China y la guerra

Pekín es una macrourbe que se distribuye en anillos concéntricos, siendo el número 1 la turística “Ciudad Prohibida” (donde vivía el emperador), la 2 donde están los hoteles, viviendas  y comercios de más lujo…y autopistas radiales van separando las zonas que son peores según se alejan de la zona centro. Cuando una chica china me dijo que había cortado con su novio porque ella vivía en el círculo 3 y él en el 4 y que para salir bien pero que ella si se casaba era para vivir mejor y mejorar su calidad de vida por lo que nunca lo haría con alguien que no fuera del círculo 2 o del 3, se confirmó la impresión que en las 2 semanas que estuve en el país me había formado: En ningún otro país del mundo de la veintena que he visitado me he encontrado una sociedad más materialista, más interesada en acumular capital a pesar de la etiqueta “comunista” del partido gobernante. Por supuesto es una visión subjetiva pero que coincide con la capacidad de trabajo y ahorro de la comunidad china en España e incluso con la estrategia política de sus dirigentes. China se encamina hacia el liderazgo mundial y no ha necesitado participar bélicamente en dos guerras ayudando a la anterior potencia global como hicieron los EUA con Reino Unido, le está bastando un hábil manejo de la situación económica.

La fuerte capacidad de ahorro del estado chino y las masivas entradas de divisas procedentes de su capacidad exportadora han creado una potencia con liquidez abundante que sólo parcialmente ha sido utilizada para mejorar la calidad de vida de sus habitantes (aunque en menos de 30 años más de 400 millones de personas han salido de la pobreza al dividir su PIB por el número de habitantes pasa de ser la segunda potencia mundial en cifras absolutas a rondar los 3600 dólares per cápita, similares a El Salvador o Albania). Tiene las más grandes reservas de divisas del mundo: 2.45 billones de dólares: 65% en dólares, un 26% en euros, un 5% en libras esterlinas y un 3% en yenes. Para obtener beneficio financiero de todo esto hace ya décadas empezaron a comprar deuda americana, rentable y segura. Quién sabe si ya en su planteamiento inicial había motivaciones políticas o fue una decisión lógica dado su alto saldo de $, el caso es que la situación actual recuerda al malvado de las viejas películas del Oeste que compra las deudas del rancho para obligar al dueño a vendérselo. El economista jefe del HSBC, Stephen King, ha asegurado que los países occidentales han perdido el control de la agenda económica internacional y que, con la globalización, el mundo occidental se está hundiendo lentamente, al tiempo que otras naciones están emergiendo y se están haciendo fuertes más rápidamente y China se convertirá en la primera potencia económica del mundo en veinte o treinta años, por lo que, en su opinión, el yuan sustituirá al dólar como principal divisa.

De hecho, en el mundo económico pocas dudas hay sobre el futuro liderazgo chino, la economía de Estados Unidos hace muchos años que eligió convertirse en una economía de servicios, dejando la responsabilidad de la producción industrial en manos de China, que se ha convertido en el mayor exportador y receptor de inversión extrajera directa, el mayor consumidor de energía, el mayor productor de televisores, DVD, computadoras y manufacturas en general, el más grande destino turístico, el mayor consumidor de artículos de lujo y gran generador de ingenieros y científicos… Lo que no parece tener sentido es que en Occidente asistamos impávidos a este giro contribuyendo a él sin luchar; y que incluso midamos con el mismo rasero los datos chinos que los europeos o norteamericanos, si ya de por sí parece absurdo que los mercados se muevan tanto por encuestas como el IFO o el PMI que por datos como el PIB o el paro, aún lo es más que se otorgue credibilidad a las cifras oficiales de una dictadura famosa por coartar el libre acceso a la información. Pongamos un ejemplo real: en China hay cerca de 64 millones de pisos que han permanecido vacíos en los últimos seis meses, y sin embargo los precios inmobiliarios subieron un 9,3% interanual según el gobierno. Es evidente que algo falla, tras escandalizarnos tanto con la burbuja inmobiliaria norteamericana se asume con normalidad que exista en China y no por eso se reduce la inversión extranjera.

Todo esto no es nuevo pero está de actualidad. Las buenas cifras de crecimiento alemanas, impulsadas por las exportaciones a las que ayudaron el € débil y la reacción japonesa de intervenir unilateralmente vendiendo masivamente su propio divisa para debilitar el yen, han llevado a la gran otra zona económica, los EUA, a intentar ganar crecimiento también debilitando su moneda, cuya primera víctima ha sido la que menos oposición podía hacer: Latinoamérica. De hecho, Guido Mantega, ministro brasileño de Finanzas, reconoció hace 7 días que el mundo estaba en una “guerra de divisas” , que los gobiernos de todo el mundo están tratando de debilitar sus monedas para promover la competitividad y eso les perjudica. Por supuesto los EUA también están intentando conseguir que China revalúe el yuan para que los norteamericanos compren más caro lo que viene de China y para los chinos sea más atractivo comprar productos de las empresas de los EUA pero eso no es tan fácil: China ha declarado que “el Yuan se moverá según su evaluación propia y no por la presión de nadie”. Una guerra comercial usando el valor de la moneda como arma. Si excluimos Hong Kong, sus cuatro primeros socios comerciales a quienes China exportó 1.3 billones de dólares en 2009 fueron: Estados Unidos (20%), Japón (8.2%), Corea del Sur (4.5%) y Alemania (4.3%), mientras que las importaciones realizadas en el 2009 por 1.02 billones procedieron de: Japón  (12.2%), Corea del Sur (9.1%) Estados Unidos (7.6%) y Alemania (5.5%). Parece muy claro el desequilibrio con los EUA que aún es más grave ya que las exportaciones chinas son mayormente productos de venta al público mientras que las importaciones no están principalmente destinadas al consumidor chino sino a su tejido industrial.

La única solución, si China se niega a revaluar el yuan, es imponer aranceles, algo que ya ocurre puntualmente y en ambos sentidos (China establece fuerte arancel al pollo americano ) pero que puede conducir a una guerra comercial que debilite el comercio mundial en el peor momento. Sería una guerra sin ganadores, todos perderíamos aunque no estuviéramos directamente implicados como es el caso español y europeo. “Desafortunadamente, el euro está siendo dirigido actualmente por fuerzas que son, en gran medida, externas a la eurozona. Una vez que los puertos seguros de la primera mitad del año, el yen y el franco suizo, están siendo sometidos a control por sus propias autoridades monetarias y que China ha expresado su preocupación por las perspectivas del dólar, a los inversores no les quedan muchas alternativas “, resume Simon Derrick, estratega jefe de divisas de Bank of New York-Mellon. El resultado es que el euro se ha apreciado un 16% frente al dólar desde los mínimos de junio, haciendo un viaje desde 1,19 hasta 1,38 dólares. Eso nos perjudica ya que Europa necesita exportar: las restricciones del gasto público y las subidas de impuestos no constituyen un incentivo al consumo interno y por tanto no se espera que éste repunte de forma sostenida. Otra opción es que esta guerra comercial mundial que parece está dando sus primeros pasos tenga algo que ver con la búsqueda de más inflación por parte de los gobiernos y utilizar el encarecimiento de las importaciones como una forma de combatir la temida deflación

PD – Más sobre China:

China debe cambiar para seguir su ascenso

La Caixa: Documento sobre la economía China

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (45 votos, media: 4,49 sobre 5)

Escrito por Droblo el 4 de octubre de 2010 con 207 comentarios.

Noticias de idealista.com:

207 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 2 3 4 [5] Mostrar todos

# 201, demagócrata
4 de octubre de 2010, a las 17:36

El economista jefe del HSBC ¿Stephen King?.
¡Que miedo!

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 202, Pasaba por aqui
4 de octubre de 2010, a las 17:53

Alemania La reunificación contra el euro

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 203, Droblo
4 de octubre de 2010, a las 18:30

201 Es verdad, no había caido
http://www.esade.edu/web/esp/about-esade/today/events/viewelement/156401/1/21-09-2010/stephen-king,-economista-jefe-de-hsbc

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 204, XYZ
4 de octubre de 2010, a las 18:58

Yo al leerlo no se por qué he pensado primero en Stephen Hawking, el físico….y tras desechar el tema me ha pasado como a demagócrata…..que me he puesto a temblar.
¿Es otro King, no? Porque sino, vamos…j….

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 205, XYZ
4 de octubre de 2010, a las 19:05

Ya que hoy vamos de latines y para ver lo bien que nos conocian desde los tiempos de los romanos:

Beati hispani, qvibvs vivere bibere est

“Dichosos los hispanos, para los que vivir es beber”.

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 206, rayao
4 de octubre de 2010, a las 21:20

Ya se que no viene a cuento, pero:
¿alguien me sabe decir dónde es más barato cambiar euros por libras? Me refiero a ¿oficina o aeropuerto? ¿España o G. Bretaña?

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 207, valladolid
4 de octubre de 2010, a las 21:29

# 206, rayao
aeropuerto ni de coñaaaaaaaaaaaa

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0

Páginas: « 1 2 3 4 [5] Mostrar todos

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies