La semana en los mercados

2016Hoy acabamos de consumir la tercera parte de 2016, un año cuya evolución está desconcertando a muchos en casi todos los temas.

Política.

En el área internacional, siguen creciendo los apoyos a partidos radicales, euroescépticos, senófobos e incluso nazis y en Europa los atentados islamistas y la ola de refugiados no ayudan. En Sudamérica Argentina ha cambiado de presidente y de estilo de política mientras en Venezuela el choque entre el presidente y el nuevo Parlamento no ayuda a resolver la enorme crisis que vive el país aunque desde el punto de vista económico destaca más la pelea judicial contra la presidenta de Brasil dado el tamaño del país y la fuerte crisis que está viviendo. Quizás la mayor sorpresa de este periodo ha venido de la designación de candidatos para las presidenciales USA. Nadie imaginaba que un socialista como Sanders plantara tanta batalla a Hillary Clinton en el bando demócrata ni que Trump consiguiera tantos apoyos provocando una guerra interna en el Partido Republicano ya que sus dirigentes no lo quieren. Menos sorpresiva ha sido la actitud de la UE con los refugiados: actuaciones lentas, descoordinadas, poco solidarias y sin un plan real para solucionar el problema (como el año pasado con Grecia más o menos). Hasta el espacio Schengen peligra.

En política nacional también ha habido algo de desconcierto para muchos: tras el 20D y la actitud aparentemente inflexible de Podemos, algunos veían como muy posible la gran coalición (defendida por ejemplo por el expresidente Felipe González) pero Sánchez se negó incluso a hablar de ello con Rajoy. Tras eso, Rajoy rechazó intentar la investidura y Sánchez se creció creando un programa básico de gobierno junto a C´s y esa alianza se mantuvo incluso tras el fracaso de conseguir sólo el apoyo de la diputada de Coalición Canaria en segunda votación. Tras esto, Podemos parece que flexibilizó sus pretensiones y muchos creyeron que un pacto de izquierdas era posible pero, aparte de que no sumaban porque necesitaban mínimo la abstención de C´s, Sánchez se mantuvo fiel a su alianza con Rivera. Y al final habrá nuevas elecciones que apuntan a resultados similares si bien la posible inclusión de IU en las listas de Podemos puede dar más poder a los partidos de izquierda tras el 26J.

Economía.

Curiosamente se esperaba –erróneamente de momento- más influencia negativa en España de la incertidumbre política y mejor evolución de la economía global pero aunque nada sustancial ha cambiado en estos 4 meses se impone la ralentización en el crecimiento confirmada por la rebaja en las previsiones del FMI. Los Estados Unidos siguen yendo bien, así como Reino Unido, la Eurozona no acaba de carburar (y quizás por eso BCE está cada vez más agresivo), Japón sigue ofreciendo malos datos a pesar de la sobreactuación del BOJ y China crece menos pero para nada se justifica el catastrofismo con la que se le trata hace muchos meses. Tampoco los emergentes en general han ido tan mal como se profetizaba excepto Brasil.

Mercados.

  • Divisas: Las previsiones de un €/$ en la paridad han fracasado quizás porque no ha habido nuevas subidas de tipos de la FED. Tampoco acertaron los que previeron fuertes devaluaciones del yuan y lo más llamativo ha resultado ser la caída de la libra por el referéndum por el Brexit de este Junio.
  • Materias primas: Como en bolsa, pocos esperaban la fuerte bajada de principios de año y mucho menos el enorme rebote desde mínimos –ejemplificado en el precio del crudo- pero ha sido así y es importante desde un punto de vista económico porque puede ayudar –como ya avisé hace 4 meses– a que la deflación desaparezca en la segunda parte del año, algo que -según piensan algunos economistas- sería muy positivo. También ha ayudado a una evolución mejor de lo esperada de muchos países productores y los emergentes en general.
  • Tipos de la deuda: Se esperaban bajos pero la aceleración de medidas de los bancos centrales japonés y eurozonero sobre todo, ha llevado a muchas rentabilidades a nuevos mínimos y a que los tipos negativos se estén convirtiendo en algo cotidiano. El mejor ejemplo es el Euribor a 12 meses.
  • Bolsa: La mayoría no supo ver la fuerte caída de enero y febrero que se empezó a explicar por China, luego se dijo que era por la caída del crudo y finalmente la excusa mayor fue la mala situación de la banca. Como China no ha ido tan mal y el petróleo rebotó se podrían usar ambos argumentos para explicar la recuperación bursátil pero es que la banca sigue mal y a pesar de eso, es –al menos en Europa- lo que más ha mejorado desde mínimos. El rebote ha venido dirigido desde Wall Street que está cerca de nuevos máximos históricos y aunque Europa quedó rezagada al principio, se ha acabado sumando al movimiento. Incluso el Ibex, que desde mínimos anuales ha recuperado en torno a un 20% (y el B. Santander el doble).

Los “analistas” han quedado bastante en evidencia ya que fueron muy optimistas en enero, se volvieron pesimistas en febrero y a día de hoy están un poco perdidos. El año pasado los máximos anuales fueron, como en 2016, a finales de abril, pero este año puede que sea diferente. Primero porque parece que la economía y los resultados empresariales, al menos en los EUA, parece que van de menos a más y segundo, porque estadísticamente los años que hay elecciones norteamericanas suelen ser –contra la norma general- alcistas en verano. Mi opinión de todos modos es que en mayo se frenará el rebote generalizado y sigo creyendo que hay mejores inversiones que el Ibex.

En cuanto a la semana, un IFO alemán y los resultados de Apple buenos pero peor de lo esperado sirvieron como excusas para parar las subidas de abril, así como la caída del Nikkei y los malos resultados de BBVA del jueves aunque el buen tono en el corto plazo sigue –aún- vigente. Y eso que en la Eurozona el desencuentro Troika-Grecia vuelve a preocupar, España entra en campaña electoral y en un estado miembro como Austria gana las elecciones un partido xenófobo… ¿demasiada complacencia? Eso parece. Como imagen, y para cambiar de tema, los ingresos por IVA de los 4 países intervenidos. Curioso que España a pesar de las subidas impositivas, aún esté lejos de Portugal y que Irlanda, que es el que va mejor de los 4, tenga una tendencia contraria a los otros 3:

CguIWumWsAEy8xN

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votos, media: 4,67 sobre 5)

Escrito por Droblo el 29 de abril de 2016 con 44 comentarios

¿Cobrar por nuestra hipoteca? En Dinamarca ya es posible

caerLa banca española está verdaderamente atemorizada con la idea en que un día, el euríbor caiga hasta niveles tan bajos que les obliguen a pagar intereses por las hipotecas y que sean los depositarios de las entidades quiénes paguen intereses por mantener dinero en la entidad. Es tal la preocupación que en el Convenio Colectivo de Banca que firman la Asociación Española de Banca (AEB) y los sindicatos se ha incorporado la siguiente indicación: “El tipo de interés, anual y variable, aplicable a estas operaciones, será el euribor a un año, o valor de referencia que lo sustituya, más 0,15, sin que en ningún caso pueda resultar un tipo de interés negativo”.

Los intereses negativos son un tema muy puntilloso para la banca española ya que supone dar un giro radical a su negocio. Sin embargo, esta realidad que verdaderamente llama la atención ya se aplica en países europeos como por ejemplo Dinamarca, Bélgica y Holanda.

Recientemente el banco central danés (Danmarks Nationalbank) ha fijado los tipos de interés de referencia sobre los depósitos bancarios en el banco central hasta situarlos a -0,65%. Dado que los tipos ya llevan más de cuatro año en terreno negativo (con un pequeño repunte positivo en 2014),  ha propiciado a varios de los prestamistas del país han llevado a cabo movimientos altamente inusuales.

Renteudvikling_EN

En principio en Dinamarca se empezaron a cobrar por los depositos a algunos clientes comerciales de mayor peso pero no a los minoristas por temor a que podría desencadenar una ola de retiro. Sin embargo, la entidad FIH Erhvervsbank anunció este mes planes de cobrar a los clientes al por menor para mantener el dinero en sus cuentas de depósito, el primer banco danés para hacerlo.

Lo más curioso si cabe es que las entidades ya están pagando por las hipotecas en el momento de hacer la revisión. No se sabe cuántos daneses tienen tasas negativas porque los prestamistas a menudo no dan a conocer estos números. Realkredit Danmark, uno de los bancos más grandes del país, comentó que proporcionó 758 prestatarios con tasas de interés negativas del año pasado.

La prensa danesa ha publicado algunos casos sobre daneses que han visto revisadas a la baja hasta que el banco les pague por su hipoteca. Un matrimonio danés a final de este año recibió una carta en el que se indicaba que su tipo de hipoteca se había revisado a la baja hasta situarse en -0,0562%, su entidad, debía ingresarle 249 coronas danesas por su hipoteca.

Esta nueva realidad, está reavivando el mercado inmobiliario danés con claro riesgo de burbuja inmobiliaria.  Según la Asociación Danesa de bancos hipotecarios, en Copenhague, los precios subieron un 14,5% en el cuarto trimestre de 2015 frente al mismo período del año anterior, en comparación con un incremento del 5,5% en 2014.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (27 votos, media: 4,52 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 28 de abril de 2016 con 39 comentarios

10 datos que probablemente no conocías de la mayor empresa del mundo que probablemente tampoco conocías

Saudi-Aramco_Key_Facts_and_Figures_in-briefApple, Microsoft, Google, Exxon, ICBC… cualquiera de estas compañías sería la respuesta más común a la pregunta de cuál es la mayor empresa del mundo y es lógico ya que en algún momento lo han sido… por capitalización bursátil. Pero hay mundo más allá del Dow Jones o de la bolsa China, están las empresas estatales cuya valoración es casi secreta al no tener sus cuentas expuestas a sus accionistas y omitir cierta información que se podría considerar estratégica para el país. De entre todas las empresas estatales hay una cuyo enorme tamaño e influencia mundial merece un artículo en este prestigioso blog, la que es con diferencia la empresa más grande del mundo y que casi nadie conoce: Saudi Arabian Oil Company más conocida como Aramco, es la empresa nacional de petróleo y gas de Arabia Saudí, su valor de mercado se ha estimado  entre los 1.25 y 10 billones (europeos) de dólares, aunque próximamente conoceremos su verdadero valor.

  1. Protagonizará en breve la mayor OPV de la historia sacando a bolsa el 5% de la compañía previsiblemente a una valoración de 2 billones de dólares. Más que las 36 mayores petroleras del mundo, cuatro veces más que Apple o tres veces el valor de todo el mercado continuo español.
  2. Supone cerca de un tercio del PIB total de Arabia Saudí.
  3. La empresa nació en el año 1933 cuando Arabia Saudí permitió a Chevron explotar sus pozos, en 1936 Texaco compró la mitad de la subsidiaria a la cual se le unió ExxonMobil en 1948. En 1980 el gobierno Saudí se hizo con el total de los activos de la compañía, la mitad estaban en manos americanas.
  4. El acrónimo de la compañía viene de Arabian-American Oil Company y curiosamente se olvidaron poner la O de “Oil” y eso es precisamente lo que poco a poco quiere Arabia Saudí, olvidarse del Oil.
  5. Uno de cada 8 barriles de petróleo que circulan por el mundo han salido de los pozos de Aramco.
  6. Cada día produce 9,54 millones de barriles.
  7. Sus reservas de petróleo en vez de reducirse, crecen ya que cada año se descubre más petróleo del que se vende (o al menos, eso dicen). Actualmente disponen de unas reservas de 260.000.000.000 de barriles.
  8. También es líder en la producción y exportación de gas natural licuado
  9. Emplea a 51.653 Suadís y 10.254 expatriados de más de 77 países. Hay 60 hombres por cada mujer trabajadora.
  10. El CEO de la compañía es Khalid al-Falih que también es el ministro de sanidad.

En los próximos días oiremos hablar mucho de esta compañía y es que no todos los días sale a bolsa la mayor empresa de la historia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (34 votos, media: 4,65 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 27 de abril de 2016 con 31 comentarios

Ausbanc y el arte de extorsionar bancos

imagesEn la mitología griega, Némesis era la diosa de la justicia retributiva, la solidaridad, la venganza, el equilibrio y la fortuna, y que castigaba a los que no obedecían a aquellas personas con derecho a mandarlas. En el presente su significado se ha reducida a la venganza en el sentido de justicia retributiva. Dicho de un modo más castizo, algo así como que a todo cerdo le llega su San Martín. Y esto es lo que parece que está ocurriendo al hilo de la operación de la UDEF contra Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) y su socio-filial-colaborador el sindicato Manos Limpias.

La acusación ya es bien sabida: amenazas, extorsión y chantaje son algunas de las perlas de este collar, pero la guinda llegó con el intento de extorsión por parte de Manos Limpias a la defensa de la infanta para retirar la acusación en el caso Noos. Parece que el intento de cobrar 3 millones de euros por retirar la acusación contra la infanta ha resultado ser un bocado demasiado grande, lo que quizás demuestre que, tras veinte años de sospechas, de comentarios y de historias conocidas por todo el mundo pero denunciadas por nadie han tenido que toparse, en un ejercicio de desmesura en la codicia, con alguien que, o es más honrado y más fuerte, o se las sabe todas, como es la Casa Real.

Por otro lado, la historia de estos dos personajes es también bastante conocida; ambos, cada uno en su ámbito, se convirtieron en estos últimos años en adalides de la justicia y la verdad, centrando sus esfuerzos en la defensa de los muchos afectados por los abusos de los poderosos en los años de crisis. Pero fue en el 2013 cuando unieron sus destinos actuando contra Bankia y Blesa. Hacía ya tiempo que Ausbanc tenía prohibido ejercer como acusación popular en procesos judiciales, cuando, en los casos Forum y Afinsa, la Audiencia Nacional determinó que en lugar de defender a los afectados, Ausbanc aprovechó su posición para defender a los acusados, cobrando por ello un millón de euros. Fue entonces cuando, quizás aprovechando el común pasado de ultraderecha de ambos elementos, tendieron puentes entre ambas asociaciones y Ausbanc pasó a financiar a Manos Limpias a cambio de que ésta se personase como acusación particular en los casos que se le indicasen. Ausbanc, que cuenta ingresos de entre diez y quince millones de euros anuales a través de  su entramado de asociaciones y empresas ofreció al líder de Manos Limpias costear todos los gastos corrientes del sindicato: 3.000 euros mensuales para pagar el alquiler del despacho, los gastos de agua, luz y teléfono del mismo y el sueldo de la secretaria.

A golpe de demanda Ausbanc se fue haciendo un nombre temible, sobre todo para la banca, y a golpe de chantaje camuflado como contrato publicitario en una revista que no leía nadie, se fue financiando para pagar toda su red de oficinas por todo el país así como el aparato de charlas, coloquios, debates, etc. en el mundo de la judicatura, lo que le daba una cierta cobertura en sus actividades. Y así, una larga lista de entidades financieras fueron pasando por el aro de pagar para que no les demandasen (qué daño hizo la película de “El Padrino”). Sólo el BBVA se opuso a pagar el millón de euros que se les exigía y recibieron denuncias que al final desembocaron en la revocación de la cláusula suelo, lo que supuso un varapalo de 100 millones de euros a la entidad.

Sin embargo, y a pesar de todo esto dos son los aspectos positivos que de todo esto se obtienen: Por un lado, los logros realmente alcanzados en defensa de los consumidores, que se plasmaron en 2005 con la Declaración Universal de Derechos de los Usuarios de Servicios Bancarios y Financieros, documento en el que se recoge el contenido mínimo de los derechos que protegen a los usuarios de productos bancarios y financieros como, por ejemplo: el acceso al crédito sin discriminación política, racial, religiosa o de cualquier otra índole; el derecho a la mejora de las condiciones crediticias según las circunstancias del mercado y el derecho a no ser privado de libertad en ningún caso por razón de deudas bancarias. Otro logro fue sin duda la sentencia del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013 en la que se condenó la inclusión de la cláusula suelo en los contratos hipotecarios de BBVA, Caixa Galicia y Cajamar.

La otra gran aportación de esta asociación ha sido sin duda la gran cantidad de profesionales, la mayoría jóvenes abogados idealistas, que prestaron sus servicios ajenos a la trama de extorsión defendiendo a miles de consumidores de los abusos que la banca estuvo cometiendo antes y durante los años de la crisis. La mayor parte de estos profesionales, por otra parte autónomos en la mayoría de los casos, litigaron de buena fe por defender lo que creyeron justo para los afectados por los abusos bancarios, sin atender a los contratos publicitarios ni a las extorsiones que preocupaban al dirigente de la asociación y sin duda, son ahora los primeros decepcionados.

Pero este tema lleva a una reflexión, ¿realmente era tanto el abuso que la banca ejercía sobre sus clientes que tuvimos que echar mano de “Vito Corleone” para que nos defendiera? Y la respuesta es que seguramente sí. De hecho, la misma autoridad monetaria y económica que nos debió defender de las clausulas suelo, de las hipotecas multidivisas, de las preferentes y de todas las tropelías con las que las entidades bancarias nos han castigado estos años, es la que ha permitido que una entidad como Ausbanc abanderase la defensa de los usuarios de banca, a pesar de que los indicios del comportamiento de la asociación llevaban años siendo de dominio público. Da que pensar que ha tenido que ser el caso Noos el que haya permitido destapar el pastel.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (42 votos, media: 4,71 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 26 de abril de 2016 con 44 comentarios

El problema de la banca

banqueroNo podía acabar con esta serie de artículos sobre los motivos por los que creo que la Humanidad ha alcanzado un techo, sin citar los problemas del sistema financiero global. ¿Cómo es posible que un negocio tan controlado y mimado por nuestras autoridades pueda generar tantas dudas, cómo es posible que un negocio aparentemente tan lucrativo  como tomar dinero barato y prestarlo caro no sea suficiente para asegurar la viabilidad de la banca?

Bueno, antes de nada hay que hacer un simple cálculo teórico que creo ayudará a entender algunas cosas. Si yo presto 100 mil € a 10 personas y uno de ellos no me devuelve el dinero, ¿a qué tipo de interés debo prestar los otros 900 mil para no perder dinero? Pues si quiero obtener un mínimo de 100 mil € en intereses que es lo que he perdido, deberé prestar al 11.11%. Por supuesto esto es un ejemplo simplista para ver que no es tan fácil ganar dinero prestándolo pero no es del todo así, aunque un crédito entre en mora y haya que provisionarlo por el 100%, se suele recuperar una gran parte, especialmente si hay avales o avalistas, además he hecho el cálculo para un año pero el tiempo que los tomadores pagan intereses suele ser mucho más largo. No obstante, demuestra una gran verdad: a más alta morosidad, menos baratos serán los tipos de los préstamos y si además la expectativa es que esa morosidad aumente o se mantenga (por eso las expectativas son tan importantes), peor aún por mucho que los tipos oficiales estén bajos. Y esto vale para bancos privados y para bancos públicos, ambos deben vigilar a quién prestan: unos porque responden ante sus accionistas y otros porque responden ante todos los ciudadanos que costearán las pérdidas si suceden.

Es por eso que en un mundo sin apenas crecimiento los bancos no saben qué hacer con la liquidez: por un lado invertir es arriesgado y prestar para que otros inviertan, también. No hablamos sólo de créditos a personas, sobre todo de créditos a empresas. Unas quitas como las que han tenido que asumir varias entidades financieras en Pescanova o en Abengoa, por poner dos ejemplos famosos entre las muchas empresas que han tenido problemas los últimos años, obligan a encarecer los préstamos a otros acreedores. Y cada vez que se relaja una exigencia, los tipos suben: si queremos la dación en pago, las hipotecas serán más caras o si queremos prohibir los desahucios, lo mismo. Además, los problemas de morosidad de las empresas acaban convirtiendo muchas veces al banco en accionista de ellas como ha pasado con muchas inmobiliarias en España, con lo que la calidad de activos del banco en ocasiones viene impuesta por la morosidad en lugar de por una selección meditada.

Luego está el tema de los bajos márgenes que se achaca a los bajos tipos de interés pero que tiene también mucho que ver con la transformación que ha supuesto la banca on line que está dejando en evidencia a la banca tradicional, obligada a cobrar más comisiones para poder mantener una cara infraestructura que no se justifica por su rentabilidad, incluso tras haber recortado empleos y oficinas por todo el mundo. Y en un futuro muy cercano es muy posible que empresas tecnológicas ofrezcan servicios financieros pudiéndose quedar con una gran cuota del negocio. Por otra parte, si el banco no gana dinero con su negocio tradicional buscará la rentabilidad asumiendo más riesgos en los mercados financieros convirtiendo sus beneficios en rehenes de la evolución de éstos.

Hay quien dice que la culpa de los problemas de la banca está en el exceso de regulación. No estoy de acuerdo, la regulación se ha mejorado en los últimos años y no debe debilitarse pero toda la regulación del mundo no servirá si hay una nueva crisis económica, o empeora la actual, porque los bancos, por culpa del bajísimo coeficiente de caja, tienen más dinero invertido del que realmente tienen. Mientras el coeficiente no suba, y mucho (como he defendido desde hace años), van a ser vulnerables a las crisis cíclicas y como todos (gobiernos y oposiciones) creen que la solución a la crisis está en que los bancos presten más, vamos por el camino contrario.

Los bancos deberían disponer de menos liquidez y prestarla/invertirla con el mayor control posible, es la única forma de acabar con su vulnerabilidad. Pero eso reduciría el crecimiento económico actual basado en la deuda y eso no lo quiere nadie. En eso están de acuerdo todos, tanto los de izquierdas como los de derechas y en concreto en Europa liderados por Draghi que inyecta cada vez más dinero barato y castiga a quien no lo hace cobrándole por sus depósitos. Pero BCE actúa de forma contraproducente al pedir más créditos a la vez que impone los tipos negativos, como explica el profesor Eijffinger:

Los bancos son reacios a trasladar la tasa de depósitos negativa a la tasa de ahorros, por miedo a perder depositantes. Por ende, se ven obligados a aumentar aún más sus márgenes en las hipotecas y los préstamos a pequeñas y medianas empresas. En consecuencia, contrariamente al objetivo del QE, están otorgando menos crédito a los hogares y las empresas.

Y si yo tengo una tienda que no vende, por más dinero que me presten al 0% con la garantía de mi stock, seguiré sin obtener beneficios y con el riesgo de que mis productos bajen de precio. No olvidemos que cuando BCE presta a las entidades financieras lo hace a cambio del aval de sus activos y por tanto no es BCE el que asume el riesgo de su impago o depreciación sino el banco.

Es decir, quieren obligar a los bancos a que relajen sus exigencias para que muevan el dinero, con eso aumentarán el riesgo y al menor asomo de recesión económica, caerán. No hay que ser un genio para saber que antes o después habrá otra recesión económica global puesto que las hay periódicamente; si los bancos de todo el mundo han sufrido con la quiebra de algunas pequeñas petrolíferas en los EUA, recesión en algunos emergentes y un descenso puntual en las bolsas de todo el mundo, ¿qué pasará cuando haya otra crisis? (no olvidemos que lo que hizo Draghi el otro día fue salvarlos del grave problema de los vencimientos de deuda de 2017 como bien explica aquí Kike Vázquez). Pues que los bancos sufrirán tanto que los estados saldrán con dinero público a intentar salvarlos con la excusa de la estabilidad financiera. Pero el pecado primero es incitarles a arriesgar de más. En España lo sabemos muy bien, por eso ningún banco privado quebró y las cajas sí, porque fueron las que más presiones políticas sufrieron para relajar sus criterios de inversión (aparte de colocar a corruptos en cargos de gestión, también por presiones políticas) con la permisividad del Banco de España cuyo gobernador también es un cargo político.

Pensar que con más créditos saldremos de la crisis y que es una buena política obligar a la banca a que aumente el riesgo, es de cortoplacistas. Pero es que además es una enorme contradicción con el afán regulatorio de los últimos años, no es de recibo aumentar exigencias de capital a las entidades financieras a la vez que las obligan a que arriesguen más con ese capital. Que se aclaren.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (39 votos, media: 4,46 sobre 5)

Escrito por Droblo el 25 de abril de 2016 con 50 comentarios

La viñeta de la semana

350-euribor-dia-del-libro

Más viñetas en la categoría de “Humor” del blog

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (16 votos, media: 2,94 sobre 5)

Escrito por jrmora el 23 de abril de 2016 con 0 comentarios

La semana en los mercados

adivinoMe he dado cuenta que mucha gente cree que los bancos son unos oráculos que conocen el futuro, es habitual encontrarte en esta misma web algunos comentarios del estilo “si te ofrecen un tipo fijo en la hipoteca es que saben que el euribor va a estar bajo muchos años”. Sin embargo, nadie conoce el futuro pero mucho menos los bancos que si hubieran tenido sospecha del estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008 no habrían tirado tanto dinero en promotoras y constructoras, que si hubieran sabido que BCE iba a salvar al Reino de España no hubieran dejado que la prima se fuera a 600 en verano de 2012 y que desde luego si hubieran siquiera sospechado que el Euribor iba a llegar al negativo, hubieran hecho una campaña feroz a favor de las hipotecas fijas sí, pero hace años cuando podían haberlas colocado bastante más arriba de como las colocarán ahora. Basta comprobar cómo no supieron ver su propia fuerte bajada de valor que de forma mayoritaria han vivido en las bolsas, perdiendo mucho capital por ello.

Si un banco ofrece un tipo fijo a 10 años más barato de lo que lo hacía es porque BCE ha conseguido que la deuda española a 10 años esté al 1.5% y entre invertir ahí y conceder una hipoteca bastante por encima, con vinculaciones y asegurando un cliente por mínimo una década, resulta que entiende que es buen negocio. Si además el conjunto de las hipotecas que conceda sirven como colateral para obtener financiación del BCE a los tipos a corto actuales (ya que con las nuevas medidas de Draghi se premia a los bancos que aumenten crédito), además de bueno puede ser óptimo. Y sí, ahora mismo casi todos pensamos que el Euribor va a estar bajo mucho tiempo pero seguridad no tenemos ninguna porque nadie la tiene. De hecho, mi opinión es que los tipos ultrabajos en Europa durarán mucho tanto por la mala situación económica –que preveo empeore en 2017- como por la salud de la banca que obligará a BCE a alargar sus medidas actuales pero también creo que en no muchos años la Eurozona empezará a desintegrarse por lo que cualquier previsión hecha hoy puede que no sirva para nada.

¿Acertaré? Ni idea porque yo, como los bancos y como todos podemos tener criterios pero al final vamos a remolque de los acontecimientos. No olvidemos que personas y empresas muy bien informadas no sólo no han visto venir muchos de los acontecimientos que han pasado los últimos años en economía, es que incluso negaban que dichos sucesos pudieran pasar jamás: desde corralitos en la Eurozona a personas recibiendo intereses de su banco por haberse hipotecado con él o estados colocando más deuda que nunca a los tipos de interés más bajos, desafiando por completo la lógica del comportamiento de la oferta y la demanda en los mercados. Precisamente el mayor riesgo que a mi juicio existe en estos momentos es que si lo actual, que es extraordinario y nadie supo verlo, es aceptado como normal, estaremos haciendo lo mismo que cuando las élites, no sólo los ciudadanos de a pie, veían como razonable los precios inmobiliarios de 2007 o el Ibex en 16 mil.

Que un banco nos dé dinero por prestárnoslo o que una empresa o un estado obtenga beneficios captando el capital de los inversores por los tipos negativos, es una locura, y así lo hubiera denominado cualquiera hace unos años. Y todos hubiéramos calificado como muy arriesgada la enorme montaña de deuda pública que se está generando y que se asume con relativa calma gracias a que los bancos centrales se están dedicando a acumularla en sus balances haciéndola “desaparecer” esperando tiempos mejores. Que ahora nos acostumbremos no significa que toda esta situación sea normal y que no comporte un riesgo enorme, incluso superior al de las dos crisis anteriores vividas este siglo ya que afecta directamente a la confianza en el sistema económico. Pero nadie sabe qué ocurrirá, podemos especular lo que queramos acerca de las consecuencias que tendrá todo esto en 2017, 2027 o 2047 como hace el FMI con sus previsiones pero seguiremos sin tener ni idea ninguno, ni el mejor informado del mundo, de las consecuencias de todo esto. Y no es sólo porque todo esto es nuevo y no hay hechos históricos con qué compararlo, es que aunque los hubiera, tampoco nos garantizaría nada.

El comportamiento de los mercados este lunes fue un ejemplo perfecto de cómo lo que parecía mayoritariamente obvio a comienzos de la jornada resultó ser totalmente falso. Y es que el fracaso de las conversaciones de la OPEP para reducir la producción hundió el precio del crudo y eso afectó a la apertura de las bolsas europeas que fue bastante bajista. Parecía lógico que fuera así y sin embargo, al final cerraron en positivo… Y esa tendencia ha seguido toda la semana continuando el movimiento iniciada la anterior. La euforia alcista ha afectado a todas las bolsas pero quizás lo más llamativo sea que Wall Street –que ya ha hecho nuevos máximos del año- está a punto de marcar nuevos máximos históricos, olvidando las caídas de febrero y volviendo locos a todos los analistas que van a tener que volver a cambiar todas sus previsiones. Incluso el crudo ha seguido subiendo a pesar de la sobreproducción. Como imagen, los déficits presupuestarios de este siglo en España (vía Perpe) que son la explicación de por qué la deuda pública no para de crecer desde 2007: prácticamente todos los déficits se han tenido que cubrir emitiéndola. Y aunque el déficit lleva una clara tendencia bajista, sigue existiendo y como nos van a conceder más tiempo para reducirlo… más deuda.

Spain Public Deficit Apr 2016

Links.-

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (24 votos, media: 4,83 sobre 5)

Escrito por Droblo el 22 de abril de 2016 con 44 comentarios

La incertidumbre por la falta de Gobierno ya tiene sus consecuencias

Tras las elecciones, el escenario de incertidumbre se ha impuesto. Acuerdos, coaliciones, reuniones y fórmulas varias han sido los movimientos por las diferentes fuerzas políticas, pero a día de hoy la formación del Gobierno se aleja cada vez más por la falta de capacidad para pactar. Es más, ya se empieza a dibujar un escenario de nuevas elecciones para el 26 de junio, es decir, más incertidumbre si cabe.

Tener un gobierno estable es clave para los próximos años ya que resulta esencial para mantener la confianza, como perseverar en la aplicación de las reformas estructurales que reduzcan las vulnerabilidades de la economía española y permitan mejorar su capacidad de crecimiento futuro. Uno de los datos clave para los próximos cuatro años es que necesitaremos hacer frente a 616.000 millones de euros correspondientes a la deuda pública (principal e intereses). En este entorno, la incertidumbre sobre la formación de un Gobierno y su falta de estabilidad significará en un futuro refinanciar los vencimientos de deuda pagando mayores intereses.

CgTVZS-WIAA8hG2

Asimismo, los malos datos empiezan a brotar… El Indicador mensual de Confianza del Consumidor (ICC) muestra un deterioro claro en las expectativas de los consumidores desde las pasadas elecciones generales celebradas en diciembre. Por encima de 100, el ICC indica una percepción positiva de los consumidores y por debajo de 100 una percepción negativa.  En el mes de marzo el ICC se situó en 92,6 puntos, 2,6 puntos por debajo del dato del mes anterior que vuelve a situar al índice por debajo de los valores obtenidos en los últimos 14 meses. Este nuevo retroceso del ICC se produce tanto por una peor valoración de la situación actual, que baja 2,1 puntos en este mes, como por el descenso de las expectativas, que alcanza los 3,1 puntos.

Confianza-consumidor-España-marzo

La evolución trimestral ofrece una evolución verdaderamente negativa que ahonda la ligera caída experimentada en el último trimestre de 2015. El ICC del primer trimestre del año pierde un 8% respecto al registrado en el trimestre anterior, con mayores caídas en el índice de expectativas (-10,6%) y pérdidas más moderadas en el índice de situación actual, -4,7%. Estos descensos del ICC que estamos viendo, guardan cierta similitud con los descensos producidos en el año 2007 o 2012, años en el que se impuso la recesión económica en el país.

No sólo la confianza de los consumidores está dañada sino también la de otros agentes económicos como los inversores… Recordemos que finalmente 2015 cerró con un déficit del 5%, lo que supone ocho décimas más del pacto con Bruselas en la Ley de Estabilidad. El FMI ya ha comentado que “El alza en 2015 lo que hace es fortalecer la necesidad de continuar con el ajuste fiscal en 2016”.

Asimismo, el Banco de España ha notificado que en el período enero-marzo de este año ya se habría producido una desaceleración de la actividad económica. En concreto, el PIB habría crecido un 0,7 % (0,8 % en el cuarto trimestre de 2015). Y detalla que las dudas acerca del curso futuro de las políticas económicas podrían incidir negativamente en las decisiones de gasto de los agentes privados, especialmente si la actual situación de incertidumbre política se prolongase en el tiempo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (25 votos, media: 2,76 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 21 de abril de 2016 con 47 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies