La semana en los mercados

refugiadosDel problema de fondo origen de la crisis actual que vive Europa con los inmigrantes ilegales no me voy a repetir ya que lo he comentado otras veces por ejemplo aquí o aquí pero esta vez hay un componente no económico decisivo y es la situación bélica que se vive en Pakistán, Libia, Siria etc. Lo curioso es que aunque estamos sobre-informados de las tragedias que ocurren no podemos analizar cómo debemos las causas de los problemas por desconocimiento. El alto riesgo de secuestros y la crisis económica ha llevado a que las grandes agencias de noticias y principales medios hayan renunciado a tener corresponsales fijos en esas zonas del planeta que en teoría tienen bastante interés ya que “ocurren” cosas. Eso lleva a que recibamos poca información y que la que recibimos suela proceder de periodistas free-lance que, como por desgracia hemos podido comprobar más de una vez, arriesgan su vida. Y ocurre que en realidad no tenemos idea de qué está pasando en Libia, Siria, en gran parte de Iraq etc. Lo que no nos impide opinar y tomar partido, claro, ¡eso que no falte!. Algo similar ocurre con Ucrania, un país que vive una guerra civil de la que no conocemos ni los detalles más básicos. Por ejemplo, ¿recauda impuestos el gobierno de Kiev en las zonas pro-rusas, paga su salario a funcionarios y pensionistas, funciona el correo? Yo no lo sé, lo que sí sé es que el gobierno ucraniano está intentando salir adelante y para ello ha conseguido que acreedores privados le concedan una quita del 20% a su deuda. Para los que quieren establecer paralelismos con Grecia, la quita de 2012 fue bastante superior y además la discusión actual en Grecia es si deudores públicos –los contribuyentes de otros estados, no inversores privados- aceptarían una quita.

Y curiosamente ese problema lo tiene Ucrania que aunque actualmente está auxiliada por el FMI, no tiene suficiente capital para afrontar un vencimiento en diciembre de 3 mil millones de $ con un acreedor público. Esta deuda viene porque el anterior presidente ucraniano pro-ruso solicitó un crédito bilateral a Rusia semanas antes de ser depuesto. Muchos en una situación similar -si el acreedor no fuera ruso- dirían que es deuda ilegítima pero el argumento ucraniano va más por otro lado. Como ya comenté hace tiempo aquí:

“A finales de 1991, aprovechando la disolución de la URSS, Ucrania se declaró independiente. En ese momento la economía del nuevo país es un desastre, muy afectada por el grave accidente nuclear de Chernóbil de 5 años atrás. Y sin embargo su arsenal nuclear es el tercero del mundo, incluso superior al de China, con alrededor de 5 mil armas nucleares. ¿Qué pasó entonces? Que los EUA, Reino Unido y Rusia presionaron a Ucrania para que desmantelara las armas y a cambio recibiera por un lado unas fuertes compensaciones económicas y por otro un compromiso de los 3 de respetar su integridad territorial. Para 1996 Ucrania había desechado voluntariamente todas las armas nucleares dentro de su territorio, transfiriéndolas a la Federación Rusa y firmó el Tratado de No Proliferación Nuclear.”

Rusia violó este tratado al anexionarse Crimea, no ha pagado ninguna compensación económica a Ucrania por quitarle una parte del territorio y además está dando armas a los rebeldes que están matando soldados ucranianos… Aun así, Ucrania está obligado a pagar esos 3 mil millones de $ a Rusia en diciembre. Por supuesto, los rusos también tienen sus buenos argumentos (Crimea fue una donación soviética a Ucrania cuando Ucrania formaba parte de la URSS, da armas a pro-rusos porque son mayoría en algunas zonas y creen que merecen mayor autonomía de Kiev y bastantes problemas tienen con la caída del crudo como para andar perdonando deudas…), si lo planteo así es porque me sorprende que los que acusan a los 18 miembros de la eurozona que se negaron a perdonar deudas –aunque sí han perdonado intereses y alargado plazos- a Grecia de ser insolidarios a pesar de prestarles casi a fondo perdido decenas de miles de millones de € ¡otra vez!, no estén reclamando a Putin lo que sí reclaman a los gobernantes de la Eurozona. Y de paso, aconsejo no dejar de tener en cuenta los problemas en Ucrania así como la crisis económica rusa ya que Europa en invierno necesita el suministro de gas natural que pasa por Ucrania a la vez que impone sanciones económicas a dicho suministrador… vamos, un lío geopolítico que afecta directamente a la economía.

Sin embargo ahora el foco de atención sigue en China y hay un consenso muy negativo sobre un país que tiene problemas, como todos, pero que es toda una historia de éxito en las últimas décadas. El cambio económico radical -dirigido desde una cúspide política que defiende no haber cambiado ideológicamente- del comunismo autárquico al sistema mercantilista globalizador actual seguro será objeto de estudio y puede que acabe mal pero de momento ha elevado notablemente el nivel de vida de cientos de millones de personas. Cierto que su bolsa vivió una burbuja (de la que muy pocos advertimos porque de nuevo la mayoría pensó aquello tan peligroso que se resume en un “esta vez es diferente”) y que su banco central ha fallado –como otros- al intentar copiar a la FED creyendo que sus medidas tendrían un impacto inmediato en los mercados financieros, como si a día de hoy el yuan pudiera compararse al $, pero ¿Dónde estaban hace tres meses los que ahora critican que China intente subir su bolsa a golpe de política monetaria, y por qué sólo critican a China cuando hay tantos países que hacen lo mismo, o es que acaso no vivió el Dax alemán máximos históricos justo tras la última QE de BCE que depreció el €, e incluso el Ibex (descontando dividendos) y qué me dicen de la bolsa de Japón donde el propio banco central compra acciones como en China? Muchos hay que miran la paja en el ojo ajeno y no en el propio.

Pero más allá de los inmaduros mercados financieros chinos, hay una economía real en China que funciona. Entre tanta negatividad me gustaría recordar la ruta terrestre ferroviaria –por desgracia aún no regular- más grande del mundo que empezó a funcionar a finales del pasado año entre la ciudad china de Yiwu y Madrid. Tarda unos 20 días (10 menos que por barco y abaratando el coste de cada contenedor en miles de €) en hacer un recorrido de 13 mil kilómetros (las locomotoras se van cambiado cada 800 kilómetros) y hace algunas descargas de material por el camino que pasa por Kazajistán, Rusia, Bielorrusia, Polonia, Alemania y Francia hasta que llega a Abroñigal, que es la mayor terminal de contenedores de España. Y hace el camino de vuelta con los contenedores cargados de aceite, jamones y vino español.

 

1417211421761

Igual que al final las tensiones geopolíticas en nuestros continentes vecinos han acabado por provocar en Europa una crisis humanitaria con los refugiados que huyen (y que por ejemplo, piensan que Grecia es el paraíso), era cuestión de tiempo que los mercados financieros acabaran por fin preocupándose por lo que implican globalmente los problemas de las economías emergentes (y otras que no lo son tanto y que ya están en recesión como Canadá). Han tardado mucho pero este verano por fin se han notado las consecuencias en mercados de divisas, de materias primas y de renta variable. Esta semana lo que más ha pesado en la volatilidad vivida ha sido la mezcla de, en lo positivo, las declaraciones ayer de Draghi anticipando que podría ampliar la QE, y en lo negativo de China (donde ni ayer ni hoy ha habido bolsa por lo que es un factor dormido hasta la próxima semana) y que muchos creen que la FED puede anunciar subidas de tipos en la reunión del día 17. No le encuentro mucho sentido a que lo hagan y sin embargo mi consejo sigue siendo el mismo desde mayo: estar fuera mínimo hasta finales de este mes. Para mi la principal noticia de estos días es el fuerte rebote del precio del petróleo (que empezó hace dos jueves) dejándonos la duda de si es una corrección al anterior desplome o el fin de la tendencia bajista. Si fuera esto último las consecuencias en los tipos de interés, en datos macro como el del IPC y en fin, en la economía real, pueden ser notables.

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media: 4,80 sobre 5)

Escrito por Droblo el 4 de septiembre de 2015 con 30 comentarios

Noticias de idealista:

¿Qué es un rebote de gato muerto?

Dead-Cat-Bounce-2008-300x189Existe un viejo dicho entre los inversores que dice: Even a dead cat will bounce if it is dropped from high enough (Incluso un gato muerto se recuperará si se deja caer desde muy alto). Entendemos por rebote de gato muerto como un patrón de formación de precios utilizada por los analistas técnicos. Se considera un patrón de continuación, en donde en un primer momento la cotización se desploma y seguidamente se produce un rebote que puede parecer un rebote y por consecuencia un momento de oportunidad para invertir en una tendencia alcista, pero es seguido rápidamente por una continuación del movimiento de los precios a la baja. En el argot bursátil se define coloquialmente a esta pauta como el oso disfrazado de toro.

¿Cómo pueden los inversores determinan si en un movimiento alcista la caída constituye un rebote del gato muerto o bien un suelo? Seguramente si se pudiera responder a esta cuestión a priori, uno sería capaz de hacer beneficios ilimitados. No obstante, se suele indicar que la formación del gato muerto se efectúa cuando la cotización supera a la baja los mínimos anteriores con aumento de volumen, lo que nos indica que las manos fuertes vuelven a tomar el control del mercado.

Llega un momento en todos los mercados bajistas que las manos fuertes están cerrando las posiciones cortas para formalizar los beneficios. En ese punto determinado de repunte de volatilidad, los inversores con la insignia value investing pueden creer que se ha alcanzado un suelo de mercado, y asimismo que es el momento de comprar. Una decisión que puede salir muy cara al inversor si finalmente se confirma el rebote de gato muerte y recupera el impulso bajista previo.

Sin embargo un rebote del gato muerto, no es necesariamente una pauta odiosa, sino que depende de la perspectiva en que vislumbremos la cotización. Por ejemplo, para los traders que se centran en la operativa a muy corto plazo, un rebote del gato muerto puede ser una gran oportunidad de hacer dinero. Pero este estilo de especulación necesita detrás una elevada cantidad de pericia en su identificación, una habilidad para reaccionar a los movimientos a corto plazo y una menor aversión al riesgo que el inversor tradicional..

Este término se aplicó por primera vez en el lenguaje financiero en diciembre de 1985 en el periódico Financial Times por parte de Christopher Sherwell cuando tras el desplome de las Bolsas de Singapur y Kuala Lumpur el mercado subió y muchos afirmaron que dada la fortaleza de los fundamentales era una clara oportunidad de compra.  No obstante,  Sherwell  publicó que la subida del mercado era técnica y se trataba de un rebote de gato muerto.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (22 votos, media: 4,36 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 3 de septiembre de 2015 con 33 comentarios

A más tecnología más bares

A principios del siglo XIX un joven llamado Ned Ludd ante su descontento por las malas condiciones laborales no se le ocurrió otra cosa que romper y quemar telares, que era lo más puntero que había ppor entonces. Influenciados por él, los obreros iniciaron un movimiento llamado Luditas, que enviaban amenazas de muerte anónimas a los patrones, invadieron fábricas y destruyeron maquinarias.

Por entonces se atribuía a la tecnología los despidos de los trabajadores y las malas condiciones laborales.

Visto en perspectiva creo que nadie duda de que el avance de la tecnología ha sido positivo para nuestra civilización y que ese temor a las máquinas fue infundado, pero el Ludismo vuelve a estar de moda y son muchos los que se preocupan porque su trabajo pueda ser realizado por una máquina.

El año pasado dos profesores de Oxford analizaron 700 profesiones, llegando a esta conclusión (que tan bien dibujaron en El Mundo)

14002337259577

Uno ve este análisis y puede preocuparse. Vemos como la tecnología ha avanzado muy rápido estos años. Tenemos impresoras en 3D, coches que se conducen solos e incluso actores hechos por ordenador. ¿Se nos has ido de las manos? ¿Corren peligro millones de puestos de trabajo?. Por ejemplo, en China el principal fabricante de los iPhones y demás cacharros (Foxcom) sustituyó en 2012 a un millón de trabajadores por robots.

Así que los neoluditas podrían tener razón…

Un estudio realizado por economistas de la consultora Deloitte pretende arrojar nueva luz sobre la relación entre el empleo y el aumento de la tecnología. Para ello han analizado datos laborales de Inglaterra y Gales desde 1871.

Su conclusión,  para alivio de todos,  es que en lugar de destruir puestos de trabajo la tecnología ha sido un “gran máquina generadora de empleo“. El estudio muestra, por ejemplo un aumento de cuatro veces en el personal del bar desde la década de 1950, o un aumento en el número de peluquerías en este siglo, esto se debe a que la tecnología ha aumentado el poder adquisitivo, por lo tanto, la creación de nueva demanda y nuevos puestos de trabajo.

La tendencia dominante es la de reducir el empleo en la agricultura y la fabricación pero ésta ha sidoo más que compensada por el rápido crecimiento en los sectores de servicios, áreas creativas, tecnología y negocios.

Por ejemplo, en 1871, el 6,6% de los trabajadores de Inglaterra eran clasificados como trabajadores agrícolas. Hoy la cifra ha caído hasta el 0,2%, un descenso del 95%. En 1901, con una población de 32,5 millones, 200.000 personas se dedicaban a lavar la ropa. En el 2011, con una población de 56,1 millones sólo 35.000 personas trabajaban en ese sector. En el mismo período también hubo un umento de 580% de trabajadores relacionados con la enseñanza y un incremento del 183% de los trabajadores sociales. A cambio se redujeron un 79% los tejedores y un 57% los mecanógrafos.

Esto se ve mejor en esta gráfica en la que se dividen los empleos entre los trabajos de servicios (educación, salud…) y los  de “músculo” (mineros, limpiadores…)

Technology

El progreso tecnológico ha reducido los precios de los elementos esenciales, como los alimentos, así como los artículos para el hogar.  Por ejemplo, el precio real de los coches en el Reino Unido se ha reducido a la mitad en los últimos 25 años. 

Eso deja más dinero para gastar en ocio, y crea una nueva demanda y nuevos puestos de trabajo, eso explica el gran aumento de personal de los bares, que se cuadruplicó entre 1951 y 2011. Y como a los bares hay que ir guapo, en 1871, había una peluquería por cada 1.793 ciudadanos mientras que hoy hay una por cada 287 personas.

Por tanto ¿Debemos temer que nuestro trabajo nos lo quite una máquina? Posiblemente, pero lo más seguro es que el nuestro cambie por uno menos monótono y más enriquecedor. Y si no es así, siempre podremos ir al bar, que habrá más.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (43 votos, media: 4,00 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 2 de septiembre de 2015 con 46 comentarios

El negocio sindical de los ERE

sindicatosAunque mi poca fe en los sindicatos (y por experiencia con ellos puedo hablar) no me impulsa precisamente a leer mucha información publicada por ellos, ha llegado hasta mí un artículo publicado por un sindicato minoritario aunque de amplio recorrido histórico que me ha llamado la atención. Este artículo habla de los expedientes de regulación de empleo y de cómo los sindicatos mayoritarios han podido hacer negocios con ellos.

Vayamos por partes. Para empezar, un expediente de regulación de empleo (ERE) es un procedimiento por el que se autoriza a una empresa con problemas económicos suspender o despedir trabajadores dentro de un marco legal que garantice ciertos derechos a los mismos. Para ser tramitado como un ERE los despidos tienen que afectar a todos los trabajadores (si éstos son más de 5) o a un número mínimo dependiendo del total de trabajadores de la empresa. Por ejemplo para empresas con menos de 100 trabajadores si se trata de despedir a un mínimo de 10 en un periodo de 90 días. Con respecto a los motivos, ya en su día se discutió ampliamente acerca de que se incluyeron en la reforma laboral causas técnicas, organizativas, etc. aparte de las económicas.

El procedimiento, a grandes rasgos, se inicia con la apertura de un periodo de consultas (de 15 a 30 días) para la negociación con los representantes de los trabajadores, si existen. Si no existieran, los trabajadores podrán nombrar una comisión. Después, aunque se suele hacer al tiempo, se realiza la solicitud a la autoridad laboral competente de la Comunidad Autónoma (o en la administración central si afecta a varias). También se habrá de informar a los servicios de empleo de la comunidad y solicitar informe a Inspección de Trabajo.

Tras el periodo de consultas, si hay acuerdo, la autoridad laboral autorizará los despidos; si no lo hay, la autoridad laboral resolverá en los siguientes 15 días estimando el ERE en su totalidad o en parte y, en todo caso, pasado el plazo para resolver, puesto que el ERE está informado y autorizado, se entenderá estimado en su totalidad.

Llegado el momento de los despidos, estos se indemnizarán a razón de 20 días por año trabajado (con prorrateo para los periodos menores al año) y será efectuada por el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) si la empresa no pudiera hacerlo por quiebra, insolvencia, etc., con ciertos límites en cuanto a cuantías.

Volviendo al tema del artículo publicado por el sindicato minoritario en cuestión, éste denuncia el negocio que los dos sindicatos mayoritarios realizan a costa de ponerse de acuerdo con la patronal de manera encubierta con el fin de dividir y desalentar la posible resistencia de los trabajadores al ERE, a cambio de lo cual reciben dinero en metálico, estimado, según algunos medios, en un 10% del coste por despido. Indudablemente, esto no es algo que se pueda hacer público abiertamente, y hubo que esperar al escándalo de los ERE andaluces para que el Secretario de Comisiones Obreras reconociera ante un juez que se “facturan servicios, no se cobran comisiones” y todo con vistas a que los gastos no recaigan sobre los trabajadores, sino sobre las empresas. De hecho, hasta parece haber un guion de actuaciones acerca de cómo proceder ante un ERE para que parezca que defienden al trabajador, boicotear las posibles protestas y movilizaciones y extender posteriormente el derrotismo y acabar diciendo que se ha conseguido lo mejor que se podía obtener para todos.

El caso es que si esto es así, si realmente las empresas pagan a los sindicatos con el fin de que éstos faciliten la consecución del ERE, sin movilizaciones, sin huelgas, etc. resultaría que éstos tendrían una fuente de financiación extra a costa de los despidos de sus defendidos. A tener en cuenta el hecho de  que ha habido en los últimos 5 años, según fuentes del Ministerio de Empleo, más de 250.000 despidos en EREs pactados con las dos principales fuerzas sindicales. Probablemente sea todo legal, lo que ya dudo es de su ética: el hecho de limitar la capacidad de oposición a los trabajadores y de hacer caja para facilitar la negociación.

Por mi experiencia puedo decir que la actuación de un sindicato mayoritario, cuyo nombre recuerda al de una fruta tropical, fue poco menos que lamentable. Tras intentar fallidamente arrancar alguna complicidad por parte del empresario, el cual asumió todos los costes de tramitación de los despidos de la totalidad de la plantilla a través de la gestoría de la empresa, se dedicó a asustar a los trabajadores mintiéndoles acerca del posible engaño que sufrirían si dejaban en manos de la empresa la tramitación de sus papeles y, ofreciéndoles, si se afiliaban, una tramitación a un coste económico: un pequeño porcentaje de la indemnización que les correspondiera. Lo peor es que a alguno convencieron.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (46 votos, media: 4,70 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 1 de septiembre de 2015 con 47 comentarios

Bancos públicos

Caja Postal1A pesar del desastre de las cajas de ahorros y de que la sociedad española no ha echado de menos en estos años ni a la Caja Postal ni al Banco Hipotecario, ni al Exterior de España ni a ninguno de los bancos públicos que ha habido en nuestra historia, se sigue insistiendo en la creación de bancos públicos, tanto regionales como nacionales. Alguno dirá que ya puestos ¿por qué privatizar Bankia, por qué no quedarnos con un gran banco público? Yo estoy en contra, básicamente sería volver a la situación de las cajas de ahorros: dar poder financiero a cargos políticos implica inversiones con criterios políticos. Y tampoco supondría que el cliente fuera mejor tratado, ni por comisiones, ni por diferenciales ni por horarios… al final las cajas tenían hipotecas con suelo, tipos de auténtica usura por los descubiertos, cobraban comisiones por tarjetas que no se habían pedido… las quejas que también eran mayoritarias hacia la banca privada. Algo que ya había ocurrido en el pasado cuando existía banca pública nacional (Caja Postal, Banco Exterior, Banco Hipotecario etc.). Y cuando las cajas estuvieron desesperadas por adquirir capital, no tuvieron problema en coger un producto para grandes inversores que se denominaba “deuda perpetua”, llamarlo preferentes y, aun sabiendo que el mercado secundario se estaba cerrando por lo que quien las adquiriera no podría deshacerse de ellas, colocarlas entre su clientela.

La discusión sobre lo público y lo privado no es exclusiva de las entidades financieras. Por ejemplo, ¿podría una empresa farmacéutica esconder la cura definitiva de una grave enfermedad y no comercializarlo para no perder las ventas actuales y futuras de las medicinas que durante años puede consumir un enfermo crónico? Visto desde esa perspectiva, parece que hay más motivo para nacionalizar la Bayer (y de paso las empresas de cremas antiarrugas, no sea que hayan encontrado el secreto de la eterna juventud y no lo hagan público para poder vender más) que un banco. Pero no es tan fácil, estamos haciendo una suposición que implica que un empresario privado va a preferir el beneficio económico a la salud pública y parecemos olvidar que las empresas que fabrican tabaco en España –sustancia nociva según nos dice el gobierno- son en su mayoría semi-públicas, y eso es un hecho. Yo no entiendo esta demonización de lo privado/beatificación de lo público que hacen algunos como tampoco lo contrario que hacen otros. Todo depende de la ética y no de la titularidad accionarial: con un buen equipo directivo cualquier empresa podría triunfar siendo pública y con uno malo fracasar siendo privada, la gran diferencia es que a unos los eligen unos políticos a saber con qué criterios y a otros un consejo de administración que busca lógicamente el máximo beneficio. En el ejemplo anterior y dados los escándalos conocidos de los consejeros de muchas cajas de ahorros, ¿estamos seguros que no hubiera actuado igual, buscando sólo su propio beneficio, un laboratorio farmacéutico que fuera público?

Por eso para mí el problema no es que haya empresas públicas sino la baja calidad de los partidos políticos españoles que van a acabar controlándolas. Se financian ilegalmente, están llenos de corruptos a los que sus máximos dirigentes toleran, no recortan donde deben (por ejemplo el Senado o la duplicidad diputaciones/autonomías) porque priman su beneficio privado (cargos) al beneficio público, gastan donde no deben (de hecho ellos mismos están endeudadísimos por su mala capacidad gestora) etc. Y de nuevo son hechos, no suposiciones. Es decir, el egoísmo, la codicia y en general la falta de ética que se le supone a un empresario privado también la tienen los gestores de lo público, ¿quién me dice que el político que prefiere reducir mamografías que eliminar un coche oficial va a salvaguardar mejor nuestra salud que un empresario que quiere ganar dinero a costa de la sanidad como hace nuestro dentista? ¡Si todavía en España fuéramos a castigar electoralmente a los partidos que demuestren poca ética! Entonces sí habría un incentivo para desear más propiedades públicas pero lo triste es que no es así. Por eso yo no tengo un criterio global a favor o en contra de lo público ya que depende del país, lo que sí sé es que en España, y dado el poco valor que dan los españoles a la honestidad de nuestros dirigentes a la hora de votar –otro hecho tristísimo pero real-, cuanto más lejos estén los políticos del dinero de todos, mejor. No es posible evitar que manejen los Presupuestos y construyan aeropuertos inviables pero ¿darles una o varias entidades financieras? Es un suicidio, ya lo hemos visto. No podemos confiar ni en su talento ni en su honradez ni en la capacidad de los votantes para discernir y castigarles en las urnas si roban por lo que se sentirán impulsados a seguir haciéndolo.

Sé que hay mucha gente que piensa que cambiando a los políticos, cambiaría también la utilización política de unas posibles entidades financieras públicas, el típico “si ganaran los míos lo harían de forma diferente” pero actualmente en Europa tenemos un gran banco público llamado BCE, y justo los mismos que tanto propugnan en España la existencia de banca pública y tanto se comprometen a no usarla políticamente, resulta que están de acuerdo en que BCE actúe políticamente, por ejemplo promoviendo que se salte sus normas para seguir auxiliando a la banca griega aunque ésta sea insolvente o que compre su deuda a la vez que pide una quita de esa misma deuda, criterios nada rentables para los contribuyentes que aportan a ese banco público. No es una cuestión ideológica sino un caso de evidencia empírica basado en la experiencia siendo quizás el ejemplo más claro el de las cajas de ahorros, entidades con la mejor de las intenciones que acabaron siendo, en su mayoría, instrumentos al servicio de políticos y codiciosos, que han vendido productos a sus clientes más nocivos que los de la banca privada y que han acabado costándonos a todos miles de millones de €. No somos conscientes de lo que ha agravado la gestión de las cajas de ahorros la crisis, no sólo por el agujero actual que han generado en las cuentas públicas, es que sin ellas difícilmente habría crecido tanto la deuda local porque nadie hubiera financiado proyectos tan inviables como los que tantos municipios y comunidades autónomas han llevado a cabo Y eso no significa que la banca pública –si sus criterios de gestión son independientes- no pueda ser buena, significa que en España los políticos que tenemos eligen para sus maniobras partidistas a personajes peores –como se ha visto- que los banqueros privados, no ya sólo como gestores, aparentemente también en calidad ética. Está en nuestro mano: si queremos que nuestros políticos sean honestos, debemos dejarles claro que si no lo son no les votaremos y como su máxima prioridad es llegar al poder/salir reelegidos, tendrán que aplicarse el cuento. Cuando eso pase, entonces yo seré el primero que quizás prefiera que haya más empresas públicas en España. Mientras tanto, prefiero que sólo haya las imprescindibles. Es mi opinión, y que conste que a mí también me da miedo el poder de algunas multinacionales, no me gusta que haya tanta riqueza en tan pocas manos cuyo único objetivo es el mayor beneficio económico posible aunque claro, tampoco me gusta que una entidad pública como la NSA norteamericana pueda espiarme a mí y a mi gobierno con total impunidad con la excusa de la seguridad. Vamos, que cuando eres una hormiga y te aplasta una bota, poco importa quién la calce

PD – Este es el último de los 10 fragmentos de mi libro Especulando con la crisis que he publicado aquí este verano.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (36 votos, media: 4,17 sobre 5)

Escrito por Droblo el 31 de agosto de 2015 con 46 comentarios

La viñeta de la semana

euribor-campagna-electoral

Más viñetas en la categoría de “Humor” del blog

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (16 votos, media: 4,06 sobre 5)

Escrito por jrmora el 30 de agosto de 2015 con 0 comentarios

La semana en los mercados

jfkJFK, el idolatrado expresidente norteamericano, compró 1200 puros habanos y hasta que no los tuvo en su poder no firmó el embargo comercial a Cuba en un claro caso de aprovechamiento de información privilegiada, aumentó enormemente el gasto en defensa, nombró a su hermano ministro de justicia, bajo su mandato y su conocimiento paramilitares financiados por la CIA intentaron invadir Cuba, mintió a su pueblo sobre su verdadero estado de salud (tenía unos problemas de espalda fruto de una lesión militar que le obligaban a estar muy medicado), también a su mujer respecto a sus numerosas amantes, implicó al servicio secreto para tapar esas infidelidades… en resumen, que aunque tomó decisiones positivas como presidente, ni de lejos su figura política puede ser considerada como ejemplar. Pero claro, lo mataron –algo que no es en ningún caso mérito de JFK- y esa es la excusa ideal para que el personaje haya sido mitificado.

Pero al menos hay una excusa, ¿Cuál es la que tienen los que aún idolatran a Tsipras a pesar de su evidente fracaso? Ha sido el típico político que ha triunfado prometiendo cosas que no dependían de él y no sólo no ha conseguido nada, ha estropeado lo que había. Llegó al poder asegurando a sus votantes que Europa le financiaría el programa electoral y aunque ya en febrero el resto de gobiernos de Europa le dejaron unánimemente claro que no e incluso Alemania –según ha confesado Varoufakis- le confesó que estaba dispuesto a aceptar la Grexit, él siguió tensando la cuerda alargando las negociaciones y levantándose de la mesa para convocar un referendo que a su vez le llevó a implantar un corralito para evitar que la fuga de capitales se acelerara. Y ganó el referendo volviendo a prometer algo que no dependía de él: que conseguiría un mejor acuerdo y que se acabaría el corralito en días. Todo falso. Al final acabó aceptando algo humillante, un tercer rescate (por más dinero del que hubiera hecho falta meses atrás cuando la situación económica no era tan pésima) que es toda una traición tanto para los que votaron No en el referendo como para su programa electoral (y así lo vieron algunos miembros de su partido, los únicos coherentes en esta historia) pero le dice a los griegos que el salvó al país de una situación extrema (¡Si hasta ha llegado a decir que temía que hubiera una guerra civil!) y aunque esa situación tan grave la creó él mismo con su irresponsabilidad, una mayoría le cree. Y las encuestas –luego que no se diga que los griegos no son responsables de lo que les pasa- dicen que volverá a ganar cuando votar hoy a Syriza es aceptar un durísimo programa de austeridad al que se ha comprometido con sus acreedores y un rescate bancario que financiará el contribuyente europeo. ¿Cómo es posible que alguien que votara a Tsipras en enero cuando abogaba por aumentar el gasto público ahora le vuelva a votar cuando promueve justo lo contrario? ¿Y cómo es posible que la izquierda española, tan crítica con las ayudas a Bankia, acepte que nos gastemos un dinero que no tenemos en salvar bancos privados griegos?

Pues sucede. Somos así de incoherentes y seguimos valorando a los gestores políticos no por su gestión sino por su supuesta ideología. ¿Cuántos disculpan a los que son de cuerda el ser corruptos, mentirosos e ineficaces? Y si no son de su cuerda, hasta lo que hacen bien les parece criticable. En los mercados financieros también hay mucha incoherencia, llevamos meses con bajadas de las materias primas, con ralentización del crecimiento chino, con peores perspectivas globales según avanzaba el año… y la bolsa venga a subir descontando el mejor de los mundos posibles e ignorando el fin de las QE de la FED que habían sido su principal motor desde 2009. Y de repente la bolsa china recorta una subida que en junio era del 60% en 2015, el doble respecto a junio de 2014, y devalúa su moneda un 4.6% -que es menos de lo que este mismo enero se depreció el € contra el $- tras una revaluación continuada en la última década del 26% y parece que suenan las trompetas del apocalipsis. Ya dije en mayo que lo mejor era vender y olvidarse siguiendo el viejo dicho del “sell in may and go away”, que este 2015 la bolsa había subido demasiado rápido los primeros meses descontando excesivas alegrías sin motivo, pero es curioso cómo se pretenden encontrar justificaciones racionales a vaivenes muy poco comprensibles. Recuerdo en verano pasado el miedo que se tenía a Ucrania, un año después nada ha mejorado allí como tampoco lo ha hecho en Siria que fue el miedo de hace dos veranos y a día de hoy son temas que ni aparecen en las crónicas de mercados en los medios. ¿Pasará lo mismo en verano de 2016 con el tema de China?

Es posible, pero seguro que si sigue con su actual desempeño, será un factor que reduzca el crecimiento global de la economía real que es la que nos debería preocupar, como los problemas de grandes potencias como Brasil y Rusia y en general de todos los emergentes (que existen hace muchos meses, no son de ahora). Yo no sé si esta es la típica tormenta veraniega en los mercados financieros, un recorte más de los muchos que ha habido desde que Wall Street empezó su actual tendencia alcista en marzo de 2009 (que en la Eurozona, por culpa de la crisis de deuda soberana, no recomenzó hasta junio de 2012) o si esto es algo más serio. Nadie lo sabe pero algo es evidente: las expectativas económicas de la mayoría de áreas económicas se reducen, las inyecciones de liquidez de los bancos centrales o ya están planificadas y descontadas (Japón, Eurozona) o están de retirada (como en los EUA), los tipos de interés tampoco bajarán más (y puede que alguno como Reino Unido hasta los suba) y problemas geopolíticos sigue habiendo a pesar de la reconciliación de Irán y los EUA… Cierto que sigue habiendo aún mucho ahorro que no sabe dónde invertir y alimenta las subidas bursátiles (más por las pocas ganas de vender que por las ganas de comprar) pero ¿bastará para sostener las cotizaciones en los niveles actuales? Porque no creo que vaya a haber un desplome dramático pero que se pierda –como ya ha pasado en algunos índices con toda la de 2015- parte de las enormes subidas acumuladas en los últimos años no parece que sea tan inconcebible.

Aunque la semana, de nuevo con el apoyo de anuncios de medidas de bancos centrales, se ha casi salvado tras el desplome del lunes, agosto va a cerrar con caídas en bolsa, rebote del € (el $ se debilita porque hay menos posibilidades de subida de tipos de la FED) y una continuación del desplome del precio de las materias primas. El oro ya no está considerado un activo refugio, no rebotó cuando la “casiGrexit” y ahora tampoco. Y prudencia, aunque parezca que esto ya ha corregido bastante, Septiembre es, por estadística, el peor mes del año para la renta variable y además en el Ibex pueden pesar tanto las elecciones catalanas como las griegas (según las encuestas el panorama quedará más complicado que el actual) que serán en pocas semanas; si acaso esperar a finales de mes o a octubre para apostar a un posible rally fin de año desde unas cotizaciones, si se cumplen las estadísticas, más bajas que las actuales. Como imagen, un original dato –elaborado por el profesor Combarro– que creo marca muy bien el desarrollo de la actividad económica real en España y que además relativiza lo del peligro de la deflación: el incremento de los precios de los restaurantes (excluyendo el IVA, claro) y cafeterías:

 

CMTYrJrWEAAuvRP

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (20 votos, media: 4,20 sobre 5)

Escrito por Droblo el 28 de agosto de 2015 con 35 comentarios

La deuda pública mundial es de 60 billones de dólares ¿Posibles soluciones?

decrecimiento¿Se acuerdan de aquello de “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”? Pues bien, parece que gran parte de los principales estados del mundo desarrollado también han decidido costearse su nivel de vida de los últimos años a través de desequilibrios presupuestarios basados en sucesivas emisiones de bonos. Según los últimos datos que nos ofrece el FMI, la deuda pública mundial se sitúa alrededor de 60 billones de dólares, más concretamente 59,7 billones de dólares. La siguiente infografía (que ya la vimos hace poco en “la semana en los mercados“) es muy detallada sobre las ponderaciones de cada uno de los países frente a esta deuda pública global.


world-debt-60-trillion-infographic (1)

La economía estadounidense tiene un peso del 23,3% en la economía mundial, no obstante supone el 29,1% de la deuda mundial, la relación deuda-PIB es 103,4%. China, la segunda economía mayor del mundo que representa el 13,9% de la producción mundial, sólo tienen 6,25% de la deuda mundial y una relación deuda-PIB del 39,4%. Japón representa sólo el 6,18% de la producción económica total, pero ha ascendido 19,99% de la deuda global, con una relación deuda PIB del 246%. Siete de los quince países con mayor deuda total de son europeos, con exclusión de Rusia, el continente europeo tiene más del 26% de la deuda total del mundo.

twentypublicdebtJapón es la nación más endeudada del mundo en relación a su PIB y está luchando por salir de más de dos décadas de estancamiento, actualmente ostenta una deuda pública sobre PIB del 246,14%. Desde principios de los años 1990 Japón ha experimentado un estancamiento continuo. Recientemente, las políticas puestas en marcha por el Gobierno para hacer frente a la crisis han tendido a impulsar los niveles de deuda aún mayor. Actualmente, el Gobierno japonés está gastando casi la mitad de sus ingresos fiscales totales en la lucha contra la enorme deuda. A pesar de ello, el rendimiento de los bonos japoneses a 10 años se mantiene en un nivel sorprendentemente bajo, menos del 1%, gracias a la manipulación que del BoJ.

Grecia en la actualidad es el segundo país que ostenta mayor deuda pública en relación a su PIB del mundo, con una deuda sobre PIB del 172,73%. A diferencia de Japón no tiene la posibilidad de financiarse en los mercados y aguanta su gasto público a través de la cooperación de los socios europeos… Sin el apoyo de éstos, el Estado no sería solvente, la banca tampoco y no tendría acceso a la liquidez del BCE.

Si seguimos con la Eurozona, llama la atención grandes economías como Italia y Portugal, ocupando el tercer y séptimo lugar entre los países que más cargan soportan en relación a su PIB con unos pesos relativos del 133,76% y un 128,35%. Mientras tanto por debajo del umbral 100% tenemos a Francia, la segunda economía de la Eurozona, y España, la cuarta economía, que muestran una deuda frente a PIB del 97,01% y del 99,44% respectivamente.

¿Cómo resolverán la abultada deuda?

Este entorno económico es muy complejo y dado que hay que pagar esta factura se puede hacer por dos vías, una es mediante el incremento de la presión fiscal al contribuyente y la otra mediante la inflación, ambos incrementos es un saqueo a los ciudadanos. Si tenemos en cuenta como operan los estados optarán por la vía de la inflación para resolver el problema de deuda pública ¿Por qué? La explicación es muy sencilla, desde el punto de vista de un gobierno siempre se le puede echar la culpa a los malvados comerciantes por incrementar los precios, mientras que una subida de impuestos crea mala imagen al propio gobierno ante sus ciudadanos (y cada cuatro años hay que pasar por las urnas).

Es más, el robo al contribuyente mediante la inflación, el impuesto silencioso, ya se ha organizado otras veces en la historia económica ya que por un lado devalúas la deuda y por otra, los contribuyentes acceden a mayores bases imponibles y se les puede saquear de un modo más agresivo. En el siguiente gráfico de la economía estadounidense desde 1966 hasta 1981 podemos observar tres líneas: En verde el porcentaje de deuda pública sobre PIB, en rojo la evolución del IPC y en azul los sucesivos déficits públicos.

debt-EEUU

Como se puede observar a medida que se incrementó la inflación, el peso de la deuda sobre el PIB se va reduciendo progresivamente y para más inri, el Estado puede seguir manteniendo continuos déficits públicos en sus finanzas. Si dejamos de lado que el incremento de precios empobrece a los trabajadores, a los ahorradores, a los pensionistas y anula la rentabilidad real de los inversores… Es la medida perfecta para solucionar el inmenso problema de deuda pública que acumulamos en la actualidad.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (21 votos, media: 4,29 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 27 de agosto de 2015 con 40 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies