Euribor hoy: -0,171%
 Media mes: -0,172%

Prima de riesgo: 130
IBEX35: 10.028,20 (0,64%)


El precio de la eternidad

El pasado mes de mayo tuvo lugar en Madrid el primer Congreso Internacional sobre Longevidad y Criopreservación, un evento científico centrado en el debate y análisis de la extensión de la vida humana a través de la preservación del cuerpo, o solamente del cerebro, a temperaturas extremadamente bajas. Este proceso pretende la conservación de un cuerpo humano tras su muerte clínica hasta que la ciencia haya alcanzado un nivel de desarrollo tal que permita la curación de la enfermedad que causó la muerte, así como la reparación de los daños causados.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) fue el lugar escogido para celebrar dicho congreso, en el que se trataron, no sólo temas referidos a las técnicas criónicas, con profesionales de la biología y la medicina, sino que, en un ámbito multidisciplinar, se abordaron temas de carácter más social, tales como implicaciones sobre el derecho o la economía.

Lo cierto es que, gracias al cine y a la mitología popular, este tema ha alcanzado una fama mediática más grande que la que, por posibilidades reales, le podría corresponder. La leyenda de que el creador de una las factorías de animación infantiles más importantes del mundo, Walt Disney, permanecería en un frío letargo a la espera de ser despertado, lleva años alimentando la leyenda urbana de la criónica.

Sin embargo, lo cierto es que los avances en este campo no van mucho más allá de una mejora en la conservación de los tejidos, ya que, a día de hoy, lo único que se sabe cierto es que, aun teniendo la cura del cliente (que ya no es paciente), el proceso de descongelación lo mataría. Tanto es así, que es muy posible que la cantidad indefinida de personas en el mundo que se hayan en estado de congelación nunca vuelvan a ver la luz porque el proceso se haya llevado a cabo con unas técnicas que no sean las adecuadas, ya que uno de los campos en los que se sigue investigando es precisamente este: técnicas de congelación que preserven los tejidos.

La técnica, según Max More, director general de Alcor, una compañía norteamericana dedicada a este negocio, tiene dos opciones: congelar el cuerpo completo o sólo la cabeza, y comienza tras la declaración de muerte legal (antes sería asesinato). Se reinicia la respiración y la circulación sanguínea, se comienza a enfriar el cadáver y se le administra una serie de productos químicos que ayuden al proceso. Después, se traslada al cliente a Arizona y se introduce en nitrógeno líquido (a una temperatura de -196 grados). En estas condiciones, el cuerpo puede ser conservado por un tiempo indefinido. Para los que hayan decidido congelar únicamente el cerebro, la solución para su despertar es aún más de ciencia ficción pues More habla de un cuerpo de repuesto obtenido por clonación.

Sin embargo, todo tiene su aquel, y el hecho de admitir siquiera la posibilidad de la “resurrección” de una persona al cabo de unas cuantas décadas o siglos abre todo un debate por las implicaciones sociales, legales y económicas, más allá de la mera ciencia que lo posibilite. El hecho de que una persona pueda volver a la vida tiempo después de ser declarada muerta legalmente podría abrir no pocas disputas en temas de herencias o el estatus legal de la propia persona “resucitada”. Esto, por no hablar de que en el propio proceso también existen vacíos legales: por ejemplo, en España no se puede congelar a una persona hasta que ésta no es declarada cadáver, ya que lo contrario significaría asesinato.

Aun así, en España contamos, desde el año pasado, con un centro de criopreservación llamado Instituto Europeo de Criopreservación (IECRION). Situado en la localidad valenciana de Requena, será pionero en Europa y aspira a hacerle la competencia a los centros de Estados Unidos y Rusia más veteranos en estos servicios dedicados a esta actividad.

Ahora ya hay más de 1.000 cuerpos criopreservados en Estados Unidos y 2.000 que ya han solicitado ser conservados cuando fallezcan en una de las tres empresas de criogenización que existen (dos estadounidenses y una rusa). La española IE Crion sería la primera en Europa y la cuarta en el planeta.

En cuanto a la parte económica, podemos decir que los precios son variables. Por ahora, para los interesados, los más económicos son KrioRus, donde congelar un cuerpo cuesta unos 36.000 dólares, y sólo la cabeza (lo que se llama neuropreservación), unos 12.000; lo mismo que una mascota, que también se admite.

En el caso de la española se admiten dos posibilidades. El pago directo, cuyo coste es de 155.000 euros e incluye los costes hospitalarios, traslado en ambulancia especializada a sus instalaciones, y la criopreservación completa. Además, si en un futuro el cuerpo fuera recuperado, incluye una adaptación a la sociedad futura en la que sea recuperado mediante un programa especialmente realizado para ese caso.

La otra modalidad es la afiliación directa, que exige un pago inicial de 25.000 euros, y uno posterior al fallecer garantizado mediante aval bancario pignorado en vida. Además, obliga a la contratación de un seguro de vida con un coste que arranca desde 100 euros al mes.

En ambos casos se estudian ofertas personalizadas para grupos familiares.

El caso es que, a pesar de las críticas de importantes sectores del mundo científico, que incluyen declaraciones de alguien tan autorizado como el español Juan Carlos Izpisúa, investigador del Instituto Salk de California especialista en células madre, regeneración de tejidos y generación de órganos humanos en animales. El científico destaca que el estado de las investigaciones en materia de criopreservación es “muy preliminar”. Argumentando que si alguien “congela un filete putrefacto, cuando lo vuelva a descongelar seguirá putrefacto” y remarcando su dificultad en entender “estas actividades en las que se trata de convencer a la gente de que se puede congelar un órgano o un organismo entero que ha dejado de funcionar”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (20 votos, media: 3,85 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 2 de agosto de 2017 con 26 comentarios.

26 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, Anónimo
2 de agosto de 2017, a las 8:29

¿pero esto que es?

# 4, esasi
2 de agosto de 2017, a las 8:46

Será el azar pero el mi­nistro de Fomento, Íñigo de la Serna, puede con­ver­tirse en el ti­tular del Ministerio que des­en­calló dos de los pro­blemas más en­ro­cados de este Departamento como ha sido la Operación Chamartín y las au­to­pistas en quie­bra. Y bajo su man­dato, acaba de pre­sen­tarse el nuevo Plan de Carreteras con el ob­je­tivo de reac­tivar la obra pú­blica. Todo un logro en un Gobierno que, pese a las di­fi­cul­tades de­ri­vadas de la co­rrup­ción, pa­rece en­ca­denar todo un halo de con­quistas eco­nó­mi­cas.

# 6, Anónimo
2 de agosto de 2017, a las 8:48

Interesante.
A mí lo que me preocupa es que pasará con la economía cuando todos vivamos más de 100 años.
¿Tendremos que jubilarnos a los 80?

# 8, Press
2 de agosto de 2017, a las 8:52

España ha re­nun­ciado a com­petir por la sede de la Autoridad Bancaria Europea para dejar vía libre a que se tras­lade a Barcelona la sede de la Agencia Europea del Medicamento, ambas es­ta­ble­cidas en la ac­tua­lidad en Londres. Es una apuesta muy arries­gada.

El Gobierno no debería haber descartado optar también por la EBA como han hecho otros países, aunque desde el partido popular recuerdan que la autoridad bancaria europea podría estar condenada a su desaparición por lo que no tendría sentido competir por ella.

La cuestión catalana juega como un hándicap para España. Tras los dolores de cabeza que está generando el Brexit, cuando todavía no se han iniciado las verdaderas negociaciones para el abandono del Reino Unido de la UE, las tensiones entre la Generalitat y el Gobierno pesarán en la decisión final.

Es el aspecto político el que verdaderamente más importa en esta cuestión. Desde el Gobierno se han puesto sobre la mesa otros argumentos para justificar la no presentación de la candidatura por la EBA, como el del escaso número de empleados y las reducidas visitas que generan, pero eso es en realidad una cuestión menor y el Gobierno lo sabe.

Por no obviar los argumentos cuantificables a primera vista, recordemos que la Agencia Europea del Medicamento emplea a 890 funcionarios y recibe anualmente la visita de unos 35.000 expertos de la industria, frente a los 165 empleados de la agencia de la Autoridad Bancaria Europea, cuyas visitas a su sede no han sido desveladas. Fuentes del sector financiero español consideran un error del Gobierno haber abandonado la candidatura de antemano.

Manteniendo las ofertas por las dos agencias, España hubiera podido presionar más. Desde fuentes parlamentarias populares matizan a capitalmadrid.com en cambio que no está decidido que la EBA siga existiendo en el futuro, mientras que la apuesta por Barcelona contiene un claro mensaje político que no se puede obviar en este momento de tanta incertidumbre sobre la cuestión catalana.

Como se recordará, la Autoridad Bancaria Europea, nacida en 2011, e instalada desde sus comienzos en Londres, podría estar condenada a su desaparición tras la salida del Reino Unido de la UE.

En la Comisión Europea se han manifestado a favor de suprimir este organismo que ayudaría a simplificar la estructura de vigilancia financiera y reducir el número de instituciones dependientes de la Unión que cuenta en la actualidad con 45 agencias externas con más de 5.500 empleados en total. Tras el ‘éxito’ de las pruebas de resistencia a la banca no son pocos los que han planteado la razón de ser de este organismo.

Bruselas incluso abrió a finales de marzo una consulta pública sobre el futuro de las tres agencias de supervisión financiera (la EBA, la de mercados bursátiles y la de seguros) en la que plantea abiertamente la disolución de la autoridad bancaria y la transferencia de sus competencias a las otras dos.

La disolución de la EBA favorecería a París y Frankfort, capitales que podrían acoger en sus instituciones a los 165 empleados de la Autoridad Bancaria. Lo podría hacer con la Autoridad de Seguros y Pensiones (EIOPA, por sus siglas en inglés), establecida en Fráncfort, o con la Autoridad de Mercados bursátiles (ESMA, en inglés)”, afincada en París que podría asumir las competencias relacionadas con la protección del consumidor.

Pese a los escarceos del Ejecutivo comunitario se mantiene la convocatoria para la EBA sobre la que decidirán en su reunión de noviembre los ministros de Asuntos Exteriores de los 27 países, el Reino Unido no participará. La primera votación será para decidir la sede de la EMA. El país que se haga con ella deberá renunciar a competir por la EBA.

Con anterioridad, la Comisión Europea dará a conocer la valoración de las candidaturas el 30 de septiembre. Compiten por la EBA Fráncfort, París, Bruselas, Luxemburgo, Dublín, Praga, Viena y Varsovia.

Mayor todavía es la competencia por la EMA, por la que concurren Ámsterdam, Atenas, Bonn, Bratislava, de nuevo Bruselas, Bucarest, Copenhague, Dublín, Helsinki, Lille, Milán, Oporto, Sofía, Estocolmo, Malta, Viena, Varsovia y Zagreb.

Además de la incertidumbre sobre la ‘cuestión catalana’, España tiene en contra que ya cuenta con otras tres agencias de la UE, aunque alguna de ellas pase completamente inadvertida para la opinión pública española en general.

Son la Oficina de Propiedad Intelectual (EUIPO) en Alicante, la Agencia comunitaria de Control de Pesca (ACCP) en Vigo y la de Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) en Bilbao. Resulta difícil llegar a otra conclusión distinta a que Barcelona lo tiene muy difícil. Pero es cierto que quien no compite no gana.

# 10, Press
2 de agosto de 2017, a las 8:55

Los di­ri­gentes se­pa­ra­tistas ca­ta­lanes han zar­pado a bordo de una es­pecie de Armada Invencible para con­quistar tie­rras ex­tran­jeras para su causa. Han en­viado a las can­ci­lle­rías un me­mo­rándum con sus ra­zones y con el texto fresco de la ley del re­fe­rén­dum. Han dado en­tre­vistas por aquí y por allá. Y en todas partes ha­blan de ‘nuestra de­mo­cra­cia’, pero sin re­co­nocer que se saltan la Constitución y las leyes apro­badas por el pueblo es­pañol, in­cluido el ca­ta­lán.

Incluso insisten en recurrir a la ONU y al ‘derecho a la autodeterminación de los pueblos’, cuando el organismo ya ha determinado hasta el cansancio que no es aplicable en casos como el catalán. Y por si fuera poco, en una pirueta de cinismo que se cae por sí misma, se escudan en el artículo 96 de la Constitución Española, relativo a los tratados internacionales suscritos por España. Pero en un olvido desde luego voluntario, ignoran los artículos 1 y 2, que proclaman que ‘la soberanía nacional reside en el pueblo español’ y ‘la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles’.

No importa. Ahí siguen. Con una entrevista ‘exclusiva’ de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, nada menos que al Daily Express, el tabloide más escandaloso, más partidario del Brexit y más populista. Forcadell le dice a Jon Rogers que haga lo que haga Rajoy, ‘Madrid no puede vencer a nuestra democracia’ y que el referéndum tendrá lugar sí o sí el 1-O. Insiste temas tan cansinos como lo del ‘derecho a decidir’ y la ‘judicialización de la política’, con más de 350 casos en los juzgados ‘contra alcaldes, concejales y Ayuntamientos por estar vinculados al apoyo a la independencia catalana o al referéndum’.

Por decencia, o por un lapsus, Forcadell no habla de mayoría separatista, sino de ‘una gran parte de la población’. Pero tampoco reconoce que en ningún momento ha habido mayoría independentista. Ni aclara cómo quieren obligar a más de la mitad de la población de Cataluña a tragar ruedas de molino. También se muestra conciliadora: en caso de independencia ‘no habrá un muro entre España y Cataluña’, sino que todo irá mejor, en una especie de ‘coexistencia’ pacífica.

Quien se muestra mucho más combativo es el mismísimo presidente Carles Puigdemont en otra entrevista con Esteban Duarte, de Bloomberg. Como buen periodista, Duarte titula por lo más llamativo: ‘El líder separatista catalán está dispuesto a ir a la cárcel por la causa’. ¿Cuál es la causa?: ‘un referéndum ilegal’.

Lo razona el propio Puigdemont: ‘Si asumo la responsabilidad última por un procés que tiene todas las dificultades, obviamente tengo que aceptar todas las consecuencias’. Vamos, que se postula como mártir.

Si por un lado se queja de lo que llama ‘amenazas’ de Rajoy a los funcionarios que trabajen para el referéndum, por otro saca pecho al estilo fanfarrón: ‘Deben estar pendientes del 1 de octubre, no pueden decir que no les hemos advertido’. Añade: ‘Todo han sido amenazas y ni una sola propuesta desde el día uno, para mí, la mejor manera de garantizar que no voy a ir a la cárcel es ganar’ el 1-O. Pero ni él ni el periodista aclaran que la única propuesta de él y de su Govern es el trágala del ‘sí o sí’.

Pero Bloomberg no compra. En ese mismo texto y en otro paralelo desmonta la idea del ‘choque de trenes’, aunque sí que llama la atención sobre cómo la inestabilidad catalana le pasa factura en los mercados de deuda a Cataluña. A Cataluña, que no a España. Pero incluso en el caso catalán, los nervios son ‘innecesarios’.

Escribe Duarte: ‘Aunque Puigdemont promete garantizar que las urnas estarán en su sitio como está previsto y que si los separatistas ganan se negociará con Rajoy una secesión, los inversores están valorando que no hay prácticamente ninguna posibilidad de que eso ocurra’. Más datos, mientras la rentabilidad los bonos patrióticos catalanes ha subido medio punto porcentual en los últimos meses, la prima de riesgo del bono español ha caído desde la media de 189 puntos básicos durante la crisis a 99 puntos ahora.

Mark Gilbert, columnista también de Bloomberg y ex jefe de la oficina en Londres de la agencia financiera, está especializado en gestión de patrimonios. Título de su artículo sobre el desafío catalán y su impacto en los mercados: ‘El referéndum en Cataluña está asustando innecesariamente a los inversores’.

Repite Gilbert su llamamiento a la calma: ‘Los tenedores de bonos están empezando a tener miedo ante la posibilidad de una batalla constitucional, pero probablemente se asustan de su propia sombra’.

Y a modo de reflexión no exenta de humor, Gilbert comenta: ‘El acontecimiento más significativo para Cataluña está probablemente en Escocia, donde la ministra principal Nicola Sturgeon ha puesto en el congelador sus llamamientos para un segundo referéndum de independencia tras la pérdida de escaños del Partido Nacional Escochés en las recientes elecciones en el Reino Unido. Cuando incluso el mejor referente del separatismo arroja la toalla, puede que los tenedores de bonos catalanes no deben temer nada excepto al miedo mismo’

# 11, Droblo
2 de agosto de 2017, a las 9:24

Las marcas más valiosas del mundo http://dlvr.it/PZjdYC

http://www.euribor.com.es/foro/economia-bolsa-y-actualidad/42568-estacionalidad-estadistica-agosto-bolsas-oro-euro-usd-y-crudo.html

Las 20 ciudades más visitadas del mundo por turistas internacionales http://dlvr.it/Pb7T1t

# 13, cautonomo
2 de agosto de 2017, a las 9:26

La as­tucia y la au­dacia con que se con­ducen los dos prin­ci­pales pro­mo­tores del mo­vi­miento se­ce­sio­nista ca­ta­lán, Artur Mas y Carles Puigdemont, son re­cursos que ellos han sa­bido ad­mi­nis­trar dis­cre­ta­mente cuando han ne­ce­sitan mos­trar la so­lidez del li­de­razgo que en su mo­mento les otor­garon sus se­gui­do­res. Cada uno de ellos está do­tado de esas ha­bi­li­dades en pro­por­ciones di­fe­ren­tes.

En Mas vemos al político astuto. Él mismo se preció de ello hace casi dos años cuando, ya fuera del gobierno catalán, prometía mantenerse en la primera fila del proceso, y además hacerlo triunfar, ayudado por los recursos de la astucia, la mejor arma contra las asechanzas del gobierno español.

Hoy utiliza esos recursos para mantener al partido que preside dentro del cogollo decisorio del ‘procés’, a pesar de que éste ha perdido el liderazgo y parte de la iniciativa, en favor de Esquerra Republicana y la antisistema CUP. Mientras, en el plano personal lucha por asegurarse, en la historia de la futura Cataluña, un nicho privilegiado como prócer fundador del ‘procés’ y quizás, además, padre de la patria catalana.

Puigdemont, en cambio, se caracteriza por su audacia, como muestra el ingenio y el atrevimiento con que, meses después, propuso o aceptó retocar el reglamento del ‘parlament’ (una disposición meramente instrumental), para colar a través de su articulado dos proyectos de ley que se proponen, nada menos, que abolir la Constitución Española y cercenar la integridad territorial y la soberanía que ésta garantiza.

Consciente de la enormidad del desafío, y quizás también de su propia bisoñez, o por su falta de ambiciones políticas, ha prometido acompañar el ‘procés’ hasta el referéndum para la independencia, del 1 de octubre próximo, para inmediatamente después retirarse de la vida política activa.

Astucia y audacia son dos virtudes útiles y recomendables en cualquier encrucijada de la vida, pero sobre todo en situaciones que suponen choque de voluntades, competencia de intereses, enfrentamiento de fuerzas, luchas existenciales, etc.

La idea de astucia se asocia instintivamente a conflictos políticos y militares, o a la diplomacia. Supone la disposición a trazar una estrategia y a mantenerse de modo constante dentro de sus previsiones y fines. La de audacia evoca empeño, riesgo, resolución moral; es propia de los individuos, raramente de las organizaciones, aunque los audaces son bienvenidos en cualquier empresa, partido político u organización armada. A diferencia de la astucia, que se despliega sobre un fondo estratégico, la audacia solo se propone explotar situaciones tácticas.

Las astucias de Mas y sucesores, y las audacias de Puigdemont se acercan a un momento resolutivo: deben mostrar la utilidad de los respectivos rasgos distintivos de su carácter para lograr la Cataluña independiente que prometen.

Parece indiscutible que la astucia propuesta por Mas ha contribuido al éxito de su estrategia. Además, tal como prometió a Mariano Rajoy después de una entrevista funesta en La Moncloa, hace pocos años (‘ahora te vas a enterar’, se cree que le dijo al ver que no le hacía concesión alguna), el presidente tiene que lidiar con un problema político mayúsculo, del que pende su cabeza política y el futuro del PP.

Por lo tanto, la astucia, virtud indispensable en la política además de en la milicia y la diplomacia, y tal como la ha practicado Mas, ha rendido indudables triunfos al movimiento secesionista. Su perfecto plan estratégico, sin embargo, debe todavía culminarse. Es aquí donde entra en juego la audacia que todo el mundo atribuye a Puigdemont.

Una estrategia se desarrolla en una serie coordinada de acciones tácticas. La resolución de cada una de éstas, sin embargo, reserva un lugar solo marginal a los golpes de astucia. Como dice Clausewitz, “el conocimiento exacto y penetrante es una cualidad más útil y esencial para el general que cualesquiera dotes para la astucia”, y añade: “cuanto más débiles sean las fuerzas puestas a disposición del comandante supremo, tanto más sugestivo resulta el recurso a la astucia”.

En cuanto a la audacia, Clausewitz señala que solo vencerá cuando se enfrente a la indecisión del contrario, pero “se encontrará en desventaja en un enfrentamiento con la prudencia deliberada”. Esta última, ¿la tendrá Rajoy? Veremos.

Tengo para mí que los frutos de la astucia propugnada por Mas pronto se extinguirán, al igual que los de la audacia de Puigdemont. El costo de celebrar el referéndum está fuera de todo cálculo. Se oponen el Tribunal Constitucional y las leyes. Detrás de éstas están, como en todo estado que se respete, la fuerza pública. Así, pues, o las urnas no llegan a los colegios electorales que el ‘govern’ logre abrir, o serán retiradas por la fuerza pública, quienquiera que esté a su mando en ese momento, aunque esto probablemente no será necesario.

Para afrontar esa eventualidad, Puigdemont ha echado sobre el tablero de ajedrez la figura de los Mossos d’Esquadra, al nombrar como nuevo jefe a un conocido independentista radical que ha prometido que la fuerza por él comandada cumplirá los mandatos del ‘govern’. Si eso fuera así, y por sorpresa el ‘govern’ lograra desplegar algunas urnas, quedaría demostrado de inmediato que la audacia táctica conduce de cabeza al fracaso de la estrategia, una estrategia que no supo ver que su aplicación le llevaría a un choque de poderes, constitucionales o de otro género, que no podía ganar.

# 14, mmm
2 de agosto de 2017, a las 9:27

“la economía de Trump es pan para hoy y desorden para mañana“ http://buff.ly/2vcss93

# 15, nobiliario
2 de agosto de 2017, a las 9:27

Cristiano Ronaldo usa la misma estructura para gestionar sus ingresos desde 2004 http://www.eleconomista.es/economia/noticias/8530921/08/17/Ronaldo-usa-la-misma-estructura-para-gestionar-sus-ingresos-desde-2004-.html

# 16, Anónimo
2 de agosto de 2017, a las 10:08

qué manía tiene la gente en evitar morirse la verdad, no existíamos hace 100 años y no nos pasaba nada, asumamos que no existiremos dentro de 100 años y que tampoco nos pasará nada.

# 17, Juanito Gonzale
2 de agosto de 2017, a las 11:11

#16, Anónimo

si eso ya esta inventado, parte mia seguirá en el mundo a través de mi hijo y si Dios quiere, mis nietos y los nietos de estos…

A mi me vale….

Por lo demas, la idea de nogocio es genial, cobrar hoy, para dar un supuesto servicio no se sabe cuando, y eso si se da…

Que de esos fiambres no habra quien reclame nada de nada, si la empresa se gasta la pasta en coca y p.utas y echa el cierre… Los desenchufan y ni se enteraran, jeje….

Buen negocio, acorde con el espiritu de los tiempos…

# 18, Anónimo
2 de agosto de 2017, a las 11:19

El tema del día, aunque interesante, me parece un tanto mal desarrollado.

Sí, nos indica cuánto cuesta que te metan en un congelador; pero dada la naturaleza de la página hubiera sido más interesante ver las consecuencias económicas, sociológicas y tal de una posible “resurrección” o de una prolongación indefinida de la vida…

Sobre el tema, os dejo un enlace con una estrevista a un gerontólogo bastante famoso que lleva años diciendo que “dentro de poco” seremos capaces de parar el envejecimiento:

Aubrey de Grey, gerontólogo médico en Cambridge y director del centro SENS en California: “Podremos parar el envejecimiento con una sola inyección”

http://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2017/04/05/58e402f9e2704ed7238b45bb.html

# 19, Anónimo
2 de agosto de 2017, a las 11:21

Este artículo sí que me parece bastante más interesante y, digamos que “apropiado” para la página:

La masa salarial se estanca en la década, pero la retribución a consejeros sube un 63%
En diez años, hay un 6% menos de asalariados y un 12% más de pensionistas
El salario medio ha aumentado un 10,6% desde 2006; la pensión media, un 38,3%

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/08/01/midinero/1501602989_672877.html?por=mosaico

Con esto sí que podría haber un “debate” sobre los “malvados empresarios”, la desigualdad, y tal, y tal…

# 20, Malandro
2 de agosto de 2017, a las 12:43

#19, Anónimo

Es que para hablar de los problemas economicos serios que tenemos ya estan otros sitios web de economia de verdad.

Aqui, en euribor.com, si eso ya hablamos de criogenizacion….manda eggs

# 22, Anónimo
2 de agosto de 2017, a las 14:35

Ahondando un poco en lo que comentan más arriba, ya la página se llama como se llama, sería conveniente que, a 2 de agosto, hubiera algún lugar en la página donde se pudiera consultar el Euribor de julio.

Y si además pusieran algo más asequible (p.ej. en el gráfico) el ver los de mayo y junio, eso sería ya la bomba.

Últimamente he puesto comentarios como éste varias veces, y casi siempre hay alguien que me contesta que si no me gusta la página me vaya a otra. Visto el nivel que está alcanzando el chat, parece que soy de los pocos que aún no ha hecho caso.

Esto está cayendo mucho, y no sólo por ser verano.

# 23, Anónimo
2 de agosto de 2017, a las 15:04

22, Anónimo en lo de que el jefe se debe poner las pilas con los gráficos estoy de acuerdo pero también te digo que a veces un artículo trata sobre el euribor y tampoco le hacen caso.
No creo que nadie te deba responder así, haces bien en quejarte porque si se presta un servicio, aunque sea gratuito, debe ser bueno.
Y no estoy de acuerdo que esto esté cayendo, el artículo de hoy es flojo pero es normal que algunos lo sean, yo veo la página igual ahora que hace un año o dos

# 24, Juanito Gonzale
2 de agosto de 2017, a las 15:23

UN poco para la autoestima patria:

http://www.expansion.com/fueradeserie/gastro/2017/07/31/597b27be468aeb2c578b45de.html?cid=SIN8901

llevo diciendo que sabemos hacer vino, jje… Oreidubic tamben dice eso

# 25, Juanito Gonzale
2 de agosto de 2017, a las 16:49

#22, Anónimo
la web lleva ya unos añitos y tiene una base de artículos, comentarios, gráficos, el foro, etc. que no es muy pequeña que digamos…

No se le puede encargar a un becario a que actualice el “look” , porque todo lo que hay detrás lo mas probable es que deje de funcionar….

Hace falta una persona que se sabe el trabajo, para estudiar todo lo que hay y luego hacer un nuevo look mas moderno y también una versión móvil, conservando y enlazando toda la base de datos acumulada, incluidos los gráficos y demás…
Todo esto tiene un coste, que no es tan pequeño y a lo mejor no es viable ese gasto para Carlos…

# 26, oreidubic
2 de agosto de 2017, a las 23:08

#24 Juanito Gonzale
El marques de Murrieta…… innovador dentro de lo clásico… hablé a vez con el dueño, el Conde de Creixell…. un fenómeno..

Del Marqués de Murrieta recuerdo con lágrimas en los ojos el Castillo de Ygay… que se ha ido a los 50€ la botella…. antes por 25-30 se te podía escapar algún día la mano… pero a 50…. hmmmm….

Y ya que estamos, el otro día me tomé unas copìtas de V.S. Único…. para mí, presonalmente, tremendamente sobrevalorado…. antes con que fuera suave ya era un atributo máximo… pero los vinos han evolucionado tanto que ahora pedimos algo más que suavidad… el Castillo de YGay, el Cuesta las Liebres… caldos que adelantan por los dos lados al único… de los que he probado yo..

Este Agosto me va a matar… más trabajo que nunca….. uffffff…..

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies