La semana en los mercados

Aunque todos sabemos que hubo mucho más, cuando pensamos en los inicios de la actual crisis nos acordamos de las hipotecas subprime de los EUA: personas que jamás tuvieron un perfil crediticio lo bastante sólido como para recibir dinero de la banca a cambio de viviendas que en cuanto empezaron a bajar de precio fueron devueltas al banco iniciando con ello la actual crisis financiera. En España, al no bastar con la devolución de la casa, se decía que no había hipotecas subprime pero nuestra banca también estaba muy contaminada ya que prestó dinero a empresas constructoras y promotoras inmobiliarias con un perfil creditico basado única y exclusivamente en la idea de que la vivienda no sólo sube siempre, además lo hace en más de dos dígitos porcentuales cada año. De este modo las entidades financieras españolas tienen miles de millones enterrados en promociones que cada vez valen menos y en suelo que prácticamente no vale nada, además de algunas viviendas obtenidas por desahucios.

Todos hemos criticado esta política de los gestores bancarios de utilizar unos fondos que no eran suyos para hacer unas inversiones sin haber sabido calcular el riesgo que significaban. Del mismo modo, nos hemos acostumbrado a criticar a los gestores políticos que gastan los fondos públicos en proyectos como aeropuertos sin aviones, planes E etc., sobre todo porque ese dinero gastado se obtenía endeudando al país ya que todas las administraciones se habían acostumbrado a gastar más de lo que ingresaban. Sin embargo en 2010, y contra la oposición de muy pocos (y yo me enorgullezco de ser uno de ellos), el estado español, al igual que todos los de la UE, decidieron prestar miles de millones de euros a Grecia. ¿Por qué ocurrió esto? Grecia despilfarró durante años, tiró de deuda como otros hacen con las tarjetas y además falseó sus cuentas. Esto llevó a que los grandes inversores internacionales empezaran a exigir más y más rentabilidad para comprar sus bonos ya que el riesgo de impago crecía. Desde la UE se negaba todo: los inversores están locos, Grecia es solvente y toda la sarta de mentiras que no por habituales no dejan de ser inadmisibles (al menos para mi). El caso es que como Grecia, al igual que casi todos los países del mundo, necesitaba emitir nueva deuda para pagar la anterior, iba a suspender pagos y hacer perder mucho dinero a muchos bancos que, al igual que con las hipotecas subprime, se habían equivocado valorando el riesgo de Grecia, la €zona actuó.

El resto de la historia ya lo conocemos: Europa empezó a darle dinero a Grecia advirtiendo que los pagos serían trimestrales y que sólo continuarían si cumplía con una serie de condiciones (algunas tan razonables como que vendieran todas sus empresas públicas para hacer caja antes de seguir pidiendo más fondos y otras no tanto). Grecia no cumplió nada de lo acordado ningún trimestre pero no sólo se le siguió prestando, además se redujo el tipo de interés, BCE compró deuda griega en mercado, se acordó un segundo rescate… Hace más de dos años dije que Grecia iba a quebrar -y de hecho quebró-, también dije que no tenía futuro dentro del € y que los rescates eran un truco para socializar las pérdidas…ojalá me hubiera equivocado porque ahora hay que afrontar las consecuencias de los errores cometidos. A día de hoy la mayor parte de la deuda de Grecia está repartida entre millones de contribuyentes, especialmente europeos. Grecia le debe a la UE y al FMI 140 mil millones de euros, BCE tiene 40 mil millones de deuda a vencimiento y además otros 140 mil millones prestados a corto plazo a cambio de activos griegos. Dentro de un mes el pueblo griego elegirá para dirigir el país, si las encuestas no fallan, a unos partidos que creen que la deuda que tiene Grecia con el BCE, la UE y el FMI es ilegal y como mínimo pedirán una moratoria en el pago sin que se acaben los nuevos fondos y renegociar las condiciones. Si no aceptamos, Grecia se irá del euro y será matemáticamente imposible que nos pague nunca.

Podéis pensar que nuestros dirigentes políticos midieron tan mal el riesgo como los banqueros lo hicieron con las hipotecas subprime antes de la crisis, podéis pensar que sí que lo conocían pero que evitando la quiebra de Grecia en 2010 salvarían a la banca lo que era su principal objetivo, podéis incluso pensar que creyeron que ganando tiempo y suministrando más y más fondos a un acreedor que no cumple las exigencias del crédito concedido, habría un final feliz…aunque yo desde luego tengo claro que son unos mentirosos y unos inútiles El caso es que de momento muchos acreedores privados han perdido el 70% de todo lo invertido y posiblemente pase lo mismo con lo que el contribuyente europeo ha arriesgado en Grecia. Pero esta vez no hay duda, todos sabemos quienes son los responsables y no son precisamente anónimos ni están al otro lado del charco, todos conocemos sus nombres y sus cargos. Lo que sí desconocemos es el efecto contagio a otros países de una salida de Grecia del € y el impacto en la solvencia europea tras verse obligado a asumir unas pérdidas multimillonarias…claro, que lo mismo volvemos a aceptar las condiciones que quiere Grecia y aún arriesgamos más fondos públicos esperando el milagro…visto lo visto, no me extrañaría ya que hace 8 días la UE dio a Grecia 4200  millones más y esta misma semana ha autorizado una ayuda de 680 millones para el cierre del banco griego T Bank …

Diréis que vaya un repaso a la semana en los mercados que no nombra la debacle bursátil global y especialmente la que sufre el Ibex y tenéis razón pero nada puedo añadir a lo que opino desde hace mucho tiempo al respecto y estoy seguro que ya estáis lo bastante informados. Si acaso recordar que hoy que al pagar dividendo Telefónica, automáticamente bajará el precio del Ibex pero hay vencimiento de futuros que suele tener presión alcista. En cualquier caso prefiero ilustrar un problema real del que he hablado también alguna vez ya que creo mis lectores no necesitan un pequeño post del blog de Paul Krugman para saber que la €zona está moribunda  y que Europa debería hacer algo contra la fuga de capitales (algo en lo que he insistido en varias ocasiones) pero como él lo ha puesto de moda conviene insistir en una cifra que ya he dado alguna vez: desde que empezó la crisis griega 70 mil millones de € de clientes han salido de sus bancos. Aquí está el gráfico:

Estos días hay más griegos sacando los euros del país, escondiéndolos en el colchón o cambiándolos a otras divisas ante el miedo a que cambien sus ahorros a una nueva moneda de mucho menor valor. Ojalá ese miedo no se traslade a España pero este es el último gráfico del que dispongo, mucho antes de que hablara Krugman:

Como se puede apreciar, la tendencia alcista, acelerada durante la crisis por la huida del dinero de la bolsa y de otras inversiones de riesgo hacia la “seguridad” del depósito bancario tradicional, se ha frenado en seco (en otros gráficos la cantidad total cambia –ignoro por qué- pero la tendencia es la misma) y la cifra ha empezado a descender (un razonable y nada preocupante aún -5% respecto a máximos). Yo no creo que haya un corralito (término que busca más un titular que otra cosa) en España pero sería irresponsable que si las autoridades detectan una fuga de capitales no actuaran de algún modo –limitaciones de movimientos, controles de frontera, tasas al cambio de divisas…- para evitarla y que no pase lo de Grecia.

Algunos links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (55 votos, media: 4,84 sobre 5)

Escrito por Droblo el 18 de mayo de 2012 con 102 comentarios.

Noticias de idealista.com:

102 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 2 [3] Mostrar todos

# 101, Tripotecado
19 de mayo de 2012, a las 19:16

A todos, perdón por escribir a destiempo por temas de trabajo y estudios, pero después de leer el artículo de hoy, no me puedo resistir a escribir un último post.

 

Enhorabuena, Droblo, por el artículo de hoy, ya que después de ver programas de debate económico, leer prensa económica, ver elecnomista.es, invertia.com, cotizalia, etc, etc…, no se puede resumir mejor lo que está sucediendo en la actualidad, y todo ello sintetizado en unos cuantos párrafos.

 

De todas las fuentes de información que he mencionado anteriormente, te comento por mi parte que le das mil vueltas a todas ellas, (desde mi punto de vista), y que creo que tus “diagnósticos económicos” suelen ser bastante acertados.

 

Lo que matizaría de tu artículo es que yo creo que los políticos si tienen ese diagnóstico, pero siempre es más fácil hacer lo que hacen, es decir, “pelota palante” que materializar la solución al diagnóstico correcto, ya que implica decisiones impopulares, ya que decir hace dos años “Grecia a la p. calle” era una decisión valiente, ya que hubiera puesto muchas voces en contra, y la clase política sabemos que tiene muchas cualidades, pero entre ellas no está la de valiente.

 

Entre otras cosas, los políticos puede hacer lo que hacen, porque siempre es imposible demostrar lo que hubiera ocurrido tomando otras decisiones a las tomadas, aunque de alguna forma parezca obvio que las tomadas han sido equivocadas.

 

No quiero extenderme más, y ánimo a seguir así.

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 102, Aviso
20 de mayo de 2012, a las 20:23

Acabo de evitar un atraco en el banco. Llevad cuidado que se está poniendo la cosa muy malita.

Estimados conforeros,

No es propio de servidor, sin duda alguna la persona más modesta sobre la faz de la tierra, relatar hazañas personales. Me permitiré sin embargo una excepción para haceros partícipes del atraco que he logrado frustrar en el día de hoy

Hallábame esta mañana realizando unas chapuzas la mar de hogareñas cuando recibo la llamada de mi santa madre solicitando que le acompañase a su caja amiga para informarse sobre unos productos que le habían ofrecido por teléfono días antes. Hasta hace poco tiempo, mi madre no hubiese requerido mi presencia para este menester pero su confianza en el banco ha menguado un tanto desde que el anciano Don Zutanito (Benidorm le guarde muchos años), su empleado de banca de toda la vida, fue prejubilado a la avanzada edad de 54 años y sustituido por la señorita Adecco.

De cualquier modo no necesitó pedírmelo dos veces. Interrumpí en el acto mis tareas y, ataviado aún con el mono de faena y mis perroflaúticos accesorios, acudí exultante de altruismo en auxilio de mi progenitora, sin otro interés egoísta más allá de informarme de la cuantía de la futura la herencia y acumular puntos de cara al reparto de la misma.

Una vez llegó nuestro turno pude observar como, al aproximarnos a la mesa, Miss Addeco me recibía con una encantadora mirada de asco sin duda motivada por mi peculiar indumentaria al tiempo que, sin el menor disimulo, procedía a retirar de la mesa todo objeto susceptible de ser distraído, desde bolígrafos a llaveros pasando por tijeras y grapadoras.

Su actitud varió cuando mi progenitora se identificó como la clienta a la que habían ofrecido una serie de productos telefónicamente. Desde ese momento, Miss Adecco mantuvo una educada indiferencia hacia servidor y una exquisita atención hacia mi santa. Comenzó ofreciéndole anodinos depósitos de entre el dos o tres por ciento de interés a un año y, cuando su verborrea comenzaba a sumirme en un agradable sopor, tuvo lugar el intento de atraco.

A cara descubierta y de forma cuidadosamente planificada, Miss Adecco espetó a mi indefensa madre: “ Pero tenemos unos depósitos especiales para clientes como usted que pueden dar un 6% los primeros cinco años y después ……” .Durante unos instantes quedé petrificado mientras la atracadora apuntaba a la cabeza de mi madre con sus preferentes. Afortunadamente los años de entrenamiento en el foro me permitieron reaccionar adecuadamente: incliné mi cuerpo hacia la silla de mi madre interponiéndome entre ella y la atracadora con el fin de captar la atención de esta última e impedir el robo.

-“ Esos depósitos especiales … ¿ no serán preferentes por casualidad verdad ?”- . Pregunté tendenciosamente clavando mi pupila en su pupila azul.

-“ Ehhh, ummmm , esto …., a ver ¿ conoces el producto? “-. Balbuceó la delincuente, sin duda sorprendida porque el pordiosero que la interpelaba conociese el modelo de su arma.

En un ejercicio de autocontención respondí con un educado:“ Lo siento pero creo que no nos ajustamos al perfil del producto. Puede usted proponérselo a su madre no vaya a ser que por nuestra culpe se agote la promoción y no pueda disfrutarlo. Buen día.”-.

Sin dar ocasión a que la atracadora se recuperase, aproveché el factor sorpresa para agarrar del brazo a mi madre y comenzar a andar hacia la puerta sin perder de vista a Miss Adecco en ningún momento.

Una vez fuera aún me vi obligado a aguantar la reprimenda de mi santa por mis malos modos y la vergüenza que le había hecho pasar. Dediqué el resto del camino a casa a explicarle en qué consisten grosso modo las preferentes. Entonces cambiaron las tornas y fui yo el que tuve que aplicar a mi propia madre técnicas de contención para evitar que, convertida en Lynch Woman, volviese al banco a ajusticiar con sus propias manos a Miss Adecco.

Me gustaría concluir avisándoos sobre este peligroso grupo de atracadores, conocidos como “La Banda del Frob” que, aprovechando sus contactos en el interior de los bancos, se dedican a atracar a los sufridos usuarios, preferentemente mayores, muchos de los cuáles no serán conscientes del robo sufrido hasta que sea demasiado tarde.

Un saludo y tengan cuidado ahí fuera.

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0

Páginas: « 1 2 [3] Mostrar todos

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies