al final, desgraciadamente, todo acaba derivando en él y se convierte en la mejor de las pistas.

Esta fue una de las lecciones que saqué del documental “Searching for sugar man

A finales de los años 60, un misterioso músico fue descubierto en un bar de Detroit por dos productores que quedaron prendados de sus melodías conmovedoras y de sus letras proféticas. Grabaron dos discos que ellos creían que situarían al artista como uno de los más grandes de su generación. Sin embargo, el éxito nunca llegó. De hecho, el cantante desapareció en la oscuridad en medio de rumores sobre su horripilante suicidio encima del escenario. Mientras la figura del artista se perdía en el olvido, uno de sus vinilos llegó a la Sudáfrica del Apartheid, multiplicándose por todo el país en grabaciones piratas, y durante las dos siguientes décadas Rodríguez se fue convirtiendo en un fenómeno, en un icono de la libertad y el “anti-establishment”. Mucho tiempo después, dos fans sudafricanos se empeñaron en averiguar qué pasó realmente con su héroe.

E investigando el dinero, lo encontraron.

Así que aplicando esa misma lección podríamos iniciar una investigación para encontrar a los culpables del famoso ciberataque del pasado Viernes, el Wannacry.

El problema es que a los malos no les suele gustar dejar rastro, si llevan chándal les da por el dinero en metálico y si usan traje utilizan cuentas numeradas en paraísos fiscales y testaferros,

Si en vez de chándal o traje, llevan un parche en el ojo van directos a las monedas virtuales, que viene a ser lo más parecido que hay al metálico. Tal es el caso de “Liberty Reserve” una empresa de pagos online nacida en 2006 en Costa Rica que creó su propia moneda “Liberty Reserve dollars” la cual básicamente nació para lavar dinero de dudosa procedencia. Finalmente la policía la cerró después de haber lavado unos 6.000 millones de dólares reales.

Los propietarios de esta plataforma radicada no exigían datos personales comprometedores más allá del correo electrónico y tipo de transacción que se quisiera realizar. Por ello, la policía federal persiguió hasta su cierre a este sistema y durante tres años quedaron retenidos los capitales que estaban circulando en esta plataforma.

Presuntamente, Liberty Reserve formaría parte de un sistema internacional de lavado de dinero procedente del narcotráfico, la pornografía y la evasión fiscal.

Este hecho ha servido para lanzar una campaña de criminalización de sistemas de dinero electrónico como Bitcoin

Y aquí es donde quiero llegar. ¿Es el Bitcoin la moneda perfecta para los delincuentes?

A diferencia de Liberty Reserve, las transacciones de Bitcoin no son realmente invisibles. Gracias a la elaborada arquitectura de software que respalda esta “criptografía”, es posible ver los intercambios que involucran a cada Bitcoin. Pero no es posible ver quién los está utilizando, mucho menos lo que están comprando. Este anonimato le hace especialmente atractivo para los negocios oscuros de la “Deep Web”. El más claro ejemplo fue “Silk road” el que llegaron a llamar “Amazon de la droga”. Lo tenía todo para funcionar, estaba en la parte de Internet que es anónima (Tor) y utilizaba el medio de pago anónimo (Bitcoin). ¿Qué podía salir mal?

Que se lo pregunten a Ross William Ulbricht, su administrador que actualmente está cumpliendo condena perpetua.

Aquí cuenta muy bien como lo capturaron.

Cuando Ulbricht fue capturado, en la sección de ciencia ficción de la Librería Pública de San Francisco, estaba conectado a la cuenta maestra del servidor de Silk Road con el usuario de Dread Pirate Roberts (DPR). El FBI estaba detrás de Ross hacía dos años, y el investigador de Seguridad Nacional, Jared Der-Yeghiayan, líder de la búsqueda, testificó haber hecho más de 50 compras de drogas y haber gastado miles de horas en la página con el fin de encontrar al autor intelectual.

Ulbricht solía utilizar el WiFi de lugares públicos para entrar a los servidores ya que al ser un lugar público, no se podría conectar en ningún modo con él. Sin embargo, el peligro de utilizar un WiFi público es que hackear los datos ingresados es muy fácil. Por esta razón, el FBI pudo interceptar el correo electrónico de Ulbricht

El primero de octubre de 2013, el FBI estaba monitoreando diferentes lugares con WiFi gratuito, atentos a cuándo DPR accedera a los servidores. Había varios agentes repartidos por el barrio donde Ulbricht se conectaba, observando su conducta lo vieron salir de su casa y pasar por varios lugares que frecuentaba antes de entrar a la Librería Pública, donde minutos después ingresó al sistema. El FBI lo arrestó inmediatamente, literalmente con las manos en la masa, y se quedó con su computador.

El gobierno de Estados Unidos impuso recientemente controles de lavado de dinero a negocios legítimos que usan bitcoins, y un estudio reciente sugiere que es bastante difícil usarlos para lavar dinero a gran escala.

¿Qué ha ocurrido con el ataque de Viernes?

Algunas empresas como Coinbase han empezado a monitorear las transacciones de los usuarios en Estados Unidos, con el objetivo de evitar el blanqueo de dinero o ciberataques como el de ransomware. De acuerdo con la información de The Wall Street Journal, las personas que rastrean el ataque han confirmado que los atacantes utilizan tres monederos de bitcoin diferentes y desde el domingo 14 de mayo se han realizado alrededor de 124 pagos que ascienden a los 34.000 dólares. El dinero todavía no ha sido sacado de las cuentas, por lo que es imposible identificar a los usuarios.

Como veis deja pistas, aunque el anonimato sigue presente y ésto hace que siga siendo una buena moneda para el comercio ilícito, los ciberdelincuentes y en general cualquiera que maneje dinero de dudosa procedencia. No obstante al igual que ocurre con el dinero en efectivo su uso mayoritario sigue siendo para actividades legales y por tanto no hay que demonizarlo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (24 votos, media: 4,33 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 17 de Mayo de 2017 con 30 comentarios

El agujero negro de las pensiones

Según la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el Gobierno ya ha dispuesto de 67.337 millones de euros del Fondo de Reserva desde 2.012. El peor momento tuvo lugar en 2.016, cuando el ejecutivo tuvo que disponer de 20.000 millones de la hucha de las pensiones.

Esta cifra, que tiene su origen en el déficit estructural que arrastra la Seguridad Social, hace que sólo resten 15.020 millones en la hucha, a pesar de las altas rentabilidades obtenidas por las inversiones realizadas con los fondos no dispuestos.

Es este déficit el que ha motivado la inclusión en el Proyecto de Presupuestos Generales para 2017 un crédito de hasta 10.000 millones con el que asegurar el pago de las pensiones. Con este préstamo, que habilitará a través de deuda emitida por el Tesoro Público, el Ejecutivo también evitará que el Fondo de Reserva se quede a cero. Tanto es así que, si se quisiera abonar las pagas extras de los funcionarios con este fondo, como ya se hizo con la extra de Navidad, ya no alcanzaría para la de verano: siendo como son unos 9.000 euros aproximadamente el montante de cada paga extra.

Pero además es que el gobierno de Rajoy no quiere ser el responsable de gastarse todo el Fondo de Reserva, a pesar de que ya han empezado a preparar el camino: como cuando Montoro asegura que el garante del pago de las pensiones no es el Fondo, sino la creación de empleo.

A anotar también que en las cuentas del Ministerio de Hacienda se deja sin aplicación el límite del 3% sobre el crédito inicial para pensiones en 2.017, por lo que, como viene ocurriendo desde el 2.012, el Gobierno podrá retirar del fondo la cantidad que quiera saltándose ese límite legal.

Sin embargo, no todo son malas noticias, este es el año en el que, previsiblemente los ingresos por cotizaciones sociales crecerán por encima del gasto en pensiones y la brecha comenzará a cerrarse, por primera vez desde el inicio de la crisis. Los altos niveles de ocupación que se están empezando a registrar están consiguiendo parar la tendencia, pero aún no eliminar el desequilibrio. De hecho, frente al déficit del año pasado de 18.000 millones de euros, este año se estima que “solo” va a ser de 16.000 millones, lo que podría suponer un cambio en la tendencia.

La razón del desfase es que, a la creación de empleo a cualquier costa que está defendiendo el Gobierno, hay que añadir el que este empleo sea de calidad, con unos sueldos que permitan unas cotizaciones adecuadas. Es decir, a la cantidad hay que sumar la calidad, esto es, que además de crear puestos de trabajo éstos deben ser a tiempo completo y con una buena remuneración para que sus cotizaciones sean altas. Sin embargo, esto choca de frente con la política de sueldos bajos que mantiene el Gobierno para fomentar, precisamente, la creación de empleo.

A esto, además se une el hecho de que haya cada vez más personas que pasan a ser pensionistas, por una mera cuestión de envejecimiento y de aumento de esperanza de vida. De hecho, el número de personas con derecho a recibir una pensión está creciendo a ritmos superiores del 1% anual. Además, estas personas acceden al sistema de pensiones normalmente habiendo aportado cotizaciones altas, lo que da lugar a pensiones elevadas. En concreto, y según los últimos datos publicados por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), hay una diferencia de 735 millones de euros al mes de déficit entre lo que se ingresa por cotizaciones y lo que se gasta en prestaciones. Dando lugar además a una paradoja: trabajadores que difícilmente llegan a final de mes están sosteniendo con sus cotizaciones cada vez a más pensionistas con prestaciones más altas.

Evidentemente, esto tiene que ver con la sostenibilidad del sistema, ya que significa que el agujero de las pensiones sería el responsable de hasta el 1,4% del Producto Interior Bruto. La única solución por parte del Gobierno es alcanzar los 20 millones de ocupados en 2020. Con esta cifra, estima el Ejecutivo, el sistema sí será sostenible ya que la entrada de ingresos será superior a la salida.

Esta es, por tanto, un punto de fuerte tensión con el que el Gobierno ha de jugar: mantener salarios bajos y luchar contra el monstruo de las pensiones o arriesgarse a permitir una subida de salarios para que las cotizaciones alcancen y que el mayor coste salarial reste competitividad a la economía y se desmorone el invento de la recuperación económica. A falta de más ideas, la decisión es dura, pero el camino parece único.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (31 votos, media: 4,32 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 16 de Mayo de 2017 con 50 comentarios

1917

Desconocer la Historia conduce a repetir los errores en lugar de aprender de ellos para no repetirlos. Además, propicia que los políticos la manipulen para intentar magnificar y hasta imponer su ideología. A veces basta simplemente con el lenguaje. Por ejemplo, a los niños españoles durante 40 años se les enseñó que lo que pasó el 17 y 18 de julio de 1936 fue un “alzamiento nacional” cuando fue un golpe de estado militar de manual que de hecho condujo a un conflicto bélico de 3 años que se decidió más por motivos militares que por apoyo popular. O a una escaramuza que pasó en Covadonga en el 722 se le llama “batalla” para insuflar un sentimiento nacionalista y un punto de inicio oficial para la “Reconquista” en el que además se imagina un parentesco entre Pelayo y los últimos reyes visigodos. Ocurre algo similar cuando los independentistas catalanes se inventan un conflicto de España contra Cataluña el 11 de septiembre de 1714 cuando fue entre españoles que apoyaban a diferentes candidatos al trono… de España.

Este año se cumplen 100 años de la llamada Revolución Rusa y mucho me temo que con ánimos políticos se manipulará lo que pasó entonces. Es fácil cuando, como hace poco demostró un programa de TV, el desconocimiento de la Historia es común en nuestra sociedad. Estoy seguro que mucha gente piensa que lo que pasó en 1917 fue que los bolcheviques, liderados por Lenin, derrocaron al zar. Y eso no refleja la realidad de los hechos.

La Rusia zarista llevaba un tiempo de decadencia que se aceleró tras la humillante derrota contra Japón que condujo a la llamada Revolución de 1905 en la que destacó que, para sofocar una manifestación pacífica, soldados dispararan contra civiles en San Petersburgo. Tras eso, y aunque no acabaron todas las protestas, el Zar se vio obligado a aceptar reformas, se estableció una Duma (o parlamento parcialmente elegido por votación) y una constitución en 1906 que, no obstante, seguía manteniendo el enorme poder ejecutivo del “Emperador de todas las Rusias”. La Duma se disolvió cuando Rusia entró en la 1ª Guerra Mundial en 1914 aunque el Zar permitió su vuelta en agosto de 1915 si bien ignorando sus opiniones. De este modo, una gran parte del Parlamento se convirtió en oposición al Zar, oposición que creció también entre el pueblo según la guerra empeoró las finanzas públicas y se empezaron a imprimir rublos sin respaldo de oro, lo que disparó la inflación. En marzo de 1917, como pasó en 1905, volvieron las protestas masivas en San Petersburgo y esta vez gran parte de los soldados se pusieron del lado de los manifestantes. El motivo fue el hambre y el desabastecimiento, no había un componente ideológico claro. La Duma creó un Comité que exigió detener a los ministros zaristas y formó un nuevo gobierno al que invitaron al Sóviet pero éstos lo rechazaron por ser “una revolución burguesa”.

El Zar firma su abdicación el 15 de marzo de 1917 (como vemos, los comunistas no fueron los que acabaron con la monarquía absoluta), es detenido y confinado junto con su familia en las afueras de la ciudad. Es sustituido por un gobierno liderado por Kerensky que está compuesto por liberales y conservadores y sin socialistas pero que escucha sus reivindicaciones. Por ejemplo, por deseo de éstos no mandan al Zar a Inglaterra como era deseo de Kerensky (que, no obstante, los manda a Siberia –zona promonárquica- por temor a que fueran asesinados, algo que tan sólo retrasó ya que acabó pasando en julio) Por cierto, el Zar y su familia fueron rehabilitados como víctimas de la represión bolchevique el 1 de Octubre de 2008 por el Tribunal Supremo Ruso.

El caso es que el gobierno de Kerensky intenta una reforma política en Rusia que lo equipare a las democracias del oeste de Europa. Entre otras medidas firma una amnistía, extiende los derechos civiles, abole la discriminación religiosa, establece la jornada de 8 horas diarias con igualdad de derechos para las mujeres, decreta la separación iglesia/estado… pero comete un gran error cara al respaldo popular: mantiene a Rusia en la guerra mundial sin valorar lo impopular que resultaba. Por el contrario, Lenin, que vivía exiliado en Zúrich, declara que si llega al poder lo primero que hará es sacar al país de la guerra. Eso hace que Alemania, el más interesado en cerrar el frente oriental, le apoye –hay quien afirma que hasta económicamente- y permite que en abril, y a pesar del estado bélico, Lenin viaje desde Suiza hasta San Petersburgo. Desde dentro del país hace una oposición muy dura contra Kerensky de la que no me voy a explayar pero en la que la violencia es habitual.

En octubre del calendario juliano –noviembre según el nuestro- de 1917 Lenin y Trotsky se lanzan oficialmente al asalto al poder no contra el zar sino contra Kerensky, no contra un rey absolutista sino contra un Parlamento que intentaba convertir a Rusia en una democracia. Tienen éxito; sin embargo, Rusia es muy grande y estos hechos provocaron el inicio de una trágica Guerra Civil que duró el doble que la nuestra, casi 6 años.

Nadie sabe si hoy Rusia estaría peor o mejor si no hubiera habido Revolución Rusa, como nadie sabe si España estaría mejor o peor si no hubiera triunfado el golpe de 1936 por lo que no tiene sentido especular ni hacer historia-ficción pero sí sabemos lo que sí pasó: Tras el golpe, en ambos países hubo guerras civiles y el cambio de régimen derivó en dictaduras que duraron décadas, años de dura represión contra las voces discordantes y una reducción de derechos civiles y libertades básicas como la de expresión. Por supuesto, también hubo consecuencias positivas (estadísticamente era imposible que no las hubiera en tantos años), que para mi no compensan el sufrimiento causado pero respeto que para otros sí. Lo importante es conocer los hechos y luego que cada uno tenga la libertad de celebrar el aniversario o no. Por suerte no vivimos en la URSSy hay posibilidad de hacerlo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (53 votos, media: 4,45 sobre 5)

Escrito por Droblo el 15 de Mayo de 2017 con 55 comentarios

La semana en los mercados

El PP va a conseguir sacar adelante los Presupuestos de 2017 (imagino en el pacto se incluirán los de 2018 ya que sólo estarán vigentes medio año) gracias sobre todo a comprar el apoyo del PNV con dinero de todos. Es una vergüenza pero ni es la primera vez que pasa (lo hizo Aznar en su primera legislatura y el PSOE tanto con FG como con ZP) ni hay esperanzas de que no vaya a volver a ocurrir. Los políticos están ahí más para conseguir poder que para servir al ciudadano y si algo que es injusto, poco racional e insolidario como mejorar los beneficios fiscales de una autonomía más rica que la media les sirve para ese fin, lo hacen. Y aún estoy esperando que la oposición –por ejemplo a Rufián- critique al PNV por haberse dejado comprar y mantener a este gobierno un año más mínimo como criticaron al PSOE por abstenerse para investir a Rajoy… No lo hacen porque seguramente en su lugar hubieran hecho lo mismo (y en el lugar de Rajoy, también)

Es muy triste y el principal culpable de esta situación es la falta de entendimiento en asuntos no-ideológicos entre PP y PSOE tras tantos años siendo los que se han repartido el poder en este país. Los mismos motivos que han impedido que se haga de una vez por todas una Ley de Educación duradera, han llevado a que no se marquen ambos unas líneas rojas que eviten el chantaje periódico que pequeños partidos (el PNV más los nacionalistas canarios no sumas ni medio millón de votos en las últimas generales) hacen al gobierno de turno y que, lo más grave, se paga con dinero de todos los españoles. No hay un modelo de estado, no hay una prioridad clara de beneficiar a España y a los españoles por encima de las disputas políticas y el resultado es que tenemos un país donde nacer/residir en una autonomía proporciona unos determinados privilegios respecto a estar en otra. Vaya con la igualdad.

Lo más absurdo de esto es que todos sabemos qué saca el PP y qué obtiene el PNV pero, ¿Por qué Ciudadanos ha aceptado algo así cuando en su programa electoral está eliminar el cupo vasco, qué estrategia puede tener Rivera que, sin recibir nada a cambio, empozoña a su partido en decisiones tan contrarias a sus principios que desde sus inicios fueron luchar contra el nacionalismo periférico? O hay algo oculto que no sabemos, y que no acierto a adivinar, o Ciudadanos se está manchando gratis y dudo mucho que en las próximas elecciones pueda hacer comprender a los votantes que ellos no tienen nada que ver ni con la corrupción del PP ni con un modelo de país en el que se amplía la desigualdad territorial por culpa de su apoyo a estosPresupuestos. Que Rivera intente salvar la cara votando no al Cupo pero sí a los PGE -que se aprobarán gracias al Cupo- no creo le funcione.

También hay que alabar la practicidad del PNV, un partido que tiene muy claros su objetivo: Euskadi. Le da igual apoyar las cuentas del PP aunque bajen el gasto en educación y sanidad, son materias que están transferidas, a ellos sólo les interesa su territorio. No entran en discutir la independencia, ¿para qué meterse en líos si pueden, dentro de España, actuar en casi todo con total autonomía y encima recibiendo fondos cuando, si fueran un país dentro de la UE, deberían aportar? Pero es que además son el verdadero partido de centro: tan pronto son de derechas como ponen una renta básica, tan pronto pactan con el PSOE como con el PP. No son malos gestores y además son excelentes políticos, miran por lo suyo sin meterse en discusiones ideológicas, les basta con dosificar sus declaraciones aspirando al autogobierno y a la reagrupación de presos etarras y meter miedo con una posible alianza con Bildu para conseguir de Madrid lo que quieren. Y luego, cuando lo concretan, son prácticos. El nacionalismo español seguro que envidia no tener un partido así que los represente.

En cuanto a los mercados, el viernes pasado la euforia se disparó tras el nuevo mínimo en la tasa de paro de los EUA, bolsas y € marcaron máximos en la apertura del lunes por la confirmación de la clara victoria de Macron y… para abajo. Tras eso el € se ha alejado de los 1,10 que llegó a superar durante algunos minutos el lunes y la renta variable ha cedido posiciones. De momento la tendencia alcista sigue aunque sigo recomendando estar fuera de bolsa durante un tiempo, hay un exceso de complacencia (demostrada entre otras cosas por la bajísima volatilidad) que suele ser prolegómeno de un violento movimiento a la baja. Especial prudencia se ha de tener con la bolsa española, las primarias en el PSOE abren la puerta a más incertidumbres políticas. Y como imagen el pago (como % del PIB) de intereses de la deuda soberana en Europa en 2016

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (23 votos, media: 3,70 sobre 5)

Escrito por Droblo el 12 de Mayo de 2017 con 62 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies