Euribor - Blog de economía y del Euribor


La semana en los mercados

Ya está disponible la copia en papel de mi libro Especulando con la crisis y he decidido prescindir de editorial y sólo lo publicaré en Amazon así que os animo –si os interesa un ejemplar- a comprarlo aquí y aprovecho para dar las gracias a todos los que ya lo han hecho.

curso-2014-2015Como el próximo viernes es semi-festivo para muchos haré otro tipo de artículo y este será el último “La semana en los mercados” del 2014 y toca hacer algo de balance.

2014 en general ha sido en lo económico un año que ha cumplido las previsiones mayoritarias: ha habido una mejora de las cifras macro respecto a 2013 en casi todas las áreas económicas si bien se ha ido en la mayoría de más a menos, destacando la entrada en recesión de dos grandes potencias como Japón y Rusia. Sin embargo, en los mercados ha habido algunas sorpresas: los récords mínimos de rentabilidad de la deuda de numerosos emisores públicos y privados, la alta volatilidad del oro, la fuerte subida del euro (en mayo estaba por encima de 1.39 contra el $) para acabar bajando como era lo lógico, el desplome del crudo y con él el de la mayoría de las materias primas, los continuos máximos históricos de Wall Street con el constante apoyo del sector tecnológico, el errático comportamiento de los principales índices bursátiles europeos –en negativo en el año esta semana tras fuertes alzas intermedias-, los máximos históricos del Ibex si no descontara los dividendos pagados pero aún muy lejos de la rentabilidad de otros índices desde 2007 y con un cierre anual que estará muy alejado de máximos anuales, el mal comportamiento de los mercados emergentes (pero no tan malo –en relativo- como parecía a mitad de año, muy favorecidos sus datos macro los últimos meses por la fortaleza del $ aunque con un preocupante 2015 por la bajada de las materias primas), el desplome del rublo y de la bolsa rusa, el gran rebote del Nikkei y el inesperado –para la mayoría- espectacular comportamiento de la bolsa china…

No quiero tampoco dejar de recordar el gran bluff que ha supuesto el bitcoin y cómo tras estallar su burbuja (en 14 meses ha perdido 2 terceras partes de su valor) ha dejado, prácticamente, de comentarse en los medios. El desplome de este ¿activo? Me recuerda un comentario que hice en el artículo del otro día (“no debemos confundir lo que compramos para consumir que lo que compramos para vender”) sobre el concepto caro y barato que yo considero fundamental. Si yo voy a comprar plátanos y su precio es un 10% inferior al que tenía la última vez que fui a la frutería, consideraré que es un producto barato que merece la pena comprar; sin embargo, el que el precio de una acción –o del bitcoin- esté un 10% por debajo que hace una semana no significa que esté barato y que haya que comprarlo porque nuestra intención no es consumir ese producto sino venderlo a un precio superior después. Y resulta que muchas veces comprar algo que está más caro que en fechas anteriores es mejor inversión que comprar algo que está más barato ya que la tendencia suele jugar a favor.

Lo podemos comprobar mirando el gráfico de Red Eléctrica Española, una de las “estrellas” del Ibex en 2014 (y por cierto, el valor más rentable del Ibex de este siglo aunque apenas se comente sobre él y se le considere un valor “defensivo”) donde se aprecia que a pesar de la subida de 2013 no estaba caro y hubiera sido un gran acierto invertir en sus acciones en enero de 2014. Por el contrario, otras acciones que en 2013 bajaron –como Arcelor, otro miembro del Ibex- han seguido cayendo en 2014 por lo que no estaban baratas y hubiera sido un gran error comprarlas en enero de 2014. Incluso dentro de este año nos encontramos con bolsas como la rusa, la portuguesa o la griega que a pesar de las fuertes bajadas de los últimos meses, siguen bajando más –es decir, no están baratas a pesar de caer de precio- mientras otras no dejan de subir a pesar de llevar meses de alzas casi ininterrumpidas.

Diferenciar entre comprar para consumir y comprar para invertir es importante y más en una web con mayoría de hipotecados: una persona que adquiere una vivienda habitual compra –o debería hacerlo- cuando el precio de venta se ajusta a lo que puede pagar por ella y una rebaja del vendedor puede incitarle a ello. Es cierto que en el futuro puede que hubiera podido comprar más barato pero si su decisión era de consumo y no de inversión, aunque pueda fastidiarle, no es comparable al que adquiere una vivienda con ánimos especulativos.

En cuanto a los mercados, si hay una idea que vengo repitiendo casi todo el año casi todos los viernes es la de la complacencia extrema que viven los mercados porque tantos y tantos factores negativos eran obviados. Ahora de repente, en una de las épocas más estacionalmente alcista, resulta que todos los factores negativos que durante tanto tiempo han sido minusvalorados han resultado ser la excusa perfecta para pillar a todos con el pie cambiado. El petróleo lleva 26 semanas seguidas bajando de precio, la economía rusa está en recesión hace meses, la situación política griega es un polvorín hace años ya… pero de pronto, cuando los inversores minoristas más expuestos estaban –con la complicidad tanta veces denunciada de medios y analistas- llega el crash… Y además, un crash tramposo (lo que en el argot se llama agitar el árbol) porque acabaremos la semana con avances fortísimos impulsados por la venta de reservas del Banco Central de Rusia para frenar el desplome del rublo, las declaraciones de la FED -admitiendo poder ser paciente con las subidas de tipos-, Suiza colocando en negativo sus tipos de interés oficiales, los vencimientos hoy de futuros y porque lo lógico es que intenten maquillar lo que puedan el cierre anual con alzas las próximas sesiones como pasa casi todos los años por estas fechas (si bien el 29 de diciembre habrá un obstáculo importante con la votación en el Parlamento griego que puede precipitar las elecciones anticipadas, lo explico aquí). Días como el del martes en el que en una sola sesión el valor del rublo fluctuó un 25% o el precio del Ibex subió un 2% tras bajar antes un 2.5% son toda una advertencia de lo arriesgados que pueden ser los mercados financieros. Y las bolsas siguen estando muy caras…

Creo que el gráfico de la semana no puede ser otro que el de la bolsa rusa este año:

bolsarusalo

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votos, media: 4,47 sobre 5)

Escrito por Droblo el 19 de diciembre de 2014 con 50 comentarios

Noticias de idealista.com:

¿Sabes qué hace el banco con tu hipoteca?

Artículo publicado orginalmente en nuesstro blog de bolsa.

hipotecaEn este país, en el que abunda la cultura de la propiedad la vivienda porque “alquilar es tirar el dinero”, es común vincularse a los productos estrellas de las entidades bancarias, las hipotecas. Las hipotecas son un derecho que recae sobre los bienes inmuebles y afecta en garantía del derecho a cobro del banco y la obligación de pagar el crédito del solicitante. Por lo tanto, en el balance de la entidad bancaria aparecerá el crédito hipotecario en forma de derecho, considerándose un activo para el banco. Estos derechos, al igual que los demás activos propiedad del banco se pueden negociar mediante la creación de titulaciones.

Las titulación es el método que utilizan los bancos para transformar los créditos hipotecarios en Bonos Titularizados para ser intercambiados en los mercados de renta fija. Este proceso permite transformar los derechos en un activo mucho más líquido, facilitando la venta, por lo que permitirá no sólo la financiación de la entidad bancaria, sino agilizar el proceso. Los bonos recopilan los derechos de cobro, lo que concede a su propietario el flujo de ingresos. La titulación también se puede dar en diferentes derechos que no sean hipotecas, como pudiera ser alquileres de unas infraestructuras, los recibos de la luz, los peajes de autopistas, etc…

Proceso de titulación hipotecaria

Para efectuar el proceso de titulación se crea un Fondo de Titulación Hipotecario (FHT), que adquiere las hipotecas que el banco ha concedido. Asimismo, el FHT es una empresa filial de la entidad que emitirá los Bonos de Titulación, que pagará los correspondientes intereses a su tenedor gracias a las cuotas percibidas de las hipotecas. Dichos intereses pueden ser fijos pero lo más normal es que sean variables porque están vinculados a un tipo variable. Los bancos de inversión tienen el papel de intermediarios ya que por una comisión adicional pueden adelantar el pago de los Bonos Titularizados al FHT para efectuar posteriormente la venta de los instrumentos financieros a las demás entidades. Con el dinero que perciben los FHT procederán con el pago a la entidad financiera (matriz).

QAH

Aunque pueda parecer toda una ingeniería financiera la elaboración de este proceso, las titulaciones cobran vida hace cerca de 80 años en Estados Unidos. En concreto, en 1938 el gobierno estadounidense creó los Fondos de Titulación Hipotecaria que seguro que les sonará el nombre cuando los mencionen… se trata de Fannie Mae (Federal Nacional Mortgage Ass). También fueron creados otros fondos de titulación como son Freddi Mac y Genni Mae. La entidad Fannie Mae fue privatizada en el año 1973, para financiar el aburtado déficit público de la Guerra de Vietnam,  pero los bonos que emitía estaban respaldado por el gobierno americano. En la burbuja de las hipotecas subprime, Fannie Mae perseguía mejorar la rentabilidad de sus accionistas a través de los Bonos Titularizados de mayor riesgo. Cuando la burbuja finalizó la empresa entró en quiebra y no podía hacer frente al pago de los intereses de los bonos, por lo que finalmente fue rescatada por la administración en el año 2008.

Si nos centramos en España, que en materia de regulaciones siempre vamos algo retrasados, en 1992 apareció la Ley 19/1992 sobre el régimen de sociedades y fondos de titulación hipotecaria, si alguien tiene interés en la composición de la ley la tenéis aquíComo hemos dicho anteriormente, las titulaciones no son exclusivamente hipotecarias, por lo que en 1998 se amplio el abanico de titulaciones entre las que se incluyeron las titulaciones vinculados a los derechos de cobro de moratoria nuclear. Pero no fue hasta la entrada en el euro y el auge del ladrillo que en España las titulaciones fueron todo un “boom” ya que si en el año 2001 las emisiones de titulaciones hipotecarias eran de 5.000 millones de euros, en la cresta de la ola de 2007 las titulaciones alcanzaron un volumen de emisión alcanzó los 86.500 millones de euros.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (23 votos, media: 3,91 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 18 de diciembre de 2014 con 49 comentarios

El rincón del ahorrador: 8 razones por las que deberías crear un presupuesto

 El rincón del ahorrador de la mano de Ahorro.net, la aplicación gratuíta de los ahorradores.

Hace unos días te explique una forma de desarrollar un presupuesto paso a paso. Como no me canso de repetir un presupuesto es una herramienta muy útil para que tus finanzas personales y  tu economía doméstica vayan por el buen camino pero, no se puede negar, hacer un presupuesto es una operación bastante aburrida y pesada.

Para darle un empujoncito a tu motivación y que te decidas a hacer un presupuesto o que no te quedes en solo una o dos veces voy a compartir contigo 8 causas por las que creo que dedicar unos minutos de tu tiempo al mes para desarrollar un presupuesto es una buena idea y que mejorará mucho tu calidad de vida.

Alcanzar tus metas: Si tienes como objetivo hacer un viaje este verano, estudiar un master el próximo año o cualquier otra meta financiera, el presupuesto te permitirá organizarte y te facilitará la consecución de tus objetivos.

Tú controlas tu dinero: …y no al revés. Haciendo un presupuesto sabes hacía donde se dirige cada euro que gastas y sabrás siempre cuánto dinero llevas gastado por ahora este mes o cuánto dinero todavía puedes gastar.

Te evita vivir por encima de tus posibilidades: Si cada mes, todos los meses, cumples tus presupuesto, puedes estar seguro de que estás viviendo dentro de tus posibilidades y no estás gastando de más y llevas el ritmo de ahorro que te has marcado.

Ahorrar es mucho más fácil: Para ahorrar, lo más sencillo es un presupuesto. En el presupuesto determinas objetivos de gasto para los tipos de gastos que sueles tener cada mes y también un objetivo de ahorro. De esta manera te será muchísimo más sencillo ahorrar todos los meses.

Ayuda con los gastos imprevistos: Si te sucede algún gasto imprevisto (avería del coche, rotura de un electrodoméstico) tu estarás preparado para hacerle frente sin ningún tipo de problema y esto es gracias al presupuesto ya que tienes una cantidad fija mensual para cubrir este tipo de gastos.

Olvídate de las deudas: Un presupuesto es una herramienta fantástica para salir de las deudas o incluso para evitar que caigas en ellas. Un presupuesto te marca una cantidad mensual determinada dirigida a acabar con tus deudas y simplemente cumpliéndola es una indicación de que vas por el camino correcto de acabar con tus deudas.

Crear un fondo de emergencia: El presupuesto te ayuda a crear un fondo de emergencia, al separar todos los meses parte de tus ingresos para este objetivo. Con el paso de los meses, si vas cumpliendo lo marcado por el presupuesto, acabarás tu fondo de emergencia casi sin darte cuenta y sin esfuerzo.

Te dice donde gastas de más: Con un solo vistazo a tu presupuesto sabrás en qué categorías de gastos estás gastando de más y te permite realizar las modificaciones suficientes a tus hábitos de gasto para corregir este problema.

Y una ventaja extra. Un presupuesto te ayuda a dormir mejor por las noches. Con un presupuesto puedes ahorrar, crear un fondo de emergencias, salir o evitar las deudas, etc. Todo ello hará que duermas a pierna suelta sin ningún tipo de problema financiero y sabiendo que cada día, cada semana y cada mes que pase tu situación financiera será mejor y tu calidad de vida irá aumentando con el tiempo.

Así que no lo pienses más y dedica unos minutos a crear un presupuesto. No te arrepentirás.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votos, media: 2,43 sobre 5)

Escrito por Antonio Martin el 17 de diciembre de 2014 con 0 comentarios

Pasando de los bancos

benderAhh, ¿no hay sitio para Bender, eh? Vale, me construiré mi propio módulo lunar, con casinos, y furcias. Es más, paso de la nave lunar… y de los casinos. ¡Al cuerno todo!

Este es uno de los momento más legendarios de Futurama, cuando Bender Rodriguez va a la luna. Y es muy parecida a la de muchos cuando van al Banco ¿no hay sitio para mi? Vale, me construiré mi propio banco, con cajeros…. ¡Al cuerno todo!

Pero mira por donde no tenemos que mandarlo todo al cuerno. Si no hay sitio para nosotros, nos lo hacemos. Dicho de otra manera, si la bancca no nos trata bien, seamos nosotros la banca. Estamos en la época del consumo colaborativo, compartimos casa, coche, conocimientos… el siguiente paso lógico es hacerlo con el dinero. La banca P2P.

La idea no es nueva, por ejemplo El País escribía sobre ello hace 7 años que es cuando empezaron a despuntar este tipo de empresas. No es un negocio sencillo, en un sector en el que la confianza y la base financiera son las dos partes más críticas, algo que sólo se cura con el tiempo. Algo así lo vivimos con el comercio electrónico, Amazon tiene ya 20 años y hasta muy poco no se ha ganado la confianza de muchos consumidores. En el caso de la banca P2P posiblemente ese tiempo de maduración ya ha terminado.

La semana pasada salió a bolsa en el Nasdaq (con una subida de más del 50%) Leading Club una plataforma nacida en 2007 ideada para poner en contacto el dinero de inversores con particulares y empresas que buscan financiación. Los siete años que lleva en funcionamiento, han servido para repartir 6.000 millones de dólares en préstamos.

Veamos la evolución de los préstamos realizados en EEUU (la gráfica puede confundir ya que da a entender que los préstamos P2P superan a los tradicionales cuando todavía se quedan muy muy lejos).

RTEmagicC_12152014_BR.png (1)

Al eliminar la maquinaria de la banca tradicional como intermediaria, las tarifas de los créditos se han reducido, haciéndolo mucho más barato. En cuanto a la morosidad tiran de “Big Data” y algoritmos propios para mantenerla a ralla.

En The Economist analizaban este fin de semana el coste de un crédito P2P frente al de la banca tradicional, los datos hablan por si solos.

20141213_FNC512

La tecnología tiene mucho que decir en este sector, permitirá que los oxidados engranajes del crédito, dominado en la actualidad por unos pocos pase a una era colaborativa más rápida, barata y beneficiosa para la sociedad.

Todo esto, sino sacan una ley que lo impida.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (34 votos, media: 4,18 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 17 de diciembre de 2014 con 95 comentarios

El rincón del ahorrador: Dos formas de eliminar tus deudas

 El rincón del ahorrador de la mano de Ahorro.net, la aplicación gratuíta de los ahorradores.

deudasUno de los primeros pasos que debes dar para comenzar a gestionar adecuadamente tus finanzas personales es acabar con tus deudas. Tener deudas es perjudicial para tu economía doméstica porque te impide crecer tu patrimonio financiero y aumentar tu riqueza. Por eso hoy te voy a explicar dos métodos muy sencillos y prácticos para planificar cómo eliminar tus deudas.

Para acabar cuanto antes con las deudas lo lógico, desde un punto de vista financiero, es comenzar por las deudas con el tipo de interés más alto. Así, al ir pagando las deudas con los tipos de interés más altos, acabarás pagando menos intereses finales.

Sin embargo, las finanzas personales no son tan fáciles y a muchas personas este método no les funciona ya que les influye más la psicología que las finanzas para tener éxito en eliminar sus deudas.

Para esta gente lo mejor es ordenar las deudas que tengan de menor a mayor cantidad de dinero y empezar a pagar la deuda con menor cantidad. Este sistema es mucho mejor desde un punto de vista psicológico, ya que te refuerza y motiva ver los resultados en una cantidad de tiempo menor que con el primer método.

Veamos un ejemplo. Imagina que tienes estas deudas con estas cantidades de dinero y estos tipos de interés:

  • 3.000 euros para un máster al 5%
  • 10.000 euros de un préstamo personal al 10%
  • 8.000 euros de saldo de tarjetas sin pagar al 12%
  •  7.000 euros para un coche al 8%

El orden desde un punto de vista financiero sería:

  1. 8.000 euros de saldo de tarjetas sin pagar al 12%
  2. 10.000 euros de un préstamo personal al 10%
  3. 7.000 euros para un coche al 8%
  4.  3.000 euros para un máster al 5%

Esta es la mejor forma de “atacar” tus deudas pero siempre que tengas la suficiente motivación y persistencia para mantener el camino. Eliminando la deuda con el tipo de interés más alto al final acabarás pagando menos dinero en forma de intereses.

Pero en ocasiones la deuda con el tipo de interés más alto coincide con una de las deudas con cantidades también más altas, por lo que te puede tirar meses pagando esta deuda sin ver avances significativos. Esto puede acabar con tu moral y llenarte de insatisfacción y provocar que dejes el plan de eliminar tus deudas.

Para solucionar esto está el segundo método de ordenar las deudas de menor a mayor cantidad de dinero y comenzar pagando la de menor cantidad. En el ejemplo quedaría así:

  1. 3.000 euros para un máster al 5%
  2. 7.000 euros para un coche al 8%
  3. 8.000 euros de saldo de tarjetas sin pagar al 12%
  4. 10.000 euros de un préstamo personal al 10%

Así acabarás primero con la deuda más pequeña y en una cantidad menor de tiempo y te motivará a seguir ya que ves resultados tangibles y que vas finalizando tus deudas.

Cuando tengas ordenadas tus deudas, siguiendo el método que prefieras, haz los pagos mínimos en todas ellas y lo que puedas ahorrar al mes dedícalo en su totalidad a la primera deuda. Una vez que acabes con ella, dedica todo el dinero a la segunda deuda y así sucesivamente hasta quedarte sin deudas.

Recuerda que tu objetivo es acabar con tus deudas, no hacerlo de la manera perfecta. El orden en que acabes con tus deudas da igual, siempre y cuando, las elimines completamente y no vuelvas a caer en ellas.

Descubre qué método te funciona a ti y ponte en marcha en tu camino hacia eliminar tus deudas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (30 votos, media: 2,23 sobre 5)

Escrito por Antonio Martin el 16 de diciembre de 2014 con 5 comentarios

La imparable lucha contra la corrupción

corrupcionLa cruzada de justicia contra aquellos delincuentes que aprovechan sus cargos políticos para enriquecerse ilícitamente (ojo, que el que aprovecha su cargo para enriquecerse lícitamente, no es un corrupto, es alguien que conoce la ley y sus recovecos), cuenta con un nuevo hito en su camino: ya tenemos el Portal de la Transparencia.

Sin desmerecer la medida, habrá que ponerla en su sitio: sólo es un lugar donde obtener información muy variada: desde los currículums de nuestros altos cargos, hasta información acerca de subvenciones, contratos públicos y, por supuesto, los sueldos de los altos cargos de la Administración General del Estado.

En mi búsqueda de información para saber de lo que hablo, tres intentos me ha llevado el acceder a la información del Portal, no porque sea complicado, sino por las reticencias generadas por la exigencia del registro, ya que se pide DNI y nº de cuenta bancaria (¡?); y además tras aportarlo, ni siquiera se ingresa automáticamente, sino que ha de esperarse a la “invitación” autorizada por la Agencia Tributaria (otro ¡?), por tanto se percibe la sensación de que el portal está, la información también, pero cuanto menos gente acceda, mejor. En cuanto a los contenidos, muchos de ellos ya estaban disponibles en otros portales, pero lo importante es que la información está dispuesta para leer, no para descargar, lo cual es otro síntoma de sentirse no invitado para el visitante.

En definitiva es un paso, pero no como medida estrella contra la lucha contra la corrupción, para esto más valdría dotar de medios y de independencia al poder judicial. De hecho, las medidas anticorrupción del Gobierno más parecen un lavado de cara frente a la galería que una lucha efectiva, ya que con luz y taquígrafos ponen en marcha medidas y por detrás en los callejones ponen todo tipo de trabas a la lucha efectiva; llámese el caso de la inminente sustitución del juez Ruz, que retrasaría el caso Gürtel y sus relacionados (como el caso Bárcenas) más de un año, hasta después de las elecciones.

Así, este tipo de portales, no son un arma propiamente dicha contra la corrupción, ya que no se sabe si esa información se contrasta ni a qué nivel. Por ejemplo, están los currículums de los altos cargos, pero ¿están contrastados? No hay que olvidar que cuando se elige a un alto cargo se hace a dedo normalmente, de modo que lo que menos importa es el currículum; así tenemos a día de hoy a un filólogo al frente del Ministerio de Sanidad.

Por otro lado, en cuanto a los datos económicos, el hacer que los cargos públicos deban declarar sus bienes al jurar el cargo y al dejarlo para comprobar si hay enriquecimiento ilícito, está bien, pero realmente es una tarea un tanto inútil: el corrupto, al igual que el defraudador nunca declararía los bienes y/o ganancias que obtiene de forma ilícita; usará testaferros, la consabida lata de Cola Cao o cualquier otra manera de asegurarse su lucro sin que la Agencia Tributaria pueda echar mano de sus ganancias.

Por último, en cuanto al debate generado por el hecho de que según qué cargos cobren más que el propio Presidente del Gobierno (sin desmerecer los más de 78.000 € que éste cobra, limpios de polvo y paja) sólo es un síntoma más de la política de descontrol y de despilfarro llevada a cabo desde que este país es democrático: se asignan cargos a dedo y, por supuesto, sus sueldos también, sin más limitación que las partidas presupuestarias adscritas. Igualmente, dependiendo de la Administración para la que el político realice su buen hacer recibe una contraprestación u otra, siendo así que existe una enorme disparidad entre lo que cobran los distintos presidentes autonómicos o los alcaldes de las distintas ciudades, teniendo muchos de ellos más sueldo que el Presidente del Gobierno y su equipo de Ministros.

El caso es que el Gobierno, para tratar de organizar este caos, ha optado por lanzar un globo sonda: ha determinado que los políticos en este país cobran poco (menos que cargos como los Secretarios de Estado) y que la solución pasa por subirles el sueldo, con lo cual se eliminarían también las tentaciones de la corrupción, como si un político bien pagado fuese incorruptible. De todos modos, visto el alcance y la voracidad de algunos imputados, no se me ocurre cual debería ser su sueldo para comprar su honradez. Igualmente, todo ha quedado en eso, en un globo sonda, ya que la Vicepresidenta Soraya Sáenz, ya ha anunciado que el Gobierno, frente a este descontrol, hará lo que mejor sabe hacer: nada; ni subirá sueldos a Ministros ni los bajará a los altos cargos, ya que los salarios públicos están congelados. Igualmente, la explicación de este desfase ha sido que en 1998 se subieron mucho los sueldos de los distintos cargos de la Administración a través de complementos de productividad; ese complemento nunca se aplicó a los ministros, porque sus sueldos eran los únicos que se hacían públicos y el Gobierno quiso evitar la polémica de esa subida.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (37 votos, media: 4,46 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 16 de diciembre de 2014 con 75 comentarios

El rincón del ahorrador: Trucos para ahorrar en el supermercado

 El rincón del ahorrador de la mano de Ahorro.net, la aplicación gratuíta de los ahorradores.

superNo hay duda de que uno de los gastos más altos y, sobre todo, habituales que tenemos todos son las compras en el supermercado.

No hay persona que no visite el “súper” una vez a la semana o por lo menos una vez al mes y tú no creo que seas la excepción. Por eso es muy importante conocer una serie de trucos que puedas aplicar fácilmente para reducir este gasto y así tener más dinero para dedicar a lo que te importa de verdad.

Lo primero que debes tener claro es que los supermercados tienen una organización pensada con un solo objetivo: hacer que gastes más de lo que tenías pensado. Por ejemplo, los elementos y cosas que se compran con más periodicidad nunca están cerca de la entrada, más bien al final para que así al recorrerte el supermercado entero veas muchas cosas que no pensabas comprar pero que al final acabas cogiendo y comprando.

Porque a todos nos ha pasado que mientras buscamos la leche o los huevos empezamos a coger cosas de las estanterías y llenar casi la mitad del carro.

Por lo tanto, el primer objetivo es evitar hacer estas compras impulsivas. Y el truco perfecto es hacer una lista de la compra y no comprar nada que no esté en ella bajo ninguna circunstancia. De esta manera evitarás al 100% las compras impulsivas.

Un paso más allá, muy recomendable, es organizar la lista de la compra por las secciones del supermercado. Por ejemplo, “carnicería”, “productos de limpieza”, etc. de esta forma vas directamente a esa sección y coges lo que viene en la lista, nada más. Y pasas a otra sección y así sucesivamente.

Otra truco para ahorrar en el supermercado es ir las menos veces posible a lo largo de un mes. Lo básico es evitar ir cada semana, intenta ir espaciando las compras hasta dos veces al mes o, mejor aún, una vez al mes. Si haces una compra grande al mes ahorrarás más dinero que con varias más pequeñas, y si vas menos veces evitarás más fácilmente las compras innecesarias.

La razón es bastante sencilla. Si vas una vez al mes y haces una compra de 250€ al ver una cantidad elevada evitará que compres más cosas. Si vas una vez a la semana y llevas 50€ te parecerá poco y será mucho más fácil que añades alguna cosa que no necesites pensando que total no has gastado mucho.

Al final la compra sube a 70€-80€ por ejemplo y al final del mes son entre 280€-320€. Más dinero que solo hubieras ido una vez al mes.

Ahora nos vamos a enfocar en la lista de la compra que es el elemento fundamental para conseguir ahorrar en el supermercado. Para ello te voy a indicar unos trucos para hacer tu lista de la compra.

Lo primero de la lista deben ser los elementos que compras siempre. De esta manera no te olvidaras de las compras básicas y evitarás tener que volver otro día. Y además no volverás hasta que te falten estas cosas básicas.

El siguiente paso es añadir las cosas que faltan a la lista según veas que te quedas sin ellas. La mejor manera de hacerlo es tener una libreta y un lápiz o un bolígrafo en un sitio de paso muy habitual. En este caso, lo mejor es en la cocina.

Si tienes que buscar papel y algo para apuntar al final no lo acabarás haciendo pero si te facilitas las cosas es muy sencillo que vayas apuntando las cosas poco a poco sin que olvides nada y sin esfuerzo por tu parte.

El último consejo es que revises los cupones de ofertas y descuentos que tengas e intentes comprar las cosas de las que tienes ofertas y descuentos y que compres habitualmente. Puedes aprovechar también para comprar más cantidad por el mismo precio.

Así que recuerda que para ahorrar en el supermercado es importante tener una lista de la compra y comprar solo lo que pongas en ella además de ir el menor número de veces posible para evitar las compras impulsivas e innecesarias que es lo que encarece mucho el gasto final.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (19 votos, media: 2,26 sobre 5)

Escrito por Antonio Martin el 15 de diciembre de 2014 con 1 comentario

Visión de conjunto

Los humanos estamos llenos de contradicciones y eso se puede comprobar casi en cualquier actividad. Por ejemplo, recuerdo este verano a un amigo madridista que defendía que Florentino debía pagar a Di María 7 millones de € de sueldo al año para evitar que se fuera del club y a otro valencianista que estaba ilusionado con el millonario que con su dinero salvó a su equipo de la quiebra. Ahora ambos hablan maravillas de Podemos y defienden lo de los límites salariales y lo de que hay que acabar con los ricos pero siguen opinando que sus equipos de fútbol deben gastarse millones para tener a los mejores jugadores posibles y subir el sueldo al delantero ese tan bueno para que no se vaya…

Otra contradicción típica del ser humano es la de modificar los recuerdos a veces ignorándolos, a veces idealizándolos… quizás esté pasando eso con la reciente historia de España: casi todos estamos de acuerdo en que estamos peor que hace 10 años y no sólo económicamente, tenemos la sensación de vivir en una sociedad peor. Seguramente la mayoría de los habitantes de las economías desarrolladas del planeta  piensen igual, que hemos ido hacia atrás. Seguro hay argumentos contra esta idea pero debo confesar que yo también lo creo: norteamericanos, japoneses y europeos estamos peor que hace 10 años en los principales aspectos a pesar del iPad, el whatsapp y twitter. Pero si preguntamos acerca de hace 20 años quizás en otros países haya quien opine que aun así a día de hoy, salvando los adelantos tecnológicos, estamos peor pero en España no hay duda: estamos mejor. Y si nos vamos otro poquito atrás, a día de hoy estamos muchísimo mejor.

Yo soy muy crítico con lo que PP y PSOE han hecho en las décadas que llevan gobernando en casi todas las administraciones públicas españolas pero a pesar de ellos este país ha avanzado muchísimo y ha conseguido avances espectaculares y creo es algo que debemos enseñar a los más jóvenes que quizás sólo recuerdan 2007 y piensan que antes eso era lo habitual cuando no es así: 2007 fue la excepción. Lo normal 13 años antes del inicio de esta crisis era que hubiera un asesinado por terrorismo en España al menos una vez al mes, los jóvenes debían hacer un servicio militar obligatorio, para ir de Madrid a Andalucía en tren era mejor viajar por la noche debido a la enorme cantidad de aburridas horas de trayecto, la sanidad funcionaba peor que ahora –sí, bastante peor-, la corrupción estaba tan de actualidad como hoy -¿os acordáis de Roldán que era director de la Guardia civil o de los GAL?- así como la economía sumergida y la evasión fiscal, nuestra situación financiera era tan delicada que pocos apostaban porque pudiéramos entrar en el €… pero hay un gran cambio: en 1993-4 España lo pasó muy mal pero salimos de aquella y ya en 1996 la gente veía el futuro con ilusión. En verano de 2012 España estuvo a punto de quebrar, de sufrir una situación similar a la de Grecia y milagrosamente salimos de aquella y dos años y medio después tenemos motivos para quejarnos pero también para alegrarnos de haber esquivado esa bala y sin embargo cunde el pesimismo.

1418146815_614022_1418146871_noticia_normal

Estoy convencido que el gran culpable de esa gran diferencia entre ambas fechas es la clase política española que ya no genera la suficiente confianza. Yo también soy pesimista (y no sólo por España y no sólo por la situación económica), lo confieso, pero eso no quita que a la vez que debemos querer mejorar –y mucho- la situación actual debemos también conservar lo mucho que tenemos. Porque es mucho más fácil empeorar rápidamente que mejorar rápidamente, de hecho esto segundo es casi imposible.

Tampoco debemos olvidar que en 1994 estábamos solos y ahora no. A mi juicio PPPSOE están dilapidando una cómoda mayoría parlamentaria para realizar una segunda transición con una nueva Constitución o una reforma de la anterior que vuelva a convencer a los españoles de los beneficios del sistema nacido en 1978 en la España actual pero para cambiar realmente las cosas en nuestro país deben cambiar y mucho las cosas en la €zona ya que mientras sigamos dentro de una “unión” donde hay libertad de capitales, por ejemplo cualquier alza impositiva alejará al capital y a la inversión por lo que será contraproducente. La salida unilateral de la Zona Euro también sería nefasta porque nos empujaría al impago y de nuevo sería contradictorio porque empeoraría nuestra situación… es decir, tenemos las manos muy atadas.

Valorar nuestra historia y nuestra situación geopolítica es lo menos que debemos exigir a los que pretenden hacer política en la España de hoy

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (60 votos, media: 3,77 sobre 5)

Escrito por Droblo el 15 de diciembre de 2014 con 81 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies